Cuidando la economía familiar

Hay personas que son amantes de las listas y las planeaciones, antes que ellos están las mujeres y por encima de todas ellas esta mi esposa, en lo personal me agrada mucho esto de ella, he de decir que cuando tienes la suerte de casarte con uno de estos ejemplares, tu vida fluuuye. 
Mi mujer y yo sabíamos que si queríamos que los planes salieran como lo habíamos imaginado debíamos controlar casi todo lo que nos rodeara, (quiero explicar que no somos obsesivos con los planes, solo digamos que esto del embarazo nos lo tomamos muy en serio). 
Entonces pensé que además de nuestra nutrición y esa cosas que ya he comentado en entradas anteriores, debíamos observar con lupa la economía, estamos de acuerdo que una vida de recién casado no es ni un tantito parecida a una vida con bebés ¿no?, así es que pusimos manos a la obra, generamos métodos de control de nuestros ingresos y egresos y decidimos aniquilarlos, para esto debía liquidar las cuentas que teníamos pendientes, limpiar nuestros crédito para no tener que pagar eso molestos cargos mensuales, y así controlar por completo el dinero en nuestras pequeñas arcas, pensé casi en todo desde los pagos por gastos medico por control pre-embarazo, pase por compra de vitaminas, presupuestamos los pagos de los chequeos mensuales, todo esto para observar nuestro posible comportamiento y decidir en algún momento el método del parto, desde luego auxiliado por la capacidad nata de planeación de “mileidi”.
Es muy cierto que la gente tiene bebés sin tantas complicaciones tirando espermas a diestra y siniestra oh sí!. Pero Nosotros decidimos que jugaríamos un juego que disfrutaríamos juntos, además que sería muy agradable compartir mis experiencias, preocupaciones y planes como papá. 
No sé ustedes pero creo que las cosas más importantes como tu economía, tus tareas, tus pendientes incluso los tiempos para resolverlos , pueden controlarse en una hoja de papel o más completo en una hoja de Excel, llego un momento en mi relación en la que de repente no sabíamos cuánto y en qué diablos habíamos gastado el dinero, seguro que a ti eso nunca te ha pasado, entonces mi doña y yo discutimos a cerca del método que utilizaríamos para combatir estas fugas económicas, y bueno el padre de todos los software Excel nos mostró el camino, utilizamos nuestro método para controlar ingresos y egresos y otras tantas cosas y desde luego que nos hicimos valer de este método para la planeación del embarazo.
A continuación te dejo el link de descarga de nuestra plantilla de control de nuestra economía algo sencillo pero muy utilitario, desde luego para los papás y en general para nosotros los hombres que tratamos siempre de proteger lo más importante de la vida de nuestra familia y hoy en día el billetón juega un papel importante.
el formato aqui!
¿te sirvio?, ¿lo odiaste? o simplemente ¿aun te quedan dudas? comenta abajo y pregunta!, alguien en el cielo te escuchara me enviara al correo tu duda y tratare de resolverla.

PapáDe1ra
Read more

Mi experiencia con el porteo.

Llámese al porteo. Aquel acto de llevar consigo a todos los lugares donde se disponga cual caracol lleva su concha a cuestas de algún elemento valioso en este caso valiosísimo como es el caso del mejor regalo para un padre, que es su hijo. De esta manera hay personas que han estado pensando en nosotros los padres la forma y la manera más cómoda y mejor para llevar a nuestro bebé, de tal forma que esto sea lo mejor para él y también lo mejor para sus padres. Logrando una perfecta fusión del porteo tradicional que se realiza en la mayoría (si no en todos) los países africanos y también los asiáticos con los medios textiles y de ingeniería a nuestra disposición, fabricándose en una imnumerable gama de formas de equipos de porteo para llevar (fulares, mochilas ergonómicas, pañuelos elásticos, mai-tai, y largo etc) que se adaptan a nuestras necesidades de padres y madres y que nos hacen la vida feliz a los que creemos en una crianza más natural y auténtica.

Pero paso a relatar mi experiencia que es el motivo de mi entrada en el blog:

En el embarazo se gestan no solo el nacimiento de un bebé, sino muchas ideas, proyectos e ilusiones y como es en nuestro caso, una oportunidad de recrear la naturaleza en su máximo exponente que es la crianza. Así que empezamos nuestra aventura, llegando a nosotros, y hablo de nuestra pareja, de muchas personas con una idea de un parto más natural. Pronto empezamos a familarizarnos con parejas que optan por una idea de parto más auténtico y natural, y así llegaron el hipnonacimiento, las experiencia con la Asociación “El parto es nuestro”, las asociaciones de apoyo a la lactancia materna, las Doulas. Y al llegar al parto, creo que toda esta experiencia vivida  marcó la forma de hacer y de entender nuestro nuevo nacimiento.

 Dicen que la gestación intrauterina son 9 meses, pero que existe otra gestación invisible pero no menos cierta que es la gestación extrauterina, la que hace que lleves a tu niño en contacto permanente contigo y no te separes de él. Algo que puede sonar a sentido común, pero que resulta ser algo no tan  normal en nuestra sociedad. Y muy pronto se comienza a domesticar a la criatura para que vaya en el dichoso cochecito, sin darse cuenta que se pierden algo maravilloso que no se vé, pero que si siente.

Nosotros hemos llevado a la práctica esa filosofía desde el primer momento de nacimiento de contacto íntimo con el bebé. La que más su madre, por supuesto, con ese nexo inquebrantable que es la lactancia materna. Esto es sumar e ir en la onda de la maternidad más absoluta. Siendo una verdadera experiencia transcendental. Un recrearse en la vida.

En cuanto a mi como padre la experiencia de ir a todos los sitios con mi bebé pegada hace que no me pierda nada en mis paseos y meditaciones en el campo y además la pequeña Estrella, que así es como se llama mi hija no pierda ni un detalle de lo que hago, de lo que veo, de lo que como y de lo que siento. Nuestros corazones están juntos. El cuarto chacra está en pura conexión. Ella está tranquila, está segura. ¿Qué más se puede necesitar a parte de comer y de dormir, y de algún achuchoncito?.

Me siento un verdadero simio junto a ella. Y mientras ella despierta yo estoy atento de sus progresos. Una verdadera experiencia.

¿Te apuntas al porteo?

Hay muchas páginas, videos, tutoriales, tiendas, asociaciones como estas siguientes que te pueden ayudarte. Aquí te dejo algunas. Sólo tienes que estar abiert@:

Parto natural:

Asocación “El parto es Nuestro”.www.elpartoesnuestro.es

Porteo:

Asociación Red Canguro http://redcanguro.org/

Hipnonacimiento:

 http://www.reddemar.es/hipnonacimiento-pilar-vizcaino/
Ilustración: 
Anne Rose Bain. artworkbyannarose.com
Fotos: Autor.

Read more

Mi experiencia con el porteo.

Llámese al porteo. Aquel acto de llevar consigo a todos los lugares donde se disponga cual caracol lleva su concha a cuestas de algún elemento valioso en este caso valiosísimo como es el caso del mejor regalo para un padre, que es su hijo. De esta manera hay personas que han estado pensando en nosotros los padres la forma y la manera más cómoda y mejor para llevar a nuestro bebé, de tal forma que esto sea lo mejor para él y también lo mejor para sus padres. Logrando una perfecta fusión del porteo tradicional que se realiza en la mayoría (si no en todos) los países africanos y también los asiáticos con los medios textiles y de ingeniería a nuestra disposición, fabricándose en una imnumerable gama de formas de equipos de porteo para llevar (fulares, mochilas ergonómicas, pañuelos elásticos, mai-tai, y largo etc) que se adaptan a nuestras necesidades de padres y madres y que nos hacen la vida feliz a los que creemos en una crianza más natural y auténtica.

Pero paso a relatar mi experiencia que es el motivo de mi entrada en el blog:

En el embarazo se gestan no solo el nacimiento de un bebé, sino muchas ideas, proyectos e ilusiones y como es en nuestro caso, una oportunidad de recrear la naturaleza en su máximo exponente que es la crianza. Así que empezamos nuestra aventura, llegando a nosotros, y hablo de nuestra pareja, de muchas personas con una idea de un parto más natural. Pronto empezamos a familarizarnos con parejas que optan por una idea de parto más auténtico y natural, y así llegaron el hipnonacimiento, las experiencia con la Asociación “El parto es nuestro”, las asociaciones de apoyo a la lactancia materna, las Doulas. Y al llegar al parto, creo que toda esta experiencia vivida  marcó la forma de hacer y de entender nuestro nuevo nacimiento.

 Dicen que la gestación intrauterina son 9 meses, pero que existe otra gestación invisible pero no menos cierta que es la gestación extrauterina, la que hace que lleves a tu niño en contacto permanente contigo y no te separes de él. Algo que puede sonar a sentido común, pero que resulta ser algo no tan  normal en nuestra sociedad. Y muy pronto se comienza a domesticar a la criatura para que vaya en el dichoso cochecito, sin darse cuenta que se pierden algo maravilloso que no se vé, pero que si siente.

Nosotros hemos llevado a la práctica esa filosofía desde el primer momento de nacimiento de contacto íntimo con el bebé. La que más su madre, por supuesto, con ese nexo inquebrantable que es la lactancia materna. Esto es sumar e ir en la onda de la maternidad más absoluta. Siendo una verdadera experiencia transcendental. Un recrearse en la vida.

En cuanto a mi como padre la experiencia de ir a todos los sitios con mi bebé pegada hace que no me pierda nada en mis paseos y meditaciones en el campo y además la pequeña Estrella, que así es como se llama mi hija no pierda ni un detalle de lo que hago, de lo que veo, de lo que como y de lo que siento. Nuestros corazones están juntos. El cuarto chacra está en pura conexión. Ella está tranquila, está segura. ¿Qué más se puede necesitar a parte de comer y de dormir, y de algún achuchoncito?.

Me siento un verdadero simio junto a ella. Y mientras ella despierta yo estoy atento de sus progresos. Una verdadera experiencia.

¿Te apuntas al porteo?

Hay muchas páginas, videos, tutoriales, tiendas, asociaciones como estas siguientes que te pueden ayudarte. Aquí te dejo algunas. Sólo tienes que estar abiert@:

Parto natural:

Asocación “El parto es Nuestro”.www.elpartoesnuestro.es

Porteo:

Asociación Red Canguro http://redcanguro.org/

Hipnonacimiento:

 http://www.reddemar.es/hipnonacimiento-pilar-vizcaino/
Ilustración: 
Anne Rose Bain. artworkbyannarose.com
Fotos: Autor.

Read more

El Dia En Que Todo Empezó

Así es como empezamos el show. Cuando esto inicio nos dirigimos a ver al médico, desde luego acompañe a mi “osa mayor” quien fue la que me obligo a hacer algunas preguntas, yo estaba muy interesado, pues estamos muy enfocados en que los planes salgan bien, y por esto accedí a preguntar.

 

Nuestros doctor es un ñor muy parecido a… “¿alguien recuerda al sr. Morsa aquel que salía en el pájaro carpintero?” ponle un estetoscopio en el cuello y ¡que rayos! ahí está la imagen perfecta de nuestro doc.

El señor morsa nos explicó mil cosas, es un tipo entregado al estudio de la salud y el buen vivir o algo así, nos contó algunos aspectos relevantes de su vida, como que no le gusta la cascara de la fruta porque está contaminada con bactericidas así que nos lo prohibió, que el pescado está contaminado con aguas sucias así que nos lo prohibió, que los productos enlatados tienen muchos conservadores y por eso está contaminado entonces… nos lo prohibió, incluso que la música mayor a 432 HZ no se conecta con los HZ de la tierra así que también contamina nuestra vibración natural o algo así, pero bueno además de esas jaladas también dijo cosas que realmente son importantes para nosotros que planeamos concebir, ponerle Jorge al niño pues, entre ellas, menciono que tanto la madre como el futuro padre deben concientizarse de las necesidades que tendrá el insecto en su desarrollo, por esto me aconsejo a mí como padre ya sabes, que debo vitaminarme.

 

Hablo del consumo de vitamina B “ácido fólico”, tal vez igual que yo habrás escuchado a las señoras mexicanas por los siglos de los siglos mencionando que las mamás deben tomar ácido fólico para evitar defectos en el embrión, feto o bicho, pero ¿y el papa?, tal vez no en la misma medida que ellas, pero si es importante su consumo. A diferencia de ellas nosotros los machos alfa podríamos solo consumirlo de algunos vegetales espinacas, aguacates (apoco no se apetece un guacamole con unas tortillas tostadas pa´l partido del fin de semana), frijoles y garbanzos aunque aún no se si esos que traen chile y limoncito se valdrán pero supongo que no, Sin embargo también nos dijo que una pastillita al día de ácido fólico no nos caería nada mal y ahora es lo que yo hago todos los días. Las vitaminas c de las naranjas y alimentos cítricos para unos power-espermas. Y por supuesto la carne que a los hombres se nos da muy bien comer, para aumentar nuestro conteo de renacuajos.

Según diversos artículos reconocidos en el área de la medicina, diversas páginas de internet y todas esas cosas; se dice que lo recomendable para que el cuerpo este sano es considerar 3 meses antes del embarazo para aplicar las medidas necesarias tanto para desintoxicarte como para vitaminarte, y con desintoxicarte me refiero a la terrible noticia que tanto tememos, 0 alcohol, 0 cigarros, 0 mota, o lo que es lo mismo en palabras de mi esposa “0 nada”, debido a que reducen el nivel de testosterona y por lo tanto tenemos menos espermas.
Ahora bien lo anterior, no significa que sea una regla, quien soy yo para ponerlas ¿no? pero como lo menciono vale mucho la pena acompañar a nuestras féminas al doctor y por qué no hacer unas cuantas preguntas de cuándo y cuánto de que cosa deberíamos tomar para cuando llegue el gran momento de desatar el calor señores…
Así pues concluyo nuestra primera cita médica con la que iniciamos los preparativos de lo que sería un largo camino por recorrer y que continuare contando con el fin de que nuestra perspectiva como padre sea escuchada y escuchando los miles de consejos que llegan a partir de que este curso inicia, desde luego, tratando de convertirme en un PapáDe1ra




PapáDe1ra


Read more

El Dia En Que Todo Empezó

Así es como empezamos el show. Cuando esto inicio nos dirigimos a ver al médico, desde luego acompañe a mi “osa mayor” quien fue la que me obligo a hacer algunas preguntas, yo estaba muy interesado, pues estamos muy enfocados en que los planes salgan bien, y por esto accedí a preguntar.

 

Nuestros doctor es un ñor muy parecido a… “¿alguien recuerda al sr. Morsa aquel que salía en el pájaro carpintero?” ponle un estetoscopio en el cuello y ¡que rayos! ahí está la imagen perfecta de nuestro doc.

El señor morsa nos explicó mil cosas, es un tipo entregado al estudio de la salud y el buen vivir o algo así, nos contó algunos aspectos relevantes de su vida, como que no le gusta la cascara de la fruta porque está contaminada con bactericidas así que nos lo prohibió, que el pescado está contaminado con aguas sucias así que nos lo prohibió, que los productos enlatados tienen muchos conservadores y por eso está contaminado entonces… nos lo prohibió, incluso que la música mayor a 432 HZ no se conecta con los HZ de la tierra así que también contamina nuestra vibración natural o algo así, pero bueno además de esas jaladas también dijo cosas que realmente son importantes para nosotros que planeamos concebir, ponerle Jorge al niño pues, entre ellas, menciono que tanto la madre como el futuro padre deben concientizarse de las necesidades que tendrá el insecto en su desarrollo, por esto me aconsejo a mí como padre ya sabes, que debo vitaminarme.

 

Hablo del consumo de vitamina B “ácido fólico”, tal vez igual que yo habrás escuchado a las señoras mexicanas por los siglos de los siglos mencionando que las mamás deben tomar ácido fólico para evitar defectos en el embrión, feto o bicho, pero ¿y el papa?, tal vez no en la misma medida que ellas, pero si es importante su consumo. A diferencia de ellas nosotros los machos alfa podríamos solo consumirlo de algunos vegetales espinacas, aguacates (apoco no se apetece un guacamole con unas tortillas tostadas pa´l partido del fin de semana), frijoles y garbanzos aunque aún no se si esos que traen chile y limoncito se valdrán pero supongo que no, Sin embargo también nos dijo que una pastillita al día de ácido fólico no nos caería nada mal y ahora es lo que yo hago todos los días. Las vitaminas c de las naranjas y alimentos cítricos para unos power-espermas. Y por supuesto la carne que a los hombres se nos da muy bien comer, para aumentar nuestro conteo de renacuajos.

Según diversos artículos reconocidos en el área de la medicina, diversas páginas de internet y todas esas cosas; se dice que lo recomendable para que el cuerpo este sano es considerar 3 meses antes del embarazo para aplicar las medidas necesarias tanto para desintoxicarte como para vitaminarte, y con desintoxicarte me refiero a la terrible noticia que tanto tememos, 0 alcohol, 0 cigarros, 0 mota, o lo que es lo mismo en palabras de mi esposa “0 nada”, debido a que reducen el nivel de testosterona y por lo tanto tenemos menos espermas.
Ahora bien lo anterior, no significa que sea una regla, quien soy yo para ponerlas ¿no? pero como lo menciono vale mucho la pena acompañar a nuestras féminas al doctor y por qué no hacer unas cuantas preguntas de cuándo y cuánto de que cosa deberíamos tomar para cuando llegue el gran momento de desatar el calor señores…
Así pues concluyo nuestra primera cita médica con la que iniciamos los preparativos de lo que sería un largo camino por recorrer y que continuare contando con el fin de que nuestra perspectiva como padre sea escuchada y escuchando los miles de consejos que llegan a partir de que este curso inicia, desde luego, tratando de convertirme en un PapáDe1ra




PapáDe1ra


Read more

¡Sorteo! Nutribén os invita a #SuPrimerBanquete



Hola.

¿Cómo se presenta ese veranito? ¿Playa, pueblo o piscina? Si, lo sé, la cosa ta mu mala. Que vamos a tener que poner de moda el veranear en el salón de la abuela a este paso. Hay que pena de país. 

Bueno, vamos a dejar de hablar de penas que luego la estresada me sacude por el tuiti. 

No se si os ha llegado la noticia que Nutribén ha sacado una nueva gama de…

                              
                              a. Coches
                              b. Bebidas energéticas
                              c. Productos alimenticios para el bebé

Ya saben que tienen el comodín de la wassapada por si les he pillado con la neurona en picardías (que por cierto, el otro día me enteré que aún se sigue usando la palabra fuera del cine español de los 70’s

Bueno, seamos serios. Resulta que Nutribén se puso en contacto conmigo, ojo que lo hizo por mi nombre y no me llamo “querida amiga” (minipunto para ellos y mi atención), en la que me ofrecían probar su nueva gama de productos alimenticios (ops, acabo de soltar un espoiler. ¿Habían contestado ya?). El problema es que los rubios están mayores para merendar algo que no sea chorizo o como mínimo provenga del cerdo, yo ando muy joven para tener que necesitarlos y por supuesto tampoco encontramos ningún astronauta cerca. Así que para que alguno o alguna de vosotras pueda conocer de primera mano su nueva gama de #SuPrimerBanqueteme propusieron organizar un sorteo consistente en un magnífico lote de productos para los más pequeños de la casa. 

Y, ¿en qué consiste #SuPrimerBanquete? Pues en todo esto:

LECHE
Nutribén continuación 800g
POTITOS
Selección de plátano y manzana 250g
Macedonia de frutas selectas 250g
Pollo con verduras selectas 250g
Pollo gourmet con arroz 250g
Delicias de verduras y ternera 250g
Verduras de la huerta y pavo 250g
Ya sabéis que no siempre tenemos tiempo para preparar esas meriendas y comidas maravillosas de forma artesanal y que tanto les gustan y alimentan a nuestros hijos (suponiendo que se lo coman y no termine de gotelé por las paredes).  Esas tardes en que sales a una hora y ni siquiera sabes dónde vas a estar dentro de media hora. Por eso nosotros siempre teníamos potitos en casa o teníamos localizada una farmacia cerca del lugar.  
Como sabéis los potitos Nutribén no tienen sal añadida, ni azúcar y sólo utilizan aceite de oliva 100%.

¿Qué tenéis que hacer para participar?

Pues realmente nada del otro mundo. Ni haceros followers, ni likes, ni nada, eso si, se agradece si lo hacéis, pero no es requisito para poder participar. Sólo vais a necesitar un par de cosas:

Escribid un comentario contándonos de qué plato harías tú un potito. Por ejemplo, las albóndigas con champiñones de mi madre, cordero a la menta, ese plato que nunca encontráis, a ver esos chefs.
-Dejadme un correo de contacto, cuenta de twitter o forma de comunicarle al ganador que ha sido el afortunado. Si sois tímidos me lo podéis mandar aquí

– Tener una dirección nacional donde poder enviaros el pack

Tenéis hasta el chupinazo para apuntaros, el mismo día 7 de Julio a la hora en que las brujas toman el té (00:00 a.m.) daré la lista definitiva de participantes y a lo largo del día siguiente buscaremos un sistema para declarar un ganador. 

Espero vuestras participaciones y muchas gracias a Nutribén por animarse. 
Sígueme
Read more

¡Sorteo! Nutribén os invita a #SuPrimerBanquete



Hola.

¿Cómo se presenta ese veranito? ¿Playa, pueblo o piscina? Si, lo sé, la cosa ta mu mala. Que vamos a tener que poner de moda el veranear en el salón de la abuela a este paso. Hay que pena de país. 

Bueno, vamos a dejar de hablar de penas que luego la estresada me sacude por el tuiti. 

No se si os ha llegado la noticia que Nutribén ha sacado una nueva gama de…

                              
                              a. Coches
                              b. Bebidas energéticas
                              c. Productos alimenticios para el bebé

Ya saben que tienen el comodín de la wassapada por si les he pillado con la neurona en picardías (que por cierto, el otro día me enteré que aún se sigue usando la palabra fuera del cine español de los 70’s

Bueno, seamos serios. Resulta que Nutribén se puso en contacto conmigo, ojo que lo hizo por mi nombre y no me llamo “querida amiga” (minipunto para ellos y mi atención), en la que me ofrecían probar su nueva gama de productos alimenticios (ops, acabo de soltar un espoiler. ¿Habían contestado ya?). El problema es que los rubios están mayores para merendar algo que no sea chorizo o como mínimo provenga del cerdo, yo ando muy joven para tener que necesitarlos y por supuesto tampoco encontramos ningún astronauta cerca. Así que para que alguno o alguna de vosotras pueda conocer de primera mano su nueva gama de #SuPrimerBanqueteme propusieron organizar un sorteo consistente en un magnífico lote de productos para los más pequeños de la casa. 

Y, ¿en qué consiste #SuPrimerBanquete? Pues en todo esto:

LECHE
Nutribén continuación 800g
POTITOS
Selección de plátano y manzana 250g
Macedonia de frutas selectas 250g
Pollo con verduras selectas 250g
Pollo gourmet con arroz 250g
Delicias de verduras y ternera 250g
Verduras de la huerta y pavo 250g
Ya sabéis que no siempre tenemos tiempo para preparar esas meriendas y comidas maravillosas de forma artesanal y que tanto les gustan y alimentan a nuestros hijos (suponiendo que se lo coman y no termine de gotelé por las paredes).  Esas tardes en que sales a una hora y ni siquiera sabes dónde vas a estar dentro de media hora. Por eso nosotros siempre teníamos potitos en casa o teníamos localizada una farmacia cerca del lugar.  
Como sabéis los potitos Nutribén no tienen sal añadida, ni azúcar y sólo utilizan aceite de oliva 100%.

¿Qué tenéis que hacer para participar?

Pues realmente nada del otro mundo. Ni haceros followers, ni likes, ni nada, eso si, se agradece si lo hacéis, pero no es requisito para poder participar. Sólo vais a necesitar un par de cosas:

Escribid un comentario contándonos de qué plato harías tú un potito. Por ejemplo, las albóndigas con champiñones de mi madre, cordero a la menta, ese plato que nunca encontráis, a ver esos chefs.
-Dejadme un correo de contacto, cuenta de twitter o forma de comunicarle al ganador que ha sido el afortunado. Si sois tímidos me lo podéis mandar aquí

– Tener una dirección nacional donde poder enviaros el pack

Tenéis hasta el chupinazo para apuntaros, el mismo día 7 de Julio a la hora en que las brujas toman el té (00:00 a.m.) daré la lista definitiva de participantes y a lo largo del día siguiente buscaremos un sistema para declarar un ganador. 

Espero vuestras participaciones y muchas gracias a Nutribén por animarse. 
Sígueme
Read more

Montar un grupo de rock

Las ganas de querer ser una estrella de fútbol se pasan con la edad. Las de ser una estrella de rock… esas… no se van nunca Y es verdad, no es que a mi me hubiera gustado ser una estrella de fútbol, que no es el caso. Pero si hice en su día mis pinitos con […]

Read more

El guerrero y el payaso

Leo frecuentemente, y también escucho de forma habitual una queja común sobre los hombres: no colaboramos en el hogar. ¿Qué esperaban las mujeres?, ¿que ese tipo chuleta y divertido que encontraron por casualidades del destino se deslomara portando la aspiradora por las esquinas de la casa?. ¿Acaso esperaban que aunque lo supiera todo, iba a […]

Read more

Viernes dando la nota: La mano de Dios

Estamos en plena cita mundialista y aunque el fútbol-negocio no me atrae para nada (mi equipo del alma, el CD Castellón ahora en tercera, lo ha sufrido en propias carnes) siempre sigo el mundial porque  es fútbol en estado puro, aunque España haga el ridículo como este año.

Canciones futboleras hay muchas, pero una de las que más me gustan es esta, en la que se habla del mejor futbolista de la historia, Diego Armando Maradona: La mano de Dios que, por si alguien no lo sabe, se le conoce así por este gol que marcó con la mano en el mundial de Mexico 86.

Y aquí tenéis el tema de el “potro” Rodrigo en el que se canta la trayectoria del astro argentino nombrando incluso sus problemas con la cocaína:


get the InLinkz code

Read more

Viernes dando la nota: La mano de Dios

Estamos en plena cita mundialista y aunque el fútbol-negocio no me atrae para nada (mi equipo del alma, el CD Castellón ahora en tercera, lo ha sufrido en propias carnes) siempre sigo el mundial porque  es fútbol en estado puro, aunque España haga el ridículo como este año.

Canciones futboleras hay muchas, pero una de las que más me gustan es esta, en la que se habla del mejor futbolista de la historia, Diego Armando Maradona: La mano de Dios que, por si alguien no lo sabe, se le conoce así por este gol que marcó con la mano en el mundial de Mexico 86.

Y aquí tenéis el tema de el “potro” Rodrigo en el que se canta la trayectoria del astro argentino nombrando incluso sus problemas con la cocaína:


get the InLinkz code

Read more

Viernes dando la nota: Adivina Adivinanza

Me vais a permitir que aparque momentáneamente los Viernes dando la Nota temáticos porque este sábado es el cumple de Lamamá y, para celebrarlo, nos vamos de viaje con el peque a una preciosa ciudad española.

Así que os propongo un juego, la canción de hoy contiene una pista sobre dicha ciudad. Además es de los Enanitos Verdes, que a Lamamá le encantan ¿Sois capaces de adivinar a dónde nos vamos?

Creo que es bastante fácil.

get the InLinkz code

Read more

Viernes dando la nota: Adivina Adivinanza

Me vais a permitir que aparque momentáneamente los Viernes dando la Nota temáticos porque este sábado es el cumple de Lamamá y, para celebrarlo, nos vamos de viaje con el peque a una preciosa ciudad española.

Así que os propongo un juego, la canción de hoy contiene una pista sobre dicha ciudad. Además es de los Enanitos Verdes, que a Lamamá le encantan ¿Sois capaces de adivinar a dónde nos vamos?

Creo que es bastante fácil.

get the InLinkz code

Read more

Los primeros pasos de mi bebé, mis primeros como papá

primeros-pasos

Hace apenas unos días Emilio, mi pequeño leoncito, dio sus primeros pasos por sí solo, y con ello, además de llenarnos de una inmensa alegría, nos contagió con ese ímpetu de quien descubre una nueva forma de disfrutar la vida y sobre todo de seguir aprendiendo de ella.
Hoy que lo veo reír y gozar  yendo de  un lado para otro sin parar, recuerdo los 2 días del padre anteriores que como tal he pasado: el primero en el que la preocupación por saber cómo estaba dentro de su mamá me quitaba el sueño y otro, el más reciente, en el cual a su lado y al de su mamá con la sonrisa de ambos todo fue armonía y tranquilidad.
Así, remembrando los pasados y deseando que llegue el siguiente, me llega con cierta nostalgia el instante en que lo vi por primera vez. Supe que con su llegada nada sería igual y que, además de “cambiar el olor de mis mañanas”, me daba el más grande motivo para dedicar cada día de mi existencia a buscar nuestra felicidad.
primeros-pasos1
Cuando repaso todos estos días, me veo al lado de mi leona esforzándome por asimilar los primeros cambios del embarazo y llegan a mi memoria aquellos días cuando Emilio apenas reptaba.
Me veo a mí frustrado por aquellas cosas que por más intentos que realizaba para que mi fiera estuviera de lo mejor durante el embarazo, no me salían bien. Y lo recuerdo a él cuando se cansaba en sus intentos por  gatear.
Veo su primer “solito” y con la misma alegría vuelvo a disfrutar mis pequeños grandes logros como papá primerizo,  más aún nuestro primer cambio de pañal… ¡una verdadera  proeza!
Regreso en el tiempo  cuando sus pasos eran dudosos e imprecisos  y veo al nuevo papá león, con movimientos inseguros al cargar a su cachorro, al cambiarlo de ropita y ya ni mencionar la odisea de bañarlo por primera vez.
Veo a su mamá ayudándolo a levantarse de un tropezón y la siento a mi lado apoyándome cuando cometí algún error o tuve algún descuido; convenciéndome ambos con su actitud de intentarlo otra vez.
climb-baby
Y cuando lo veo caminar cada vez con más seguridad y vigor, una peculiar sensación me recorre, por un lado me siento feliz por verlo crecer  sin prisas, a su propio ritmo, disfrutando al máximo cada momento; y por otro veo como poco a poco es más independiente y con ello aunque me lleno de orgullo también me deja una extraña necesidad de que en sus próximos hitos pueda  seguir siendo tan necesario para él cómo cuando era más pequeño y yo más inexperto.
Por lo demás, me tranquilizo con saber que seguimos creciendo, por ratos rugiendo y  gateando, sin enseñarlo a caminar sino dejándolo que se desarrolle libremente y  al mismo tiempo aprendiendo de sus pasitos, esos que, aunque diminutos, por cada uno que da yo he de dar cien (o más) como papá para estar a su ritmo.
¿Recuerdas cómo y cuando fueron los primeros pasos de tu(s) hijo(s)?
¿Recuerdas tus primeros pasos como mamá/papá?
¿Cuáles son los “pasos” más importantes que has dado junto a tu(s) hijo(s) y/o tu pareja?
Saludos!
(No dejes de ver  mi siguiente post para seguir festejando el día del padre.)
Me puedes seguir en @POETAMUERTO y en el blog de “Baby Center en Español”.
photo credit: Kalexanderson via photopin cc
photo credit: Spigoo via photopin cc
photo credit: downatthezoo via photopin cc
Read more

Los primeros pasos de mi bebé, mis primeros como papá

primeros-pasos

Hace apenas unos días Emilio, mi pequeño leoncito, dio sus primeros pasos por sí solo, y con ello, además de llenarnos de una inmensa alegría, nos contagió con ese ímpetu de quien descubre una nueva forma de disfrutar la vida y sobre todo de seguir aprendiendo de ella.
Hoy que lo veo reír y gozar  yendo de  un lado para otro sin parar, recuerdo los 2 días del padre anteriores que como tal he pasado: el primero en el que la preocupación por saber cómo estaba dentro de su mamá me quitaba el sueño y otro, el más reciente, en el cual a su lado y al de su mamá con la sonrisa de ambos todo fue armonía y tranquilidad.
Así, remembrando los pasados y deseando que llegue el siguiente, me llega con cierta nostalgia el instante en que lo vi por primera vez. Supe que con su llegada nada sería igual y que, además de “cambiar el olor de mis mañanas”, me daba el más grande motivo para dedicar cada día de mi existencia a buscar nuestra felicidad.
primeros-pasos1
Cuando repaso todos estos días, me veo al lado de mi leona esforzándome por asimilar los primeros cambios del embarazo y llegan a mi memoria aquellos días cuando Emilio apenas reptaba.
Me veo a mí frustrado por aquellas cosas que por más intentos que realizaba para que mi fiera estuviera de lo mejor durante el embarazo, no me salían bien. Y lo recuerdo a él cuando se cansaba en sus intentos por  gatear.
Veo su primer “solito” y con la misma alegría vuelvo a disfrutar mis pequeños grandes logros como papá primerizo,  más aún nuestro primer cambio de pañal… ¡una verdadera  proeza!
Regreso en el tiempo  cuando sus pasos eran dudosos e imprecisos  y veo al nuevo papá león, con movimientos inseguros al cargar a su cachorro, al cambiarlo de ropita y ya ni mencionar la odisea de bañarlo por primera vez.
Veo a su mamá ayudándolo a levantarse de un tropezón y la siento a mi lado apoyándome cuando cometí algún error o tuve algún descuido; convenciéndome ambos con su actitud de intentarlo otra vez.
climb-baby
Y cuando lo veo caminar cada vez con más seguridad y vigor, una peculiar sensación me recorre, por un lado me siento feliz por verlo crecer  sin prisas, a su propio ritmo, disfrutando al máximo cada momento; y por otro veo como poco a poco es más independiente y con ello aunque me lleno de orgullo también me deja una extraña necesidad de que en sus próximos hitos pueda  seguir siendo tan necesario para él cómo cuando era más pequeño y yo más inexperto.
Por lo demás, me tranquilizo con saber que seguimos creciendo, por ratos rugiendo y  gateando, sin enseñarlo a caminar sino dejándolo que se desarrolle libremente y  al mismo tiempo aprendiendo de sus pasitos, esos que, aunque diminutos, por cada uno que da yo he de dar cien (o más) como papá para estar a su ritmo.
¿Recuerdas cómo y cuando fueron los primeros pasos de tu(s) hijo(s)?
¿Recuerdas tus primeros pasos como mamá/papá?
¿Cuáles son los “pasos” más importantes que has dado junto a tu(s) hijo(s) y/o tu pareja?
Saludos!
(No dejes de ver  mi siguiente post para seguir festejando el día del padre.)
Me puedes seguir en @POETAMUERTO y en el blog de “Baby Center en Español”.
photo credit: Kalexanderson via photopin cc
photo credit: Spigoo via photopin cc
photo credit: downatthezoo via photopin cc
Read more

Cuidando a mi hijo… ¿de otros niños?

nino-grosero
Como papás debemos estar preparados de algún modo para tolerar algunas situaciones, sin que sea una obligación ser siempre corteses y poner al límite nuestra paciencia. En nuestro caso y tratándose de nuestro cachorro, si hay una situación que nos “prende” es cuando éste recibe por parte de un niño más grande que él jalones, empujones, golpes, pellizcos, o alguna muestra de “cariño” como apretujones de cachetes o todo lo que le llegue a incomodar por ser reiterado, y más nos puede cuando esto es visto como algo normal o una simple travesura.

El resultado de lo que para mí es total descuido e incluso negligencia en la que podemos incurrir como padres se dio hace unos días cuando estando nosotros a menos de 2 metros de distancia nuestro pequeño sin más fue empujado de forma intencional por una sobrina que es casi 3 años mayor que él y se golpeó fuertemente el labio contra el piso, al grado que se le abrió. La escena: mi leona enfurecida hasta el llanto, nuestro cachorro gritando y llorando con su boquita ensangrentada y yo tratando de calmarlos a ambos inútilmente lo que provocó en mí un verdadero “entripado”.
Salimos de casa a calmarnos un poco, al regreso la pequeña ya iba de salida junto con su hermano mayor, (quien sin haber presenciado lo ocurrido dijo que fue un accidente) y su mamá quien sólo atinó a despedirse tímidamente de mí y no sé si por vergüenza o porque consideró que no lo ameritaba, no preguntó por el estado de mi leoncito ni ofreció una disculpa.
nino-violentoNo le daría tanta relevancia a lo que pasó si no fuera por el hecho de que hubo algunos antecedentes con mi sobrina similares a los que ha habido con otro de sus primos…
Las constante en ambos casos: son niños muy inquietos (nada raro) y demandan atención de todos los que están a su alrededor, no piden sino ordenan a los adultos, muestran cierta agresividad o celos hacia otros niños, ya sea porque juegan con alguien más o sientan que les quitan atención, no comparten juguetes e incluso quitan aquellos que no son de ellos.
Lo anterior dio lugar a varios momentos incómodos en los aun estando frente a sus padres o personas mayores que supuestamente se están haciendo cargo de ellos, no reciban ningún tipo de llamada de atención e incluso cuenten con cierta complicidad… “¡Ay, es tremend@ verdad!”, “Ya ves como son los niños”, “compréndelo, nosotros también fuimos niños” y por si fuera poco: “¿Qué estás haciendo?” (a varios metros de distancia, con una voz pasiva o melosa, y mientras siguen platicando o dando la espalda a lo que acontece).
Más que criticar tratamos de entender las circunstancias que como padres pueden llevarnos a este tipo de situaciones para poder evitarlas y/o aprender de ellas, en este sentido lo que hoy día nos preocupa y desconcierta va en las siguientes direcciones:
La principal, ¿cómo reaccionar la próxima vez que coincidamos con la pequeña y/o sus padres? por el enojo que contuvimos, por lo que callamos y por el daño causado a nuestro hijo.
La otra es que tratamos de no generar algún tipo predisposición no sólo hacia esta pequeña, sino hacia algún otro niño que muestre actitudes similares, ¿nos será posible?
¿Cómo intervenir en caso de que se presentara una circunstancia parecida? pues consideramos que nuestro cachorro es aún muy pequeño para defenderse o para poder reaccionar ante este tipo de incidentes, no queremos sobre protegerlo pero tampoco dejarlo a merced de lo que ya comprobamos en un riesgo ahora que empieza a socializar con más niños.
Y la duda final, sabiendo que cada familia es diferente y que es imposible concordar en todo en cuanto a las formas en que criamos y educamos ¿es válido tratar de abrir el diálogo con sus papás o esperar a ver si hay algún cambio después de lo ocurrido? o simplemente dejarlo así,  “marcar nuestra línea” y guardar distancia hacia la forma en la que ellos educan, para tratar de evitar este tipo de incidentes.
Cuéntame…
¿Cómo reaccionarías o has reaccionado ante una situación similar?
¿Los papás podemos corregir o llamarle la atención a otro niño que no sea el nuestro, o debemos dejar que sólo lo hagan sus padres?
¿Qué podemos hacer cómo padres si nuestros hijos son muy pequeños y aún no saben defenderse?
Saludos y gracias por leer.
Me puedes seguir en @POETAMUERTO y en el blog de “Baby Center en Español”
photo credit: zeeebas via photopin cc
photo credit: slollo via photopin cc
Read more

Cuidando a mi hijo… ¿de otros niños?

nino-grosero
Como papás debemos estar preparados de algún modo para tolerar algunas situaciones, sin que sea una obligación ser siempre corteses y poner al límite nuestra paciencia. En nuestro caso y tratándose de nuestro cachorro, si hay una situación que nos “prende” es cuando éste recibe por parte de un niño más grande que él jalones, empujones, golpes, pellizcos, o alguna muestra de “cariño” como apretujones de cachetes o todo lo que le llegue a incomodar por ser reiterado, y más nos puede cuando esto es visto como algo normal o una simple travesura.

El resultado de lo que para mí es total descuido e incluso negligencia en la que podemos incurrir como padres se dio hace unos días cuando estando nosotros a menos de 2 metros de distancia nuestro pequeño sin más fue empujado de forma intencional por una sobrina que es casi 3 años mayor que él y se golpeó fuertemente el labio contra el piso, al grado que se le abrió. La escena: mi leona enfurecida hasta el llanto, nuestro cachorro gritando y llorando con su boquita ensangrentada y yo tratando de calmarlos a ambos inútilmente lo que provocó en mí un verdadero “entripado”.
Salimos de casa a calmarnos un poco, al regreso la pequeña ya iba de salida junto con su hermano mayor, (quien sin haber presenciado lo ocurrido dijo que fue un accidente) y su mamá quien sólo atinó a despedirse tímidamente de mí y no sé si por vergüenza o porque consideró que no lo ameritaba, no preguntó por el estado de mi leoncito ni ofreció una disculpa.
nino-violentoNo le daría tanta relevancia a lo que pasó si no fuera por el hecho de que hubo algunos antecedentes con mi sobrina similares a los que ha habido con otro de sus primos…
Las constante en ambos casos: son niños muy inquietos (nada raro) y demandan atención de todos los que están a su alrededor, no piden sino ordenan a los adultos, muestran cierta agresividad o celos hacia otros niños, ya sea porque juegan con alguien más o sientan que les quitan atención, no comparten juguetes e incluso quitan aquellos que no son de ellos.
Lo anterior dio lugar a varios momentos incómodos en los aun estando frente a sus padres o personas mayores que supuestamente se están haciendo cargo de ellos, no reciban ningún tipo de llamada de atención e incluso cuenten con cierta complicidad… “¡Ay, es tremend@ verdad!”, “Ya ves como son los niños”, “compréndelo, nosotros también fuimos niños” y por si fuera poco: “¿Qué estás haciendo?” (a varios metros de distancia, con una voz pasiva o melosa, y mientras siguen platicando o dando la espalda a lo que acontece).
Más que criticar tratamos de entender las circunstancias que como padres pueden llevarnos a este tipo de situaciones para poder evitarlas y/o aprender de ellas, en este sentido lo que hoy día nos preocupa y desconcierta va en las siguientes direcciones:
La principal, ¿cómo reaccionar la próxima vez que coincidamos con la pequeña y/o sus padres? por el enojo que contuvimos, por lo que callamos y por el daño causado a nuestro hijo.
La otra es que tratamos de no generar algún tipo predisposición no sólo hacia esta pequeña, sino hacia algún otro niño que muestre actitudes similares, ¿nos será posible?
¿Cómo intervenir en caso de que se presentara una circunstancia parecida? pues consideramos que nuestro cachorro es aún muy pequeño para defenderse o para poder reaccionar ante este tipo de incidentes, no queremos sobre protegerlo pero tampoco dejarlo a merced de lo que ya comprobamos en un riesgo ahora que empieza a socializar con más niños.
Y la duda final, sabiendo que cada familia es diferente y que es imposible concordar en todo en cuanto a las formas en que criamos y educamos ¿es válido tratar de abrir el diálogo con sus papás o esperar a ver si hay algún cambio después de lo ocurrido? o simplemente dejarlo así,  “marcar nuestra línea” y guardar distancia hacia la forma en la que ellos educan, para tratar de evitar este tipo de incidentes.
Cuéntame…
¿Cómo reaccionarías o has reaccionado ante una situación similar?
¿Los papás podemos corregir o llamarle la atención a otro niño que no sea el nuestro, o debemos dejar que sólo lo hagan sus padres?
¿Qué podemos hacer cómo padres si nuestros hijos son muy pequeños y aún no saben defenderse?
Saludos y gracias por leer.
Me puedes seguir en @POETAMUERTO y en el blog de “Baby Center en Español”
photo credit: zeeebas via photopin cc
photo credit: slollo via photopin cc
Read more

Cosas de mamá en la cabeza de papá

papa-en-casa
Desde Septiembre del año pasado terminé relación laboral con la empresa para la que trabajaba y la cual me permitía laborar desde casa y a su vez poder estar más al tanto de algunas cosas que suceden tanto con nuestro leoncito, como también con los asuntos de nuestro hogar. Desde entonces, y siempre con el apoyo de algunos de nuestros familiares,  he buscado un nuevo empleo y trabajado de forma eventual, sin embargo la búsqueda ha permanecido sin mucho éxito.
Hace algunos meses, mientras cenábamos, mi fiera hizo una mueca al no estar a gusto con la forma en la que le había quedado un platillo; la verdad es que yo ni siquiera me percaté y aunque intenté calmarla, diciéndole que me encantó el platillo (y miren que así lo fue) y que lo que importa es el amor con el que hace las cosas, no vi que mis palabras disminuyeran en mucho su malestar e incluso después de ello no supe que más decir y de algún modo deseé poder saber qué decir (o qué no) si algo así ocurriera nuevamente o entenderla al menos un poco mejor, y me fue concedido…
Pocas semanas después, Jackie recibió una propuesta por parte de uno de sus hermanos (con quien ya había trabajado antes) para ayudarle a cuidar un pequeño negocio mientras su esposa se recupera del nacimiento de su segundo hijo. Después de platicarlo un buen rato decidimos aceptar.
Una de mis tareas es ayudar a Jackie a abrir el local y acomodar algunas cosas, así como regresar por las tardes y apoyarla en lo que pueda a la hora del cierre; y una vez a la semana acompañarlos a surtir y comprar nueva mercancía, ya sea para cargar cosas o bien entretener a nuestro cachorro, que últimamente es un verdadero torbellino.
Pero ahí apenas inicia todo, después de abrir el local, me dirijo a casa a realizar nuevas búsquedas de vacantes en internet y de camino paso a comprar lo que necesite para hacer la comida. Lo primero que tuve que aprender no fue sólo tratar de calcular con cuánto de cada cosa alcanza para preparar cada platillo sino también a escoger verduras y alimentos frescos. A la par y dada la situación económica en general, hay que “estirar” el dinero y buscar a quienes ofrecen mejores precios u ofertas (sigo sin entender como le hacía mi mamá para darnos de comer con tan poco $$$), mientras camino o hago mis compras no me ha sido raro percatarme de que algunas personas ven con cierta incredulidad cuando le “atino” al calcular el peso que requiero o simplemente cuando sin dudar pido aquello que necesito o comparo calidad.
Ya en casa el aprendizaje ha sido mucho más, hoy día entiendo la importancia de dejar cada utensilio, traste, condimento, botella, etcétera en su lugar y tener organizada la alacena; aunque siempre se acumulan los trastes sucios, sé cuáles debo de lavar de inmediato para evitar que se pegue la grasa o los residuos de alimentos; por fin me di cuenta de que la estufa no se limpia sola y de que vale más tomarme 3 o 5 minutos después de usarla que hora y media para limpiarla ya con cochambre;  yo, el más desordenado, soy quien trata de poner orden a las cosas que ocupamos y a veces dejamos (sobre todo yo) tiradas por las prisas que nos agarran en las mañana y ¡ah! cómo me cuesta.
Ya calculo con cierta exactitud cuánto dura cada botella o bolsa de: detergente, jabón, aceite, papel higiénico, azúcar, agua… y estoy al tanto de lo que va haciendo falta y es más frecuente que se necesite. Y por último, me atreveré a presumir que algo le aprendí a mi mamá de lo riquísimo que cocina y lo he venido mejorando desde que estoy con mi otra gran cocinera, Jackie, y es de lo que más he podido disfrutar no sólo al momento de comer sino de cocinar (hasta aprendí a usar la olla exprés!).
Algo de lo que puedo decir es que hoy día, teniendo en mi cabeza parte de las cosas con las que Jackie ha tenido que lidiar a diario, no me ha hecho pensar ni hacer las cosas como ella, sino a apreciar más que nunca que aunque estoy muy lejos de estar capacitado al 100% para “el trabajo más duro del mundo” lo que me corresponderá siempre es poner mi granito de arena para mejorar mis hábitos y contribuir a que nuestra casa mejore y con ello las labores no se le carguen tanto a mi leona.
Día a día, cada vez que me dirijo con mi mochila llena de trastes con la comida que acabo de preparar, no sólo espero con gran ilusión que les guste a mis amores, sino además me siento muy contento de haber podido entender la mueca y el descontento de Jackie, pues hoy día, aun cuando lo que hago lo puedo llegar a realizar de buena forma, sé que no sólo basta con hacer las cosas bien y con todo el amor y cariño del mundo, sino además es vital preservar siempre esa sensación de poder y querer mejorar cada cosa y con ello hacer lo mismo nosotros como seres, como pareja y por supuesto como padres.
Gracias Jackie, por todos tus cuidados, tu empeño, tu dedicación y tu amor.
¿Alguna vez has atravesado una situación similar junto con tu pareja?
¿Qué cosas o labores del hogar crees que son las que más se nos dificultan a los papás?
Me puedes seguir en @POETAMUERTO y en el blog de “Baby Center en Español”.
photo credit: bradleygee via photopin
Read more

Cosas de mamá en la cabeza de papá

papa-en-casa
Desde Septiembre del año pasado terminé relación laboral con la empresa para la que trabajaba y la cual me permitía laborar desde casa y a su vez poder estar más al tanto de algunas cosas que suceden tanto con nuestro leoncito, como también con los asuntos de nuestro hogar. Desde entonces, y siempre con el apoyo de algunos de nuestros familiares,  he buscado un nuevo empleo y trabajado de forma eventual, sin embargo la búsqueda ha permanecido sin mucho éxito.
Hace algunos meses, mientras cenábamos, mi fiera hizo una mueca al no estar a gusto con la forma en la que le había quedado un platillo; la verdad es que yo ni siquiera me percaté y aunque intenté calmarla, diciéndole que me encantó el platillo (y miren que así lo fue) y que lo que importa es el amor con el que hace las cosas, no vi que mis palabras disminuyeran en mucho su malestar e incluso después de ello no supe que más decir y de algún modo deseé poder saber qué decir (o qué no) si algo así ocurriera nuevamente o entenderla al menos un poco mejor, y me fue concedido…
Pocas semanas después, Jackie recibió una propuesta por parte de uno de sus hermanos (con quien ya había trabajado antes) para ayudarle a cuidar un pequeño negocio mientras su esposa se recupera del nacimiento de su segundo hijo. Después de platicarlo un buen rato decidimos aceptar.
Una de mis tareas es ayudar a Jackie a abrir el local y acomodar algunas cosas, así como regresar por las tardes y apoyarla en lo que pueda a la hora del cierre; y una vez a la semana acompañarlos a surtir y comprar nueva mercancía, ya sea para cargar cosas o bien entretener a nuestro cachorro, que últimamente es un verdadero torbellino.
Pero ahí apenas inicia todo, después de abrir el local, me dirijo a casa a realizar nuevas búsquedas de vacantes en internet y de camino paso a comprar lo que necesite para hacer la comida. Lo primero que tuve que aprender no fue sólo tratar de calcular con cuánto de cada cosa alcanza para preparar cada platillo sino también a escoger verduras y alimentos frescos. A la par y dada la situación económica en general, hay que “estirar” el dinero y buscar a quienes ofrecen mejores precios u ofertas (sigo sin entender como le hacía mi mamá para darnos de comer con tan poco $$$), mientras camino o hago mis compras no me ha sido raro percatarme de que algunas personas ven con cierta incredulidad cuando le “atino” al calcular el peso que requiero o simplemente cuando sin dudar pido aquello que necesito o comparo calidad.
Ya en casa el aprendizaje ha sido mucho más, hoy día entiendo la importancia de dejar cada utensilio, traste, condimento, botella, etcétera en su lugar y tener organizada la alacena; aunque siempre se acumulan los trastes sucios, sé cuáles debo de lavar de inmediato para evitar que se pegue la grasa o los residuos de alimentos; por fin me di cuenta de que la estufa no se limpia sola y de que vale más tomarme 3 o 5 minutos después de usarla que hora y media para limpiarla ya con cochambre;  yo, el más desordenado, soy quien trata de poner orden a las cosas que ocupamos y a veces dejamos (sobre todo yo) tiradas por las prisas que nos agarran en las mañana y ¡ah! cómo me cuesta.
Ya calculo con cierta exactitud cuánto dura cada botella o bolsa de: detergente, jabón, aceite, papel higiénico, azúcar, agua… y estoy al tanto de lo que va haciendo falta y es más frecuente que se necesite. Y por último, me atreveré a presumir que algo le aprendí a mi mamá de lo riquísimo que cocina y lo he venido mejorando desde que estoy con mi otra gran cocinera, Jackie, y es de lo que más he podido disfrutar no sólo al momento de comer sino de cocinar (hasta aprendí a usar la olla exprés!).
Algo de lo que puedo decir es que hoy día, teniendo en mi cabeza parte de las cosas con las que Jackie ha tenido que lidiar a diario, no me ha hecho pensar ni hacer las cosas como ella, sino a apreciar más que nunca que aunque estoy muy lejos de estar capacitado al 100% para “el trabajo más duro del mundo” lo que me corresponderá siempre es poner mi granito de arena para mejorar mis hábitos y contribuir a que nuestra casa mejore y con ello las labores no se le carguen tanto a mi leona.
Día a día, cada vez que me dirijo con mi mochila llena de trastes con la comida que acabo de preparar, no sólo espero con gran ilusión que les guste a mis amores, sino además me siento muy contento de haber podido entender la mueca y el descontento de Jackie, pues hoy día, aun cuando lo que hago lo puedo llegar a realizar de buena forma, sé que no sólo basta con hacer las cosas bien y con todo el amor y cariño del mundo, sino además es vital preservar siempre esa sensación de poder y querer mejorar cada cosa y con ello hacer lo mismo nosotros como seres, como pareja y por supuesto como padres.
Gracias Jackie, por todos tus cuidados, tu empeño, tu dedicación y tu amor.
¿Alguna vez has atravesado una situación similar junto con tu pareja?
¿Qué cosas o labores del hogar crees que son las que más se nos dificultan a los papás?
Me puedes seguir en @POETAMUERTO y en el blog de “Baby Center en Español”.
photo credit: bradleygee via photopin
Read more

Ocupaciones y preocupaciones de un papá primerizo

papa-preocupado
Hace ya  2 años (justo un 11 de mayo) recibí la noticia de que sería papá por  primera vez,  y la verdad es que a la par de la emoción y la inmensa felicidad  vinieron también algunas preocupaciones y dudas sobre la forma en como enfrentaríamos mi leona y yo esta hermosa etapa, y advertí que  de ese momento en adelante este tipo de ideas no dejarían de rondar mi melenuda cabeza, y no me equivoqué. Hoy día nuestro leoncito ya tiene 1 año y 4 meses y  aun cuando he aprendido y domino  varias cosas  respecto al cuidado de  él, no he dejado de ser un papá primerizo y como es de esperarse al estar  en constante  crecimiento y evolución siempre hay nuevos retos, nuevas dudas y nuevas ocupaciones y preocupaciones, a continuación les comparto algunas. (quizá aplican también para aquellos que no son primerizos)
Como les comenté en mi post anterior, derivado  de que estoy desempleado, mi manada y yo entramos en una dinámica diferente en la que yo me hice cargo por algunas semanas principalmente de las labores del hogar, hace algunas semanas Jackie y yo tomamos la decisión de emprender un pequeñísimo negocio y con ello ir tratando de dar un poco de liquidez a nuestros gastos. Y bueno, aun cuando ha sido un poco complicado y cansado el inicio de nuestro proyecto,  éste avanza poco a poco y seguimos con la ilusión de que crezca en lo que encuentro una oportunidad  formal, sin embargo, nuestras actividades han cambiado nuevamente y en este sentido ha habido una situación que pienso continuamente e incluso me preocupa y es la de saber qué tanto pueden llegar a afectar este tipo de cambios a nuestro cachorro; lo que me tranquiliza un poco es que nos hemos ocupado de tratar de estar juntos (los 3) el mayor tiempo posible, observar los cambios y con ello tratar de hacer un poco más llevadera  esta etapa  para Emilio y que la asimile de la mejor forma posible.
Ya en el plano laboral  la preocupación que tengo no es tanto la de conseguir un empleo que me permita  tener un ingreso fijo y suficiente, sino de encontrar una verdadera oportunidad de desarrollo profesional y que ésta interactúe en armonía con mi vida personal y familia, aquí he de confesar que me he “mal acostumbrado” a estar la mayor parte  tiempo con mis amores y eso de alguna manera influye para  descartar aquellos trabajos que exijan mucho tiempo de mi persona.
En cuestiones de salud, desde hace algunos meses algunas personas cercanas a nosotros se han visto afectadas por enfermedades y padecimientos que han requerido incluso de intervenciones quirúrgicas y por ello nos hemos ocupado de tratar de checarnos y prevenir en la medida de lo posible algún tipo de afección o hacer lo propio para disminuir o sanar las que ya nos aquejan, dicho sea de paso, hemos entendido que nuestra salud es la de nuestro leoncito y a mí en lo particular me preocupa que el estrés (derivadas de las situaciones anteriores)  y algunas problemáticas afecten a mi leona o lleguen a trastocar su salud sobre todo en la parte emocional.
Respecto al desarrollo de nuestra “mini fiera”, puedo decir que comienzo a sentirme tranquilo ya que su salud se ha fortalecido y con ello la única dificultad que enfrentamos (y sufrimos 😛 ) es la de lograr que nuestro pequeño coma mejor y suba un poquitín de peso, ya que teniendo “genes flacos” y aunado a una que otra enfermedad no le había sido posible subir de peso de forma ideal. Por lo demás  no deja de sorprendernos con todo lo que aprende, está a punto de dar sus primeros pasos solito, poco a poco se vuelve  independiente y su lenguaje va en aumento. 🙂 Confiando en que todo siga así, una de nuestras principales preocupaciones es la de saber en qué momento terminar la etapa de lactancia, aunque nos hemos informado estoy casi seguro que la palabra destete causa casi el mismo sentimiento de angustia tanto para Jackie como para mí. 🙁
Por último una preocupación que cada vez se hace más latente es la de saber qué tan bien estoy/estamos educando y permitiendo el desarrollo de nuestro bebé, qué tan bien fomentamos en él valores y principios;  y de ser así como llegar a seguir preservando todos los anteriores sin que esto se contraponga con la convivencia que debe tener con más niños que al igual que él traen consigo toda una carga familiar la cual puede llegar a provocar ciertos puntos de desencuentro e incluso altercados entre las mamás y los papás sean o no primerizos. (de esto les hablaré mas en mi siguiente post)
Bien dicen que para cada preocupación una ocupación, y por ello en conjunto con Em y Jack tratamos de “combatir” a las primeras manteniéndonos optimistas y de buen ánimo, bien informados y al pendiente de las inquietudes de cada uno de los 3, unidos y en constante comunicación tanto entre nosotros como con nuestros seres más cercanos  y por último manteniendo mucha apertura hacia las necesidades del otro y anteponiendo siempre el respeto  y el amor que nos tenemos.
¿Te suenan conocidas este tipo de inquietudes y preocupaciones, cuáles son las tuyas?
¿Qué tanto conoces las preocupaciones de tu pareja y de tus hijos?
¿Cómo haces/hacen para superarlas?
Comparte tus experiencias  y/o comentarios.
Me puedes seguir en @POETAMUERTO y en el blog de “Baby Center en Español”.
photo credit: nettsu via photopin cc
Read more

Ocupaciones y preocupaciones de un papá primerizo

papa-preocupado
Hace ya  2 años (justo un 11 de mayo) recibí la noticia de que sería papá por  primera vez,  y la verdad es que a la par de la emoción y la inmensa felicidad  vinieron también algunas preocupaciones y dudas sobre la forma en como enfrentaríamos mi leona y yo esta hermosa etapa, y advertí que  de ese momento en adelante este tipo de ideas no dejarían de rondar mi melenuda cabeza, y no me equivoqué. Hoy día nuestro leoncito ya tiene 1 año y 4 meses y  aun cuando he aprendido y domino  varias cosas  respecto al cuidado de  él, no he dejado de ser un papá primerizo y como es de esperarse al estar  en constante  crecimiento y evolución siempre hay nuevos retos, nuevas dudas y nuevas ocupaciones y preocupaciones, a continuación les comparto algunas. (quizá aplican también para aquellos que no son primerizos)
Como les comenté en mi post anterior, derivado  de que estoy desempleado, mi manada y yo entramos en una dinámica diferente en la que yo me hice cargo por algunas semanas principalmente de las labores del hogar, hace algunas semanas Jackie y yo tomamos la decisión de emprender un pequeñísimo negocio y con ello ir tratando de dar un poco de liquidez a nuestros gastos. Y bueno, aun cuando ha sido un poco complicado y cansado el inicio de nuestro proyecto,  éste avanza poco a poco y seguimos con la ilusión de que crezca en lo que encuentro una oportunidad  formal, sin embargo, nuestras actividades han cambiado nuevamente y en este sentido ha habido una situación que pienso continuamente e incluso me preocupa y es la de saber qué tanto pueden llegar a afectar este tipo de cambios a nuestro cachorro; lo que me tranquiliza un poco es que nos hemos ocupado de tratar de estar juntos (los 3) el mayor tiempo posible, observar los cambios y con ello tratar de hacer un poco más llevadera  esta etapa  para Emilio y que la asimile de la mejor forma posible.
Ya en el plano laboral  la preocupación que tengo no es tanto la de conseguir un empleo que me permita  tener un ingreso fijo y suficiente, sino de encontrar una verdadera oportunidad de desarrollo profesional y que ésta interactúe en armonía con mi vida personal y familia, aquí he de confesar que me he “mal acostumbrado” a estar la mayor parte  tiempo con mis amores y eso de alguna manera influye para  descartar aquellos trabajos que exijan mucho tiempo de mi persona.
En cuestiones de salud, desde hace algunos meses algunas personas cercanas a nosotros se han visto afectadas por enfermedades y padecimientos que han requerido incluso de intervenciones quirúrgicas y por ello nos hemos ocupado de tratar de checarnos y prevenir en la medida de lo posible algún tipo de afección o hacer lo propio para disminuir o sanar las que ya nos aquejan, dicho sea de paso, hemos entendido que nuestra salud es la de nuestro leoncito y a mí en lo particular me preocupa que el estrés (derivadas de las situaciones anteriores)  y algunas problemáticas afecten a mi leona o lleguen a trastocar su salud sobre todo en la parte emocional.
Respecto al desarrollo de nuestra “mini fiera”, puedo decir que comienzo a sentirme tranquilo ya que su salud se ha fortalecido y con ello la única dificultad que enfrentamos (y sufrimos 😛 ) es la de lograr que nuestro pequeño coma mejor y suba un poquitín de peso, ya que teniendo “genes flacos” y aunado a una que otra enfermedad no le había sido posible subir de peso de forma ideal. Por lo demás  no deja de sorprendernos con todo lo que aprende, está a punto de dar sus primeros pasos solito, poco a poco se vuelve  independiente y su lenguaje va en aumento. 🙂 Confiando en que todo siga así, una de nuestras principales preocupaciones es la de saber en qué momento terminar la etapa de lactancia, aunque nos hemos informado estoy casi seguro que la palabra destete causa casi el mismo sentimiento de angustia tanto para Jackie como para mí. 🙁
Por último una preocupación que cada vez se hace más latente es la de saber qué tan bien estoy/estamos educando y permitiendo el desarrollo de nuestro bebé, qué tan bien fomentamos en él valores y principios;  y de ser así como llegar a seguir preservando todos los anteriores sin que esto se contraponga con la convivencia que debe tener con más niños que al igual que él traen consigo toda una carga familiar la cual puede llegar a provocar ciertos puntos de desencuentro e incluso altercados entre las mamás y los papás sean o no primerizos. (de esto les hablaré mas en mi siguiente post)
Bien dicen que para cada preocupación una ocupación, y por ello en conjunto con Em y Jack tratamos de “combatir” a las primeras manteniéndonos optimistas y de buen ánimo, bien informados y al pendiente de las inquietudes de cada uno de los 3, unidos y en constante comunicación tanto entre nosotros como con nuestros seres más cercanos  y por último manteniendo mucha apertura hacia las necesidades del otro y anteponiendo siempre el respeto  y el amor que nos tenemos.
¿Te suenan conocidas este tipo de inquietudes y preocupaciones, cuáles son las tuyas?
¿Qué tanto conoces las preocupaciones de tu pareja y de tus hijos?
¿Cómo haces/hacen para superarlas?
Comparte tus experiencias  y/o comentarios.
Me puedes seguir en @POETAMUERTO y en el blog de “Baby Center en Español”.
photo credit: nettsu via photopin cc
Read more

Nuestro bebé aún no camina, ¡y no nos urge que lo haga!

crawling

Hace algunas semanas, mi leona me platicó algo que le ocurrió mientras jugaba con nuestro cachorrito: un conocido de ella el cual tiene un hijo de la misma edad que el nuestro, (1 año y 3 meses) le había preguntado si aún no caminaba y como Jackie le contestara que no, éste no tardó en presumir de algún modo que el suyo ya lo hacía, y bueno, en aquella ocasión el asunto no pasó de ahí hasta hace unos días cuando al encontrarlo nuevamente (y sin más saludo) lo primero que hizo fue insistir y lanzar nuevamente la pregunta…“¿Todavía no camina?”.

Jackie me comentó que aunque se puso como lo que es, una fiera, sólo se limitó a contestarle “NO, y no me urge que camine”. Sin embargo, ya al contármelo me contagió esa inquietud de no saber muy bien cómo reaccionar ante este tipo de situaciones y más cuando a últimas fechas  son un tanto más recurrentes.
Aún no sé explicar del todo lo que siento cuando ciertas personas (excluyo a los más cercanos a nosotros) nos hacen algún tipo de alusión a cómo debiera estarse desarrollando nuestro hijo (como si en verdad todos lo supieran o hubiese un estándar), pero lo que me queda claro es  que, desde que tenemos a Emilio con nosotros, algo que ha sido primordial es desechar  este tipo de comentarios comparativos y/o preguntas. Pero más importante aún es que hemos aprendido a crecer y desarrollarnos con él sin prisas.
Y sí, al decir que hemos aprendido es porque de varios modos tuvimos que liberarnos de nuestras propias expectativas y dejar que nuestro leoncito decidiera cómo y a qué ritmo crecer, o bien de qué medios valerse para hacerlo.
fular-emiPor poner sólo un ejemplo recuerdo que desde antes que Emilio naciera habíamos decidido que por los beneficios para el bebé y la  mamá  y para el papá utilizaríamos rebozo/fular para cargarlo y bueno, una vez nacido fuimos a conseguir una tela especial y nosotros mismos elaboramos no uno sino dos hermosos fulares.
Yo aprendí cómo hacer algunas variedades de nudos a Jackie o a mí mismo (mejor de lo que lo haría un marinero). Y, al final, nuestro cachorro, después de unas cuantas veces que lo usamos, decidió que no le gustó y terminó utilizándolos como pequeñas almohadas que a veces le  ponemos mientras duerme. Y eso sí, hoy día cuando lo cargamos adquiere algunas posturas especiales con mi leona y otras conmigo, así de simple.
Entendimos que por más que planeáramos, y esto fuera con todo el amor del mundo, debíamos estar muy atentos a lo que a él le gustase o le incomodara y que seríamos 3 los que decidiéramos sobre las cosas que tendría ya fuera para jugar, sentarse, comer, aprender a caminar, dormir… etcétera.
Hoy día puedo decir que comenzamos a tomar con humor las observaciones que nos hacen y a la par nos respaldamos con información confiable y que viene de las personas que nosotros consideramos pertinentes. Asimismo seguimos aprovechando que nuestro pequeñín no camina (¡la que nos espera cuando lo haga!) y padeciendo cuando intentamos jugar y  gatear junto con él (pregúntenselo a nuestras rodillas);  y si me lo preguntaran, la siguiente vez que alguien nos haga algún comentario, cuestionamiento o comparación, diplomáticamente contestaré como mi leona… “aún no camina, y no nos urge que lo haga”  .
Y mientras me retiro en silencio con una gran sonrisa recordaré (aquí viene no papá león sino cuervo) que es un campeón gateador, que tiene una puntería única con cada cosa que lanza (¡ups!), que también baila con un ritmo inigualable. Pero sobre todo que sus sonrisas, sus gestos, sus besos, sus abrazos y las palabras que comienza a pronunciar siempre nos dejan patente que nos ama y que lo más hermoso que podemos hacer es seguir gateando  y creciendo con él, sin prisas.
¿Qué preguntas te incomodan acerca del crecimiento de tu bebé?
¿Qué edad tiene(n) tu(s) hijo(s) y qué es lo que más disfrutas de esa etapa?
Cuéntame cómo respondes o responderías a este tipo de comentarios.
Me puedes seguir en @POETAMUERTO y en el blog de “Baby Center en Español”.
photo credit: sillypucci via photopin cc
photo credit: Vicko via Baby Center en Español
Read more

Nuestro bebé aún no camina, ¡y no nos urge que lo haga!

crawling

Hace algunas semanas, mi leona me platicó algo que le ocurrió mientras jugaba con nuestro cachorrito: un conocido de ella el cual tiene un hijo de la misma edad que el nuestro, (1 año y 3 meses) le había preguntado si aún no caminaba y como Jackie le contestara que no, éste no tardó en presumir de algún modo que el suyo ya lo hacía, y bueno, en aquella ocasión el asunto no pasó de ahí hasta hace unos días cuando al encontrarlo nuevamente (y sin más saludo) lo primero que hizo fue insistir y lanzar nuevamente la pregunta…“¿Todavía no camina?”.

Jackie me comentó que aunque se puso como lo que es, una fiera, sólo se limitó a contestarle “NO, y no me urge que camine”. Sin embargo, ya al contármelo me contagió esa inquietud de no saber muy bien cómo reaccionar ante este tipo de situaciones y más cuando a últimas fechas  son un tanto más recurrentes.
Aún no sé explicar del todo lo que siento cuando ciertas personas (excluyo a los más cercanos a nosotros) nos hacen algún tipo de alusión a cómo debiera estarse desarrollando nuestro hijo (como si en verdad todos lo supieran o hubiese un estándar), pero lo que me queda claro es  que, desde que tenemos a Emilio con nosotros, algo que ha sido primordial es desechar  este tipo de comentarios comparativos y/o preguntas. Pero más importante aún es que hemos aprendido a crecer y desarrollarnos con él sin prisas.
Y sí, al decir que hemos aprendido es porque de varios modos tuvimos que liberarnos de nuestras propias expectativas y dejar que nuestro leoncito decidiera cómo y a qué ritmo crecer, o bien de qué medios valerse para hacerlo.
fular-emiPor poner sólo un ejemplo recuerdo que desde antes que Emilio naciera habíamos decidido que por los beneficios para el bebé y la  mamá  y para el papá utilizaríamos rebozo/fular para cargarlo y bueno, una vez nacido fuimos a conseguir una tela especial y nosotros mismos elaboramos no uno sino dos hermosos fulares.
Yo aprendí cómo hacer algunas variedades de nudos a Jackie o a mí mismo (mejor de lo que lo haría un marinero). Y, al final, nuestro cachorro, después de unas cuantas veces que lo usamos, decidió que no le gustó y terminó utilizándolos como pequeñas almohadas que a veces le  ponemos mientras duerme. Y eso sí, hoy día cuando lo cargamos adquiere algunas posturas especiales con mi leona y otras conmigo, así de simple.
Entendimos que por más que planeáramos, y esto fuera con todo el amor del mundo, debíamos estar muy atentos a lo que a él le gustase o le incomodara y que seríamos 3 los que decidiéramos sobre las cosas que tendría ya fuera para jugar, sentarse, comer, aprender a caminar, dormir… etcétera.
Hoy día puedo decir que comenzamos a tomar con humor las observaciones que nos hacen y a la par nos respaldamos con información confiable y que viene de las personas que nosotros consideramos pertinentes. Asimismo seguimos aprovechando que nuestro pequeñín no camina (¡la que nos espera cuando lo haga!) y padeciendo cuando intentamos jugar y  gatear junto con él (pregúntenselo a nuestras rodillas);  y si me lo preguntaran, la siguiente vez que alguien nos haga algún comentario, cuestionamiento o comparación, diplomáticamente contestaré como mi leona… “aún no camina, y no nos urge que lo haga”  .
Y mientras me retiro en silencio con una gran sonrisa recordaré (aquí viene no papá león sino cuervo) que es un campeón gateador, que tiene una puntería única con cada cosa que lanza (¡ups!), que también baila con un ritmo inigualable. Pero sobre todo que sus sonrisas, sus gestos, sus besos, sus abrazos y las palabras que comienza a pronunciar siempre nos dejan patente que nos ama y que lo más hermoso que podemos hacer es seguir gateando  y creciendo con él, sin prisas.
¿Qué preguntas te incomodan acerca del crecimiento de tu bebé?
¿Qué edad tiene(n) tu(s) hijo(s) y qué es lo que más disfrutas de esa etapa?
Cuéntame cómo respondes o responderías a este tipo de comentarios.
Me puedes seguir en @POETAMUERTO y en el blog de “Baby Center en Español”.
photo credit: sillypucci via photopin cc
photo credit: Vicko via Baby Center en Español
Read more

Privacidad antes, durante y después del parto

mom-baby-privacy
El embarazo es un proceso que implica para la pareja, y más aún para la mujer, una mezcla enorme de cambios, sentimientos y demás factores que la mayoría de las veces son abrumadores; ya hablando del nacimiento, trae consigo otro proceso aún más complejo al que debemos tratar de prepararnos para ofrecer al nuevo bebé las mejores condiciones que le permitan superar este periodo de adaptación a su nueva vida.
Como hombres, sólo podemos imaginarnos una pequeña parte de todas las implicaciones que la maternidad tiene para ustedes, para su organismo y sus emociones; y aunque en muchas ocasiones pareciéramos simples espectadores de lo que ocurre, en otras no somos ajenos a ellas. Si bien nos llega sólo una pequeña parte, puedo decir que también nos pegan y confieso que así mismo nosotros como papás experimentamos ciertos momentos en los que la paternidad parece superarnos, en la que aún con todo lo planeado algo se sale de nuestras manos e incluso perdemos en muchas ocasiones cierto equilibrio, convirtiéndonos en un manojo de emociones, miedos y preocupaciones y así dejemos de disfrutar en cierta medida este hermoso proceso.
Recuerdo que una vez que nuestro embarazo se estabilizó, comenzamos a prepararnos para el gran día, y dichas preocupaciones y dudas se hicieron presentes: ¿Quién nos gustaría que estuviera cerca durante el parto y la recuperación de Jackie? ¿En quiénes podríamos apoyarnos si algo no saliera como lo esperábamos? ¿Qué cosas eran las que deseábamos disfrutar únicamente los 3? ¿Hasta qué punto queríamos que nuestras familias nos apoyaran y hasta cuál que nos dejaran enfrentar solos esta nueva etapa?
En este sentido hubo dos planos súper importantes que tuvimos que “alinear” de algún modo para que en la medida de lo posible aminoráramos o no padeciéramos ciertas situaciones que nos pueden llegar a inquietar, estresar e incluso frustrar como pareja y como padres. Estos dos planos a los que hago referencia son: la pareja misma y todas las decisiones que tomamos como tal, y en segundo lugar los seres queridos (familia y amigos) quienes de muchas formas pueden ser partícipes de este gran suceso.
nestingPara el primer punto supimos que era indispensable delimitar nuestro espacio, y dotarlo de la suficiente privacidad para que sin pena, sin inhibiciones, limitaciones, o preocupaciones pudiéramos seguir externando nuestras inquietudes con toda confianza. Esto era crucial desde antes que llegara nuestro leoncito, y después de su nacimiento nos facilitaría establecer mejores vínculos entre los tres y con ello trascender el periodo de recuperación de Jackie y la adaptación que comenzaría al convivir ya como una nueva familia.
Anticipamos que sería algo un tanto delicado, pero lo decidimos así para tratar de tener desde el inicio las condiciones que más se aproximasen a la forma en que se desarrollaría nuestra vida cotidiana y la convivencia dentro de nuestra casa, buscando siempre la armonía dentro de ésta.
Al mismo tiempo para el segundo punto acordamos que trataríamos de ser tan independientes como nos fuera posible, pero que si llegáramos a necesitar ayuda la solicitaríamos abiertamente. Entendimos que debíamos tener mucho tacto para no herir susceptibilidades, sobre todo con quienes nos más nos habían apoyado y estado cerca; y confiando en el amor y cariño mutuo que nos tenemos les hicimos ver que agradeceríamos siempre cada muestra o intención de ayuda u opinión, pero que al final las decisiones serían tomadas única y exclusivamente por mi leona y por mí. Y del mismo modo, así como entendemos que hay personas que les gusta compartir cada etapa de su embarazo/paternidad, quisimos ser más reservados y dejar sólo para nosotros algunas cosas y compartir en menor cantidad y únicamente a los más allegados y afortunadamente nuestra decisión y nuestra privacidad fueron respetadas.
Así pues, la privacidad tiene un papel vital dentro de nuestro desarrollo como pareja y como papás, y aunque es un derecho, advierto que no siempre es fácil que nos sea dada de forma natural como tal, en tal circunstancia podemos solicitarla y para ello debemos de tratar tener empatía con las demás personas (en el dar está el pedir), siendo respetuosos y tolerantes, siempre anteponiendo el cariño y amor por el otro que al final es el mismo que recibimos.
La privacidad no es (desde mi punto de vista), el tener que encerrarnos y alejarnos de todo y de todos, sino una apertura voluntaria, y más que una barrera puede ser el fortalecimiento de la confianza y de los lazos afectivos, es un acercamiento hacia el otro de forma respetuosa, mediante el diálogo abierto y sin prejuicios. No hay necesidad de cerrar puertas, al contrario, simplemente se dejarán abiertas (un poco más) para aquellos con quien hay mayor grado de confianza y de intimidad; que son quienes a final de cuentas mejor nos conocen y por tanto pueden entendernos un poco mejor.
Hoy día me considero un hombre y un papá muy afortunado, no sólo por la gran esposa y el hermoso hijo que tengo, sino por la gran cantidad de momentos que he podido compartir con ambos desde que nos enteramos de la existencia de nuestro pequeño y más aún después de que pudimos tenerlo ya con nosotros por primera vez. Dentro de estos momentos hay muchos que junto con Jackie hemos decidido compartir con nuestros seres más queridos y amados (otra razón más para sentirme dichoso); y otros más que de algún modo atesoramos los 3 y que forman parte de nuestra historia familiar.
A veces hay que tratar de ser muy flexibles, pues de la misma manera que deseábamos a nuestra manera y tomar nuestras propias decisiones respecto a nuestros hijos, nuestras familias y amigos quieren ser parte de ello por el gran cariño y aprecio, y así sólo nos resta sentirnos bendecidos por tener con quien compartir y confiar en que con el paso del tiempo habrá muchos más momentos que disfrutar en compañía de quienes amamos.
¿Qué momentos atesoras o te gustaría guardar exclusivamente para tu pareja y tu bebé?
¿Qué te gustaría compartir con tus familiares y amigos más allá de la privacidad con tu familia?
Cuéntame tu experiencia y cómo es que estableces o luchas para tener privacidad antes, durante y después de la llegada de tu bebé.
Me puedes seguir en @POETAMUERTO y en el “blog de “Baby Center en Español”.
photo credit: super-structure via photopin cc
photo credit: Eifion via photopin cc
Read more

Privacidad antes, durante y después del parto

mom-baby-privacy
El embarazo es un proceso que implica para la pareja, y más aún para la mujer, una mezcla enorme de cambios, sentimientos y demás factores que la mayoría de las veces son abrumadores; ya hablando del nacimiento, trae consigo otro proceso aún más complejo al que debemos tratar de prepararnos para ofrecer al nuevo bebé las mejores condiciones que le permitan superar este periodo de adaptación a su nueva vida.
Como hombres, sólo podemos imaginarnos una pequeña parte de todas las implicaciones que la maternidad tiene para ustedes, para su organismo y sus emociones; y aunque en muchas ocasiones pareciéramos simples espectadores de lo que ocurre, en otras no somos ajenos a ellas. Si bien nos llega sólo una pequeña parte, puedo decir que también nos pegan y confieso que así mismo nosotros como papás experimentamos ciertos momentos en los que la paternidad parece superarnos, en la que aún con todo lo planeado algo se sale de nuestras manos e incluso perdemos en muchas ocasiones cierto equilibrio, convirtiéndonos en un manojo de emociones, miedos y preocupaciones y así dejemos de disfrutar en cierta medida este hermoso proceso.
Recuerdo que una vez que nuestro embarazo se estabilizó, comenzamos a prepararnos para el gran día, y dichas preocupaciones y dudas se hicieron presentes: ¿Quién nos gustaría que estuviera cerca durante el parto y la recuperación de Jackie? ¿En quiénes podríamos apoyarnos si algo no saliera como lo esperábamos? ¿Qué cosas eran las que deseábamos disfrutar únicamente los 3? ¿Hasta qué punto queríamos que nuestras familias nos apoyaran y hasta cuál que nos dejaran enfrentar solos esta nueva etapa?
En este sentido hubo dos planos súper importantes que tuvimos que “alinear” de algún modo para que en la medida de lo posible aminoráramos o no padeciéramos ciertas situaciones que nos pueden llegar a inquietar, estresar e incluso frustrar como pareja y como padres. Estos dos planos a los que hago referencia son: la pareja misma y todas las decisiones que tomamos como tal, y en segundo lugar los seres queridos (familia y amigos) quienes de muchas formas pueden ser partícipes de este gran suceso.
nestingPara el primer punto supimos que era indispensable delimitar nuestro espacio, y dotarlo de la suficiente privacidad para que sin pena, sin inhibiciones, limitaciones, o preocupaciones pudiéramos seguir externando nuestras inquietudes con toda confianza. Esto era crucial desde antes que llegara nuestro leoncito, y después de su nacimiento nos facilitaría establecer mejores vínculos entre los tres y con ello trascender el periodo de recuperación de Jackie y la adaptación que comenzaría al convivir ya como una nueva familia.
Anticipamos que sería algo un tanto delicado, pero lo decidimos así para tratar de tener desde el inicio las condiciones que más se aproximasen a la forma en que se desarrollaría nuestra vida cotidiana y la convivencia dentro de nuestra casa, buscando siempre la armonía dentro de ésta.
Al mismo tiempo para el segundo punto acordamos que trataríamos de ser tan independientes como nos fuera posible, pero que si llegáramos a necesitar ayuda la solicitaríamos abiertamente. Entendimos que debíamos tener mucho tacto para no herir susceptibilidades, sobre todo con quienes nos más nos habían apoyado y estado cerca; y confiando en el amor y cariño mutuo que nos tenemos les hicimos ver que agradeceríamos siempre cada muestra o intención de ayuda u opinión, pero que al final las decisiones serían tomadas única y exclusivamente por mi leona y por mí. Y del mismo modo, así como entendemos que hay personas que les gusta compartir cada etapa de su embarazo/paternidad, quisimos ser más reservados y dejar sólo para nosotros algunas cosas y compartir en menor cantidad y únicamente a los más allegados y afortunadamente nuestra decisión y nuestra privacidad fueron respetadas.
Así pues, la privacidad tiene un papel vital dentro de nuestro desarrollo como pareja y como papás, y aunque es un derecho, advierto que no siempre es fácil que nos sea dada de forma natural como tal, en tal circunstancia podemos solicitarla y para ello debemos de tratar tener empatía con las demás personas (en el dar está el pedir), siendo respetuosos y tolerantes, siempre anteponiendo el cariño y amor por el otro que al final es el mismo que recibimos.
La privacidad no es (desde mi punto de vista), el tener que encerrarnos y alejarnos de todo y de todos, sino una apertura voluntaria, y más que una barrera puede ser el fortalecimiento de la confianza y de los lazos afectivos, es un acercamiento hacia el otro de forma respetuosa, mediante el diálogo abierto y sin prejuicios. No hay necesidad de cerrar puertas, al contrario, simplemente se dejarán abiertas (un poco más) para aquellos con quien hay mayor grado de confianza y de intimidad; que son quienes a final de cuentas mejor nos conocen y por tanto pueden entendernos un poco mejor.
Hoy día me considero un hombre y un papá muy afortunado, no sólo por la gran esposa y el hermoso hijo que tengo, sino por la gran cantidad de momentos que he podido compartir con ambos desde que nos enteramos de la existencia de nuestro pequeño y más aún después de que pudimos tenerlo ya con nosotros por primera vez. Dentro de estos momentos hay muchos que junto con Jackie hemos decidido compartir con nuestros seres más queridos y amados (otra razón más para sentirme dichoso); y otros más que de algún modo atesoramos los 3 y que forman parte de nuestra historia familiar.
A veces hay que tratar de ser muy flexibles, pues de la misma manera que deseábamos a nuestra manera y tomar nuestras propias decisiones respecto a nuestros hijos, nuestras familias y amigos quieren ser parte de ello por el gran cariño y aprecio, y así sólo nos resta sentirnos bendecidos por tener con quien compartir y confiar en que con el paso del tiempo habrá muchos más momentos que disfrutar en compañía de quienes amamos.
¿Qué momentos atesoras o te gustaría guardar exclusivamente para tu pareja y tu bebé?
¿Qué te gustaría compartir con tus familiares y amigos más allá de la privacidad con tu familia?
Cuéntame tu experiencia y cómo es que estableces o luchas para tener privacidad antes, durante y después de la llegada de tu bebé.
Me puedes seguir en @POETAMUERTO y en el “blog de “Baby Center en Español”.
photo credit: super-structure via photopin cc
photo credit: Eifion via photopin cc
Read more

Un año más de sonrisas


Parece mentira, pero ha pasado ya un año (venga, comencemos con un topicazo), tres desde que llegaste a nuestras vidascreo que no ha pasado un solo día sin que hayamos visto una de tus sonrisas, te hayamos oído reír y hayamos podido comprobar lo difícil que es ponerse serio cuando comienzas a poner esas caras de gato de Srek. Incluso es difícil aguantar la pose de adulto serio y responsable cuando pones esa pose de mafioso o pandillero del Bronx (ya veremos si no nos pasa esto factura en unos años). 

Sigues siendo el mismo niño mimoso que a los diez minutos sabe ya cómo hacerte caer, para ti un NO sólo es un “repítelo de nuevo” y la relación con tu hermano ha llegado a tal punto de no saber estar el uno sin el otro, pero en tu caso es que te has vuelto un clon de él, en pequeño eso si. Si tu hermano no come, tu tampoco, si tu hermano no sale tu no sales, si tu hermano dibuja tu pides las pinturas. Llevas desde el día que te lo dijimos, saltando de alegría porque el año que viene irás al mismo cole que tu hermano, hasta tal punto llega tu copy&paste que para hacer que hagas algo basta con conseguir que lo haga tu hermano (y espero que para cuando tengas capacidad para leer y entender esto hayas desarrollado una voluntad propia. Con cariño, papá). 

Prueba de a donde llevamos lo de hacer lo que hace nuestro hermano



Llegabas el segundo y con un hermano que había destacado en casi todo lo que era posible destacar, aún así te lo tomaste con calma y dejaste que siguiera siendo él el de las demostraciones, tu observabas y callabas. Así comenzaste a correr directamente y a hablar con frases completas; para ti los puntos intermedios son meras anécdotas y prefieres las sorpresas, así nos has dejado maravillados con tu capacidad de memorizarlo todo y a mí especialmente, con tu oído para la música (definitivamente ese gen no es mío).

Sigues siendo el que busca siempre compañía, el que a pesar de haberse quemado ya varias veces sigue corriendo a por su taburete cada vez que me ve en la cocina, el que sigue creyéndose que todo es suyo, el que es un pequeño saquito lleno de cosquillas, el que me sigue despertando de madrugada para que le acompañe al baño y luego le lleve en brazos de vuelta a la cama, el que sigue comiendo con las manos y limpiándose al pijama (aunque tenga delante una servilleta del tamaño de una manta), el fan número uno de Luz Casal, el niño de las mil voces y los 10000 cabreos, el niño de “mamá, ni contigo ni sin ti”, el que prefiere una ensalada a una hamburguesa, el que se ríe a carcajada limpia de lo que sea, el que siempre está feliz.

PequeñoJ, alias “el sonrisas”, espero seguir estando aquí día a día para ver esa sonrisa en tu cara. Te queremos con locura. 

Sígueme
Read more

Un año más de sonrisas


Parece mentira, pero ha pasado ya un año (venga, comencemos con un topicazo), tres desde que llegaste a nuestras vidascreo que no ha pasado un solo día sin que hayamos visto una de tus sonrisas, te hayamos oído reír y hayamos podido comprobar lo difícil que es ponerse serio cuando comienzas a poner esas caras de gato de Srek. Incluso es difícil aguantar la pose de adulto serio y responsable cuando pones esa pose de mafioso o pandillero del Bronx (ya veremos si no nos pasa esto factura en unos años). 

Sigues siendo el mismo niño mimoso que a los diez minutos sabe ya cómo hacerte caer, para ti un NO sólo es un “repítelo de nuevo” y la relación con tu hermano ha llegado a tal punto de no saber estar el uno sin el otro, pero en tu caso es que te has vuelto un clon de él, en pequeño eso si. Si tu hermano no come, tu tampoco, si tu hermano no sale tu no sales, si tu hermano dibuja tu pides las pinturas. Llevas desde el día que te lo dijimos, saltando de alegría porque el año que viene irás al mismo cole que tu hermano, hasta tal punto llega tu copy&paste que para hacer que hagas algo basta con conseguir que lo haga tu hermano (y espero que para cuando tengas capacidad para leer y entender esto hayas desarrollado una voluntad propia. Con cariño, papá). 

Prueba de a donde llevamos lo de hacer lo que hace nuestro hermano



Llegabas el segundo y con un hermano que había destacado en casi todo lo que era posible destacar, aún así te lo tomaste con calma y dejaste que siguiera siendo él el de las demostraciones, tu observabas y callabas. Así comenzaste a correr directamente y a hablar con frases completas; para ti los puntos intermedios son meras anécdotas y prefieres las sorpresas, así nos has dejado maravillados con tu capacidad de memorizarlo todo y a mí especialmente, con tu oído para la música (definitivamente ese gen no es mío).

Sigues siendo el que busca siempre compañía, el que a pesar de haberse quemado ya varias veces sigue corriendo a por su taburete cada vez que me ve en la cocina, el que sigue creyéndose que todo es suyo, el que es un pequeño saquito lleno de cosquillas, el que me sigue despertando de madrugada para que le acompañe al baño y luego le lleve en brazos de vuelta a la cama, el que sigue comiendo con las manos y limpiándose al pijama (aunque tenga delante una servilleta del tamaño de una manta), el fan número uno de Luz Casal, el niño de las mil voces y los 10000 cabreos, el niño de “mamá, ni contigo ni sin ti”, el que prefiere una ensalada a una hamburguesa, el que se ríe a carcajada limpia de lo que sea, el que siempre está feliz.

PequeñoJ, alias “el sonrisas”, espero seguir estando aquí día a día para ver esa sonrisa en tu cara. Te queremos con locura. 

Sígueme
Read more

Porque también hay cielos rojos y árboles azules

image

Cuando escuché sobre el concepto de homeschooling o “educación en el hogar” por primera vez, me vino a la mente Clarita (Klara Seseman) del libro Heidi de la escritora suiza Johanna Spyri y también Gohan, hijo de Goku en el animé Dragon Ball Z de Akira Toriyama.

Que cite a estos personajes de caricaturas dice mucho de cómo es que yo tenía un mal enfoque de este concepto que era nuevo para mí y sentía que era algo que únicamente familias marginadas, en áreas rurales, en comunidades religiosas cerradas como los Amish (que de hecho creo que no llevan a cabo homeschooling) o que vivían fuera de la sociedad moderna, practicaban.

No es que haga menos la educación que recibí desde la pre-primaria y el kinder o el inglés que aprendí en una institución desde que tenía alrededor de 6 años, ni el esfuerzo de mis padres por ofrecerme todo esto; sino que lo que viví después, eso fue lo que cambió mi forma de pensar.

Hace poco vi un video de una plática TED de Sir Ken Robinson, un experto en creatividad y escritor de varios best-sellers que comenzó a hablar locuras sobre cómo habíamos creado y establecido un modelo educativo y académico basado en crear personas que impulsaran la economía, incuestionable e inmutable y que estaba matando una de las cualidades más interesantes del hombre, la creatividad.

La plática “Cómo la escuela está matando la creatividad” en boca de Robinson, es una de las más exitosas y aplaudidas que ha tenido TED desde 1984, donde varios expertos comenzaron a reunirse en Monterey, California, para exponer sus ideas y sueños, avances científicos y pensamientos revolucionarios.

Al momento que había terminado de ver el vídeo, me di cuenta de que todas las ideas expuestas por éste hombre no me parecían tan nuevas, en los últimos 8 años las había vivido en carne propia, la diferencia es que nunca las había organizado de una forma en la que viera un propósito y una dirección positiva hacia donde dirigirlas.

Como próximo licenciado de la carrera de Ciencias de la Computación (espero… ), “cuento” con un enfoque e intereses “más bien” analíticos, matemáticos y tecnológicos que me hacen tender a buscar una solución a cualquier problema y no sólo eso, sino la mejor y la más rápida.

Sin embargo, en estos últimos años viví de todo y la vida me colocó en situaciones poco convencionales que fueron desde vender fruta picada y sushi recorriendo a pie la Ciudad Universitaria de la UNAM, hasta viajar a Nueva York y negociar en un idioma diferente al mío, convenios de publicidad digital y servicios B2B con compañías como Reuters, Bloomberg, BNP Paribas, la división MBA de Harvard Business School y los casinos y hoteles de MGM.

Mi vida tomó un rumbo totalmente diferente al que un computólogo regular normalmente seguiría y por medio de esto y otras disciplinas, oficios y experiencias como la carpintería, la fotografía, el diseño, las ventas y llamadas telefónicas conocidas como cold-calls, la administración de anuncios digitales, el periodismo y la escritura de artículos informativos, el estudio de la Biblia y el evangelismo, aprender a tocar la guitarra, aprender a conducir “a la brava”, constituir una empresa, comenzar a experimentar el ser vegano (que no soy y no lo he logrado aún por completo), hablar con todo tipo de personas y escuchar sus problemas, y hasta hacerme pasar por lo que no era de una forma casi ilícita (nótese que dije “casi” jajaja), la paternidad y la crianza con apego, un parto inducido y otro en casa ambos en el extranjero, casi convertirme en “homeless” en el extranjero; por medio de todo esto y otras cosas, me di cuenta que apenas había comenzado a vivir y a pensar, nada de eso estaba en los libros ni en lo que la escuela me había dado.

Lloré y lloré mucho, me angustié y sentí tanto estrés como el que nunca pensé que tendría, me metí en problemas de los que no fue fácil salir con tal de alcanzar metas mayores; pero me gustaba, me sentía vivo y me di cuenta que eso era lo que le daba sabor y sentido a cada despertar.

En ese momento fue cuando me percaté que podía dedicarme a cualquier cosa que me apasionara, y con eso, llegarían naturalmente el resto de las cosas sin necesidad de buscarlas con tanto afán. Me di cuenta que podía modificar cada aspecto de mi vida para mejorarla con nuevas ideas, hábitos e ideologías, todos estos no convencionales.

Mi cabeza estaba llena de posibilidades y mi corazón latía por cada una de ellas. No sabía que podía vivirse de esa manera y conectar tantas experiencias y disciplinas de una forma tan inusual y poco “ortodoxa” y obtener un resultado tan fuera de lo común y ser feliz despertando con  incertidumbre respecto a lo que me esperaría cada nuevo día.

Tantas ideas que no han sido pensadas ni llevadas a cabo, tanta oportunidad de desarrollo, de crear algo que necesita ser creado urgentemente porque miles de personas que están padeciendo necesitan una solución real a su problema y en otros casos, porque la vida es bella y divertida y necesita que alguien lo experimente y demuestre de vez en vez.

Pero todo ésto ha sido oscurecido por el gobierno, hasta nosotros mismos y el sistema educativo por medio del cual nos formamos y que nos dice qué debemos aprender y quiénes serán exitosos y quiénes no dependiendo de lo que aprendamos y a lo que nos dediquemos.

Al final, hasta hace unos años ¿quién necesitaba un artista? Ellos no ganaban dinero ni eran básicos en nuestra sociedad, hasta hoy.

En un dibujo de kinder, el cielo es azul, el sol brilla en una esquina, el pasto es verde y hay un árbol con manzanas a un lado de la casa junto a la cual debo dibujar a mi familia empezando desde mi papá (el más alto), hasta el hijo más joven (y así, también el más pequeño en tamaño). Pero esto no tenía que ser así.

Esa es la caja en la que nos encerraron y a partir de la cual comenzamos a pensar. Morimos por dentro, víctimas del sistema y así, victimarios de nuestros hijos a quienes no les permitimos nada.

El astro físico Neil deGrass Tyson dijo algo que siento es muy exacto y oportuno al respecto del tema:

“Pasamos el primer año de la vida de un niño enseñándole a caminar y a hablar y el resto de su vida enseñándole que debe callarse y sentarse. Hay algo aquí que estamos haciendo mal”

Suprimimos cualquier posibilidad de que ellos se desarrollen y sean los próximos creadores de lo que este mundo necesita, diciéndoles que se paren bien, digan “hola” y  den “beso” al llegar, no griten, no hagan caras, no corran, no jueguen con eso o con aquello, no se mojen, no se ensucien, no anden desnudos corriendo por toda la casa, no tiren las cosas al piso, no coman con las manos, no bostecen, no demuestren sus sentimientos (siempre deben de ser alegres y con una sonrisa, así son los niños “guapos” y “agradables”) y la lista sigue.

Recuerdo una ocasión que entré a una tienda de abarrotes y la mujer que la atendía comenzó a saludar a mi hija de 2 años mientras yo elegía qué comprar.

Mi hija estaba algo molesta no recuerdo por qué, pero puso una cara de molestia mientras se negaba a saludar de vuelta a esta mujer, quien le dijo:

“¿No me saludas? Ay, no pongas esa cara que te ves muy fea.”

Inmediatamente me hirvió la cabeza y me di vuelta y le dije:

“No le diga eso. No importa que cara ponga o que humor tenga, eso no tiene que ver con su apariencia, ella no es fea. Sólo está enojada.”

Tal vez no fue la mejor manera, pero sentí que estaba mal enfocado el problema que la mujer planteaba o la respuesta que esperaba que mi hija tuviera hacia ella. Y así nosotros, también esperamos. Y así, también los críamos.

Cuando nosotros los adultos estamos molestos, es válido poner la cara y decir cuanta cosa queremos, o dejar de hablar con las personas y cambiar nuestra forma de ser y semblante. Podemos tener deseos e ideas y no son estúpidas ni fuera de lugar. Pero para un niño, como se trata de un niño, entonces son estúpidas y fuera de lugar, caprichos solamente que deben ser suprimidos y corregidos.

Simplemente imaginen qué harían si estuvieran (como adultos) haciendo algo en su computadora y de repente llegara su mamá y los cargara por las axilas y les dijera que les va a lavar las manos porque es hora de comer o  cambiar su atuendo porque van a salir a visitar a la tía “fulanita”.

Se molestarían ¿no? Pues lo mismo pasa para un niño. No es agradable estar azotando sus muñecos de peluche favoritos unos contra otros y que de repente te interrumpan y te carguen a la fuerza para cambiarte el pañal u otra cosa.

En fin, no me malinterpreten, creo en la disciplina y en los límites “sanos” que un niño y una persona deben tener pero nada de eso me persuade de que hoy, ya piense seriamente en la educación en casa o el “homeschooling” para mis hijos.

Les dejo el video de la plática esperando que sea más ilustrativa que lo que arriba escribí, agregando la recomendación de que vean una película que siento que expone muy claramente el punto: Lego The movie.

Read more