Querido Ratoncito Pérez…. Espero que no seas mis padres

Desde hace un par de años las dudas acerca de la existencia de “seres míticos” o “mitológicos” como Papá Noel, los Reyes Magos o el Ratoncito Pérez han invadido la cabeza de nuestra hija mayor, alentadas por las conversaciones con sus amigos y compañeros de clase. Parece ser que nuestro lema: “QUIEN NO CREE, NO TIENE […]

The post Querido Ratoncito Pérez…. Espero que no seas mis padres appeared first on Memorias de un Padre primerizo.

Read more

Innovadora videocámara manos libres para niños y padres

¿No se cansaron de interrumpir los momentos de diversión familiar para ir por la cámara o sacar el celular para grabar en medio de una pelea de almohadas? Los momentos son para vivirlos en el presente, no a través de un lente, pero a veces por no “perderlos para la posteridad”, terminamos enfocándonos más en la tecnología que en lo que realmente estamos viviendo.

Sin embargo, la nueva videocámara inteligente Benjamin Button (que a pesar de su nombre no nos hace cumplir años hacia atrás), pretende descartar esas situaciones ya que  se engancha fácilmente a la ropa y puede filmar tanto desde la perspectiva del niño como de sus padres, de una manera natural y sin presiones, porque más de un pequeño suele sentirse inhibido por la intromisión de un aparato (mi hijo pone caras raras cuando ve que lo estoy filmando y me he cansado de decirle que deje de sacar la lengua para las fotos).

La primera reacción es compararla con una GoPro, pero lo cierto es que colocarle una de éstas a un niño es mucho más sencillo, ya que no tiene botones, está hecha de un plástico no tóxico por si la meten en su boca, es a prueba de agua y polvo y pesa apenas 65 gramos. Con las GoPro les colocamos tantos arneses o elástico que parecen que los vamos a atar a un carro como a un caballo o que los alistamos para espionaje en una operación de vigilancia (obvio que pensé en Tom Cruise cayendo desde el techo en Misión Imposible, ¿o tú no?).

Principales puntos a destacar:

1) Es ligera, pequeña y totalmente manos libre, porque los padres necesitamos total libertad de movimiento para ser padres. Sino mientras los grabamos terminan cayendo del columpio o cayéndose de bruces (así perdió su primer diente de leche mi hijo).

2) Con una sola carga graba tres horas y gracias a su algoritmo selecciona los mejores momentos, a través del reconocimiento de voz, rostros y movimiento. Todo se almacena en su memoria interna de 16GB o en la nube y hasta incluye una opción de transmisión en vivo por si deseamos conectar con algún familiar distante.

3) Es casi indestructible. Es a prueba de agua, de polvo y de golpes. Además está hecha de un plástico que no es tóxico.

4) Es independiente de la red y no necesita de WIFI. Además, si roban tu cámara nadie puede acceder a tus videos.

Según su creador Dominik Orfanus, padre de 2 hijas de 4 y 6 años, “los padres son como los botones, porque mantienen las cosas unidas” y por ello considera que a través de su invento “estamos creando un mundo donde reunimos a la familia en esta era rápida y exigente”.

Con esta nueva tecnología se puede disfrutar cada noche de todos los videos que registran lo que se hizo durante el día y seguramente llenará el corazón de mucha gente que por trabajo u otras responsabilidades siente que se pierde mucho de lo que le pasa a sus hijos cuando no están, mientras que los que lo están registrando pueden concentrarse plenamente en disfrutar el momento.

El invento continúa en etapa de prototipo, pero ya se puede hacer una pre-compra desde el sitio de recaudación de fondos Kick Starter (Ver campaña). Se espera que salga al mercado para diciembre de 2017.

Fuente fotos: Benjamin Button
Read more

Innovadora videocámara manos libres para niños y padres

¿No se cansaron de interrumpir los momentos de diversión familiar para ir por la cámara o sacar el celular para grabar en medio de una pelea de almohadas? Los momentos son para vivirlos en el presente, no a través de un lente, pero a veces por no “perderlos para la posteridad”, terminamos enfocándonos más en la tecnología que en lo que realmente estamos viviendo.

Sin embargo, la nueva videocámara inteligente Benjamin Button (que a pesar de su nombre no nos hace cumplir años hacia atrás), pretende descartar esas situaciones ya que  se engancha fácilmente a la ropa y puede filmar tanto desde la perspectiva del niño como de sus padres, de una manera natural y sin presiones, porque más de un pequeño suele sentirse inhibido por la intromisión de un aparato (mi hijo pone caras raras cuando ve que lo estoy filmando y me he cansado de decirle que deje de sacar la lengua para las fotos).

La primera reacción es compararla con una GoPro, pero lo cierto es que colocarle una de éstas a un niño es mucho más sencillo, ya que no tiene botones, está hecha de un plástico no tóxico por si la meten en su boca, es a prueba de agua y polvo y pesa apenas 65 gramos. Con las GoPro les colocamos tantos arneses o elástico que parecen que los vamos a atar a un carro como a un caballo o que los alistamos para espionaje en una operación de vigilancia (obvio que pensé en Tom Cruise cayendo desde el techo en Misión Imposible, ¿o tú no?).

Principales puntos a destacar:

1) Es ligera, pequeña y totalmente manos libre, porque los padres necesitamos total libertad de movimiento para ser padres. Sino mientras los grabamos terminan cayendo del columpio o cayéndose de bruces (así perdió su primer diente de leche mi hijo).

2) Con una sola carga graba tres horas y gracias a su algoritmo selecciona los mejores momentos, a través del reconocimiento de voz, rostros y movimiento. Todo se almacena en su memoria interna de 16GB o en la nube y hasta incluye una opción de transmisión en vivo por si deseamos conectar con algún familiar distante.

3) Es casi indestructible. Es a prueba de agua, de polvo y de golpes. Además está hecha de un plástico que no es tóxico.

4) Es independiente de la red y no necesita de WIFI. Además, si roban tu cámara nadie puede acceder a tus videos.

Según su creador Dominik Orfanus, padre de 2 hijas de 4 y 6 años, “los padres son como los botones, porque mantienen las cosas unidas” y por ello considera que a través de su invento “estamos creando un mundo donde reunimos a la familia en esta era rápida y exigente”.

Con esta nueva tecnología se puede disfrutar cada noche de todos los videos que registran lo que se hizo durante el día y seguramente llenará el corazón de mucha gente que por trabajo u otras responsabilidades siente que se pierde mucho de lo que le pasa a sus hijos cuando no están, mientras que los que lo están registrando pueden concentrarse plenamente en disfrutar el momento.

El invento continúa en etapa de prototipo, pero ya se puede hacer una pre-compra desde el sitio de recaudación de fondos Kick Starter (Ver campaña). Se espera que salga al mercado para diciembre de 2017.

Fuente fotos: Benjamin Button
Read more

Reserva africana de Sigean

Llevaba años viendo carteles publicitarios de la Reserva Africaine de Sigean y finalmente, hace algunas semanas, lo visitamos. En este post os voy a explicar nuestra experiencia y algunos datos prácticos para que veáis qué se puede encontrar en este lugar.

Como bien indica el nombre, la Reserva africana se encuentra en el pequeño pueblo de Sigean. Esta localidad está en en Francia, en el departamento de Aude, en Languedoc – Roussillon. Está a algo más de dos horas de Barcelona, fácilmente accesible por autopista y entre las localidades de Perpignán y Narbonne. Ya véis que la distancia no es excesivamente grande, sobretodo para los que somos de la zona de Catalunya.
Muchos de vosotros pensaréis que se trata de un parque zoológico al uso, pero nada más lejos de la realidad; de hecho, nosotros no somos para nada defensores de ese tipo de recintos así que nos aseguramos bien de que no fuera un zoo antes de ir.
Al empezar a indagar un poco en sus características se ve rápidamente que es algo diferente: la estructura de la reserva, la enorme extensión de terreno, la mezcla de especies, la conservación de los mismos, la ingente cantidad de animales que hay, las políticas de conservación…
Las dos zonas del parque
Una de las partes más destacadas y por la que más se conoce es por su recorrido en coche entre los animales: Se trata de un recorrido de 7,5 kilómetros que transcurren por varias áreas:
  • La maleza africana: Donde podremos ver Búfalos, Impalas, cebras, avestruces, jirafas…

Los animales pasan muy, muy cerca
Muchísimo espacio para moverse
  • Los osos del tíbet y los leones
Los osos estaban un poco perezosos…
Pero los leones no tanto

  • Los parques de la sabana, donde se puede pasar entre rinocerontes blancos, asnos de somalia, facóqueros…
Es una experiencia fantástica; los animales campan a sus anchas y perfectamente puede pasarte una cebra por delante del coche o un león se puede tumbar en medio de la carretera a descansar… Nosotros estuvimos un buen rato parados entre un grupo de cebras que tranquilamente pasaban el rato entre los coches; mientras estábamos esperando nos vino a saludar una avestruz que dio golpecitos en el cristal del coche… Pese a que todo el recorrido en coche es espectacular, el plato principal de todo esto son, sin duda, los osos y los leones. Separados cada uno en una zona, se pasa primero por la de los osos y después por la de los leones: La primera vez que pasamos (puedes hacer el recorrido tantas veces como quieras) los osos estaban bastante perezosos, pero por la tarde, que volvimos a pasar, nos los encontramos de frente a la entrada al recinto. Los leones, por su parte, nos los encontramos las dos veces muy cerca del camino, con su tónica de no moverse en exceso (aunque mucho más activos que en los zoos tradicionales).
Estas dos áreas son la parte más peligrosa del recorrido y, si en teoría en ningún lugar se pueden llevar las ventanas bajadas, aquí incluso no se debe parar ni el coche; no olvidemos que son animales muy peligrosos.
Tras hacer el recorrido en coche, después de algo más de hora y media recorriendo las diferentes áreas, aparcamos y nos fuimos a realizar el recorrido a pie. En esta zona, grandísima también, las áreas más espectaculares son el estanque del ojo de Ca, donde habitan multitud de aves y la zona del Llano africano, repleta de animales habituales en ese tipo de hábitats (antílopes, impalas, ñúes, gacelas…) y con una isla en la que están los chimpancés. Entre estas dos zonas, las más grandes, se intercalan otras estancias en la que podemos encontrar multitud de animales: Jirafas, loros, dromedarios, aligátors, canguros… Es imposible decirlos todos; según comentan desde el parque, disponen de más de 3.800 animales repartidos en mamíferos, aves y reptiles.

Teóricamente también hay elefantes; sin embargo, no veremos ninguno en el parque. ¿Por qué? Hace algunos meses se murió el único macho que formaba parte del grupo de elefantes que habitaba en la reserva. Por lo que se explica en los carteles informativos, al no encontrar un nuevo macho que reemplazara al fallecido y así no ver, en un futuro cercano, posibilidad de que la colonia aumentara, las hembras fueron trasladadas a otras reservas / parques donde sí pudieran ayudar a la conservación de la especie… Son estas cosas las que hacen ver que no es un zoológico tradicional.

Cerca de la entrada hay una zona de las llamadas ‘toca-toca’. Diseñada específicamente para los más pequeños, en ella podemos tocar algunas pequeñas cabras (si quieren, tienen una zona de ‘descanso’ inaccesible a las personas) y hacer algunas fotos.

Lo ideal para visitar el parque es estar el día completo; nosotros entramos a la zona del safari a las 10 y poco y salíamos del parque pasadas las 5 de la tarde. El parque abre de las 09.00 hasta las 18.00 de abril a septiembre, hasta las 17.00 en marzo y entre septiembre y diciembre y hasta las 16.00 durante los meses de enero y febrero, todos los días del año. Es difícil no encontrar una época en la que no podamos escaparnos a conocer los animales.
Hay varias opciones de restauración si se quiere pasar el día completo en el parque. A los bares / restaurantes repartidos por todo el recinto se le suman también varias zonas de picnic (algunas de ellas muy cercanas a los animales) en las que disfrutar cómodamente de la comida que uno se pueda traer desde casa. Nosotros optamos por la opción del pícnic y estuvo genial… Los peques pudieron corretear a su gusto sin problemas.
Finalmente, los precios:
Visitar el parque cuesta 32 euros por adulto y 23 por niños (de 4 a 14 años ambos inclusive). Cabe la posibilidad, con un suplemento (y siempre que sea un grupo de gente grande), de hacer visitas vip (con guía).
Por supuesto, si queréis ampliar información y/o comprar las entradas, en su web, recientemente renovada, lo tendréis todo: www.reserveafricainesigean.com
Nosotros aprovechamos la visita al parque para pasar el fin de semana por la zona… os contaré en el siguiente post algunas de las cosas que hicimos por ella.
Read more

Reserva africana de Sigean

Llevaba años viendo carteles publicitarios de la Reserva Africaine de Sigean y finalmente, hace algunas semanas, lo visitamos. En este post os voy a explicar nuestra experiencia y algunos datos prácticos para que veáis qué se puede encontrar en este lugar.

Como bien indica el nombre, la Reserva africana se encuentra en el pequeño pueblo de Sigean. Esta localidad está en en Francia, en el departamento de Aude, en Languedoc – Roussillon. Está a algo más de dos horas de Barcelona, fácilmente accesible por autopista y entre las localidades de Perpignán y Narbonne. Ya véis que la distancia no es excesivamente grande, sobretodo para los que somos de la zona de Catalunya.
Muchos de vosotros pensaréis que se trata de un parque zoológico al uso, pero nada más lejos de la realidad; de hecho, nosotros no somos para nada defensores de ese tipo de recintos así que nos aseguramos bien de que no fuera un zoo antes de ir.
Al empezar a indagar un poco en sus características se ve rápidamente que es algo diferente: la estructura de la reserva, la enorme extensión de terreno, la mezcla de especies, la conservación de los mismos, la ingente cantidad de animales que hay, las políticas de conservación…
Las dos zonas del parque
Una de las partes más destacadas y por la que más se conoce es por su recorrido en coche entre los animales: Se trata de un recorrido de 7,5 kilómetros que transcurren por varias áreas:
  • La maleza africana: Donde podremos ver Búfalos, Impalas, cebras, avestruces, jirafas…

Los animales pasan muy, muy cerca
Muchísimo espacio para moverse
  • Los osos del tíbet y los leones
Los osos estaban un poco perezosos…
Pero los leones no tanto

  • Los parques de la sabana, donde se puede pasar entre rinocerontes blancos, asnos de somalia, facóqueros…
Es una experiencia fantástica; los animales campan a sus anchas y perfectamente puede pasarte una cebra por delante del coche o un león se puede tumbar en medio de la carretera a descansar… Nosotros estuvimos un buen rato parados entre un grupo de cebras que tranquilamente pasaban el rato entre los coches; mientras estábamos esperando nos vino a saludar una avestruz que dio golpecitos en el cristal del coche… Pese a que todo el recorrido en coche es espectacular, el plato principal de todo esto son, sin duda, los osos y los leones. Separados cada uno en una zona, se pasa primero por la de los osos y después por la de los leones: La primera vez que pasamos (puedes hacer el recorrido tantas veces como quieras) los osos estaban bastante perezosos, pero por la tarde, que volvimos a pasar, nos los encontramos de frente a la entrada al recinto. Los leones, por su parte, nos los encontramos las dos veces muy cerca del camino, con su tónica de no moverse en exceso (aunque mucho más activos que en los zoos tradicionales).
Estas dos áreas son la parte más peligrosa del recorrido y, si en teoría en ningún lugar se pueden llevar las ventanas bajadas, aquí incluso no se debe parar ni el coche; no olvidemos que son animales muy peligrosos.
Tras hacer el recorrido en coche, después de algo más de hora y media recorriendo las diferentes áreas, aparcamos y nos fuimos a realizar el recorrido a pie. En esta zona, grandísima también, las áreas más espectaculares son el estanque del ojo de Ca, donde habitan multitud de aves y la zona del Llano africano, repleta de animales habituales en ese tipo de hábitats (antílopes, impalas, ñúes, gacelas…) y con una isla en la que están los chimpancés. Entre estas dos zonas, las más grandes, se intercalan otras estancias en la que podemos encontrar multitud de animales: Jirafas, loros, dromedarios, aligátors, canguros… Es imposible decirlos todos; según comentan desde el parque, disponen de más de 3.800 animales repartidos en mamíferos, aves y reptiles.

Teóricamente también hay elefantes; sin embargo, no veremos ninguno en el parque. ¿Por qué? Hace algunos meses se murió el único macho que formaba parte del grupo de elefantes que habitaba en la reserva. Por lo que se explica en los carteles informativos, al no encontrar un nuevo macho que reemplazara al fallecido y así no ver, en un futuro cercano, posibilidad de que la colonia aumentara, las hembras fueron trasladadas a otras reservas / parques donde sí pudieran ayudar a la conservación de la especie… Son estas cosas las que hacen ver que no es un zoológico tradicional.

Cerca de la entrada hay una zona de las llamadas ‘toca-toca’. Diseñada específicamente para los más pequeños, en ella podemos tocar algunas pequeñas cabras (si quieren, tienen una zona de ‘descanso’ inaccesible a las personas) y hacer algunas fotos.

Lo ideal para visitar el parque es estar el día completo; nosotros entramos a la zona del safari a las 10 y poco y salíamos del parque pasadas las 5 de la tarde. El parque abre de las 09.00 hasta las 18.00 de abril a septiembre, hasta las 17.00 en marzo y entre septiembre y diciembre y hasta las 16.00 durante los meses de enero y febrero, todos los días del año. Es difícil no encontrar una época en la que no podamos escaparnos a conocer los animales.
Hay varias opciones de restauración si se quiere pasar el día completo en el parque. A los bares / restaurantes repartidos por todo el recinto se le suman también varias zonas de picnic (algunas de ellas muy cercanas a los animales) en las que disfrutar cómodamente de la comida que uno se pueda traer desde casa. Nosotros optamos por la opción del pícnic y estuvo genial… Los peques pudieron corretear a su gusto sin problemas.
Finalmente, los precios:
Visitar el parque cuesta 32 euros por adulto y 23 por niños (de 4 a 14 años ambos inclusive). Cabe la posibilidad, con un suplemento (y siempre que sea un grupo de gente grande), de hacer visitas vip (con guía).
Por supuesto, si queréis ampliar información y/o comprar las entradas, en su web, recientemente renovada, lo tendréis todo: www.reserveafricainesigean.com
Nosotros aprovechamos la visita al parque para pasar el fin de semana por la zona… os contaré en el siguiente post algunas de las cosas que hicimos por ella.
Read more

Fin de Curso is coming

Cosas que nunca pensé que haría #6

El fin se acerca. Los dos grupos del WhatsApp del cole echan humo. Los planetas se alinean; la fiesta de graduación –de infantil, pequeños con 5 o 6 años 😲 –, la fiesta de fin de curso, el plazo de matriculación para Primaria –con cambio de centro incluido–, regalos para las Seños… Sí, los planetas se alinean, pero los Mayas no predijeron nada de esto…

El Viaje de Arlo, iPad, dinosaurios

Hoy al volver del cole Luke me ha pedido el iPad para escuchar –otra vez– la canción que están ensayando para la función de fin de curso, aunque se supone que es un secreto. La sensación del año ha sido el proyecto que han estado haciendo sobre dinosaurios. Han visto la película El viaje de Arlo, y están aprendiéndose un tema de la banda sonora. Creo que no he visto nunca al pequeño padawan aprenderse –¡menos aún cantar!– una canción. Ni las de Frozen. No sé por qué clase vamos ya, pero me sigue pareciendo increíble lo que ha cambiado el pequeño durante este curso.

Sigo cocinando. Al rato me lo encuentro viendo la pelí de Arlo, pero en inglés. No sé muy bien cómo lo ha hecho, los vídeos sugeridos por YouTube, imagino. Está embobado ante la pantalla. Y yo no puedo evitar sonreír, y quedarme también embobado mirándolo a él. La primera parte de este #CosasQueNuncaPenséQueHaría: animarlo y desear verlo cantar junto a sus amigas y amigos una canción de Manuel Carrasco.

Reacciono lo justo para hacerle una foto, y mandarlos a lavarse las manos; la comida está lista. Luego ya llega la media horita de tranquilidad, antes de salir para el trabajo. Un vistazo rápido al móvil, para confirmar el siguiente capítulo del Fin del Mundo. Cuarenta, cincuenta, sesenta mensajes nuevos. Decido entrar, y en dos minutos de lectura en caída libre, vuelvo a dejar el móvil.

Aquí está la segunda parte de este #CosasQueNuncaPenséQueHaría. Cuando los pequeños entraron en Infantil me propuse involucrarme todo lo que pudiera en las cuestiones del cole. Acompañarlos y preocuparme por su bienestar y educación es parte de mis obligaciones. Incluso llegué a ser el delegado de clase –llámame loco– en su primer año de Infantil. Pero lo de los grupos de WhatsApp me supera. Ahora sigo participando, me presto voluntario para echar una mano en la excursiones, ayudar en las funciones, montajes, desmontajes. Incluso participé en la Feria de las Ciencias que organizaron el año pasado. Pero, sinceramente, creo que al final tanto control, tanta charla y tanto ruido de fondo es contraproducente, me quema, me agota. Nunca pensé que llegara a desentenderme. Al menos de muchas cosas que no afectan directamente a mis padawanes.

Como contaba en aquella ocasión, los grupos de WhatsApp tienen una función y son muy válidos, y hasta prácticos como canal de información. Pero pueden llegar a ser contraproducentes y hasta causa de conflictos, por saturación. La suerte que tenemos es que en el cole todas las madres y padres son un encanto, y no hay roces ni malentendidos, e incluso hemos entablado amistades.

Y vosotros, ¿qué habéis hecho por o con vuestros hijos que nunca pensasteis que haríais?

[Nota mental: buscar una tablet resultona en la que pueda instalarles YouTube Kids, ClanTV y demás, y enseñarles a acceder a contenidos adecuados con un mínimo de control…]

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook

Suscríbete por correo electrónico.

Read more

Fin de Curso is coming

Cosas que nunca pensé que haría #6

El fin se acerca. Los dos grupos del WhatsApp del cole echan humo. Los planetas se alinean; la fiesta de graduación –de infantil, pequeños con 5 o 6 años 😲 –, la fiesta de fin de curso, el plazo de matriculación para Primaria –con cambio de centro incluido–, regalos para las Seños… Sí, los planetas se alinean, pero los Mayas no predijeron nada de esto…

El Viaje de Arlo, iPad, dinosaurios

Hoy al volver del cole Luke me ha pedido el iPad para escuchar –otra vez– la canción que están ensayando para la función de fin de curso, aunque se supone que es un secreto. La sensación del año ha sido el proyecto que han estado haciendo sobre dinosaurios. Han visto la película El viaje de Arlo, y están aprendiéndose un tema de la banda sonora. Creo que no he visto nunca al pequeño padawan aprenderse –¡menos aún cantar!– una canción. Ni las de Frozen. No sé por qué clase vamos ya, pero me sigue pareciendo increíble lo que ha cambiado el pequeño durante este curso.

Sigo cocinando. Al rato me lo encuentro viendo la pelí de Arlo, pero en inglés. No sé muy bien cómo lo ha hecho, los vídeos sugeridos por YouTube, imagino. Está embobado ante la pantalla. Y yo no puedo evitar sonreír, y quedarme también embobado mirándolo a él. La primera parte de este #CosasQueNuncaPenséQueHaría: animarlo y desear verlo cantar junto a sus amigas y amigos una canción de Manuel Carrasco.

Reacciono lo justo para hacerle una foto, y mandarlos a lavarse las manos; la comida está lista. Luego ya llega la media horita de tranquilidad, antes de salir para el trabajo. Un vistazo rápido al móvil, para confirmar el siguiente capítulo del Fin del Mundo. Cuarenta, cincuenta, sesenta mensajes nuevos. Decido entrar, y en dos minutos de lectura en caída libre, vuelvo a dejar el móvil.

Aquí está la segunda parte de este #CosasQueNuncaPenséQueHaría. Cuando los pequeños entraron en Infantil me propuse involucrarme todo lo que pudiera en las cuestiones del cole. Acompañarlos y preocuparme por su bienestar y educación es parte de mis obligaciones. Incluso llegué a ser el delegado de clase –llámame loco– en su primer año de Infantil. Pero lo de los grupos de WhatsApp me supera. Ahora sigo participando, me presto voluntario para echar una mano en la excursiones, ayudar en las funciones, montajes, desmontajes. Incluso participé en la Feria de las Ciencias que organizaron el año pasado. Pero, sinceramente, creo que al final tanto control, tanta charla y tanto ruido de fondo es contraproducente, me quema, me agota. Nunca pensé que llegara a desentenderme. Al menos de muchas cosas que no afectan directamente a mis padawanes.

Como contaba en aquella ocasión, los grupos de WhatsApp tienen una función y son muy válidos, y hasta prácticos como canal de información. Pero pueden llegar a ser contraproducentes y hasta causa de conflictos, por saturación. La suerte que tenemos es que en el cole todas las madres y padres son un encanto, y no hay roces ni malentendidos, e incluso hemos entablado amistades.

Y vosotros, ¿qué habéis hecho por o con vuestros hijos que nunca pensasteis que haríais?

[Nota mental: buscar una tablet resultona en la que pueda instalarles YouTube Kids, ClanTV y demás, y enseñarles a acceder a contenidos adecuados con un mínimo de control…]

¡Que la Fuerza os acompañe!
Síguenos en Facebook

Suscríbete por correo electrónico.

Read more

Cómo hidratar a los niños ahora que viene el calor

Sabemos que el agua es la mejor bebida posible para hidratarnos y para que los niños se hidraten, y sin embargo, son muchos, demasiados, los niños que apenas la prueban. Quizás os resulte increíble, o quizás no tanto, pero el primer consejo que doy en la consulta de enfermería cuando llegan niños con sobrepeso u […]

La entrada Cómo hidratar a los niños ahora que viene el calor aparece primero en Armando Bastida.

Read more

¿De verdad “siempre se ha hecho así y no ha pasado nada”?

Un ya lejano 20 de marzo de 2014 (han pasado tres años que me han parecido veinte), en una sección que ya tengo olvidada, la de las frases del gran manual de la crianza, traté un argumento clásico que utilizan las personas cuando como padres queremos hacer un cambio en lo que hasta ahora ha sido […]

La entrada ¿De verdad “siempre se ha hecho así y no ha pasado nada”? aparece primero en Un papá en prácticas.

Read more