Bebés ahumados

Siempre parto de que nadie nace sabiendo ser padre, que es algo que se aprende siendo. También parto de la premisa de que no me gusta decirle a nadie como debe o que debe hacer con sus hijos.

Pero a veces veo cosas, a veces veo cosas que me sorprenden, que me enfadan, que me sorprenden. Y aunque estuve tentado de acercarme a decir algo, opté por no hacerlo, no sé si para bien o para mal…

Es fácil cometer errores, yo soy el primero que se equivoca, pero hay cosas que son de sentido común. No ya de un padre o de una madre, si no de cualquier persona, y aunque hay gente que no se da cuenta o simplemente le da igual, hay cosas que claman al cielo, y no puedes evitar llevarte las manos a la cabeza.

Muchas veces veo padres fumando a la puerta del colegio, cuando debe estar a más de 50 metros de uno para poder fumar, gente que fuma en el ascensor, etc.

Pero lo que vi el otro día me sorprendió, y mucho. Toda la semana pasada han sido las fiestas en Castellón, las calles llenas de gente a todas horas, las terrazas de todos los bares, cafeterías, etc llenas.

En una de las terrazas había una pareja con un bebé. La madre sentada en un taburete fumando, y el padre con el bebé en una mochila (da igual el tipo). En ese la medra exhala la calada de humo que va directa a su bebé. Ni un gesto por intentar apartar el humo, ni un gesto del padre por intentar apartar a su hijo de la trayectoria del humo.

Puede ser un descuido, pero ¿qué es cuando uno sigue fumando sin variar ni un centímetro la posición ni intentar variar la dirección del humo?

Aunque creo que lo que más me sorprendió, es que el bebé no hizo gestos raros, más allá de un parpadeo más rápido, pero ni tos no nada de nada.

¿Creéis que exagero?

Read more

SELLO DE CALIDAD DODOT #PAÑALESDODOT

Muy buenas!!
Sé que es algo tarde para comentaros algo pero es que no puedo evitarlo!
Hace algunas semanas nos llegó a casa un pack de Dodot donde me invitaban a probar sus nuevos pañales con sus geniales toallitas de siempre en una bolsa de tela con una frase que me encantó:

Aquí dentro está todo lo que necesita mi papá

Así que, ni corto ni perezoso, me encargué de probarlos y, aquí os dejo mis impresiones.
He de confesar que nosotros los pañales que solemos poner a nuestro hijo Alfredo son los de otra marca, que a decir verdad, nos iban genial. Pero estos pañales de DODOT son diferentes.
Nunca me he creído del todo los anuncios de la tele en los que hablan de sus productos maravillosos que te cambiarán la vida en un plis-plas y, cuando vi el anuncio de Dodot de estos pañales, tampoco me lo creí.
Así que me dije: total… son gratis.. no tengo nada que perder, y me dispuse a hacer el testeo de los mismos…
Por lo pronto, lo primero que noto al ponérselos a mi hijo es que no le forman bolsa en la parte del culito, se quedan muy ajustaditos y sin formarle un paquetón al pobre que, si estando seco el pañal debe molestarle,. ya cuando está lleno… No, estos pañales se quedan súper finitos y, como ya he dicho, muy ajustados a su culito.
Podéis apreciar en la imagen de arriba lo que decía del grosor del pañal… a que sí?
Qué opinar respecto a que el niño tenga el culito seco? pues, como ya he dicho antes, estábamos muy contentos con los pañales que usábamos hasta ahora ya que también les dejaban el culito seco al peque de la casa, pero sí que es cierto que, gracias al sistema de tubos de Dodot se reparte mejor el pipí del niño, haciendo que duerma mejor por las noches al no sentirse tan incómodo (entiendo yo.. que sólo tiene dos años y medio y aún no me lo ha explicado perfectamente…).
No sé que opinaréis los demás padres/madres de este producto. Tras mi experiencia he de admitir que son un serio candidato al cambio de pañal de mi enano y que no siempre el precio de un producto es determinante, sobretodo en cuanto a lo que a nuestr@s hij@s se refiere.
Muchísimas gracias a Dodot por habernos dejado probar su producto y, tal y como os dejo en mi última imagen:

Yo también cambio pañales #papásdodot

Read more