Plan B

Ya lo decía el otro día en el post sobre las normas del expatriado, los planes no suelen salir, y siempre hay que tener un plan B.
 Pues nosotros en esta ocasión, no lo teníamos,  mal, muy mal, lo se, llegados a este punto, el plan solo nos ha salido a medias, y a medias no es suficiente para nuestros propósitos de traernos a toda la troupe  ¿Que hemos hecho? pues improvisar uno, muy a nuestro estilo familiar, no es un gran plan, pero no tenemos otro, y  queda mas o menos de esta guisa:
Venirse aquí todos, con mi sueldo de fregaplatos, perdón  dishwasher, es imposible, y por ahora no he encontrado otra cosa, y aunque mi danes empieza a avanzar, aun le queda tiempo para ser una baza en mi favor, el nuevo plan pasa por: Traer refuerzos, los refuerzos son mami estresada, que cual séptimo de caballería  ha preparado lo que ha podido, ha metido sus cosas en una maleta, ha hecho de tripas corazón,  y con la imprescindible, inestimable y nunca suficientemente agradecida ayuda de la familia, que se han hecho cargo de los peques, ha desembarcado en Copenhague, hace un par de días, con el propósito de iniciar tambien, su busqueda de empleo por estas tierras nórdicas.¡ Bravo por la valiente!
Dejar a tus hijos con alguien que no seas tu, aunque sepas que son los mejores cuidadores del mundo, como es el caso, es un mal rato, cualquier padre o madre lo sabe, pero era la única opción a estas alturas. Nos hemos dado un plazo de mes y medio aprox. hasta esa fecha, si mami tiene éxito,  lo cual no dudo, los peques cojerán rumbo norte, sino, existe un plan C, en el cual no quiero pensar, y por ahora, no lo voy a hacer.

Este post va dedicado en general a nuestros padres, hermanos y amigos que van a cuidar de nuestros 5 tesoros, pero muy en especial a la tita Susana, a esa gladiadora que, cual Russel Crowe, salta a la arena a solventar la batalla, haciéndose cargo de nuestros peques,  haciendo las veces de madre y padre. Sabemos que no pueden estar en mejores manos. Susana, no te recomendaré Hierro y fuego, que diria Russel Crowe, sino mas bien Amor y Paciencia.
Gracias, muchisimas gracias!

Read more

Antes de aterrizar en Móvilandia, me acuerdo de Marta.

La azafata que nos anuncia la llegada a Móvilandia se parece mucho a una compañera que tengo en el curso de Bonsais, me chiflan los Bonsais. Si no fuera por la diferencia de estatura es idéntica a mi amiga Marta.

Marta es una chica realmente agradable y simpática. Es muy conocida en el barrio dónde vive, un barrio de familias humildes. Es una vecina muy concienciada y comprometida, siempre se ha preocupado de ayudar a los demás y todos conocen su generosidad. Es habitual verla participar en cada uno de los eventos benéficos que se organizan en la comunidad. Su debilidad son las personas mayores y cada día se reserva un tiempo para echar una mano a cualquiera de los ancianos y ancianas de su escalera.
Desde hace dos años vive con su novio, Marcos. Juntos comparten un piso chiquitito pero muy acogedor, dos habitaciones y un pequeño patio, no necesitan más. Trabaja como Secretaria de Dirección en una multinacional del sector químico. Le encanta su trabajo, le permite estar todo el día en constante comunicación con el resto de miembros de la empresa y eso es un incentivo en su día a día. “Cotorrita” la llamaba su abuelo, y es que a Marta le encanta hablar.
Las tareas diarias que realiza una Secretaria de Dirección son muy variadas. Algunas son muy entretenidas y agradables de realizar, pero hay otras que se hacen un poquito aburridas y pesadas.
Una de las tareas que últimamente le encomiendan y no le gusta nada en absoluto, es la de echarle un vistazo a los perfiles de los nuevos candidatos que llegan a diario. Tal es la confianza que tiene depositada en ella su jefe que el criterio de la chica es tenido en cuenta como si del Director General se tratase. Cuando llega una nueva candidatura, ella es la encargada de “Googlear” al candidato y según los resultados que aparezcan, ese expediente no pasa su criba y evidentemente no llega a los despachos de RRHH de la empresa.
         Marta, échale un vistazo a este currículum, y me comentas – Le dice Ignacio, el jefe directo de la chica, asomando la cabeza por la puerta de su despacho.
         Ahora mismo, Ignacio- Ya van seis esta semana, pensó Marta.
Y tras buscar en el navegador el nombre del candidato, mientras subía y bajaba el ratón, pensaba: “Que clase de educación en Internet y en las Redes Sociales han recibido estos chicos y estas chicas?
Y es que los resultados en la inmensa mayoría de casos eran grotescos. De entre la enorme cantidad de curriculums que gestionaba cada mes, se podía salvar uno o dos por los pelos. Había de todo: personas poco, medio o muy preparadas. Personas incluso con dos carreras y con muchos años de experiencia. Pero todos y todas se olvidaban de algo fundamental. De nada sirve tener un currículum vitae excepcional si no tenemos cuidado de mantener una correcta imagen digital en Internet.
Marta era muy consciente de que cada curriculum que no pasaba su filtro significa la ruptura  en seco de las esperanzas y sueños de los candidatos y de sus familias. Cada día era testigo directo de los dramas que se sucedían en su barrio debido a la actual situación del mercado laboral. Pero no podía pasarle como válido a su jefe un currículum de un candidato o candidata que tuviese una marca negativa en la red. No podía pasarle el currículum de Juan Pérez, licenciado, tres idiomas y al buscar su nombre en Google, aparece el tal Juan Pérez evidentemente en estado de embriaguez, un día de fiesta con sus amigos semidesnudos alrededor de una piscina. O encuentras a la recién diplomada Cristina Hernández de botellón con las amigas, con los ojos rojos como el fuego. O en el peor de los casos encuentras a Perico de los Palotes en el exhibicionista y repetido hasta el infinito posado ante el espejo del cuarto de baño, luciendo pectorales.
Y vosotros me diréis: Es que el actual mundo profesional no funciona de esta manera que nos explicas.
         EKKKKK! Error.
La mayoría de curriculums que se envían a las empresas acaban tal cual antes habéis leído, con una simple búsqueda en Google, que todo lo sabe y todo lo conserva bien fresquito.
Bajamos de nuestro super-avión y en seguida nos dan la bienvenida a Móvilandía con un refrescante zumo tropical. Es el primer contacto de los más pequeños con el mundo de los teléfonos móviles y los Smartphones. Esta parada del viaje va a ser muy importante.
Read more

Antes de aterrizar en Móvilandia, me acuerdo de Marta.

La azafata que nos anuncia la llegada a Móvilandia se parece mucho a una compañera que tengo en el curso de Bonsais, me chiflan los Bonsais. Si no fuera por la diferencia de estatura es idéntica a mi amiga Marta.

Marta es una chica realmente agradable y simpática. Es muy conocida en el barrio dónde vive, un barrio de familias humildes. Es una vecina muy concienciada y comprometida, siempre se ha preocupado de ayudar a los demás y todos conocen su generosidad. Es habitual verla participar en cada uno de los eventos benéficos que se organizan en la comunidad. Su debilidad son las personas mayores y cada día se reserva un tiempo para echar una mano a cualquiera de los ancianos y ancianas de su escalera.
Desde hace dos años vive con su novio, Marcos. Juntos comparten un piso chiquitito pero muy acogedor, dos habitaciones y un pequeño patio, no necesitan más. Trabaja como Secretaria de Dirección en una multinacional del sector químico. Le encanta su trabajo, le permite estar todo el día en constante comunicación con el resto de miembros de la empresa y eso es un incentivo en su día a día. “Cotorrita” la llamaba su abuelo, y es que a Marta le encanta hablar.
Las tareas diarias que realiza una Secretaria de Dirección son muy variadas. Algunas son muy entretenidas y agradables de realizar, pero hay otras que se hacen un poquito aburridas y pesadas.
Una de las tareas que últimamente le encomiendan y no le gusta nada en absoluto, es la de echarle un vistazo a los perfiles de los nuevos candidatos que llegan a diario. Tal es la confianza que tiene depositada en ella su jefe que el criterio de la chica es tenido en cuenta como si del Director General se tratase. Cuando llega una nueva candidatura, ella es la encargada de “Googlear” al candidato y según los resultados que aparezcan, ese expediente no pasa su criba y evidentemente no llega a los despachos de RRHH de la empresa.
         Marta, échale un vistazo a este currículum, y me comentas – Le dice Ignacio, el jefe directo de la chica, asomando la cabeza por la puerta de su despacho.
         Ahora mismo, Ignacio- Ya van seis esta semana, pensó Marta.
Y tras buscar en el navegador el nombre del candidato, mientras subía y bajaba el ratón, pensaba: “Que clase de educación en Internet y en las Redes Sociales han recibido estos chicos y estas chicas?
Y es que los resultados en la inmensa mayoría de casos eran grotescos. De entre la enorme cantidad de curriculums que gestionaba cada mes, se podía salvar uno o dos por los pelos. Había de todo: personas poco, medio o muy preparadas. Personas incluso con dos carreras y con muchos años de experiencia. Pero todos y todas se olvidaban de algo fundamental. De nada sirve tener un currículum vitae excepcional si no tenemos cuidado de mantener una correcta imagen digital en Internet.
Marta era muy consciente de que cada curriculum que no pasaba su filtro significa la ruptura  en seco de las esperanzas y sueños de los candidatos y de sus familias. Cada día era testigo directo de los dramas que se sucedían en su barrio debido a la actual situación del mercado laboral. Pero no podía pasarle como válido a su jefe un currículum de un candidato o candidata que tuviese una marca negativa en la red. No podía pasarle el currículum de Juan Pérez, licenciado, tres idiomas y al buscar su nombre en Google, aparece el tal Juan Pérez evidentemente en estado de embriaguez, un día de fiesta con sus amigos semidesnudos alrededor de una piscina. O encuentras a la recién diplomada Cristina Hernández de botellón con las amigas, con los ojos rojos como el fuego. O en el peor de los casos encuentras a Perico de los Palotes en el exhibicionista y repetido hasta el infinito posado ante el espejo del cuarto de baño, luciendo pectorales.
Y vosotros me diréis: Es que el actual mundo profesional no funciona de esta manera que nos explicas.
         EKKKKK! Error.
La mayoría de curriculums que se envían a las empresas acaban tal cual antes habéis leído, con una simple búsqueda en Google, que todo lo sabe y todo lo conserva bien fresquito.
Bajamos de nuestro super-avión y en seguida nos dan la bienvenida a Móvilandía con un refrescante zumo tropical. Es el primer contacto de los más pequeños con el mundo de los teléfonos móviles y los Smartphones. Esta parada del viaje va a ser muy importante.
Read more

Bienvenidos a Móvilandia.

Bienvenidos a Móvilandia!!!
¿Para qué necesita un niño/a un Smartphone en su vida cotidiana? ¿No pecamos de un exceso de modernidad en este aspecto?
En este país la edad de iniciación de los menores en el uso de los teléfonos móviles y Smartphones es escandalosamente temprana. ¿Por qué vivimos esta situación con total normalidad?
Simplemente por que existe un desconocimiento absoluto social generalizado del mundo de Internet y las Redes Sociales. Si los padres y madres estuviésemos correctamente informados, os puedo asegurar que la edad del inicio en el uso de estos aparatos se iba a retrasar considerablemente.
¿Qué hace un niño/a con Smartphone? Nada. No olvidemos que un Smartphone es un microordenador portátil. Con sus muchísimas ventajas en cuánto a comunicación se refiere y también con sus inconvenientes. ¿Qué inconvenientes puede tener un Smartphone para un niño/a? Pues sencillamente todos los problemas derivados del mal uso o el uso incorrecto del mismo.

Es absolutamente necesario ofrecer a los peques una formación en las #TIC antes de dejar que se embarquen en ninguna aventura digital. La falta de una educación en Internet y las Redes Sociales puede pasarles factura de muchísimas formas. La huella en Internet no se borra y las imágenes permanecen. Una vez que colgamos una imagen en Internet o la enviamos a través del teléfono móvil o Smartphone, perdemos completamente el control sobre ella. Esta es una premisa que los padres y madres de hoy en día debemos incluir en el decálogo del buen uso de los dispositivos móviles antes de entregar cualquiera de estos gadgets a  nuestros hijos.
Fórmate- Educa- Protege!
Read more

Bienvenidos a Móvilandia.

Bienvenidos a Móvilandia!!!
¿Para qué necesita un niño/a un Smartphone en su vida cotidiana? ¿No pecamos de un exceso de modernidad en este aspecto?
En este país la edad de iniciación de los menores en el uso de los teléfonos móviles y Smartphones es escandalosamente temprana. ¿Por qué vivimos esta situación con total normalidad?
Simplemente por que existe un desconocimiento absoluto social generalizado del mundo de Internet y las Redes Sociales. Si los padres y madres estuviésemos correctamente informados, os puedo asegurar que la edad del inicio en el uso de estos aparatos se iba a retrasar considerablemente.
¿Qué hace un niño/a con Smartphone? Nada. No olvidemos que un Smartphone es un microordenador portátil. Con sus muchísimas ventajas en cuánto a comunicación se refiere y también con sus inconvenientes. ¿Qué inconvenientes puede tener un Smartphone para un niño/a? Pues sencillamente todos los problemas derivados del mal uso o el uso incorrecto del mismo.

Es absolutamente necesario ofrecer a los peques una formación en las #TIC antes de dejar que se embarquen en ninguna aventura digital. La falta de una educación en Internet y las Redes Sociales puede pasarles factura de muchísimas formas. La huella en Internet no se borra y las imágenes permanecen. Una vez que colgamos una imagen en Internet o la enviamos a través del teléfono móvil o Smartphone, perdemos completamente el control sobre ella. Esta es una premisa que los padres y madres de hoy en día debemos incluir en el decálogo del buen uso de los dispositivos móviles antes de entregar cualquiera de estos gadgets a  nuestros hijos.
Fórmate- Educa- Protege!
Read more

Un dia de playa (con niños) Viernes revival

Hoy me ha venido muy bien el revival, porque no tengo cuerpo de escribir.

Un dia de playa:

Si no tienes hijos, la idea de un día de playa equivale, mas o menos, a llegar a la playa con tu mochilita, tumbarte en una tumbona, disfrutar del sol o de la sombra, darte algún chapuzón para refrescarte y nadar un rato, así, en plan tranquilito. Después, a la hora de comer, ir a un chiringuito playero, zamparte un buen plato de paella o de pescaito frito con un tinto con limón bien frío, después de esto, volver a la tumbona, pero ahora ya si, a la sombrita, y pegarte una buena siesta, después , para despabilarte, otro baño en el mar, ahora que estas mas despierto, un rato de buena lectura, y cuando ya no te apetezca mas playa, coges tu mochila y toalla, te vas para las duchas y te pegas una buena ducha o lavado de pies para quitar la arena, y a casita…
Buen plan no?, si, no esta mal, si aspiras a tener hijos, el plan es mas o menos igual, pero en tu fantasía lleváis otra bolsa para el peque, jugareis con él a hacer castillos de arena, y os pegareis largas siestas mientras el juega con la arena o en su piscinita, a su rollo, así, en plan tranquilito…
La realidad es otra cosa, lo primero, olvidate del chiringuito, bueno si tienes uno a lo mejor, pero con una trupe como la mía, la factura del chiringuito me sacaría los ojos de las órbitas, cancelado, osea, hay que preparar comida, y para 7!.. levantarse por la mañana temprano y preparar las típicas tortillas playeras, quiza ensaladas de pasta, y puede que un buen gazpacho fresquito, (para ser justos, esto casi siempre lo hace mami)  cuando ya estamos medio terminando de cocinar, se empiezan a levantar los niños, con el grito de guerra de “queremos desayunaaaaar! a preparar colacaos y tostadas a tutiplén, ( esto muy a menudo papi) después de esto, hay que preparar bolsa de toallas, bolsa de comida y accesorios (platos vasos, etc) mochila con los cachivaches para bucear, si se puede (gafas, aletas tubos, neoprenos etc) bolso con juguetes para la playa (cubos, palas,etc), nevera hasta arriba de bebidas fresquitas e hielo, la azul, la buena, con ese asa que se va curvando amenazando con estallar. Ahora, a darle protección solar a los 5, otro buen ratito, y después a vestirlos, Ah! y preparar el bolso con la ropa para después…. (recuerda, no te rasques los ojos después de dar crema, escuece mucho!!) Venga, vamos a bajarlo todo a la furgoneta!! por suerte las sillas, mesas y sombrillas las dejamos todo el verano en el maletero (lo hacemos todos¿ no?) A disfrutar de la playa!! bueno a mitad de camino hay que buscar alguna gasolinera en la que rellenar el deposito/ garrafa de 25 litros de agua para duchar al final a los niños con agua calentita, algunas gasolineras tienen grifos turbo, 25 litros en 2 minutos, pero otros tienen un hilito de agua ridículo que alarga el llenado de la garrafa/ deposito hasta 15 minutos, y siempre a pleno sol, eso si.
Todo esto hace que no salgamos nunca antes de las 12 o la 1 del medio día, y ahora si, a disfrutar de la playa!! bueno primero hay que llegar y aparcar, y esa playa a la que íbamos con la mochilita, en la que dejábamos el coche ahí al lado, ya no nos vale, porque ahí al lado, con la carga y personal que nosotros llevamos es el quinto pino, inviable, nosotros tenemos que aparcar en la arenita, sea donde sea que este. Bieeeen! ya estamos en la playa!!, contando conque cargamos a tooodos los niños con algo, ya sea una sombrilla o una mochila, papi/mami tenemos que dar,  casi siempre, dos viajes, ahora a montarlo todo, mientras, recojemos  la ropa que se han quitado los niños de media playa, para lanzarse al agua de cabeza,mientras nosotros dábamos el segundo viaje. Uf! chiringuito montado, un bañito rápido y a preparar para comer, que nos han dado las tantas!  -mami esto no me gusta….papi se me ha caído la tortilla a la arena-…. es lo mas normal, en cuanto pasa un rato, que te pretendes relajar, empieza un acoso y derribo, también denominado “Papa, ¿me puedo bañar ya?”  aunque lo van intercalando con “tengo caca!” , así nos llega la hora de merendar, los nuestros se bañan bastante, con el mayor incluso me voy un rato grande a bucear,  pero otros menos acuáticos, obligan  a sus padres a hacer castillos de arena que ni el de la bella durmiente, alguna vez lo he hecho y es distraído  pero un rato, luego cansa, lo mas divertido (para los niños) es cuando lo destruyen a patadas.
Un rato de baño mas, olvidarse de la siesta y la lectura, y a empezar a recoger trastos, limpiarlos, bañar y cambiar niños y , con suerte, antes de oscurecer del todo ya estamos todos en la furgo, listos para hacer toda la operación de esta mañana  pero al revés, y con la salvedad de que los niños (los 3 pequeños) llegan dormidos y hay que subirlos por la escalera en brazos (y eso cada año cuesta mas)

Y así termina un fantástico día de playa, no obstante es mucho mejor que quedarse todo el día en casa, que eso si es un autentico coñazo!

Read more

Un dia de playa (con niños) Viernes revival

Hoy me ha venido muy bien el revival, porque no tengo cuerpo de escribir.

Un dia de playa:

Si no tienes hijos, la idea de un día de playa equivale, mas o menos, a llegar a la playa con tu mochilita, tumbarte en una tumbona, disfrutar del sol o de la sombra, darte algún chapuzón para refrescarte y nadar un rato, así, en plan tranquilito. Después, a la hora de comer, ir a un chiringuito playero, zamparte un buen plato de paella o de pescaito frito con un tinto con limón bien frío, después de esto, volver a la tumbona, pero ahora ya si, a la sombrita, y pegarte una buena siesta, después , para despabilarte, otro baño en el mar, ahora que estas mas despierto, un rato de buena lectura, y cuando ya no te apetezca mas playa, coges tu mochila y toalla, te vas para las duchas y te pegas una buena ducha o lavado de pies para quitar la arena, y a casita…
Buen plan no?, si, no esta mal, si aspiras a tener hijos, el plan es mas o menos igual, pero en tu fantasía lleváis otra bolsa para el peque, jugareis con él a hacer castillos de arena, y os pegareis largas siestas mientras el juega con la arena o en su piscinita, a su rollo, así, en plan tranquilito…
La realidad es otra cosa, lo primero, olvidate del chiringuito, bueno si tienes uno a lo mejor, pero con una trupe como la mía, la factura del chiringuito me sacaría los ojos de las órbitas, cancelado, osea, hay que preparar comida, y para 7!.. levantarse por la mañana temprano y preparar las típicas tortillas playeras, quiza ensaladas de pasta, y puede que un buen gazpacho fresquito, (para ser justos, esto casi siempre lo hace mami)  cuando ya estamos medio terminando de cocinar, se empiezan a levantar los niños, con el grito de guerra de “queremos desayunaaaaar! a preparar colacaos y tostadas a tutiplén, ( esto muy a menudo papi) después de esto, hay que preparar bolsa de toallas, bolsa de comida y accesorios (platos vasos, etc) mochila con los cachivaches para bucear, si se puede (gafas, aletas tubos, neoprenos etc) bolso con juguetes para la playa (cubos, palas,etc), nevera hasta arriba de bebidas fresquitas e hielo, la azul, la buena, con ese asa que se va curvando amenazando con estallar. Ahora, a darle protección solar a los 5, otro buen ratito, y después a vestirlos, Ah! y preparar el bolso con la ropa para después…. (recuerda, no te rasques los ojos después de dar crema, escuece mucho!!) Venga, vamos a bajarlo todo a la furgoneta!! por suerte las sillas, mesas y sombrillas las dejamos todo el verano en el maletero (lo hacemos todos¿ no?) A disfrutar de la playa!! bueno a mitad de camino hay que buscar alguna gasolinera en la que rellenar el deposito/ garrafa de 25 litros de agua para duchar al final a los niños con agua calentita, algunas gasolineras tienen grifos turbo, 25 litros en 2 minutos, pero otros tienen un hilito de agua ridículo que alarga el llenado de la garrafa/ deposito hasta 15 minutos, y siempre a pleno sol, eso si.
Todo esto hace que no salgamos nunca antes de las 12 o la 1 del medio día, y ahora si, a disfrutar de la playa!! bueno primero hay que llegar y aparcar, y esa playa a la que íbamos con la mochilita, en la que dejábamos el coche ahí al lado, ya no nos vale, porque ahí al lado, con la carga y personal que nosotros llevamos es el quinto pino, inviable, nosotros tenemos que aparcar en la arenita, sea donde sea que este. Bieeeen! ya estamos en la playa!!, contando conque cargamos a tooodos los niños con algo, ya sea una sombrilla o una mochila, papi/mami tenemos que dar,  casi siempre, dos viajes, ahora a montarlo todo, mientras, recojemos  la ropa que se han quitado los niños de media playa, para lanzarse al agua de cabeza,mientras nosotros dábamos el segundo viaje. Uf! chiringuito montado, un bañito rápido y a preparar para comer, que nos han dado las tantas!  -mami esto no me gusta….papi se me ha caído la tortilla a la arena-…. es lo mas normal, en cuanto pasa un rato, que te pretendes relajar, empieza un acoso y derribo, también denominado “Papa, ¿me puedo bañar ya?”  aunque lo van intercalando con “tengo caca!” , así nos llega la hora de merendar, los nuestros se bañan bastante, con el mayor incluso me voy un rato grande a bucear,  pero otros menos acuáticos, obligan  a sus padres a hacer castillos de arena que ni el de la bella durmiente, alguna vez lo he hecho y es distraído  pero un rato, luego cansa, lo mas divertido (para los niños) es cuando lo destruyen a patadas.
Un rato de baño mas, olvidarse de la siesta y la lectura, y a empezar a recoger trastos, limpiarlos, bañar y cambiar niños y , con suerte, antes de oscurecer del todo ya estamos todos en la furgo, listos para hacer toda la operación de esta mañana  pero al revés, y con la salvedad de que los niños (los 3 pequeños) llegan dormidos y hay que subirlos por la escalera en brazos (y eso cada año cuesta mas)

Y así termina un fantástico día de playa, no obstante es mucho mejor que quedarse todo el día en casa, que eso si es un autentico coñazo!

Read more

Clickpadres en 8TV

Hoy en ClickPadres estamos supercontentos! No todos los días salimos  por la tele! Hace unas semanas, navegando por la red, descubrí un anuncio publicado por Initec, el centro dónde realicé un curso intensivo Community Manager. En él buscaban a personas que se hubiesen reciclado con alguno de sus cursos y que en la actualidad trabajasen en Internet. Pues bien, respondí y el resultado es la aparición de ClickPadres en la tele.

La entrevista la grabamos en el laboratorio de ClickPadres. El lugar de dónde nacen las ideas, textos, dibujos, sonrisas de este proyecto que llamamos ClickPadres.
En nuestro taller tenemos un gran mural dónde tenemos expuestas todas las tareas que realizamos. ¿Porqué? Por que reciclamos continuamente. Reciclamos el material y reciclamos las ideas que vamos trabajado. De una idea primitiva, brotan otras a medida que pasa el tiempo. Los días en los que las musas tienen fiesta, recurrimos a nuestro panel. Echamos un vistazo y siempre nos surge alguna idea nueva. Un trocito de aquí, un trocito de allá y al final, sea de una forma o de otra, moldeamos nuestro futuro encargo.

Nos gusta nuestro panel. Es superútil. Es una fuente de ideas que nos compensa el trabajo que realizamos cada día.
Como Keyser Söze, observó el panel de ClickPadres y escucho una historia:
Es la historia de un chico que siempre había trabajado muy duro. Realmente era un buen trabajador. De esos que aportan soluciones a la empresa. No de los que aportan problemas y quebraderos de cabeza a sus superiores. Siempre se había caracterizado por su efectividad, versatilidad y empatía en los puestos de trabajo que había ocupado.
Pero un buen día, al igual que Dorothy, un terrible tornado lo arrancó de su apacible y tranquilo mundo y se vió arrastrado  hasta el río de aguas bravas de la actualidad laboral.
En medio de su frenética bajada sin control hacia la terrible cascada de las actuales cifras de desempleo, le dio tiempo de agarrarse a algunas de las ramas de la ribera. En ese momento en el que sientes que te vas a quedar sin aire, notó un estirón.
Dos manos amigas lo sacaron de la traicionera corriente. Ya en un lugar seguro, exhausto, estirado sobre la hierba, escuchó:
– Comienza a pintar de colores el presente para evitar que el futuro sea negro.
Al abrir los ojos, pensó:
– Yo no soy un pez muerto arrastrado por la corriente. Yo siempre he sido un luchador y en este rio hoy me toca ser un salmón. Y si el esfuerzo, tesón y compromiso en todos mis trabajos anteriores los dirijo a un empleo propio?
Desde entonces hasta ahora mismo, nuestro chico continua trabajando para el mismo en lo que más le gusta:  Internet y las Redes Sociales.

Read more

Clickpadres en 8TV

Hoy en ClickPadres estamos supercontentos! No todos los días salimos  por la tele! Hace unas semanas, navegando por la red, descubrí un anuncio publicado por Initec, el centro dónde realicé un curso intensivo Community Manager. En él buscaban a personas que se hubiesen reciclado con alguno de sus cursos y que en la actualidad trabajasen en Internet. Pues bien, respondí y el resultado es la aparición de ClickPadres en la tele.

La entrevista la grabamos en el laboratorio de ClickPadres. El lugar de dónde nacen las ideas, textos, dibujos, sonrisas de este proyecto que llamamos ClickPadres.
En nuestro taller tenemos un gran mural dónde tenemos expuestas todas las tareas que realizamos. ¿Porqué? Por que reciclamos continuamente. Reciclamos el material y reciclamos las ideas que vamos trabajado. De una idea primitiva, brotan otras a medida que pasa el tiempo. Los días en los que las musas tienen fiesta, recurrimos a nuestro panel. Echamos un vistazo y siempre nos surge alguna idea nueva. Un trocito de aquí, un trocito de allá y al final, sea de una forma o de otra, moldeamos nuestro futuro encargo.

Nos gusta nuestro panel. Es superútil. Es una fuente de ideas que nos compensa el trabajo que realizamos cada día.
Como Keyser Söze, observó el panel de ClickPadres y escucho una historia:
Es la historia de un chico que siempre había trabajado muy duro. Realmente era un buen trabajador. De esos que aportan soluciones a la empresa. No de los que aportan problemas y quebraderos de cabeza a sus superiores. Siempre se había caracterizado por su efectividad, versatilidad y empatía en los puestos de trabajo que había ocupado.
Pero un buen día, al igual que Dorothy, un terrible tornado lo arrancó de su apacible y tranquilo mundo y se vió arrastrado  hasta el río de aguas bravas de la actualidad laboral.
En medio de su frenética bajada sin control hacia la terrible cascada de las actuales cifras de desempleo, le dio tiempo de agarrarse a algunas de las ramas de la ribera. En ese momento en el que sientes que te vas a quedar sin aire, notó un estirón.
Dos manos amigas lo sacaron de la traicionera corriente. Ya en un lugar seguro, exhausto, estirado sobre la hierba, escuchó:
– Comienza a pintar de colores el presente para evitar que el futuro sea negro.
Al abrir los ojos, pensó:
– Yo no soy un pez muerto arrastrado por la corriente. Yo siempre he sido un luchador y en este rio hoy me toca ser un salmón. Y si el esfuerzo, tesón y compromiso en todos mis trabajos anteriores los dirijo a un empleo propio?
Desde entonces hasta ahora mismo, nuestro chico continua trabajando para el mismo en lo que más le gusta:  Internet y las Redes Sociales.

Read more

Planetario de Huesca, Espacio 0,42, una ventana al Universo.

Longitud 0,latitud 42. ¿de dónde son esas coordenadas?

En el año 2008, estuvimos un mes recorriendo algunos lugares de Argentina y Chile. Llegamos a un lugar increible, el valle de Elqui, y allí descubrimos que además de considerarse la cuna del Pisco, en esta zona se dan unas condiciones únicas para la observación astronómica. Como no podía ser de otro modo  una de las noches nos apuntamos a lo que fué una experiencia increíble. Subir en plena noche a la cima de una montaña y descubrir por dentro uno de esos grandes telescopios que resultan ser verdaderas ventanas al espacio. Fué allí donde descubrimos un “turismo de las estrellas” que viaja y en ocasiones paga cifras astronómicas por asomarse a esas originales ventanas.
Es por ello que nos alegramos en cuanto escuchamos la noticia de la creación de un planetario en Huesca, y concretamente en Walqa otro de esos proyectos de los que nos gusta su transfondo.
No hace mucho tuvimos ocasión de visitarlo y la verdad es que nos encantó.
La astronomía es una ciencia que se vive con pasión pero que en ocasiones es dificil transmitir por lo abstracto y distante que puede parecernos. Todos, incluidos los peques tenemos gran cantidad de imagenes en nuestras cabezas de ese espacio con lo cual ya es complicado sorprendernos.

En el planetario de Huesca lo consiguen desde el primer momento, ya el espacio y su espectacular fachada al atardecer nos hace sentir que entramos en un lugar especial. Su espectacular globo terráqueo a escala donde buscarnos, ya nos hace cambiar nuestro sistema de percepción y escalas.
En espiral nos adentramos en las entrañas de este lugar para viajar al exterior y cual sueño infantil volar entre planetas, satélites y estrellas, mientras aprendemos. Desplazarnos por la superficie de Marte o penetrar entre los anillos de Saturno son algunas de las proezas que lograremos. Por un segundo miro a mi alrededor y veo rostros iluminados con esas caras de sorpresa que perdimos en nuestra infancia.
Para terminar nos asomaremos a dos de esas ventanas que nos acercan a algunos de esos brillantes puntos de luz que tenemos cada día sobre nuestras cabezas.

El frío de la noche nos pone en contacto de nuevo con nuestras preocupaciones y nos hace descender a nuestro reducido mundo particular… Al salir en el silencio de los grandes momentos una pregunta ronda por nuestras cabezas…¿qué hay detrás de ese precioso cielo pirenaico?
Volveremos para seguir descubriendolo

Read more

Planetario de Huesca, Espacio 0,42, una ventana al Universo.

Longitud 0,latitud 42. ¿de dónde son esas coordenadas?

En el año 2008, estuvimos un mes recorriendo algunos lugares de Argentina y Chile. Llegamos a un lugar increible, el valle de Elqui, y allí descubrimos que además de considerarse la cuna del Pisco, en esta zona se dan unas condiciones únicas para la observación astronómica. Como no podía ser de otro modo  una de las noches nos apuntamos a lo que fué una experiencia increíble. Subir en plena noche a la cima de una montaña y descubrir por dentro uno de esos grandes telescopios que resultan ser verdaderas ventanas al espacio. Fué allí donde descubrimos un “turismo de las estrellas” que viaja y en ocasiones paga cifras astronómicas por asomarse a esas originales ventanas.
Es por ello que nos alegramos en cuanto escuchamos la noticia de la creación de un planetario en Huesca, y concretamente en Walqa otro de esos proyectos de los que nos gusta su transfondo.
No hace mucho tuvimos ocasión de visitarlo y la verdad es que nos encantó.
La astronomía es una ciencia que se vive con pasión pero que en ocasiones es dificil transmitir por lo abstracto y distante que puede parecernos. Todos, incluidos los peques tenemos gran cantidad de imagenes en nuestras cabezas de ese espacio con lo cual ya es complicado sorprendernos.

En el planetario de Huesca lo consiguen desde el primer momento, ya el espacio y su espectacular fachada al atardecer nos hace sentir que entramos en un lugar especial. Su espectacular globo terráqueo a escala donde buscarnos, ya nos hace cambiar nuestro sistema de percepción y escalas.
En espiral nos adentramos en las entrañas de este lugar para viajar al exterior y cual sueño infantil volar entre planetas, satélites y estrellas, mientras aprendemos. Desplazarnos por la superficie de Marte o penetrar entre los anillos de Saturno son algunas de las proezas que lograremos. Por un segundo miro a mi alrededor y veo rostros iluminados con esas caras de sorpresa que perdimos en nuestra infancia.
Para terminar nos asomaremos a dos de esas ventanas que nos acercan a algunos de esos brillantes puntos de luz que tenemos cada día sobre nuestras cabezas.

El frío de la noche nos pone en contacto de nuevo con nuestras preocupaciones y nos hace descender a nuestro reducido mundo particular… Al salir en el silencio de los grandes momentos una pregunta ronda por nuestras cabezas…¿qué hay detrás de ese precioso cielo pirenaico?
Volveremos para seguir descubriendolo

Read more

Un espacio para la espiritualidad de los niños.

Hoy, después de una agradable pero intensa sesión de Yoga con los niños he reflexionado sobre algunas cosas en las que llevo trabajando un tiempo. Los niños que vienen a mis clases no son distintos de aquellos que pueblan las escuelas en nuestras ciudades. Sus padres han confiado en el efecto que el Yoga provoca en los niños y por distintos motivos nos traen a sus hijos y confían en que este método les ayuda a estar más tranquilos y ellos mismos me lo constatan cada día. A menudo les propongo juegos de respiración, sensoriales y de relajación. Ellos son como esponjas y aceptan lo que les propongo con una entrega increíble. A veces me cuentan sus experiencias en la escuela hablando de notas, calificaciones y conocimientos. Me gusta escucharles aunque la dinámica de la clase vaya por otros derroteros, luego entran en ella y se entregan con todo su corazón.

Hoy por ejemplo venían rotos, una con la muñeca dolorida, otra con el tobillo tronzado, otra con una tos incesante. Al comenzar las posturas me dí cuenta de ello. Así que decidí hacer Reiki con ellos, dos de la niñas ya habían tenido experiencia con el Reiki. Así que hicimos una sesión de sanación que duró unos minutos en cada uno de ellos. La verdad es que entraron pronto en la relajación y doy fe que les resultó corta. Antes de eso hice con ellos una meditación para llenar la sala de buena energía y se estuvieron quietos los quince minutos que duró. No hicimos juegos apenas en toda la hora y la hora transcurrió entre el cuento, la meditación, el Reiki y la relajación, hablando bajito de sus emociones y de sus reflexiones. Y así nos dejamos llevar por la luna nueva que hoy entra…

El caso es que, pienso en el día a día de los niños y en su exposición a la multitud de estímulos provenientes de ordenadores, de la televisión, los centros comerciales, el bombardeo de datos, lógicas matemáticas, lingüísticas del cole, en un papel y tantas horas en clase sin salir exceptuando el recreo. Sus tareas, sus notas , sus calificaciones. Y el poco tiempo para su juego e interaccionar con la naturaleza. Y luego, como cuando, les ofreces un lugar para la relajación, para sentirse.Te das cuenta como lo aceptan y como lo viven. ¿Dónde está entonces el espacio para que los niños expongan su espiritualidad? ¿Dónde esta su espacio para sentirse niños? ¿Dónde está su espacio para sentir la conexión con el mundo?. Creo que deberíamos reflexionar sobre esto y dotar a su educación de un encuentro con su lado espiritual. Creo que muchos niños les cuesta relajarse porque no se les da una oportunidad. Por eso creo que a los niños como dice Osho* hay que dejar que salga su ser que lleva dentro y no seguir metiendo tantas y tantas cosas inservibles en sus pequeñitas cabezas. Hoy todo esto me ha hecho reflexionar.

(*) Osho. “El libro del niño” 2009 Editorial Debolsillo

Por que creo que una educación en contacto con la naturaleza nos da valores intento compartir siempre que puedo con mis hijas, con mi mujer y con mis amigos todo aquello que adoro y expreso con el corazón. Y por que creo y seguiré creyendo en el ser humano. Dichoso el que disfruta de los valores naturales y su sabiduría con los suyos.

Read more

Un espacio para la espiritualidad de los niños.

Hoy, después de una agradable pero intensa sesión de Yoga con los niños he reflexionado sobre algunas cosas en las que llevo trabajando un tiempo. Los niños que vienen a mis clases no son distintos de aquellos que pueblan las escuelas en nuestras ciudades. Sus padres han confiado en el efecto que el Yoga provoca en los niños y por distintos motivos nos traen a sus hijos y confían en que este método les ayuda a estar más tranquilos y ellos mismos me lo constatan cada día. A menudo les propongo juegos de respiración, sensoriales y de relajación. Ellos son como esponjas y aceptan lo que les propongo con una entrega increíble. A veces me cuentan sus experiencias en la escuela hablando de notas, calificaciones y conocimientos. Me gusta escucharles aunque la dinámica de la clase vaya por otros derroteros, luego entran en ella y se entregan con todo su corazón.

Hoy por ejemplo venían rotos, una con la muñeca dolorida, otra con el tobillo tronzado, otra con una tos incesante. Al comenzar las posturas me dí cuenta de ello. Así que decidí hacer Reiki con ellos, dos de la niñas ya habían tenido experiencia con el Reiki. Así que hicimos una sesión de sanación que duró unos minutos en cada uno de ellos. La verdad es que entraron pronto en la relajación y doy fe que les resultó corta. Antes de eso hice con ellos una meditación para llenar la sala de buena energía y se estuvieron quietos los quince minutos que duró. No hicimos juegos apenas en toda la hora y la hora transcurrió entre el cuento, la meditación, el Reiki y la relajación, hablando bajito de sus emociones y de sus reflexiones. Y así nos dejamos llevar por la luna nueva que hoy entra…

El caso es que, pienso en el día a día de los niños y en su exposición a la multitud de estímulos provenientes de ordenadores, de la televisión, los centros comerciales, el bombardeo de datos, lógicas matemáticas, lingüísticas del cole, en un papel y tantas horas en clase sin salir exceptuando el recreo. Sus tareas, sus notas , sus calificaciones. Y el poco tiempo para su juego e interaccionar con la naturaleza. Y luego, como cuando, les ofreces un lugar para la relajación, para sentirse.Te das cuenta como lo aceptan y como lo viven. ¿Dónde está entonces el espacio para que los niños expongan su espiritualidad? ¿Dónde esta su espacio para sentirse niños? ¿Dónde está su espacio para sentir la conexión con el mundo?. Creo que deberíamos reflexionar sobre esto y dotar a su educación de un encuentro con su lado espiritual. Creo que muchos niños les cuesta relajarse porque no se les da una oportunidad. Por eso creo que a los niños como dice Osho* hay que dejar que salga su ser que lleva dentro y no seguir metiendo tantas y tantas cosas inservibles en sus pequeñitas cabezas. Hoy todo esto me ha hecho reflexionar.

(*) Osho. “El libro del niño” 2009 Editorial Debolsillo

Por que creo que una educación en contacto con la naturaleza nos da valores intento compartir siempre que puedo con mis hijas, con mi mujer y con mis amigos todo aquello que adoro y expreso con el corazón. Y por que creo y seguiré creyendo en el ser humano. Dichoso el que disfruta de los valores naturales y su sabiduría con los suyos.

Read more

Viernes revival

A raiz de un comentario en un post bastante antiguo, hace unos días estuve releyendo entradas viejas del blog, uno ya lleva un temporadita, y van ya mas de 200. Me sorprendió que hay muchas que ni siquiera recordaba, van siendo eclipsadas por las  nuevas, lo nuevo siempre le quita protagonismo a lo viejo, la vida es así.
Entonces pensé que se merecian una nueva vida, y que, aunque hay lectores que leen este blog desde el principio (mil gracias) muchos, son mas recientes, y puede que no las hayan leido. Así que, ni corto ni perezoso, las he seleccionado y remasterizado, que las he corregido, vaya, y me propongo ir colgando una cada viernes, es lo que he pasado a denominar, ta chan, ta chan! Viernes revival!!  (sin cachondeito!) y durara hasta que se me acaben los post molones, o hasta que se me olvide, lo que pase antes.
Esta primera se llamo:

Sueños Raros

Todos tenemos sueños raros, es mas, yo creo, que casi nunca tenemos sueños normales, el subconsciente es juguetón y traicionero, y además, no juega con las mismas reglas que nosotros, él va a lo suyo, y despliega una amplia panoplia de situaciones estrafalarias e irreales, pero que, de alguna manera, están ahí y conscientemente no podemos, no queremos, o no nos atrevemos a contar. Por el mismo motivo los olvidamos rápidamente, a los pocos segundos de despertarnos, se desvanecen como si nunca hubiesen estado, muchas veces son hiper raros y disparatados y nos viene bien olvidarlos, pero otras veces, soñamos cosas fantásticas y maravillosas, que durante unos minutos nos han parecido completamente reales,  que nos encantarían atesorar, y que, en el mejor de los casos, se quedan almacenadas en la mente, difuminadas como una vieja película en blanco y negro que vimos hace años.
Todos tenemos sueños raros, pero, en el caso de los niños es todavía mejor, ya que, si su realidad puede ser totalmente distorsionada (¿o quizá la distorsionada es la nuestra?) sus fantasía alcanzan ya límites Kafkianos.
Hace no mucho, estaba charlando con Marco, que al igual que sus hermanos, cuando ve fotos de su madre y yo, de la época en la que vivíamos en Londres, se enfada y no entiende porque él no estaba, se lo explicamos muchas veces pero aun no entiende que había vida antes de que él naciera, y una mañana nos comento que había soñado con cuando estábamos en Londres, y que él lo había visto, yo le pregunte que si él estaba allí con nosotros, y contestó que no, claro, aún estaba en  la barriga de mami (faltaban 12 años para eso!) pero se asomo por el ombligo y lo vio todo!!!…como si fuese una mirilla de una puerta !!
Hace también unos días, Lucas nos habló de un sueño que había tenido, aún mas estrafalario, había soñado con el día de nuestra boda, (otro enfado porque ellos no estaban!!) y en el momento de darnos el beso, ellos salían de la barriga de su madre, haciendo la aparición estelar, al tiempo que todo el mundo se deshacía en aplausos!!(eso pasaría 9 años despues, en el hospital, y creo que no hubieron palmas!!)…solo imaginármelo, me da escalofríos, pero él estaba super contento, por fin había estado en nuestra boda.

Read more

Viernes revival

A raiz de un comentario en un post bastante antiguo, hace unos días estuve releyendo entradas viejas del blog, uno ya lleva un temporadita, y van ya mas de 200. Me sorprendió que hay muchas que ni siquiera recordaba, van siendo eclipsadas por las  nuevas, lo nuevo siempre le quita protagonismo a lo viejo, la vida es así.
Entonces pensé que se merecian una nueva vida, y que, aunque hay lectores que leen este blog desde el principio (mil gracias) muchos, son mas recientes, y puede que no las hayan leido. Así que, ni corto ni perezoso, las he seleccionado y remasterizado, que las he corregido, vaya, y me propongo ir colgando una cada viernes, es lo que he pasado a denominar, ta chan, ta chan! Viernes revival!!  (sin cachondeito!) y durara hasta que se me acaben los post molones, o hasta que se me olvide, lo que pase antes.
Esta primera se llamo:

Sueños Raros

Todos tenemos sueños raros, es mas, yo creo, que casi nunca tenemos sueños normales, el subconsciente es juguetón y traicionero, y además, no juega con las mismas reglas que nosotros, él va a lo suyo, y despliega una amplia panoplia de situaciones estrafalarias e irreales, pero que, de alguna manera, están ahí y conscientemente no podemos, no queremos, o no nos atrevemos a contar. Por el mismo motivo los olvidamos rápidamente, a los pocos segundos de despertarnos, se desvanecen como si nunca hubiesen estado, muchas veces son hiper raros y disparatados y nos viene bien olvidarlos, pero otras veces, soñamos cosas fantásticas y maravillosas, que durante unos minutos nos han parecido completamente reales,  que nos encantarían atesorar, y que, en el mejor de los casos, se quedan almacenadas en la mente, difuminadas como una vieja película en blanco y negro que vimos hace años.
Todos tenemos sueños raros, pero, en el caso de los niños es todavía mejor, ya que, si su realidad puede ser totalmente distorsionada (¿o quizá la distorsionada es la nuestra?) sus fantasía alcanzan ya límites Kafkianos.
Hace no mucho, estaba charlando con Marco, que al igual que sus hermanos, cuando ve fotos de su madre y yo, de la época en la que vivíamos en Londres, se enfada y no entiende porque él no estaba, se lo explicamos muchas veces pero aun no entiende que había vida antes de que él naciera, y una mañana nos comento que había soñado con cuando estábamos en Londres, y que él lo había visto, yo le pregunte que si él estaba allí con nosotros, y contestó que no, claro, aún estaba en  la barriga de mami (faltaban 12 años para eso!) pero se asomo por el ombligo y lo vio todo!!!…como si fuese una mirilla de una puerta !!
Hace también unos días, Lucas nos habló de un sueño que había tenido, aún mas estrafalario, había soñado con el día de nuestra boda, (otro enfado porque ellos no estaban!!) y en el momento de darnos el beso, ellos salían de la barriga de su madre, haciendo la aparición estelar, al tiempo que todo el mundo se deshacía en aplausos!!(eso pasaría 9 años despues, en el hospital, y creo que no hubieron palmas!!)…solo imaginármelo, me da escalofríos, pero él estaba super contento, por fin había estado en nuestra boda.

Read more

Fabricamos una colina, unos árboles, un tren y una playa.

¿Cómo os imagináis la vista de la playa desde el tren mágico de ClickPadres? Nosotros empezamos imaginando una colina, una playa y  mar salpicado de velas blancas.
Para haber la colina utilizamos una cartulina azul (Reciclada de una foto anterior), le damos forma de colina doblando uno de los lados repetidas veces. Tras comprobar que no se aguanta, buscamos unos trocitos de cartón un poquito más duro y lo grapamos por debajo de la cartulina para fijar la forma curva de la colina.                                                      

Pero, claro es de color azul. tenemos que darle aspecto de colina. Para eso hemos utilizado unos retales de papel Crepe que hemos encontrado en el laboratorio de ClickPadres. Este tipo de papel es fácilmente localizable en cualquier papelería y al comprobar la etiqueta del precio vemos que es bastante económico. El rollo de 0.50 x 2.5 mts cuesta 0.80 céntimos. Pegamos el papel Crepe verde a la parte curva de la cartulina y fabricamos un tren con cartulina marrón y unas vías con cartulina negra.

 Para hacer la playa utlizamos una cartulina naranja y para darle aspecto vivo y acuático al mar. Cubrimos la parte azul que nos queda de cartulina con papel Crepe de color azul. Lo dejamos un poco suelto para que la imagen de las olas quede más auténtica. 
Y, ¿Qué tal si “fabricamos” unos barcos con papel?. Nos animamos y “fabricamos” también toallas, bañistas que enganchamos sobre la arena de la playa.   Por último “fabricamos” algunos árboles con cartulina marrón de los recortes sobrantes y un poquito del papel Crepe verde que nos sobra (tenemos un montón) y los enganchamos a los lados de la vía. 


Bueno, así es como nos imaginamos en ClickPadres la vista de la playa desde el tren mágico. Y vosotros/as?  

Ya de vuelta en nuestra cabina, después de una revitalizante ducha, me siento en la butaca y oh!, los barcos, los árboles, las personas, todo! se va haciendo cada vez más pequeño. Sin notarlo nuestro tren mágico se ha despegado de sus vías y ahora mismo surca el cielo veloz como un rayo. ¿Cuál será la próxima parada?

Dubidubidubi, dubidubidubi!- Se escucha un teléfono móvil desde el otro lado de la pared. Una voz infantil responde a la llamada. Y aquí es dónde ya nos imaginamos (más o menos) nuestra próxima parada.

Chu-Chu!- Próxima parada: Smartphones y niños.

Read more

Fabricamos una colina, unos árboles, un tren y una playa.

¿Cómo os imagináis la vista de la playa desde el tren mágico de ClickPadres? Nosotros empezamos imaginando una colina, una playa y  mar salpicado de velas blancas.
Para haber la colina utilizamos una cartulina azul (Reciclada de una foto anterior), le damos forma de colina doblando uno de los lados repetidas veces. Tras comprobar que no se aguanta, buscamos unos trocitos de cartón un poquito más duro y lo grapamos por debajo de la cartulina para fijar la forma curva de la colina.                                                      

Pero, claro es de color azul. tenemos que darle aspecto de colina. Para eso hemos utilizado unos retales de papel Crepe que hemos encontrado en el laboratorio de ClickPadres. Este tipo de papel es fácilmente localizable en cualquier papelería y al comprobar la etiqueta del precio vemos que es bastante económico. El rollo de 0.50 x 2.5 mts cuesta 0.80 céntimos. Pegamos el papel Crepe verde a la parte curva de la cartulina y fabricamos un tren con cartulina marrón y unas vías con cartulina negra.

 Para hacer la playa utlizamos una cartulina naranja y para darle aspecto vivo y acuático al mar. Cubrimos la parte azul que nos queda de cartulina con papel Crepe de color azul. Lo dejamos un poco suelto para que la imagen de las olas quede más auténtica. 
Y, ¿Qué tal si “fabricamos” unos barcos con papel?. Nos animamos y “fabricamos” también toallas, bañistas que enganchamos sobre la arena de la playa.   Por último “fabricamos” algunos árboles con cartulina marrón de los recortes sobrantes y un poquito del papel Crepe verde que nos sobra (tenemos un montón) y los enganchamos a los lados de la vía. 


Bueno, así es como nos imaginamos en ClickPadres la vista de la playa desde el tren mágico. Y vosotros/as?  

Ya de vuelta en nuestra cabina, después de una revitalizante ducha, me siento en la butaca y oh!, los barcos, los árboles, las personas, todo! se va haciendo cada vez más pequeño. Sin notarlo nuestro tren mágico se ha despegado de sus vías y ahora mismo surca el cielo veloz como un rayo. ¿Cuál será la próxima parada?

Dubidubidubi, dubidubidubi!- Se escucha un teléfono móvil desde el otro lado de la pared. Una voz infantil responde a la llamada. Y aquí es dónde ya nos imaginamos (más o menos) nuestra próxima parada.

Chu-Chu!- Próxima parada: Smartphones y niños.

Read more

El tren mágico de ClickPadres. Fin de la primera jornada de nuestro viaje.

La semana pasada, en ClickPadres, comenzamos el viaje hacia la seguridad en Internet. Buf! Que complicado! Buf! Que pereza!. Pues no. Ni muchísimo menos. Nos lo estamos pasando realmente bien. Nos encontramos un mapa y decidimos lanzarnos a la aventura siguiendo sus indicaciones. Decidimos dar el primer paso. Ese primer paso que te lleva irremediablemente, un poquito más lejos. Por que algo que no podemos negar es que manteniéndonos inmóviles no vamos a llegar a ninguna parte. Si permanecemos quietos no vamos a alcanzar ningún objetivo, ni a corto ni a largo plazo.
“La aventura más apasionante comienza con un paso” (Alexandra David-Néel)
También celebramos el día de Sant Jordi con nuestro amigo Blas, el Dragón. Un pedazo de dragón gigante con un corazón proporcional a su volumen. Un dragón que aprendió que la amistad es algo muy importante. El bondadoso dragón aprendió con sus nuevos amigos que la lectura es algo apasionante. Cada libro que lees es una pequeña pieza de Tetris que poco a poco , con el paso de los años, forman tu personalidad, cultura y tu forma de entender a las personas y a el mundo que te rodea.
Esta semana hemos aprendido a abrocharnos el cinturón de nuestro tren mágico. ¿Cómo? Un tren con cinturón de seguridad. Exacto, más vale estar prevenidos. Al igual que en la vida offline, en el mundo online debemos ir un paso por delante es prevenir posibles accidentes o encuentros desafortunados de nuestros hijos durante su navegación por Internet y las Redes Sociales. Comprobamos como debemos seguir unas lógicas indicaciones 
         Ubicar siempre el PC familiar en una estancia común de la casa. El lugar dónde la familia realice su vida cotidiana.
         Controlar el tiempo de conexión de los peques a la red. Abusar de Internet provoca adicción. Controlar el tiempo de conexión en todos los gadgets, smartphones, tablets, PC y videojuegos.
         Antes de ni tan siquiera ponernos en marcha aprendimos que debemos instalar un mínimo programa de control parental para prevenir “sustos” a los más pequeños.
¿Qué tipo de energía mueve este tren? ¿De que se alimenta para poner en marcha su motor? La caldera de la máquina que mueve el tren mágico de  se ClickPadres carga con el convencimiento de que el mejor camino para evitar el Ciberacoso y los Delitos telemáticos  dirigidos a los menores, es sin lugar a dudas la educación activa compartida en las #TIC. La lucha contra los ciberdelitos es el polo negativo de la batería del tren de ClickPadres, mientras que el polo positivo es sin lugar a dudas el hecho de formar usuarios competentes y respetuosos en la red.
La primera noticia que leemos durante el viaje hace referencia a la pornografía infantil en la red. Menudo golpe. Un golpe del que nos reponemos confiando en la luz que despide ClickPadres y que nos llega desde el final del túnel. Menos mal, que agobio, solo pensarlo. A uno se le ponen los pelos de punta. Pornografía + Internet + Niños, una combinación realmente mala, la peor. Pero no por ser el tema desagradable, vamos a mirar hacia otro lado. Es hora de aceptar la realidad actual de la pornografía infantil en Internet. El tráfico de estos contenidos es a día de hoy frenético. Debemos aceptarlo y educar a nuestros hijos e hijas para mantenerlos lejos de estos terribles comportamientos.
La primera parada de nuestro viaje fue en el maravilloso pueblo de “Respeto”. Sin darnos apenas cuenta durante nuestra estancia aprendimos varias costumbres locales que resulta que podemos aplicar sin problemas durante nuestra navegación por Internet. Aprendimos cómo los niños de Respeto aprenden tres valores fundamentales en la escuela. Tres valores que refuerzan sus padres y madres en el día a día de los pequeños. La Tolerancia, la Amistad y el Respeto son los tres valores que nos llevamos con nosotros como souvenir para adaptarlos a nuestra navegación por la red. En primer lugar Respeto por uno mismo y por nuestras publicaciones , de igual modo Respeto por las publicaciones y opiniones ajenas expresadas en Internet. En segundo lugar, Reconocimiento de la Amistad auténtica como un valioso vehículo de aprendizaje compartido. Y como no, Tolerancia. Por que los niños no tienen prejuicios y si reciben la educación adecuada son tolerantes. No les contaminemos con fobias ignorantes del mundo adulto.
¿Cuál será la próxima parada del tren mágico de ClickPadres?
Nuestro tren sigue sinuosamente la línea de la costa, y en uno de los tramos de playa observamos a los bañistas divirtiéndose en un fantástico día de verano. Los barcos surcan el mar desplazándose suavemente sobre las olas. Oh! Mira, fíjate!  Un avión y un helicóptero!

Chu-Chu! Saludamos desde la colina!
         ¿Tendremos tiempo de bañarnos en la próxima parada, papá?
         Claro que sí hijo.
Y por dentro sentimos la misma infantil llamada de la arena de la playa y de los revolcones en las olas del mediterráneo. Que buenos recuerdos nos trae el aroma a sal del mar. Y que buenos y divertidos momentos pasamos con nuestros hijos ahora que somos papás y mamás. Gracias, Mar Mediterráneo!
Read more

El tren mágico de ClickPadres. Fin de la primera jornada de nuestro viaje.

La semana pasada, en ClickPadres, comenzamos el viaje hacia la seguridad en Internet. Buf! Que complicado! Buf! Que pereza!. Pues no. Ni muchísimo menos. Nos lo estamos pasando realmente bien. Nos encontramos un mapa y decidimos lanzarnos a la aventura siguiendo sus indicaciones. Decidimos dar el primer paso. Ese primer paso que te lleva irremediablemente, un poquito más lejos. Por que algo que no podemos negar es que manteniéndonos inmóviles no vamos a llegar a ninguna parte. Si permanecemos quietos no vamos a alcanzar ningún objetivo, ni a corto ni a largo plazo.
“La aventura más apasionante comienza con un paso” (Alexandra David-Néel)
También celebramos el día de Sant Jordi con nuestro amigo Blas, el Dragón. Un pedazo de dragón gigante con un corazón proporcional a su volumen. Un dragón que aprendió que la amistad es algo muy importante. El bondadoso dragón aprendió con sus nuevos amigos que la lectura es algo apasionante. Cada libro que lees es una pequeña pieza de Tetris que poco a poco , con el paso de los años, forman tu personalidad, cultura y tu forma de entender a las personas y a el mundo que te rodea.
Esta semana hemos aprendido a abrocharnos el cinturón de nuestro tren mágico. ¿Cómo? Un tren con cinturón de seguridad. Exacto, más vale estar prevenidos. Al igual que en la vida offline, en el mundo online debemos ir un paso por delante es prevenir posibles accidentes o encuentros desafortunados de nuestros hijos durante su navegación por Internet y las Redes Sociales. Comprobamos como debemos seguir unas lógicas indicaciones 
         Ubicar siempre el PC familiar en una estancia común de la casa. El lugar dónde la familia realice su vida cotidiana.
         Controlar el tiempo de conexión de los peques a la red. Abusar de Internet provoca adicción. Controlar el tiempo de conexión en todos los gadgets, smartphones, tablets, PC y videojuegos.
         Antes de ni tan siquiera ponernos en marcha aprendimos que debemos instalar un mínimo programa de control parental para prevenir “sustos” a los más pequeños.
¿Qué tipo de energía mueve este tren? ¿De que se alimenta para poner en marcha su motor? La caldera de la máquina que mueve el tren mágico de  se ClickPadres carga con el convencimiento de que el mejor camino para evitar el Ciberacoso y los Delitos telemáticos  dirigidos a los menores, es sin lugar a dudas la educación activa compartida en las #TIC. La lucha contra los ciberdelitos es el polo negativo de la batería del tren de ClickPadres, mientras que el polo positivo es sin lugar a dudas el hecho de formar usuarios competentes y respetuosos en la red.
La primera noticia que leemos durante el viaje hace referencia a la pornografía infantil en la red. Menudo golpe. Un golpe del que nos reponemos confiando en la luz que despide ClickPadres y que nos llega desde el final del túnel. Menos mal, que agobio, solo pensarlo. A uno se le ponen los pelos de punta. Pornografía + Internet + Niños, una combinación realmente mala, la peor. Pero no por ser el tema desagradable, vamos a mirar hacia otro lado. Es hora de aceptar la realidad actual de la pornografía infantil en Internet. El tráfico de estos contenidos es a día de hoy frenético. Debemos aceptarlo y educar a nuestros hijos e hijas para mantenerlos lejos de estos terribles comportamientos.
La primera parada de nuestro viaje fue en el maravilloso pueblo de “Respeto”. Sin darnos apenas cuenta durante nuestra estancia aprendimos varias costumbres locales que resulta que podemos aplicar sin problemas durante nuestra navegación por Internet. Aprendimos cómo los niños de Respeto aprenden tres valores fundamentales en la escuela. Tres valores que refuerzan sus padres y madres en el día a día de los pequeños. La Tolerancia, la Amistad y el Respeto son los tres valores que nos llevamos con nosotros como souvenir para adaptarlos a nuestra navegación por la red. En primer lugar Respeto por uno mismo y por nuestras publicaciones , de igual modo Respeto por las publicaciones y opiniones ajenas expresadas en Internet. En segundo lugar, Reconocimiento de la Amistad auténtica como un valioso vehículo de aprendizaje compartido. Y como no, Tolerancia. Por que los niños no tienen prejuicios y si reciben la educación adecuada son tolerantes. No les contaminemos con fobias ignorantes del mundo adulto.
¿Cuál será la próxima parada del tren mágico de ClickPadres?
Nuestro tren sigue sinuosamente la línea de la costa, y en uno de los tramos de playa observamos a los bañistas divirtiéndose en un fantástico día de verano. Los barcos surcan el mar desplazándose suavemente sobre las olas. Oh! Mira, fíjate!  Un avión y un helicóptero!

Chu-Chu! Saludamos desde la colina!
         ¿Tendremos tiempo de bañarnos en la próxima parada, papá?
         Claro que sí hijo.
Y por dentro sentimos la misma infantil llamada de la arena de la playa y de los revolcones en las olas del mediterráneo. Que buenos recuerdos nos trae el aroma a sal del mar. Y que buenos y divertidos momentos pasamos con nuestros hijos ahora que somos papás y mamás. Gracias, Mar Mediterráneo!
Read more

Tolerancia, Amistad y Respeto.


El tren se detiene, bajamos nerviosos y emocionados como los niños al descubrir algo nuevo. “Respeto” es un típico pueblo mediterráneo que se encuentra situado entre el mar y la montaña. Es un pueblo realmente precioso. La construcción de las casas con el paso del tiempo se ha integrando en el paisaje de tal forma que es difícil distinguir entre viviendas, parcelas, verjas, árboles y rocas.

Todos los lugareños dividen su jornada de trabajo entre el mar y los campos que rodean el pueblo. Hoy en día, “Respeto” funciona de una forma bastante autosuficiente. La agricultura, la ganadería y la pesca son el motor que mueve el día a día del pueblo.

Los habitantes de “Respeto” son las personas más amables que te puedes encontrar. Desde bien pequeños aprenden tres valores fundamentales en la escuela: Tolerancia, Amistad y Respeto;  por uno mismo y por los demás.
Más que aprender Tolerancia en la escuela, lo que de verdad aprenden es, a no perderla. Los niños no tienen prejuicios. Somos los adultos los que contaminamos de alguna manera sus pequeñas cabezas, arrastrados por la ignorancia, la incultura y el miedo a lo desconocido. Los profesores de la escuela del pueblo trabajan muy duro para que esa tolerancia se mantenga y no se pierda con la entrada al mundo adulto.
En el cole de “Respeto”, los niños y niñas aprenden el verdadero sentido y valor de la amistad y de cómo al igual que el amor, ésta también se ha de regar a diario para mantenerla viva y fresca.  
Y lo más importante, los escolares del pueblo, aprenden el significado real de la palabra: Respeto. Comenzando por conocerse y aceptarse uno mismo. De esta forma comienzan a conocer y aceptar su entorno y a sus semejantes.
“Respeto” se va haciendo cada vez más pequeño en el horizonte mientras siento que el tren acelera sobre las vías. Quizás es que ya no está enfadado. Quizás es que le está comenzando a gustar este viaje y quiere llegar cuanto antes a la siguiente parada. De todas formas, nos vamos de Respeto con muy buen sabor de boca. Nos vamos con algunas buenas recomendaciones que podemos aplicar sin problemas en el mundo online.
Para ser buenos ínternautas y navegar con seguridad podemos seguir en nuestra navegación las tres premisas que aprenden los niños de “Respeto”.
1- Tolerancia por las opiniones expresadas en la red. Detrás de cada publicación y fotografía siempre hay una persona de carne y hueso.
2- Amistad. Debemos transmitir a los menores que el hecho de tener un gran número de contactos no implica ser una persona  relevante o famosa. Conservaremos y confiaremos únicamente en nuestros contactos reales contrastados.
3- Por último que no menos importante, RESPETO. Respeto por las publicaciones y personas que no sean de nuestro agrado. Respeto por nuestras propias publicaciones. No por mostrar más tu vida privada vas a ser más conocido. El nivel de la privacidad de tus publicaciones ha de ser el mismo que el nivel de privacidad que mantienes en la vida real.
Hace unos días leí un buen ejemplo para ilustrar el tema de la privacidad de las publicaciones de los menores en la red, decía así: “No publiques ninguna fotografía en Internet que no te gustaría ver colgada en el tablón de anuncios de tu colegio o Instituto”.
Me trae de vuelta al mundo real desde mis pensamientos el movimiento de la puerta del vagón que queda delante mio, desde el otro lado llega el aroma de la cena. Eso le hace recordar a mi estómago que no hemos comido nada desde hace un buen rato, y el rugido de mi barriga resuena como un león haciéndose notar en medio de la sabana.

Read more

Tolerancia, Amistad y Respeto.


El tren se detiene, bajamos nerviosos y emocionados como los niños al descubrir algo nuevo. “Respeto” es un típico pueblo mediterráneo que se encuentra situado entre el mar y la montaña. Es un pueblo realmente precioso. La construcción de las casas con el paso del tiempo se ha integrando en el paisaje de tal forma que es difícil distinguir entre viviendas, parcelas, verjas, árboles y rocas.

Todos los lugareños dividen su jornada de trabajo entre el mar y los campos que rodean el pueblo. Hoy en día, “Respeto” funciona de una forma bastante autosuficiente. La agricultura, la ganadería y la pesca son el motor que mueve el día a día del pueblo.

Los habitantes de “Respeto” son las personas más amables que te puedes encontrar. Desde bien pequeños aprenden tres valores fundamentales en la escuela: Tolerancia, Amistad y Respeto;  por uno mismo y por los demás.
Más que aprender Tolerancia en la escuela, lo que de verdad aprenden es, a no perderla. Los niños no tienen prejuicios. Somos los adultos los que contaminamos de alguna manera sus pequeñas cabezas, arrastrados por la ignorancia, la incultura y el miedo a lo desconocido. Los profesores de la escuela del pueblo trabajan muy duro para que esa tolerancia se mantenga y no se pierda con la entrada al mundo adulto.
En el cole de “Respeto”, los niños y niñas aprenden el verdadero sentido y valor de la amistad y de cómo al igual que el amor, ésta también se ha de regar a diario para mantenerla viva y fresca.  
Y lo más importante, los escolares del pueblo, aprenden el significado real de la palabra: Respeto. Comenzando por conocerse y aceptarse uno mismo. De esta forma comienzan a conocer y aceptar su entorno y a sus semejantes.
“Respeto” se va haciendo cada vez más pequeño en el horizonte mientras siento que el tren acelera sobre las vías. Quizás es que ya no está enfadado. Quizás es que le está comenzando a gustar este viaje y quiere llegar cuanto antes a la siguiente parada. De todas formas, nos vamos de Respeto con muy buen sabor de boca. Nos vamos con algunas buenas recomendaciones que podemos aplicar sin problemas en el mundo online.
Para ser buenos ínternautas y navegar con seguridad podemos seguir en nuestra navegación las tres premisas que aprenden los niños de “Respeto”.
1- Tolerancia por las opiniones expresadas en la red. Detrás de cada publicación y fotografía siempre hay una persona de carne y hueso.
2- Amistad. Debemos transmitir a los menores que el hecho de tener un gran número de contactos no implica ser una persona  relevante o famosa. Conservaremos y confiaremos únicamente en nuestros contactos reales contrastados.
3- Por último que no menos importante, RESPETO. Respeto por las publicaciones y personas que no sean de nuestro agrado. Respeto por nuestras propias publicaciones. No por mostrar más tu vida privada vas a ser más conocido. El nivel de la privacidad de tus publicaciones ha de ser el mismo que el nivel de privacidad que mantienes en la vida real.
Hace unos días leí un buen ejemplo para ilustrar el tema de la privacidad de las publicaciones de los menores en la red, decía así: “No publiques ninguna fotografía en Internet que no te gustaría ver colgada en el tablón de anuncios de tu colegio o Instituto”.
Me trae de vuelta al mundo real desde mis pensamientos el movimiento de la puerta del vagón que queda delante mio, desde el otro lado llega el aroma de la cena. Eso le hace recordar a mi estómago que no hemos comido nada desde hace un buen rato, y el rugido de mi barriga resuena como un león haciéndose notar en medio de la sabana.

Read more

Y el parto en casa fue posible

Hace exactamente un año, el 2 de mayo de 2012, manteniamos una reunión con la que fue la matrona en el parto de los mellizos. Acudiamos a hablar con ella para que valorara una vez más la posibilidad de asistir nuestro parto en casa. No fue una reunión muy larga, pero los instantes previos a […]

Read more

Aceptando “Realidades Virtuales”.


Muy lentamente comenzamos el viaje sobre los raíles mientras nuestro tren parece quejarse al lanzar un agudo silbido. El aire limpio de la mañana que entra por la ventanilla despeina mi flequillo mientras ojeo el diario. Paso la página, y Plás!, tropiezo con una de esas desagradables y tristemente cada vez más habituales noticias sobre redadas policiales contra la pornografía infantil en la red. Otro triunfo policial contra los ciberdelitos, por suerte cada dia son más. Pero a pesar de aumentar el número de redadas policiales y denuncias, no hay suficientes policías y juzgados en el mundo para combatir todos los comportamientos delictivos que se producen diariamente en la red.
Una avalancha de preguntas cae a plomo sobre mi cabeza. De algunas conozco la respuesta, de otras no. Pero al leer este tipo de noticias  lo que de verdad siento, es indignación. No únicamente la triste indignación que se siente por los pederastas y pedófilos. Siento indignación y vergüenza ajena por la parte que nos toca como padres y madres. Puede resultar duro leer estas lineas pero es una evidente realidad que debemos aceptar.  
“Proporcionar a tus hijos el acceso a Internet sin educarlos previamente es igual que lanzarlos a un mar repleto de tiburones”.
Ante la ausencia de una educación digital, es responsabilidad de los padres el educar a los más pequeños en el ámbito #3.0. Educar para prevenir posibles “accidentes” y educar para disfrutar con respeto de la red.
El tráfico de contenidos de abierto carácter pedófilo es enorme. No podemos dejar entrar a nuestros hijos en Internet y las Redes Sociales sin proporcionarles una educación al respecto. Es simplemente sentido común. El mismo sentido común que nos guía en la vida Offline y que por desgracia, muchísimas personas no lo acaban de aplicar de igual modo en el mundo Online.
La red no es la culpable de los comportamientos pedófilos, pero sí los facilita. En Internet los pederastas y pedófilos se sienten seguros tras el falso anonimato bajo el que actúan. En Internet este tipo de ciberdelincuentes encuentran a otros muchos “iguales” con lo que la percepción de la gravedad de sus actos disminuye y se normaliza.
Los padres y madres que estén dispuestos a involucrarse en la educación 3.0 de sus hijos deben aceptar y admitir la realidad actual de estos temas en la red. De esta forma aprendiendo y formándonos es como poco a poco avanzaremos en nuestro camino hacia la seguridad en la red para los peques.
Recorremos kilómetros entre bosques de pinos y poco a poco, el tren, nos acerca a la costa. El meláncolico aroma del mar recorre el vagón y me hace recordar escenas de pasados veranos. Chu-Chu! Delante nuestro se presenta el primer túnel, tranquilos, es cortito.

-Nos acercamos a una estación!- Se escucha desde las primeras filas. El tren comienza a reducir su marcha por que llegamos al pueblo de “Respeto”.

– Coge la cámara y la chaqueta que bajaremos a visitarlo…

Read more

Aceptando “Realidades Virtuales”.


Muy lentamente comenzamos el viaje sobre los raíles mientras nuestro tren parece quejarse al lanzar un agudo silbido. El aire limpio de la mañana que entra por la ventanilla despeina mi flequillo mientras ojeo el diario. Paso la página, y Plás!, tropiezo con una de esas desagradables y tristemente cada vez más habituales noticias sobre redadas policiales contra la pornografía infantil en la red. Otro triunfo policial contra los ciberdelitos, por suerte cada dia son más. Pero a pesar de aumentar el número de redadas policiales y denuncias, no hay suficientes policías y juzgados en el mundo para combatir todos los comportamientos delictivos que se producen diariamente en la red.
Una avalancha de preguntas cae a plomo sobre mi cabeza. De algunas conozco la respuesta, de otras no. Pero al leer este tipo de noticias  lo que de verdad siento, es indignación. No únicamente la triste indignación que se siente por los pederastas y pedófilos. Siento indignación y vergüenza ajena por la parte que nos toca como padres y madres. Puede resultar duro leer estas lineas pero es una evidente realidad que debemos aceptar.  
“Proporcionar a tus hijos el acceso a Internet sin educarlos previamente es igual que lanzarlos a un mar repleto de tiburones”.
Ante la ausencia de una educación digital, es responsabilidad de los padres el educar a los más pequeños en el ámbito #3.0. Educar para prevenir posibles “accidentes” y educar para disfrutar con respeto de la red.
El tráfico de contenidos de abierto carácter pedófilo es enorme. No podemos dejar entrar a nuestros hijos en Internet y las Redes Sociales sin proporcionarles una educación al respecto. Es simplemente sentido común. El mismo sentido común que nos guía en la vida Offline y que por desgracia, muchísimas personas no lo acaban de aplicar de igual modo en el mundo Online.
La red no es la culpable de los comportamientos pedófilos, pero sí los facilita. En Internet los pederastas y pedófilos se sienten seguros tras el falso anonimato bajo el que actúan. En Internet este tipo de ciberdelincuentes encuentran a otros muchos “iguales” con lo que la percepción de la gravedad de sus actos disminuye y se normaliza.
Los padres y madres que estén dispuestos a involucrarse en la educación 3.0 de sus hijos deben aceptar y admitir la realidad actual de estos temas en la red. De esta forma aprendiendo y formándonos es como poco a poco avanzaremos en nuestro camino hacia la seguridad en la red para los peques.
Recorremos kilómetros entre bosques de pinos y poco a poco, el tren, nos acerca a la costa. El meláncolico aroma del mar recorre el vagón y me hace recordar escenas de pasados veranos. Chu-Chu! Delante nuestro se presenta el primer túnel, tranquilos, es cortito.

-Nos acercamos a una estación!- Se escucha desde las primeras filas. El tren comienza a reducir su marcha por que llegamos al pueblo de “Respeto”.

– Coge la cámara y la chaqueta que bajaremos a visitarlo…

Read more

Adán y Eva… y su descendencia

¿Alguna vez se han preguntado cómo es posible que Adán y Eva hayan poblado la faz de la Tierra? Esa pregunta, un poco más compleja, me la hizo la Chiqui hace poco.


Resulta que yo iba manejando y  me dice:


─Papi, te tengo una pregunta.


De inmediato la interrumpo y le digo:


─Como ya te conozco y sospecho que será una pregunta que merecerá estudio, vamos a grabarla y así no se me olvida. ¿Te parece?


─Ok. Contestó


Preparé la grabadora del teléfono (descuiden, estaba detenido en una luz de tránsito) y le pedí que hiciera su pregunta. Aquí les comparto el audio para la escuchen.






Ahí la tienen. ¿Qué preguntita, verdad?


Bueno. Como ya una vez me había resultado interesante pasar la pregunta a otra persona, se me ocurrió volverlo a hacer y le dije:


─¿Por qué no le preguntas a tu maestra de religión? Le sugerí.

─Porque ya lo hice. Contestó riéndose.


Jajajajaja. Me entró un ataque de risa porque si la Chiqui me estaba haciendo la pregunta a mí, eso significaba dos cosas. O que la contestación no la satisfizo o que su maestra no le supo contestar.


Aún ahogado de la risa le digo:


─Cuéntame. ¿Qué te dijo la maestra?


─Lo que pasó es que cuando le pregunté, llegó otra maestra y  me dijo que mejor le preguntara a una Sor (monja) porque lo que ella me contestara me podía confundir más.


Como un bumerán, la pregunta regresó a mí.


─Chiqui. Si buscamos en la Biblia, encontraremos lo siguiente en el libro de Génesis:


“Sean fecundos y multiplíquense”.


O sea, que Dios les dio una orden directa a Adán y Eva. En otras palabras, sí se casaron entre hermanos y hermanas, sobrinos, sobrinas y así sucesivamente.  De esta forma se pobló la tierra, porque Dios así lo permitió─.




¿Y ustedes, qué opinan? 

Read more

Adán y Eva… y su descendencia

¿Alguna vez se han preguntado cómo es posible que Adán y Eva hayan poblado la faz de la Tierra? Esa pregunta, un poco más compleja, me la hizo la Chiqui hace poco.


Resulta que yo iba manejando y  me dice:


─Papi, te tengo una pregunta.


De inmediato la interrumpo y le digo:


─Como ya te conozco y sospecho que será una pregunta que merecerá estudio, vamos a grabarla y así no se me olvida. ¿Te parece?


─Ok. Contestó


Preparé la grabadora del teléfono (descuiden, estaba detenido en una luz de tránsito) y le pedí que hiciera su pregunta. Aquí les comparto el audio para la escuchen.






Ahí la tienen. ¿Qué preguntita, verdad?


Bueno. Como ya una vez me había resultado interesante pasar la pregunta a otra persona, se me ocurrió volverlo a hacer y le dije:


─¿Por qué no le preguntas a tu maestra de religión? Le sugerí.

─Porque ya lo hice. Contestó riéndose.


Jajajajaja. Me entró un ataque de risa porque si la Chiqui me estaba haciendo la pregunta a mí, eso significaba dos cosas. O que la contestación no la satisfizo o que su maestra no le supo contestar.


Aún ahogado de la risa le digo:


─Cuéntame. ¿Qué te dijo la maestra?


─Lo que pasó es que cuando le pregunté, llegó otra maestra y  me dijo que mejor le preguntara a una Sor (monja) porque lo que ella me contestara me podía confundir más.


Como un bumerán, la pregunta regresó a mí.


─Chiqui. Si buscamos en la Biblia, encontraremos lo siguiente en el libro de Génesis:


“Sean fecundos y multiplíquense”.


O sea, que Dios les dio una orden directa a Adán y Eva. En otras palabras, sí se casaron entre hermanos y hermanas, sobrinos, sobrinas y así sucesivamente.  De esta forma se pobló la tierra, porque Dios así lo permitió─.




¿Y ustedes, qué opinan? 

Read more

Cielo amarillo

Durante muchos años la gente daba por hecho que por abril aguas mil y que hasta el cuarenta de mayo no había que quitarse el sayo. En el diario, la información del tiempo era una breve nota no mayor que el jeroglífico o el chiste de la página de los pasatiempos y en la tele se ocupaban del tema amables señores que, convencidos de la levedad de su tarea, llegaban a jugarse el bigote por si erraban con su pronóstico de lluvia para el día siguiente. Lo perdían, claro. El tiempo era el Tiempo, a secas, pero con los años la cosa se complicó: los medios apostaron por darle a esta paraciencia más minutos y más páginas, y más minutos y más páginas, y los simpáticos Hombres del Tiempo se convirtieron en meteorólogos. La gente, que durante siglos había vivido sin necesidad de informarse del tiempo del día anterior –porque ya lo había sufrido-, del presente –bastaba con salir a la calle para enterarse- y del de mañana –para eso disponía de un puñado de refranes y de la observación del vuelo del grajo- acabó convenciéndose de que toda esa papanatada de isobaras, satélites, humedades relativas, máximas, mínimas y precipitaciones aportaba realmente algún valor, olvidando que en los viejos y serios periódicos de antaño esa charlatanería había convivido, sin que nadie se indignara por ello, con los pronósticos del astrólogo, de la quiniela o el problema de ajedrez.

La insistencia de los meteorólogos en errar en sus predicciones no ha hecho mella en la fe del populacho: recuerdo que, hace unos pocos años, nadie se tomó la molestia de embadurnar en plumas y alquitrán al charlatán que se ocupaba del tiempo en una televisión de por aquí cuando parloteó incesamente durante veinte minutos, mostrando soleados mapas y calurosas imágenes por satélite obviando que en ese preciso momento caía una bíblica tromba de agua sobre la ciudad que incluso dejó muertos en alguna vía urbana.

Pienso en todo esto a menudo. A la Nueva, que es una convencida creyente de las bondades de la meteorología la tengo harta con mis incendiarios discursos. Pero es que día tras día hallo nuevos argumentos con los que combatir a esa paraciencia. El de ayer fue hasta curioso: yo estaba leyendo una novela (Mr. Witt en el Cantón, de Ramón J. Sender) y di con una frase que me llamó la atención, más que nada por el año que en ella se menciona: “Era un mayo éste de 1873 amarillo como un octubre”. Media hora después, mientras ganduleaba en el sofá, en la tele interrumpieron precipitadamente la imprescindible información deportiva para anunciar… ¡que llovía abundantemente! Supongo que para darle empaque a esta absurda noticia, que cualquiera que no viva en un búnker ya conocía, la meteoróloga explicó que no debíamos sorprendernos mucho si veíamos que el cielo tenía un color amarillento, pues la borrasca provenía de norte de África y ese tono lo daban las partículas en suspensión provenientes del desierto. O algo así. En cualquier caso, di un salto del sofá, recordé el amarillento mayo de 1873 de Sender y me emocioné por poder vivir, en 2013, otro mayo (bueno, casi) amarillo. Salí al balcón desafiando a los elementos y miré al cielo y vi… el gris de siempre de los días de lluvia de siempre. Otra vuelta a la tuerca, pensé. Que vuelvan ya el grajo que vuela bajo y el Hombre del Tiempo y sus bigotes.

Read more

Cielo amarillo

Durante muchos años la gente daba por hecho que por abril aguas mil y que hasta el cuarenta de mayo no había que quitarse el sayo. En el diario, la información del tiempo era una breve nota no mayor que el jeroglífico o el chiste de la página de los pasatiempos y en la tele se ocupaban del tema amables señores que, convencidos de la levedad de su tarea, llegaban a jugarse el bigote por si erraban con su pronóstico de lluvia para el día siguiente. Lo perdían, claro. El tiempo era el Tiempo, a secas, pero con los años la cosa se complicó: los medios apostaron por darle a esta paraciencia más minutos y más páginas, y más minutos y más páginas, y los simpáticos Hombres del Tiempo se convirtieron en meteorólogos. La gente, que durante siglos había vivido sin necesidad de informarse del tiempo del día anterior –porque ya lo había sufrido-, del presente –bastaba con salir a la calle para enterarse- y del de mañana –para eso disponía de un puñado de refranes y de la observación del vuelo del grajo- acabó convenciéndose de que toda esa papanatada de isobaras, satélites, humedades relativas, máximas, mínimas y precipitaciones aportaba realmente algún valor, olvidando que en los viejos y serios periódicos de antaño esa charlatanería había convivido, sin que nadie se indignara por ello, con los pronósticos del astrólogo, de la quiniela o el problema de ajedrez.

La insistencia de los meteorólogos en errar en sus predicciones no ha hecho mella en la fe del populacho: recuerdo que, hace unos pocos años, nadie se tomó la molestia de embadurnar en plumas y alquitrán al charlatán que se ocupaba del tiempo en una televisión de por aquí cuando parloteó incesamente durante veinte minutos, mostrando soleados mapas y calurosas imágenes por satélite obviando que en ese preciso momento caía una bíblica tromba de agua sobre la ciudad que incluso dejó muertos en alguna vía urbana.

Pienso en todo esto a menudo. A la Nueva, que es una convencida creyente de las bondades de la meteorología la tengo harta con mis incendiarios discursos. Pero es que día tras día hallo nuevos argumentos con los que combatir a esa paraciencia. El de ayer fue hasta curioso: yo estaba leyendo una novela (Mr. Witt en el Cantón, de Ramón J. Sender) y di con una frase que me llamó la atención, más que nada por el año que en ella se menciona: “Era un mayo éste de 1873 amarillo como un octubre”. Media hora después, mientras ganduleaba en el sofá, en la tele interrumpieron precipitadamente la imprescindible información deportiva para anunciar… ¡que llovía abundantemente! Supongo que para darle empaque a esta absurda noticia, que cualquiera que no viva en un búnker ya conocía, la meteoróloga explicó que no debíamos sorprendernos mucho si veíamos que el cielo tenía un color amarillento, pues la borrasca provenía de norte de África y ese tono lo daban las partículas en suspensión provenientes del desierto. O algo así. En cualquier caso, di un salto del sofá, recordé el amarillento mayo de 1873 de Sender y me emocioné por poder vivir, en 2013, otro mayo (bueno, casi) amarillo. Salí al balcón desafiando a los elementos y miré al cielo y vi… el gris de siempre de los días de lluvia de siempre. Otra vuelta a la tuerca, pensé. Que vuelvan ya el grajo que vuela bajo y el Hombre del Tiempo y sus bigotes.

Read more