Pasa más tiempo con tus hijos

Pasa más tiempo con tus hijos, haz lo imposible pasar más tiempo con ellos. Se que parece difícil pero siempre se puede más. Pasa más tiempo con ellos hasta que puedas estar convencido de que ya juegas, hablas y ríes con ellos lo suficiente y entonces, juega, habla y ríe con ellos más todavía. Porque…

Read more

Operación pañal 2.0: El retorno

Hace pocos días vivimos la segunda operación pañal en la familia… y qué diferente fue respecto a la primera! Antes de ponerme a escribir estas líneas me revisé lo que expliqué hace ya más de 3 años… y qué diferencia! Consideramos en la primera operación pañal que nos había salido bastante bien… hoy lo habríamos hecho diferente.
Hoy en día aún se oyen muchas cosas como:
  • Hay que hacerlo en verano
  • Cuando decidas quitarle el pañal tienes que…
  • Tienes que insistirle mucho
  • Tienes que encerrarte en casa
Pues no.
Tras mucho leer y escuchar a gente que sabe del tema nos quedó bien claro una cosa: No es algo que podamos decidir nosotros. Se trata de un proceso madurativo y como tal ni se aprende ni se enseña. Dejemos de hacer las cosas cuando a nosotros nos vaya bien y tomemos conciencia de hacerlas cuando tocan.
¿Que debe ser el propio niño que decida cuándo a hacerlo? Pues esperaremos… y pese a la tensión autoimpuesta porque este septiembre ya empieza el cole de los grandes, tuvimos paciencia y confiamos en él. Finalmente, el día llegó hace poco:
– No vull bolquer, sóc un nen gran (No quiero pañal, soy un niño grande). 
Pues nada, si no lo quieres, lo quitamos… Al principio seguíamos actuando igual; hacíamos el gesto de ir a ponerle el pañal y, si nos decía que no lo quería, no se lo poníamos. Por supuesto, algún escape hubo (un par o tres, no más) pero el tema no pasó de ahí; cada vez lo llevaba menos y, cuando nos quisimos dar cuenta, se había pasado todo un día sin pañal: Ya estaba hecho.
Desde ese día no le hemos vuelto a poner pañal salvo para dormir (y creo que no vamos a tardar mucho en abandonarlo…) y solo hemos tenido un par de escapes húmedos y uno sólido. Vamos, un balance genial!
Estamos muy contentos con este proceso y el peque lo ha gestionado completamente a su manera… sin presiones de ningún tipo. Eso nos reafirma que hemos hecho lo que tocaba cuando tocaba.
De hecho, podríamos decir que esta operación pañal 2.0 no ha existido.
Si estáis o vais a estar en este proceso no os dejéis llevar por los tópicos… leed sobre el tema y no tengáis prisa, de verdad. Anticiparse no es buena idea.
Read more

¿Qué nos pasa?

Hace unos días leí un post de un amigo bloguero europeo donde comentaba una situación que sucede muy frecuentemente en nuestro país. Un carro se puso a su lado en la carretera y le comenzó a lanzar insultos y ademanes por “cerrarle” el paso cuando él (el agresor) iba en el carril de alta velocidad muy a lo lejos. A pesar de las explicaciones técnicas de si lo vio lejos o no, pues nunca lo sabremos porque no estuvimos ahí,  me hizo reflexionar lo siguiente. ¿Qué nos pasa a nosotros los hombres

Read more

Descubre si eres una madre controladora

Ser madre es un privilegio y el lazo que se forma con los hijos es inquebrantable, pero ¿qué pasa cuando ese lazo se convierte en una correa que se cierra más y más a medida que crecen? ¿qué sucede cuando el amor infinito de mamá se convierte en un peligro?

Muchas mujeres anhelan tanto ser madres que no comprenden que sus hijos no son de su propiedad. Que su rol de mamás no les da derecho a hacer lo que quieren con ellos (es muy típica la frase “es mi hijo y hago lo que quiero”).

Controlar continuamente a los niños hace que se asfixien psicológicamente, produciendo hijos inmaduros o temerosos, porque no logran crecer y desarrollarse adecuadamente como individuos. Seguir leyendo

Nota publicada originalmente en BabyCenter en Español el 18 de julio de 2017: https://espanol.babycenter.com/blog/mamas/5-senales-de-que-eres-una-mama-controladora/

Read more

Descubre si eres una madre controladora

Ser madre es un privilegio y el lazo que se forma con los hijos es inquebrantable, pero ¿qué pasa cuando ese lazo se convierte en una correa que se cierra más y más a medida que crecen? ¿qué sucede cuando el amor infinito de mamá se convierte en un peligro?

Muchas mujeres anhelan tanto ser madres que no comprenden que sus hijos no son de su propiedad. Que su rol de mamás no les da derecho a hacer lo que quieren con ellos (es muy típica la frase “es mi hijo y hago lo que quiero”).

Controlar continuamente a los niños hace que se asfixien psicológicamente, produciendo hijos inmaduros o temerosos, porque no logran crecer y desarrollarse adecuadamente como individuos. Seguir leyendo

Nota publicada originalmente en BabyCenter en Español el 18 de julio de 2017: https://espanol.babycenter.com/blog/mamas/5-senales-de-que-eres-una-mama-controladora/

Read more

Viaje a Noruega: Algunos números

Los fiordos tienen de todo, tal y como os he ido contando durante unos cuantos posts… aún quedan algunas cosas por contar, pero echando la vista atrás, hoy toca dejar algunos números de nuestro viaje para ver un poco en perspectiva todo lo que implica visitar esta bella región. De forma muy resumida, lo que vimos / hicimos fue:

Visitar 15 Cascadas: Teniendo en cuenta que nos llovió mucho, veíamos agua por todos sitios… sin embargo, contando las que fuimos a visitar expresamente las podemos dejar en este número.
Recorrer 2.100 Kilómetros: Noruega es un país muy grande, y solo recorriendo la región de los fiordos hicimos esa nada despreciable cantidad de kilómetros… sin contar los que hicimos con ferry, claro.
Dormir en 9 alojamientos: 1 hotel, 2 apartamentos y 6 cabañas fueron los lugares en los que hicimos noche durante los 15 días que duró el viaje.
Uno de los mejores alojamientos…
Utilizar 11 ferries: Ya os he comentado en más de una ocasión que este medio de transporte es muy habitual en el país. De hecho, si no los hubiera, las distancias aún serían mayores.
Usar 11 medios de transporte: Desde nuestra llegada en avión, utilizamos de todo: coche, ferry, funicular, teleférico, autocar, bus interurbano, tren turístico, tren regional… cada uno de ellos con su encanto.
El fantástico tren de Flam
Recorrer 6 Carreteras turísticas nacionales: Catalogadas como de excepcional belleza, merece la pena pasar por algunas de las 18 rutas para disfrutar del paisaje. Es posible que en alguna ocasión el recorrido no sea el más rápido, pero compensa. Un ejemplo claro es la Carretera de los Trolls.
Pasar por decenas de túneles: Cortos, largos, muy largos (el más largo del mundo entre ellos), en espiral, con rotondas en su interior… de todos los gustos y colores para conseguir arañar minutos en los desplazamientos por su complicada geografía.
Disfrutar (o no) de 11 miradores: Comenzando por algunos naturales como el Preikestolen, pasando por los urbanos como el de Alesund, el fantástico mirador de la carretera de los Trolls o los que se asoman a Geiranger. En algunos no pudimos ver nada por el mal tiempo :(.
La carretera de los Trolls
Visitar 4 museos: No visitamos demasiados porque preferimos aprovechar más los paisajes, pero sí que conocimos algunos en Bergen (Hanseático y de la Pesca), en Flam y el del Petróleo en Stavanger.
Museo de la pesca
Conocer 6 Iglesias: Algunas de madera, otras más tradicionales… incluyendo entre ellas la de Hopperstad o la de Lom.
Iglesia de Hopperstad
Maravillarnos con 5 Fiordos: Algunos desde dentro, como Naerofjord o GeirangerFjord, otros desde estupendos miradores (como el Preikestolen) y algunos de ellos desde la carretera…
Imposible resumirlo todo; lo que quería reflejar aquí es el viaje tan versátil que se puede llegar a vivir… por supuesto, me he dejado muchas cosas más, pero creo que estas son un buen reflejo de lo que hicimos.
Read more

Viaje a Noruega: Algunos números

Los fiordos tienen de todo, tal y como os he ido contando durante unos cuantos posts… aún quedan algunas cosas por contar, pero echando la vista atrás, hoy toca dejar algunos números de nuestro viaje para ver un poco en perspectiva todo lo que implica visitar esta bella región. De forma muy resumida, lo que vimos / hicimos fue:

Visitar 15 Cascadas: Teniendo en cuenta que nos llovió mucho, veíamos agua por todos sitios… sin embargo, contando las que fuimos a visitar expresamente las podemos dejar en este número.
Recorrer 2.100 Kilómetros: Noruega es un país muy grande, y solo recorriendo la región de los fiordos hicimos esa nada despreciable cantidad de kilómetros… sin contar los que hicimos con ferry, claro.
Dormir en 9 alojamientos: 1 hotel, 2 apartamentos y 6 cabañas fueron los lugares en los que hicimos noche durante los 15 días que duró el viaje.
Uno de los mejores alojamientos…
Utilizar 11 ferries: Ya os he comentado en más de una ocasión que este medio de transporte es muy habitual en el país. De hecho, si no los hubiera, las distancias aún serían mayores.
Usar 11 medios de transporte: Desde nuestra llegada en avión, utilizamos de todo: coche, ferry, funicular, teleférico, autocar, bus interurbano, tren turístico, tren regional… cada uno de ellos con su encanto.
El fantástico tren de Flam
Recorrer 6 Carreteras turísticas nacionales: Catalogadas como de excepcional belleza, merece la pena pasar por algunas de las 18 rutas para disfrutar del paisaje. Es posible que en alguna ocasión el recorrido no sea el más rápido, pero compensa. Un ejemplo claro es la Carretera de los Trolls.
Pasar por decenas de túneles: Cortos, largos, muy largos (el más largo del mundo entre ellos), en espiral, con rotondas en su interior… de todos los gustos y colores para conseguir arañar minutos en los desplazamientos por su complicada geografía.
Disfrutar (o no) de 11 miradores: Comenzando por algunos naturales como el Preikestolen, pasando por los urbanos como el de Alesund, el fantástico mirador de la carretera de los Trolls o los que se asoman a Geiranger. En algunos no pudimos ver nada por el mal tiempo :(.
La carretera de los Trolls
Visitar 4 museos: No visitamos demasiados porque preferimos aprovechar más los paisajes, pero sí que conocimos algunos en Bergen (Hanseático y de la Pesca), en Flam y el del Petróleo en Stavanger.
Museo de la pesca
Conocer 6 Iglesias: Algunas de madera, otras más tradicionales… incluyendo entre ellas la de Hopperstad o la de Lom.
Iglesia de Hopperstad
Maravillarnos con 5 Fiordos: Algunos desde dentro, como Naerofjord o GeirangerFjord, otros desde estupendos miradores (como el Preikestolen) y algunos de ellos desde la carretera…
Imposible resumirlo todo; lo que quería reflejar aquí es el viaje tan versátil que se puede llegar a vivir… por supuesto, me he dejado muchas cosas más, pero creo que estas son un buen reflejo de lo que hicimos.
Read more

5 lecturas de verano con la paternidad y la maternidad como protagonistas

Cinco libros con trasfondo, que se acercan a la experiencia maternal y paternal desde toda su complejidad, con sus luces y sus sombras, y que a mí al menos me remueven, me reconfortan a la que vez me incomodan, me dan mucho que pensar, me hacen sentir comprendido en mis miedos y en mis angustias vitales.

La entrada 5 lecturas de verano con la paternidad y la maternidad como protagonistas aparece primero en Un papá en prácticas.

Read more

Pican pican los mosquitos…

Pican pican los mosquitos, pican pi… con disimulo… Unos pican en la cara y otros pican en el cu…   Cuando Madresfera dió la oportunidad de participar en la promoción para probar los productos Mama Natura para las picaduras de insectos, me pareció genial. Todos los años nos llevamos alguna picadura por las noches, porque…

Read more

Esmorzar fins que el cafè amb llet es refreda.

M’encanta esmorzar fins que el cafè amb llet es refreda. Les no obligacions. Les vacances. En el meu cas, vacances d’autònom. Vacances no pagades. Però vacances al cap i a la fi. Les no obligacions. M’encanten.El que més m’agrada de les vacances són les no obligacions. Amb molta diferència. Fer per fer. Sense horaris. Poder […]

Read more

TROYANAS: DE VÍCTIMAS A SUJETOS POLÍTICOS

El valor de los clásicos reside en que no solo nos hablan del pasado, sino que también retratan el presente e incluso interrogan al futuro. Ese valor, que en el teatro se convierte en un ejercicio compartido de imaginación ética, es el que detectamos intacto y siempre fértil en la obra de Eurípides. La versión de sus Troyanas, que esta semana se ha estrenado en Mérida con dirección de Carme Portaceli y con una versión de Alberto Conejero, es una poética interpelación al corazón del patriarcado y a un orden que todavía hoy sigue convirtiendo en principales víctimas a las mujeres.

El gran acierto de esta versión, que no es casualidad que haya dirigido una mujer y que ha hilvanado un hombre que declara estar en camino de ser feminista, y a los que ha ayudado la dramaturga Margarita Borja, reside en la enorme fuerza que emana de un texto que nos habla de nosotros mismos, de las injusticias que vemos cada día en el telediario, de los niños muertos en Siria y de las mujeres violadas en cualquier guerra, de los náufragos del Mediterráneo y de las maquilas, en fin, de los hombres que siguen matando y de las madres que lloran las muertes de sus hijos. Este “desorden” dramático no es sino la expresión más brutal de un patriarcado que durante siglos se ha mantenido y prorrogado a través del ejercicio de múltiples violencias machistas, empezando por básica, que es la estructural y simbólica, que han convertido a la femenina en mitad subordinada. Sin voz ni voto, domesticadas y calladas, meros cuerpos que el semen y la sangre de los varones han convertido en territorios ocupados, las mujeres siempre han sido un territorio al servicio de los deseos e intereses masculinos: esclavas sexuales, botín de guerra, objetos de dogmas y reglas morales, vaginas violadas y úteros de alquiler.


Las Troyanas de Carme y Alberto, cuyos gritos de dolor desesperados se nos clavan en las tripas porque son gritos presentes, nos dejan absolutamente desnudos frente al espejo. A todas y a todos, pero sobre todo a nosotros, los sujetos históricamente detentadores del poder, de la violencia y de los privilegios. Masculinidades sagradas, como las califica Juan José Tamayo, que reproducen la ira de dioses varones vengadores. Hombres y dioses cómplices en la cultura de la violación, en la administración parcial de la Justicia, en la elaboración de leyes con las que mantener sus dividendos.

El desgarro de Hécuba, el grito sin final que Aitana Sánchez-Gijón convierte en eco del de millones de mujeres, es el primer paso para la conversión de las siempre víctimas en sujetos políticos. Ellas, las madres, las esposas, las hijas, las prometidas, las vendidas como objetos, son las que ocupan el escenario y hablan. Toman la palabra y se rebelan contra el mandato del silencio. Se atreven a desobedecer el “hágase en mí según tu palabra” y se agarran a la energía emancipadora del yo. Estas apátridas, que diría Virginia Woolf, son las primeras de una larga cadena de mujeres que con muchas dificultades se han ido empoderando y han ido cosiendo, con hilo violeta, pacifista y feminista, las hondas heridas que el patriarca ha ido dejando en el planeta Tierra. En lucha permanente con los que siempre hemos querido y queremos tener la última palabra y a la que más nos valdría abandonar la virilidad vergonzante de Taltibio, el mensajero de los dioses que interpreta Ernesto Alterio en esta versión recién estrenada,  y matar de una vez por todas al dios violento y el héroe sin escrúpulos que llevamos dentro. En nombre de la diosa Eirene y de los de tantas y tantas mujeres cuya sangre derramada convierte en vinagre el vino fecundo y alegre de la democracia.

Publicado en Diario Público, 23-7-17:
http://blogs.publico.es/otrasmiradas/9687/troyanas-de-victimas-a-sujetos-politicos/
Read more

Cómo aprender idiomas y otros conocimientos

Asistir a una clase de idiomas trae grandes resultados, sin embargo hay muchas oportunidades para aprender un idioma extranjero fuera del aula cómo estudiar inglés en el extranjero. Echa un vistazo a las diferentes opciones que puedes encontrar, haz pequeños cambios en su horario diario y encuentra tiempo para aprender idiomas todos los días. En […]

Read more

SU MEJOR HISTORIA: LA HISTORIA CONTADA POR LAS MUJERES

En un mundo como el cinematográfico, prácticamente monopolizado por los varones, y en el que por tanto imperan los relatos androcéntricos y los esquemas narrativos en los que las mujeres apenas son personajes accesorios y siempre articulados en función de sus compañeros heroicos, cada día se hace más necesario, urgente diría yo, contar con otras miradas. Las de aquellas a las que la cultura, al menos la mayoritaria y comercial, sigue relegando al papel de musas y difícilmente encuentran acomodo en los espacios que el patriarcado reserva a los genios masculinos.

Solo de esa manera se podrán ir construyendo otro tipo de relatos y por tanto de imaginarios colectivos que superen al fin los esquemas más rancios del patriarcado. Para ello, insisto, es necesario que cada vez haya más mujeres contando historias, ofreciéndonos su visión de la vida, aportándonos esa otra mitad que falta en la pantalla.  Porque solo cuando la cultura deje de legitimar las estructuras jerárquicas del sistema sexo/género será posible avanzar de verdad hacia una efectiva igualdad. Mientras que sigan fallando los resortes culturales –y por tanto, educativos y socializadores– las leyes, las políticas y los planes de igualdad lograrán resultados tibios, que además serán fácilmente derogables por la fuerza incontrolable de lo que nos entra por los ojos y a través de las emociones

Por todo ello, es tan saludable, y hasta democráticamente inspirador, que podamos encontrar en la cartelera películas dirigidas por mujeres y en las que por tanto sea fácil descubrir la mirada que suele faltar en los productos culturales. Esa experiencia es la que como espectador he tenido al ver la última película de la directora británica Lone Scherfig, cuyo título ha sido traducido al español como Su mejor historia. A Scherfig se deben títulos tan distintos e interesantes como Italiano para principiantes (2000), Wilbur se quiere suicidar (2002) y, sobre todo, la deliciosa An education (2009), en la que lograba dar una vuelta de tuerca al amor romántico.

En su última película la directora adapta una novela escrita por una mujer – Their finest hour and a half, de Lissa Evans– y nos cuenta una historia que está basada en la real de la guionista galesa Diana Morgan, que trabajó en los míticos estudios Ealing durante los años 40. Por lo tanto, nos encontramos con mujeres que cuentan historias de mujeres en un contexto, como el del mundo del cine, donde si todavía hoy sufren discriminaciones de tipo horizontal y vertical no digamos en los años 40, en los que difícilmente podían superar el nivel de floreros o secretarias.

En Su mejor historia, que es también un canto de amor de su directora al cine, vemos cómo la protagonista, interpretada de manera brillante por Gemma Arterton, cree que ha sido contratada como secretaria por el Ministerio de Propaganda británico cuando realmente lo que quieren de ella es que dé credibilidad a los diálogos de mujeres que habitualmente eran concebidos como si las mismas fueran seres de racionalidad limitada y fuertemente estereotipados. Catrin Cole, que así se llama la protagonista, se verá inmersa en la escritura del guión de una película que, en plena segunda guerra mundial, pretende elevar la moral de la población en unos momentos tan difíciles.


Más allá de lo bien contado que está el rodaje de la película propagandística, y del medido tono de comedia que tienen las relaciones entre los personajes de la historia, lo más interesante de esta cuidada película es cómo se nos muestra a un personaje femenino empoderado, que es capaz de liberarse incluso de las ataduras afectivas que en un determinado momento pueden llegar a encadenarla y que, sobre todo, se mueve en un mundo de hombres donde tan complicado era para una mujer, y me temo que todavía lo es, ser reconocida sin prejuicios sexistas y desde la equivalencia de méritos con sus colegas varones.

No se trata de una película a la que podamos calificar de manera rotunda como feminista, pero sí que en ella la directora nos ofrece perspectivas que no suelen ser habituales cuando las historias están en manos masculinas. En este sentido, cabe señalar la mirada crítica y hasta irónica que realiza sobre los héroes masculinos de la pantalla, las reivindicaciones de un mayor protagonismo de los personajes femeninos en historias en las que habitualmente ellas no eran las heroínas o la complicidad con una protagonista que en medio de un contexto tan brutal –la sociedad de los años 40 atravesada por los horrores de la guerra– lucha por ser ella misma, por ser la dueña de su destino y por hacerse valer y reconocer por sus méritos y capacidades. Y por supuesto que hay historia de amor, pero una historia en la que vemos cómo ella intenta en todo momento mantener las riendas y a la que incluso vemos hasta cierto punto resistirse cuando no tiene muy claro si merece la pena entregarse a un hombre.

Su mejor historia, en mitad del páramo terrible en que se convierten las salas de cine en estos meses de verano, es una opción más que recomendable para reconciliarnos no solo con el cine bien hecho, artesanalmente impecable, sino también con otra manera de contar la vida. Con mujeres que ocupan el lugar central de la cartelera y de sus destinos. Con una mirada agudamente crítica sobre un mundo hecho por y para los hombres. Esos hombres que tantas guerras han provocado y provocan, en las que se ponen tantas medallas y de las que siempre han sido y son principales víctimas las mujeres. Las que quedaron viudas, las que perdieron sus hijos y maridos, las que tuvieron que volver a sus casas cuando los héroes volvieron a las fábricas, las que tuvieron que hacer malabarismos para sobrevivir en mitad de las bombas.  Esas que al fin, en películas como la de Lone Scherfig, ocupan su lugar debido en la memoria y en el imaginario que compartimos.

Publicado en eldiario.es (18-7-17):
http://www.eldiario.es/tribunaabierta/mejor-historia-contada-mujeres_6_666043420.html

Read more

Escribe un pie de foto o video… Hay días en los que antes que un paseo o meterse en la piscina apetece disfrutar de la terraza y de un libro, en los peques no tiene por qué ser diferente, por eso tenemos una buena colección de libros de @cocobooks ¿Sabíais que Coco es el perro de la fundadora? Yo tuve el gusto de conocerlo e incluso le hice alguna foto, es un Labrador precioso. A Oli le gusta mucho sentarse en la mesa de mayores (juego de terraza de @ikeaspain) a hacer sus cosas y pese a la reticencia inicial lo dejamos usar el banco (no es una silla individual, sino un banco doble) porque sabemos que no lo tumbará. ¿Qué hacéis estos findes de verano en casa?

Escribe un pie de foto o video… Hay días en los que antes que un paseo o meterse en la piscina apetece disfrutar de la terraza y de un libro, en los peques no tiene por qué ser diferente, por eso tenemos una buena colección de libros de @cocobooks ¿Sabíais […]

Publicado Escribe un pie de foto o video… Hay días en los que antes que un paseo o meterse en la piscina apetece disfrutar de la terraza y de un libro, en los peques no tiene por qué ser diferente, por eso tenemos una buena colección de libros de @cocobooks ¿Sabíais que Coco es el perro de la fundadora? Yo tuve el gusto de conocerlo e incluso le hice alguna foto, es un Labrador precioso. A Oli le gusta mucho sentarse en la mesa de mayores (juego de terraza de @ikeaspain) a hacer sus cosas y pese a la reticencia inicial lo dejamos usar el banco (no es una silla individual, sino un banco doble) porque sabemos que no lo tumbará. ¿Qué hacéis estos findes de verano en casa? inicialmente en Mr. Roderíc.

Read more

Microfotorrelato. Hoy: El 260

Todas las mañanas, al despuntar el alba, el Sr. López, de profesión, contable, diseminaba meticulosamente 258 pequeños y delicados besos por el cuerpo de su amada. Al volver, como siempre, demasiado tarde, la encontraba ya dormida. El solía entonces añadir uno más, el 259 -en la frente para más señas-, justo antes de recogerlos todos […]

Read more