Un poquito de humor

Un poquito de humor nunca viene mal. Además, reconozcámoslo. Cuando tienes un bebe pequeño, y sobre todo si eres primerizo, estás más tenso que el arco de un violín, así que no te vendrá nada mal echarte unas risas a costa de los bebés y sus ocurrencias… Y de los papás y las suyas, que suelen ser peores.
Vamos a ver imágenes “casi de la vida cotidiana” que a buen seguro en algún que otro caso te harán sentirte identificado, por más que la imagen en sí sea una caricatura de la realidad.

Empecemos por el principio. Los pañales. Quien no se ha preguntado como demonios un ser tan pequeñito puede descargar de esa manera, y lo que es peor, como puede desprender un hedor tan inhumano.

Pero no es solo la cantidad y calidad, es también el momento. Saben elegir siempre el “mejor momento”. Da igual que solo haga unos minutos que hicieron caquita, siempre tienen un nuevo cargamento disponible para ese “momento”

Lo hacen totalmente a propósito, no te engañes. Nada de “sin querer”

Y no hay nada que respeten. No hay momento especial, no hay momento tranquilo.

Claro, eso da lugar a una nueva especie, mitad humana, mitad troll. Los padres-troll, capaces de toda malignidad con tal de devolver el golpe. Da igual que sea con la comida de un bebé.

O con la bebida

O cuando vamos a ver la cabalgata de los Reyes Magos

Pero por muy troll que seas, no ganaras la batalla, cuando crezcan, sabrán devolverte el golpe.

Y a veces, lo harán de la manera más inocente

Así que ¡¡leña al mono!!

¡Esta batalla la gano yo cueste lo que cu…..

Read more

Un poquito de humor

Un poquito de humor nunca viene mal. Además, reconozcámoslo. Cuando tienes un bebe pequeño, y sobre todo si eres primerizo, estás más tenso que el arco de un violín, así que no te vendrá nada mal echarte unas risas a costa de los bebés y sus ocurrencias… Y de los papás y las suyas, que suelen ser peores.
Vamos a ver imágenes “casi de la vida cotidiana” que a buen seguro en algún que otro caso te harán sentirte identificado, por más que la imagen en sí sea una caricatura de la realidad.

Empecemos por el principio. Los pañales. Quien no se ha preguntado como demonios un ser tan pequeñito puede descargar de esa manera, y lo que es peor, como puede desprender un hedor tan inhumano.

Pero no es solo la cantidad y calidad, es también el momento. Saben elegir siempre el “mejor momento”. Da igual que solo haga unos minutos que hicieron caquita, siempre tienen un nuevo cargamento disponible para ese “momento”

Lo hacen totalmente a propósito, no te engañes. Nada de “sin querer”

Y no hay nada que respeten. No hay momento especial, no hay momento tranquilo.

Claro, eso da lugar a una nueva especie, mitad humana, mitad troll. Los padres-troll, capaces de toda malignidad con tal de devolver el golpe. Da igual que sea con la comida de un bebé.

O con la bebida

O cuando vamos a ver la cabalgata de los Reyes Magos

Pero por muy troll que seas, no ganaras la batalla, cuando crezcan, sabrán devolverte el golpe.

Y a veces, lo harán de la manera más inocente

Así que ¡¡leña al mono!!

¡Esta batalla la gano yo cueste lo que cu…..

Read more

Balance (2ª parte)

Esta vez la pagina en blanco que me miraba era la de una semi reciclada libreta del cole de los niños, medio pintorreada, en la que debía apuntar un palote por cada recuerdo de este año, ¿fácil, no? a poner palotes como loco…pues no, tener un recuerdo claro de algo concreto, es mas difícil de lo que parece, los días se suceden unos a otros, y todos se parece entre ellos demasiado, y tener algo que haga destacar un día de otro, no es tan sencillo, empece con grandes recuerdos, cumpleaños, navidades, etc, regular, también se entremezclan con recuerdos de años anteriores mas de lo que desearía, pero conseguí unos cuantos palotes, como en todo, fui bajando el listón, cosas mas mundanas, días de playa o campo, algún día de cine…también arañé otros pocos palotes, pero mi lista seguía sin engordar lo que yo quería. Rebajé aun mas mi listón, baje a recuerdos sin mas, incluyendo cualquier tipo de vivencia que distinguiese un día de otro, aquel día que jugué con los niños a los piratas, o aquella vez que me quede sin ir a tal sitio porque los tenia enfermos en casa….y así conseguí otros pocos, y al recontarlos me salió la cantidad de 60, 60 días de 365, 305 días de 2014 se me han ido sin dejar un solo recuerdo…cabe la posibilidad de que tenga memoria de pez, y yo no lo sepa, pero también cabe la posibilidad de que me haya pasado demasiadas tardes mirando la tele, demasiado rato mirando chuminadas en el móvil, demasiado tiempo atontado con el Facebook, en vez de jugar con mis hijos, o leer un buen libro, o charlar con mi mujer, o ver una buena película con la luz apagada y palomitas, o irme a montar en moto un día de lluvia, o tomarme una cerveza con un amigo, porque mis recuerdos los componen cosas como éstas.
Siempre he creído, como la mayoría, supongo, que la vida es lineal, una raya longitudinal trazada en el tiempo por la que avanzamos con mayor o menor velocidad, pero que es inexorable, pero poco a poco me voy convenciendo a mi mismo de que no, de que no es así, que la vida, lejos de ser lineal, es mas bien una espiral, una especie de muelle fino que gira, por el que ascendemos, a veces perdemos pie, y nos caemos, descendiendo algunos niveles, unas veces muchos, otras pocos, pero siempre nos ponemos en pie rápidamente, y seguimos, porque el muelle no para de girar por nadie, y si te paras, vas bajando, y a todos nos gusta subir, pero todos, tarde o temprano caemos por un costado a un nivel inferior, hay quien lo puede interpretar por retroceder, ya sea enamorarte de una ex, volver a un trabajo que dejaste, o mudarte al barrio en que creciste, pero yo, poco a poco, pero cada vez mas, creo que son una especie de segundas oportunidades que nos da la vida, que, aunque estemos hartos de oír que es corta, no lo es tanto, y que el dichoso tren no pasa una vez, sino que ni siquiera existe, y si existe, sube y baja por el muelle continuamente, brindándonos oportunidades una y mil veces, nunca pensemos que somos demasiado mayores para volver a estudiar, para enamorarnos de nuevo, para hacer nuevos amigos, o para cualquier puñetera cosa que se nos ocurra, porque somos capaces de eso y de mas, esta dentro de nosotros, no lo reprimamos, dejémoslo salir.

P.D: De todo esto saco dos conclusiones, la primera es que tengo que hacer mas cosas, vivir mas, y llenar mis días de recuerdos, y la segunda, es que tengo de dejar de poner Blues en Spotify cuando escribo los post, porque me salen muy…muy…muy como me ha salido este.

Feliz Año nuevo a todos, un abrazo sincero!!

Su amigo y vecino, el Padre estresado.

Read more

Balance (2ª parte)

Esta vez la pagina en blanco que me miraba era la de una semi reciclada libreta del cole de los niños, medio pintorreada, en la que debía apuntar un palote por cada recuerdo de este año, ¿fácil, no? a poner palotes como loco…pues no, tener un recuerdo claro de algo concreto, es mas difícil de lo que parece, los días se suceden unos a otros, y todos se parece entre ellos demasiado, y tener algo que haga destacar un día de otro, no es tan sencillo, empece con grandes recuerdos, cumpleaños, navidades, etc, regular, también se entremezclan con recuerdos de años anteriores mas de lo que desearía, pero conseguí unos cuantos palotes, como en todo, fui bajando el listón, cosas mas mundanas, días de playa o campo, algún día de cine…también arañé otros pocos palotes, pero mi lista seguía sin engordar lo que yo quería. Rebajé aun mas mi listón, baje a recuerdos sin mas, incluyendo cualquier tipo de vivencia que distinguiese un día de otro, aquel día que jugué con los niños a los piratas, o aquella vez que me quede sin ir a tal sitio porque los tenia enfermos en casa….y así conseguí otros pocos, y al recontarlos me salió la cantidad de 60, 60 días de 365, 305 días de 2014 se me han ido sin dejar un solo recuerdo…cabe la posibilidad de que tenga memoria de pez, y yo no lo sepa, pero también cabe la posibilidad de que me haya pasado demasiadas tardes mirando la tele, demasiado rato mirando chuminadas en el móvil, demasiado tiempo atontado con el Facebook, en vez de jugar con mis hijos, o leer un buen libro, o charlar con mi mujer, o ver una buena película con la luz apagada y palomitas, o irme a montar en moto un día de lluvia, o tomarme una cerveza con un amigo, porque mis recuerdos los componen cosas como éstas.
Siempre he creído, como la mayoría, supongo, que la vida es lineal, una raya longitudinal trazada en el tiempo por la que avanzamos con mayor o menor velocidad, pero que es inexorable, pero poco a poco me voy convenciendo a mi mismo de que no, de que no es así, que la vida, lejos de ser lineal, es mas bien una espiral, una especie de muelle fino que gira, por el que ascendemos, a veces perdemos pie, y nos caemos, descendiendo algunos niveles, unas veces muchos, otras pocos, pero siempre nos ponemos en pie rápidamente, y seguimos, porque el muelle no para de girar por nadie, y si te paras, vas bajando, y a todos nos gusta subir, pero todos, tarde o temprano caemos por un costado a un nivel inferior, hay quien lo puede interpretar por retroceder, ya sea enamorarte de una ex, volver a un trabajo que dejaste, o mudarte al barrio en que creciste, pero yo, poco a poco, pero cada vez mas, creo que son una especie de segundas oportunidades que nos da la vida, que, aunque estemos hartos de oír que es corta, no lo es tanto, y que el dichoso tren no pasa una vez, sino que ni siquiera existe, y si existe, sube y baja por el muelle continuamente, brindándonos oportunidades una y mil veces, nunca pensemos que somos demasiado mayores para volver a estudiar, para enamorarnos de nuevo, para hacer nuevos amigos, o para cualquier puñetera cosa que se nos ocurra, porque somos capaces de eso y de mas, esta dentro de nosotros, no lo reprimamos, dejémoslo salir.

P.D: De todo esto saco dos conclusiones, la primera es que tengo que hacer mas cosas, vivir mas, y llenar mis días de recuerdos, y la segunda, es que tengo de dejar de poner Blues en Spotify cuando escribo los post, porque me salen muy…muy…muy como me ha salido este.

Feliz Año nuevo a todos, un abrazo sincero!!

Su amigo y vecino, el Padre estresado.

Read more

Los 6 artículos más leídos del 2014…

En estas últimas horas del año, desde Psicología CEIBE os queremos agradecer, los minutos dedicados a leernos, a compartir nuestras reflexiones, a apoyarnos y regalarnos energía para seguir adelante.

Somos un proyecto humilde, con las visitas justas, pocos seguidores fieles, haciendo el ruido necesario, lejos de la polémica absurda, los gurús de lo correcto y el consejo diario obligado.

Por eso nos hace felices saber que estáis ahí, para a modo de viento llevar pocas pero buenas semillas con las que sembrar el futuro.

Mención especial a nuestros pacientes, a todos y cada uno de ellos. los que en persona o vía skype habéis confiado en nosotros para acompañaros en momentos y etapas vitales difíciles. Es un placer y un orgullo poder hacerlo. GRACIAS…

Os dejamos en este comienzo del 2015 con los 6 artículos más leídos en el blog, durante el año que ya muere.

Apología de la diferencia: Ya no quiero caer bien. por Olga Carmona

“…Mis hijos van descalzos y con los pies negros y se visten como les da su santa gana y sentido de la estética, que casi nunca coincide con el mío. Ellos me gritan en la calle que me quieren y los otros, los normales, se quedan ojipláticos y les entra una risa nerviosa, avergonzada…”

La maternidad que nos cura por Olga Carmona

“Yo mujer y madre, herida de guerra también, quiero acariciar con la palabra y felicitar a esas mujeres que han apostado por esta maternidad terapéutica, que confían en curar sus heridas por y con amor, que a través de una dolorosa conciencia de sus sombras han elegido un camino de crianza distinto al que tuvieron”

No me obedezcas por Olga Carmona

“…Sin embargo, yo  afirmo lo contrario: los hijos no deben obedecer, ni a sus padres ni a nadie.

Las personas no deben obedecer. Y por tanto no deben ser entrenadas para hacerlo, ni educadas en la obediencia…”


Sillas de pensar…para nosotros. por Olga Carmona

“…Educar requiere un máximo de paciencia, empatía y de creatividad. Requiere una intención voluntaria de desprogramarnos, requiere muchas veces una “silla de pensar” para nosotros…”

No me gustan los límites: La historia del palo y la zanahoria por Alejandro Busto Castelli

“…En este sentido creo firmemente en la autorregulación de los niños, ya que cuando están neurológica y psicológicamente preparados y encuentran el entorno donde desarrollarse en libertad, todo fluye y de verdad no hacen falta grandes recetas…”

El susurro de nuestra historia por Alejandro Busto Castelli

“…

Y como el lector puede adivinar, nadie está libre del susurro de su historia, nadie se escapa de ese murmullo sórdido y agotador. Ni un juez de menores más o menos mediático, ni un popular pediatra vendedor de panfletos, ni los psicólogos/as televisivos armados con sus manuales científicos. Ni siquiera un tertuliano convertido en reformista ministro de educación. Ni uno solo se escapa…”

Hacer lo que el cuerpo y el alma os pida este 31 y mañana día 1… pero por sobre todas las cosas no perdáis la batalla de ser felices.

Un abrazo apretado y fuerte
Nos seguimos leyendo… y escuchando

Olga y Alejandro

Read more

Los 6 artículos más leídos del 2014…

En estas últimas horas del año, desde Psicología CEIBE os queremos agradecer, los minutos dedicados a leernos, a compartir nuestras reflexiones, a apoyarnos y regalarnos energía para seguir adelante.

Somos un proyecto humilde, con las visitas justas, pocos seguidores fieles, haciendo el ruido necesario, lejos de la polémica absurda, los gurús de lo correcto y el consejo diario obligado.

Por eso nos hace felices saber que estáis ahí, para a modo de viento llevar pocas pero buenas semillas con las que sembrar el futuro.

Mención especial a nuestros pacientes, a todos y cada uno de ellos. los que en persona o vía skype habéis confiado en nosotros para acompañaros en momentos y etapas vitales difíciles. Es un placer y un orgullo poder hacerlo. GRACIAS…

Os dejamos en este comienzo del 2015 con los 6 artículos más leídos en el blog, durante el año que ya muere.

Apología de la diferencia: Ya no quiero caer bien. por Olga Carmona

“…Mis hijos van descalzos y con los pies negros y se visten como les da su santa gana y sentido de la estética, que casi nunca coincide con el mío. Ellos me gritan en la calle que me quieren y los otros, los normales, se quedan ojipláticos y les entra una risa nerviosa, avergonzada…”

La maternidad que nos cura por Olga Carmona

“Yo mujer y madre, herida de guerra también, quiero acariciar con la palabra y felicitar a esas mujeres que han apostado por esta maternidad terapéutica, que confían en curar sus heridas por y con amor, que a través de una dolorosa conciencia de sus sombras han elegido un camino de crianza distinto al que tuvieron”

No me obedezcas por Olga Carmona

“…Sin embargo, yo  afirmo lo contrario: los hijos no deben obedecer, ni a sus padres ni a nadie.

Las personas no deben obedecer. Y por tanto no deben ser entrenadas para hacerlo, ni educadas en la obediencia…”


Sillas de pensar…para nosotros. por Olga Carmona

“…Educar requiere un máximo de paciencia, empatía y de creatividad. Requiere una intención voluntaria de desprogramarnos, requiere muchas veces una “silla de pensar” para nosotros…”

No me gustan los límites: La historia del palo y la zanahoria por Alejandro Busto Castelli

“…En este sentido creo firmemente en la autorregulación de los niños, ya que cuando están neurológica y psicológicamente preparados y encuentran el entorno donde desarrollarse en libertad, todo fluye y de verdad no hacen falta grandes recetas…”

El susurro de nuestra historia por Alejandro Busto Castelli

“…

Y como el lector puede adivinar, nadie está libre del susurro de su historia, nadie se escapa de ese murmullo sórdido y agotador. Ni un juez de menores más o menos mediático, ni un popular pediatra vendedor de panfletos, ni los psicólogos/as televisivos armados con sus manuales científicos. Ni siquiera un tertuliano convertido en reformista ministro de educación. Ni uno solo se escapa…”

Hacer lo que el cuerpo y el alma os pida este 31 y mañana día 1… pero por sobre todas las cosas no perdáis la batalla de ser felices.

Un abrazo apretado y fuerte
Nos seguimos leyendo… y escuchando

Olga y Alejandro

Read more

Los 6 artículos más leídos del 2014…

En estas últimas horas del año, desde Psicología CEIBE os queremos agradecer, los minutos dedicados a leernos, a compartir nuestras reflexiones, a apoyarnos y regalarnos energía para seguir adelante.

Somos un proyecto humilde, con las visitas justas, pocos seguidores fieles, haciendo el ruido necesario, lejos de la polémica absurda, los gurús de lo correcto y el consejo diario obligado.

Por eso nos hace felices saber que estáis ahí, para a modo de viento llevar pocas pero buenas semillas con las que sembrar el futuro.

Mención especial a nuestros pacientes, a todos y cada uno de ellos. los que en persona o vía skype habéis confiado en nosotros para acompañaros en momentos y etapas vitales difíciles. Es un placer y un orgullo poder hacerlo. GRACIAS…

Os dejamos en este comienzo del 2015 con los 6 artículos más leídos en el blog, durante el año que ya muere.

Apología de la diferencia: Ya no quiero caer bien. por Olga Carmona

“…Mis hijos van descalzos y con los pies negros y se visten como les da su santa gana y sentido de la estética, que casi nunca coincide con el mío. Ellos me gritan en la calle que me quieren y los otros, los normales, se quedan ojipláticos y les entra una risa nerviosa, avergonzada…”

La maternidad que nos cura por Olga Carmona

“Yo mujer y madre, herida de guerra también, quiero acariciar con la palabra y felicitar a esas mujeres que han apostado por esta maternidad terapéutica, que confían en curar sus heridas por y con amor, que a través de una dolorosa conciencia de sus sombras han elegido un camino de crianza distinto al que tuvieron”

No me obedezcas por Olga Carmona

“…Sin embargo, yo  afirmo lo contrario: los hijos no deben obedecer, ni a sus padres ni a nadie.

Las personas no deben obedecer. Y por tanto no deben ser entrenadas para hacerlo, ni educadas en la obediencia…”


Sillas de pensar…para nosotros. por Olga Carmona

“…Educar requiere un máximo de paciencia, empatía y de creatividad. Requiere una intención voluntaria de desprogramarnos, requiere muchas veces una “silla de pensar” para nosotros…”

No me gustan los límites: La historia del palo y la zanahoria por Alejandro Busto Castelli

“…En este sentido creo firmemente en la autorregulación de los niños, ya que cuando están neurológica y psicológicamente preparados y encuentran el entorno donde desarrollarse en libertad, todo fluye y de verdad no hacen falta grandes recetas…”

El susurro de nuestra historia por Alejandro Busto Castelli

“…

Y como el lector puede adivinar, nadie está libre del susurro de su historia, nadie se escapa de ese murmullo sórdido y agotador. Ni un juez de menores más o menos mediático, ni un popular pediatra vendedor de panfletos, ni los psicólogos/as televisivos armados con sus manuales científicos. Ni siquiera un tertuliano convertido en reformista ministro de educación. Ni uno solo se escapa…”

Hacer lo que el cuerpo y el alma os pida este 31 y mañana día 1… pero por sobre todas las cosas no perdáis la batalla de ser felices.

Un abrazo apretado y fuerte
Nos seguimos leyendo… y escuchando

Olga y Alejandro

Read more

Balance (parte1)

La pagina en blanco me mira a los ojos, el fulgor de la pantalla resplandeciente me ciega levemente, me pasa siempre, pero en un momento, repentinamente, todas esas ideas que dan vuelta en mi mente como unos tiburones alrededor de una foca solitaria, se ordenan, y, cual tren de mercancías, salen por un túnel ordenadas, correlativas, y, a mi parecer, con cierta armonía, consiguiendo expresar con palabras, al menos en un 50 %, la idea que en mi cabeza es clara y perfecta.
Pero últimamente, los tiburones se comen a la foca, el tren descarrila, y las ideas se entremezclan dentro de mi cabeza, consigo vencer a la pagina en blanco, si, pero llenándola de incongruencias que ni yo mismo consigo entender, la repaso a los pocos días, hago cambios, y queda aun peor, así tengo un par de post. Mi dedo ha acariciado el ” delete” en mas de una ocasión, pero al final, y sin saber muy bien porque, los dejo ahí, como ese tupper con macarrones de hace un par de días, que sabes que no te vas a comer, pero aun así, dejas en la nevera.
Pero hoy, en un rato de tranquilidad, las ideas se han vuelto a ordenar con una claridad absoluta, solo he lamentado no tener un ordenador, o incluso una libreta, para poder plasmarlas, y, excepto por una breve y muy cómica interrupción de mi hijo Ale (que luego contaré) lo he escrito del tirón.
Llegadas estas fechas, desde el mas bisoño al mas aguerrido, del mas intrépido al mas prudente, desde el mas joven al mas veterano, todos hacemos cuentas, recuento, o balance, aunque sea en modo rápido o de pasada, para ver como nos ha ido el año, para ver si nos ha ido mejor, o, lamentablemente peor, que el anterior, pero, casi siempre, con el firme propósito de que el año próximo, consigamos lo que en este se nos escapó.

En eso me hallaba yo, cuando me asalto una duda, no fumo, y, este año he cumplido con lo de apuntarme al gimnasio, es mas, incluso estoy yendo, así que pensé, ¿Que reto proponerme para el año próximo? por retos no será…aprender Alemán, seguir en el Gym, ser mas estricto con la dieta, o algunos menos prosaicos, como, disfrutar mas, y enfadarme menos, ver mas lo positivo que lo negativo, y cosas por el estilo…una vieja frase que me encanta se me vino sola a la cabeza, ” llena tus años de vida, y no tu vida de años” me encanta, lo admito, dice tanto en tan poco….y me hizo pensar en serio, me hizo preguntarme ¿lleno mis años de vida?, porque, si es así, de este año, que lo tengo muy fresquito, debo tener muchísimos recuerdos, porque, ¿que es la vida sino lo que es digno de recordar?
Nunca recordare lo que desayune anteayer, si es lo mismo de cada día, nunca recordare que hice el sábado pasado, si no hice nada en concreto, y si no recuerdo nada de un día, ¿es como si no hubiese pasado? y, ¿si tengo muchos días de esos?, ¿Estoy desaprovechando mi vida? Luego pensé en porque no me comería el tarro con si es mejor Messi o Ronaldo, como hace otra gente…

Y ante esas dudas existenciales, no me quedaba otra que el método empírico, o la cuenta de la vieja, si el año tiene 365 días, ¿de cuantos de ellos tengo un recuerdo? y ni corto ni perezoso, los conté, libreta y boli en mano, y adelanto que es una tarea mas ardua de lo que uno imagina. Reglas, no vale recurrir a álbumes de fotos ni a similares, tiene que ser solamente lo que seas capaz de recordar, si no lo recuerdas, es porque no fue lo suficientemente importante, si vale un recuerdo al que no sepas darle una fecha exacta, tener mala memoria es una cosa, y vivir poco es otra, no vale un recuerdo repetitivo, ej. abrir la puerta del garaje al llegar a casa, eso lo hacemos a diario, y el recuerdo no corresponde a ningún momento concreto, no vale preguntar a tu pareja, hijos etc, quizá para ellos fue importante, pero si tu no lo recuerdas…para ti, no, ej. el día que tu equipo ganó la liga, seguro que lo tienes grabado a fuego, y seguro que a tu pareja le importa un pito, sucedió el mismo día, y estabais juntos, y sin embargo para uno es una vivencia, y para otro no.

Mi resultado, y conclusiones al respecto, mañana.

Su amigo y vecino, el padre estresado.

Read more

Balance (parte1)

La pagina en blanco me mira a los ojos, el fulgor de la pantalla resplandeciente me ciega levemente, me pasa siempre, pero en un momento, repentinamente, todas esas ideas que dan vuelta en mi mente como unos tiburones alrededor de una foca solitaria, se ordenan, y, cual tren de mercancías, salen por un túnel ordenadas, correlativas, y, a mi parecer, con cierta armonía, consiguiendo expresar con palabras, al menos en un 50 %, la idea que en mi cabeza es clara y perfecta.
Pero últimamente, los tiburones se comen a la foca, el tren descarrila, y las ideas se entremezclan dentro de mi cabeza, consigo vencer a la pagina en blanco, si, pero llenándola de incongruencias que ni yo mismo consigo entender, la repaso a los pocos días, hago cambios, y queda aun peor, así tengo un par de post. Mi dedo ha acariciado el ” delete” en mas de una ocasión, pero al final, y sin saber muy bien porque, los dejo ahí, como ese tupper con macarrones de hace un par de días, que sabes que no te vas a comer, pero aun así, dejas en la nevera.
Pero hoy, en un rato de tranquilidad, las ideas se han vuelto a ordenar con una claridad absoluta, solo he lamentado no tener un ordenador, o incluso una libreta, para poder plasmarlas, y, excepto por una breve y muy cómica interrupción de mi hijo Ale (que luego contaré) lo he escrito del tirón.
Llegadas estas fechas, desde el mas bisoño al mas aguerrido, del mas intrépido al mas prudente, desde el mas joven al mas veterano, todos hacemos cuentas, recuento, o balance, aunque sea en modo rápido o de pasada, para ver como nos ha ido el año, para ver si nos ha ido mejor, o, lamentablemente peor, que el anterior, pero, casi siempre, con el firme propósito de que el año próximo, consigamos lo que en este se nos escapó.

En eso me hallaba yo, cuando me asalto una duda, no fumo, y, este año he cumplido con lo de apuntarme al gimnasio, es mas, incluso estoy yendo, así que pensé, ¿Que reto proponerme para el año próximo? por retos no será…aprender Alemán, seguir en el Gym, ser mas estricto con la dieta, o algunos menos prosaicos, como, disfrutar mas, y enfadarme menos, ver mas lo positivo que lo negativo, y cosas por el estilo…una vieja frase que me encanta se me vino sola a la cabeza, ” llena tus años de vida, y no tu vida de años” me encanta, lo admito, dice tanto en tan poco….y me hizo pensar en serio, me hizo preguntarme ¿lleno mis años de vida?, porque, si es así, de este año, que lo tengo muy fresquito, debo tener muchísimos recuerdos, porque, ¿que es la vida sino lo que es digno de recordar?
Nunca recordare lo que desayune anteayer, si es lo mismo de cada día, nunca recordare que hice el sábado pasado, si no hice nada en concreto, y si no recuerdo nada de un día, ¿es como si no hubiese pasado? y, ¿si tengo muchos días de esos?, ¿Estoy desaprovechando mi vida? Luego pensé en porque no me comería el tarro con si es mejor Messi o Ronaldo, como hace otra gente…

Y ante esas dudas existenciales, no me quedaba otra que el método empírico, o la cuenta de la vieja, si el año tiene 365 días, ¿de cuantos de ellos tengo un recuerdo? y ni corto ni perezoso, los conté, libreta y boli en mano, y adelanto que es una tarea mas ardua de lo que uno imagina. Reglas, no vale recurrir a álbumes de fotos ni a similares, tiene que ser solamente lo que seas capaz de recordar, si no lo recuerdas, es porque no fue lo suficientemente importante, si vale un recuerdo al que no sepas darle una fecha exacta, tener mala memoria es una cosa, y vivir poco es otra, no vale un recuerdo repetitivo, ej. abrir la puerta del garaje al llegar a casa, eso lo hacemos a diario, y el recuerdo no corresponde a ningún momento concreto, no vale preguntar a tu pareja, hijos etc, quizá para ellos fue importante, pero si tu no lo recuerdas…para ti, no, ej. el día que tu equipo ganó la liga, seguro que lo tienes grabado a fuego, y seguro que a tu pareja le importa un pito, sucedió el mismo día, y estabais juntos, y sin embargo para uno es una vivencia, y para otro no.

Mi resultado, y conclusiones al respecto, mañana.

Su amigo y vecino, el padre estresado.

Read more

El parto de "mileidi" parte II

Nos quedaban entonces solo 13 días, y todo parecía estar normal, con todos los miedos del mundo por qué se acercaba el día.
Como lo platiqué en la parte I de esta historia, pensamos en todo,  el jueves de la última semana llevaría algunas cosas a la lavandería, las iría a buscar el viernes, arreglaríamos todo entonces y nos iríamos esa misma noche, (la del viernes) a la clínica para instalarnos y ponernos cómodos, hacer uno que otro corte a ciertas partes que deben estar depiladas antes del parto, acomodar nuestras cámaras en la habitación, y descansar un poco para despertar a las 9 am del sábado 27 de septiembre, porque ese sería el gran día, y debíamos empezar temprano.
Así pues empezamos la última semana, además de mis nuevas ojeras de emoción toda iba perfecto, el martes gané un peluche en la máquina de monedas cuando fuimos por la despensa pero eso es irrelevante, y luego… llegó el jueves.
Salía de trabajo cuando recibí la llamada, era “la doñis” que tranquilamente decía “mi panza se está poniendo dura, ya tome el tiempo es cada 5 minutos” lo primero que pensé fue “de donde rayos sacó que debía tomar el tiempo” e imagine que largas horas viendo “un bebé por minuto” habían servido de algo, pero ¿esos 5 minutos eran algo de lo que preocuparse?
Llame al médico enseguida, él me dijo que la llevara a su consultorio con calma, así que corrí por ella, tomamos todas las cosas y luego ella dijo que solo se llevaría su pijama y cosas banales,  solo por si se quedaba internada, yo agarré las cámaras y luego tomamos un taxi.
Llegamos cerca de las 8 pm, para las 8:30 él doctor nos decía luego de una pequeña revisión, “lo que sientes son pequeñas contracciones, podemos esperar a que empieces labor de parto o como lo habíamos planeado hacer una cesárea”, pero nosotros ya estábamos decididos que fuera una cesárea, entonces tomamos esa opción, y el doctor termino la plática con un “entonces tiene que ser ahora”.
Y efectivamente el “Ahora” era ¡en ese momento! nos llevaron a la habitación, justo la que habíamos apartado, entramos, tome algunas fotos y se llevaron a “mileidi” todo era nerviosismo, pero ella estaba muy bien, nos acompañaba mi suegra, y yo ya estaba desesperado por entrar a instalar mi estudio de vídeo en el quirófano, le pregunte a la enfermera si ya podía entrar y me dijo que debía esperar, primero debían cambiarse los médicos, entonces me fuí.
Dieron las 9:35 y volví a salir y desde luego volví a preguntar y me dijo la enfermera “aun no puedes cambiarte yo te avisare” al tiempo note que por el cristal medio se veía la silueta del Doc. Poniéndose ese ridículo traje azul, ese  como el de la serie de Gray´s anatomy, aun no era tiempo y confié, me volví a meter a la habitación, para entonces ya me había comido las 20 uñas.
12 minutos después de haber devuelto al cuarto, se asoma la cabeza de la enfermera y dice las palabras que nunca olvidaré “YA NACIÓ” justo en ese instante se escuchaba el pequeño llanto de matt “a lo lejos”, y mi suegra y la enfermera escuchaban otro pequeño llanto “a lo cerca”… EL MIO, no puede ser, mi hijo había nacido y yo seguía en la habitación con las cámaras en la manos y esperando a ser llamado.
No les mentiría jamás, estaba muy molesto, frustrado y muy decepcionado, había estado 8 meses pensando en que las cosas saldrían como las había soñado, grabaría el parto y todo sería perfecto, además, era mi oportunidad para demostrar que no me desmayaría en el quirofano al ver el parto, y al final resulto que a alguien se le olvidó avisarme el momento excusándose en la frase “es que me ocupe” y valla coraje, tristeza y decepción, luego… EL ENTRÓ.
Todo se volvió confuso, por que seguía molesto, inlcuso durante unos segundo veía matt y mi frustración continuaba, pero no quería pensar en esas tonterías en ese momento, porque me parecía absurdo, solo pensaba en que el rey del mundo había llegado y al poco tiempo la Reyna también estaba entrando al cuarto, tan chula como siempre, tan “mileidi” como antes.
Por fin teníamos a matt en mis muy enojados y en sus recién paridos brazos, estábamos felices y creo que ya nada más importó, en ese momento mi cuñada y mi suegra después de verlo, entre la lluvia y la tormenta eléctrica, fueron por el resto de las cosas que la ahora mamá había decidido dejar en casa.
La verdad volví a recordar mi molestia a la hora de pagar el servicio y la hospitalización pensando en que no tuve un descuento por el vídeo que no grabé, pero bueno, tal vez habría sido demasiada codicia de mi parte haberlo pedido.
Esta es la historia del parto, así fue como la vida nos demostró una vez más que no somos nosotros quienes mandamos y que es un regalo de la misma vida el haber recibido a matt casi en el tiempo previsto, mas no ha sido su obligación entregárnoslo en la fecha que habíamos planeado y mucho menos de la manera en que lo habíamos planeado, puesto que todo había salido de manera extraña.
Esta historia también es la justificación de porque no existe un vídeo del nacimiento del bicho, solo hay fotografías, muchas fotografías, tal vez solo deba conformarme con ellas y con tener el vídeo del primer cambio de pañal ( Donde casi me acabo un paquete de toallitas y el cual pretendo compartirles en algún momento).
Hoy nos alegramos por tenerlo a él, el nuevo dueño de nuestras horas de sueño, tal vez solo deba conformarme con llegar a casa cada día y ser completamente feliz al decir #HolaMatt ¿sabes que hice hoy en el trabajo?

Lee también El parto de “mileidi” parte I

¿Que Fue lo mas extraño que te sucedio el dia del parto? Cuéntame

PapáDe1ra
Read more

El parto de "mileidi" parte II

Nos quedaban entonces solo 13 días, y todo parecía estar normal, con todos los miedos del mundo por qué se acercaba el día.
Como lo platiqué en la parte I de esta historia, pensamos en todo,  el jueves de la última semana llevaría algunas cosas a la lavandería, las iría a buscar el viernes, arreglaríamos todo entonces y nos iríamos esa misma noche, (la del viernes) a la clínica para instalarnos y ponernos cómodos, hacer uno que otro corte a ciertas partes que deben estar depiladas antes del parto, acomodar nuestras cámaras en la habitación, y descansar un poco para despertar a las 9 am del sábado 27 de septiembre, porque ese sería el gran día, y debíamos empezar temprano.
Así pues empezamos la última semana, además de mis nuevas ojeras de emoción toda iba perfecto, el martes gané un peluche en la máquina de monedas cuando fuimos por la despensa pero eso es irrelevante, y luego… llegó el jueves.
Salía de trabajo cuando recibí la llamada, era “la doñis” que tranquilamente decía “mi panza se está poniendo dura, ya tome el tiempo es cada 5 minutos” lo primero que pensé fue “de donde rayos sacó que debía tomar el tiempo” e imagine que largas horas viendo “un bebé por minuto” habían servido de algo, pero ¿esos 5 minutos eran algo de lo que preocuparse?
Llame al médico enseguida, él me dijo que la llevara a su consultorio con calma, así que corrí por ella, tomamos todas las cosas y luego ella dijo que solo se llevaría su pijama y cosas banales,  solo por si se quedaba internada, yo agarré las cámaras y luego tomamos un taxi.
Llegamos cerca de las 8 pm, para las 8:30 él doctor nos decía luego de una pequeña revisión, “lo que sientes son pequeñas contracciones, podemos esperar a que empieces labor de parto o como lo habíamos planeado hacer una cesárea”, pero nosotros ya estábamos decididos que fuera una cesárea, entonces tomamos esa opción, y el doctor termino la plática con un “entonces tiene que ser ahora”.
Y efectivamente el “Ahora” era ¡en ese momento! nos llevaron a la habitación, justo la que habíamos apartado, entramos, tome algunas fotos y se llevaron a “mileidi” todo era nerviosismo, pero ella estaba muy bien, nos acompañaba mi suegra, y yo ya estaba desesperado por entrar a instalar mi estudio de vídeo en el quirófano, le pregunte a la enfermera si ya podía entrar y me dijo que debía esperar, primero debían cambiarse los médicos, entonces me fuí.
Dieron las 9:35 y volví a salir y desde luego volví a preguntar y me dijo la enfermera “aun no puedes cambiarte yo te avisare” al tiempo note que por el cristal medio se veía la silueta del Doc. Poniéndose ese ridículo traje azul, ese  como el de la serie de Gray´s anatomy, aun no era tiempo y confié, me volví a meter a la habitación, para entonces ya me había comido las 20 uñas.
12 minutos después de haber devuelto al cuarto, se asoma la cabeza de la enfermera y dice las palabras que nunca olvidaré “YA NACIÓ” justo en ese instante se escuchaba el pequeño llanto de matt “a lo lejos”, y mi suegra y la enfermera escuchaban otro pequeño llanto “a lo cerca”… EL MIO, no puede ser, mi hijo había nacido y yo seguía en la habitación con las cámaras en la manos y esperando a ser llamado.
No les mentiría jamás, estaba muy molesto, frustrado y muy decepcionado, había estado 8 meses pensando en que las cosas saldrían como las había soñado, grabaría el parto y todo sería perfecto, además, era mi oportunidad para demostrar que no me desmayaría en el quirofano al ver el parto, y al final resulto que a alguien se le olvidó avisarme el momento excusándose en la frase “es que me ocupe” y valla coraje, tristeza y decepción, luego… EL ENTRÓ.
Todo se volvió confuso, por que seguía molesto, inlcuso durante unos segundo veía matt y mi frustración continuaba, pero no quería pensar en esas tonterías en ese momento, porque me parecía absurdo, solo pensaba en que el rey del mundo había llegado y al poco tiempo la Reyna también estaba entrando al cuarto, tan chula como siempre, tan “mileidi” como antes.
Por fin teníamos a matt en mis muy enojados y en sus recién paridos brazos, estábamos felices y creo que ya nada más importó, en ese momento mi cuñada y mi suegra después de verlo, entre la lluvia y la tormenta eléctrica, fueron por el resto de las cosas que la ahora mamá había decidido dejar en casa.
La verdad volví a recordar mi molestia a la hora de pagar el servicio y la hospitalización pensando en que no tuve un descuento por el vídeo que no grabé, pero bueno, tal vez habría sido demasiada codicia de mi parte haberlo pedido.
Esta es la historia del parto, así fue como la vida nos demostró una vez más que no somos nosotros quienes mandamos y que es un regalo de la misma vida el haber recibido a matt casi en el tiempo previsto, mas no ha sido su obligación entregárnoslo en la fecha que habíamos planeado y mucho menos de la manera en que lo habíamos planeado, puesto que todo había salido de manera extraña.
Esta historia también es la justificación de porque no existe un vídeo del nacimiento del bicho, solo hay fotografías, muchas fotografías, tal vez solo deba conformarme con ellas y con tener el vídeo del primer cambio de pañal ( Donde casi me acabo un paquete de toallitas y el cual pretendo compartirles en algún momento).
Hoy nos alegramos por tenerlo a él, el nuevo dueño de nuestras horas de sueño, tal vez solo deba conformarme con llegar a casa cada día y ser completamente feliz al decir #HolaMatt ¿sabes que hice hoy en el trabajo?

Lee también El parto de “mileidi” parte I

¿Que Fue lo mas extraño que te sucedio el dia del parto? Cuéntame

PapáDe1ra
Read more

Papilla de verduras

Tiempo invertido: 50′ Cantidad ingerida: 210 ml aprox Balance de bajas: 2 sevilletas de papel 3 tissues 3 gasas estériles 3 unidosis de suero 1 toallita Para lavar o fregar: Babero Body Plato de plástico para niño pero no apto para microondas Plato apto para calentar puré en microondas 2 cucharas Cazo No os engañéis: […]

Read more

De Lisboa a Santiago por el Camino en bicicleta.

El equipo al completo..

Nuestro viaje comienza en coche el viernes 30 de mayo cuando salimos  Raul, Alberto, Luis Angel y el escribiente dirección a Madrid. Allí aparcamos  cerca de Chamartin donde tomamos el tren nocturno que a primeras horas nos dejará en Lisboa. Montamos las bicis y recorremos algunos de sus rincones con más encanto.La noche nos deparará los primeros conflictos de intereses para ir tomando contacto con nuestro particular camino individual.
Al día siguiente inauguramos Junio con nuestra primera etapa de 130 km para llegar al atardecer a Golegâ y pedir alojamiento en el parque de bomberos. Día largo pero llano en su mayoría que nos animará a avanzar y soñar con nuevas rutas. El burgués del grupo busca en el hotel de lujo pero se decide en el último momento por el colchon roído.
Madrugamos y afrontamos la que será a la postre la etapa reina, las primeras sensaciones son buenas, y venimos en general bien entrenados. Hoy la ruta es un constante sube y baja que nos llevará hasta Coimbra, sumando así 140 km y 2000 metros de desnivel. Un Portugal autentico se nos va mostrando sin apenas tiempo de saborearlo. La prueba física la superamos todos, pero la psicológica deja claras las diferencias de objetivos, y aparece la primera propuesta de abandono. Visita nocturna a la ciudad, apenas una copa y a dormir que de nuevo es tarde…

Es martes y el día amanece gris, la ruta va bien, hemos ganado un día completo, pero el estado de ánimo se resiente. Desayunamos bien, y nos lanzamos a una nueva etapa que esta vez nos llevará hasta Oliveira de Azemeis, son 90 km y 1100 metros, y la penitencia por tantos roces nos llevará a dormir en un hostal regentado por una de esas brujas de los cuentos…
La siguiente será nuestra última etapa completa en tierras portuguesas y nos dirigirá en primer lugar a atravesar el Duero para adentrarnos en el espectacular casco antiguo de Oporto. Ya habíamos decidido continuar, así que la parada será breve mientras aprovechamos para comer algo.Callejuelas enrevesadas nos muestran pinceladas de una ciudad a la que seguro volveremos. Además desde aquí surge la variante de la costa recientemente marcada y que queda pendiente para futuras incursiones en tierras lusitanas.
Por la tarde y tras 110 km y sus 1200mt de desnivel llegamos poco antes del cierre al albergue Recoleta en la localidad de Tamel. Tras la cena una botella de Oporto nos servirá para entre brindis despedirnos de este país.

De nuevo madrugamos y sin desayunar avanzamos hasta Ponte do Lima pueblo de referencia para los peregrinos y desde el que tras reponer fuerzas afrontamos las que sin lugar a duda son las rampas más duras de todo el camino, y que nos obligarán en sus tramos más difíciles a portear nuestra bici. la llegada a la frontera que conforma el Miño entre las localidades de Valença do Minho (Portugal) y Tui(España), fue a mi modo de ver uno de los lugares más interesantes, aunque nosotros con la prisa habitual apenas pudimos disfrutar. De nuevo en este punto las diferencias de planteamientos nos separaron incluso físicamente, y fué la lluvia la que enfrió poco a poco las tensiones. Llegamos a Redondela con 96 km y algo más de 1600mt de desnivel en nuestras piernas.
La previsión meterológica se cumple y el día siguiente tras una breve ventana una vez llegamos a Pontevedra y mientras almorzamos el diluvio cae. Las distancias entre nosotros que hemos ido cultivando afloran a la hora de tomar decisiones, así que finalmente nos dividimos para esta etapa final.
En mi caso decido aprovechar para conocer la ciudad y dormir en el albergue de peregrinos.La meteo va mejorando y la previsión para el último día por la mañana es buena. Callejeo y pongo en orden mis ideas mientras descubro Pontevedra.
Me levanto antes del amanecer con los peregrinos más madrugadores y con las primeras luces me adentro enseguida en un camino aún vacío donde disfruto de uno de esos momentos inolvidables pedaleando solo entre bosques. A mitad de camino y tras el sagrado almuerzo coincido en una pequeña iglesia con Raul, y de esta manera terminaremos juntos los últimos kilómetros y llegaremos al medio día a Santiago.

Comida de homenaje, descanso y visita a la Catedral. La suerte hizo de nuevo su aparición y nos permitió casualmente estar en el momento de la vigilia con los peregrinos, lo que nos permitió conocer algunos de los secretos que guarda este enigmático lugar.
Al final un camino especial en el que cada uno encontró algo que buscaba. Momentos especiales hubo muchos, y cada uno se quedará con su propio viaje, que al final no es más que una búsqueda de quienes verdaderamente somos.
Al volver de este viaje le escribí a mi hija…Cuéntame papá

Aquí tenéis el vídeo con las imágenes.

Read more

De Lisboa a Santiago por el Camino en bicicleta.

El equipo al completo..

Nuestro viaje comienza en coche el viernes 30 de mayo cuando salimos  Raul, Alberto, Luis Angel y el escribiente dirección a Madrid. Allí aparcamos  cerca de Chamartin donde tomamos el tren nocturno que a primeras horas nos dejará en Lisboa. Montamos las bicis y recorremos algunos de sus rincones con más encanto.La noche nos deparará los primeros conflictos de intereses para ir tomando contacto con nuestro particular camino individual.
Al día siguiente inauguramos Junio con nuestra primera etapa de 130 km para llegar al atardecer a Golegâ y pedir alojamiento en el parque de bomberos. Día largo pero llano en su mayoría que nos animará a avanzar y soñar con nuevas rutas. El burgués del grupo busca en el hotel de lujo pero se decide en el último momento por el colchon roído.
Madrugamos y afrontamos la que será a la postre la etapa reina, las primeras sensaciones son buenas, y venimos en general bien entrenados. Hoy la ruta es un constante sube y baja que nos llevará hasta Coimbra, sumando así 140 km y 2000 metros de desnivel. Un Portugal autentico se nos va mostrando sin apenas tiempo de saborearlo. La prueba física la superamos todos, pero la psicológica deja claras las diferencias de objetivos, y aparece la primera propuesta de abandono. Visita nocturna a la ciudad, apenas una copa y a dormir que de nuevo es tarde…

Es martes y el día amanece gris, la ruta va bien, hemos ganado un día completo, pero el estado de ánimo se resiente. Desayunamos bien, y nos lanzamos a una nueva etapa que esta vez nos llevará hasta Oliveira de Azemeis, son 90 km y 1100 metros, y la penitencia por tantos roces nos llevará a dormir en un hostal regentado por una de esas brujas de los cuentos…
La siguiente será nuestra última etapa completa en tierras portuguesas y nos dirigirá en primer lugar a atravesar el Duero para adentrarnos en el espectacular casco antiguo de Oporto. Ya habíamos decidido continuar, así que la parada será breve mientras aprovechamos para comer algo.Callejuelas enrevesadas nos muestran pinceladas de una ciudad a la que seguro volveremos. Además desde aquí surge la variante de la costa recientemente marcada y que queda pendiente para futuras incursiones en tierras lusitanas.
Por la tarde y tras 110 km y sus 1200mt de desnivel llegamos poco antes del cierre al albergue Recoleta en la localidad de Tamel. Tras la cena una botella de Oporto nos servirá para entre brindis despedirnos de este país.

De nuevo madrugamos y sin desayunar avanzamos hasta Ponte do Lima pueblo de referencia para los peregrinos y desde el que tras reponer fuerzas afrontamos las que sin lugar a duda son las rampas más duras de todo el camino, y que nos obligarán en sus tramos más difíciles a portear nuestra bici. la llegada a la frontera que conforma el Miño entre las localidades de Valença do Minho (Portugal) y Tui(España), fue a mi modo de ver uno de los lugares más interesantes, aunque nosotros con la prisa habitual apenas pudimos disfrutar. De nuevo en este punto las diferencias de planteamientos nos separaron incluso físicamente, y fué la lluvia la que enfrió poco a poco las tensiones. Llegamos a Redondela con 96 km y algo más de 1600mt de desnivel en nuestras piernas.
La previsión meterológica se cumple y el día siguiente tras una breve ventana una vez llegamos a Pontevedra y mientras almorzamos el diluvio cae. Las distancias entre nosotros que hemos ido cultivando afloran a la hora de tomar decisiones, así que finalmente nos dividimos para esta etapa final.
En mi caso decido aprovechar para conocer la ciudad y dormir en el albergue de peregrinos.La meteo va mejorando y la previsión para el último día por la mañana es buena. Callejeo y pongo en orden mis ideas mientras descubro Pontevedra.
Me levanto antes del amanecer con los peregrinos más madrugadores y con las primeras luces me adentro enseguida en un camino aún vacío donde disfruto de uno de esos momentos inolvidables pedaleando solo entre bosques. A mitad de camino y tras el sagrado almuerzo coincido en una pequeña iglesia con Raul, y de esta manera terminaremos juntos los últimos kilómetros y llegaremos al medio día a Santiago.

Comida de homenaje, descanso y visita a la Catedral. La suerte hizo de nuevo su aparición y nos permitió casualmente estar en el momento de la vigilia con los peregrinos, lo que nos permitió conocer algunos de los secretos que guarda este enigmático lugar.
Al final un camino especial en el que cada uno encontró algo que buscaba. Momentos especiales hubo muchos, y cada uno se quedará con su propio viaje, que al final no es más que una búsqueda de quienes verdaderamente somos.
Al volver de este viaje le escribí a mi hija…Cuéntame papá

Aquí tenéis el vídeo con las imágenes.

Read more

Los padres también existimos 2014-12-25 08:12:00

Hoy me vais a perdonar si este artículo tiene fallos y no está bien escrito. No es por la cena navideña ni por los brindis, es que está escrito desde los paritorios.
Pues si, mi segunda hija está a punto de nacer, y ha decidido darnos un regalo navideño.
Lo malo del nacimiento de mi segunda hija es que hemos roto aguas a las siete de la mañana, son las once de la noche y seguimos sin contracciones regulares… Vamos, que va para largo.
La parte buena, es que mi mujer es una jabata y aguanta estoicamente las contracciones y mis chistes malos. 
En contra de lo que pueda parecer, la gente que está aquí trabajando en lugar de estar con sus familias mantiene un buen y cálido espíritu que se agradece mucho e incluso se las han apañado para darnos la cena a los papas, no sólo se han acordado de que existimos sino que además lo hacen con una sonrisa. Gracias.
El relato sigue, son las dice y media y por fin pasamos de dilatación al paritorio en sí. Ahora mismo estamos llamando a la yayi a ver si mi otra pequeña esta bien. Es la primera vez que nos separamos y no da las buenas noches a mami y después papi le cuenta su cuento favorito y eso me preocupa. Pero los yayos son unos genios y mi pequeña duerme con la pobre yayi como colchón.
Dos de la mañana, la cosa se acelera. La epidural parece que pierde la efectividad, pero no, es que ahora SI estamos de parto. Lo que técnicamente se llama expulsivo.
Son las tres. Todo lo que antes fue lentitud ahora ha sido velocidad y ya hace media hora que ha nacido y por fin puedo sentarme unos minutos con ella en brazos. 
Verla salir,a pesar de que es «sangriento», es muy bonito. Aunque mi mujer ha pasado un mal rato, los dos estamos sonrientes, tenemos nuestro regalito navideño y además de tener todos los brazos, dedos, piernas y orejas tiene buenos pulmones y apetito.
Bienvenida hija, que el mundo te trate bien… o se las verán conmigo.
Read more

Los padres también existimos 2014-12-25 08:12:00

Hoy me vais a perdonar si este artículo tiene fallos y no está bien escrito. No es por la cena navideña ni por los brindis, es que está escrito desde los paritorios.
Pues si, mi segunda hija está a punto de nacer, y ha decidido darnos un regalo navideño.
Lo malo del nacimiento de mi segunda hija es que hemos roto aguas a las siete de la mañana, son las once de la noche y seguimos sin contracciones regulares… Vamos, que va para largo.
La parte buena, es que mi mujer es una jabata y aguanta estoicamente las contracciones y mis chistes malos. 
En contra de lo que pueda parecer, la gente que está aquí trabajando en lugar de estar con sus familias mantiene un buen y cálido espíritu que se agradece mucho e incluso se las han apañado para darnos la cena a los papas, no sólo se han acordado de que existimos sino que además lo hacen con una sonrisa. Gracias.
El relato sigue, son las dice y media y por fin pasamos de dilatación al paritorio en sí. Ahora mismo estamos llamando a la yayi a ver si mi otra pequeña esta bien. Es la primera vez que nos separamos y no da las buenas noches a mami y después papi le cuenta su cuento favorito y eso me preocupa. Pero los yayos son unos genios y mi pequeña duerme con la pobre yayi como colchón.
Dos de la mañana, la cosa se acelera. La epidural parece que pierde la efectividad, pero no, es que ahora SI estamos de parto. Lo que técnicamente se llama expulsivo.
Son las tres. Todo lo que antes fue lentitud ahora ha sido velocidad y ya hace media hora que ha nacido y por fin puedo sentarme unos minutos con ella en brazos. 
Verla salir,a pesar de que es «sangriento», es muy bonito. Aunque mi mujer ha pasado un mal rato, los dos estamos sonrientes, tenemos nuestro regalito navideño y además de tener todos los brazos, dedos, piernas y orejas tiene buenos pulmones y apetito.
Bienvenida hija, que el mundo te trate bien… o se las verán conmigo.
Read more

MiniPost: Conociendo a mi bebé ¿Otra vez?

Matías ya está por cumplir 3 meses (Cada vez mas despierto y enorme) por lo que estoy lleno de alegría y más me llena de alegría que por fin podre conocerlo mejor, aunque suene extraño.

Desde hace 8 semanas en mi empleo tuvieron la estupenda idea de inscribirnos a un no tan pequeño diplomado que debimos tomar cada sábado y domingo, esto desde luego ha reducido los tiempos que tengo con mi peque, por que además, los horarios de trabajo en la oficina no se han modificado.

En estas semanas los tiempos que me restan del día, los he dedicado a pasarlos con Matt pero para la hora en la que llego él ya se ha cansado del día, por lo que la mayoría de las veces me ha tocado solo arrullarlo, por supuesto que disfruto esos tiempos, pero también pienso mucho en lo mucho que me he perdido, de repente “la chula” me ha contado las cosas nuevas que hace matt, con el fin de que no me sienta tan alejado, pero ya no las veo, incluso hace ese mismo número de semanas que extraño no poder darle un baño y si he cambiado 5 pañales pestilentes con popo han sido demasiados y también esas cosas se extrañan mucho.

Escribo este MiniPost como liberación y como celebración de que el diplomado ha terminado y que es momento de conocer a mi bebé por que como lo digo en este post hace tiempo que he decidido dedicarle más tiempo a mi familia y disfrutarlos al 100% evitando priorizar el trabajo, aunque en ocasiones como en esta no quedó de otra.

¿Qué es lo que más extrañas de tus hijos cuando estas lejos?

Ilustracion de contenido por PascalCampion en DeviantArt

PapáDe1ra

Read more

MiniPost: Conociendo a mi bebé ¿Otra vez?

Matías ya está por cumplir 3 meses (Cada vez mas despierto y enorme) por lo que estoy lleno de alegría y más me llena de alegría que por fin podre conocerlo mejor, aunque suene extraño.

Desde hace 8 semanas en mi empleo tuvieron la estupenda idea de inscribirnos a un no tan pequeño diplomado que debimos tomar cada sábado y domingo, esto desde luego ha reducido los tiempos que tengo con mi peque, por que además, los horarios de trabajo en la oficina no se han modificado.

En estas semanas los tiempos que me restan del día, los he dedicado a pasarlos con Matt pero para la hora en la que llego él ya se ha cansado del día, por lo que la mayoría de las veces me ha tocado solo arrullarlo, por supuesto que disfruto esos tiempos, pero también pienso mucho en lo mucho que me he perdido, de repente “la chula” me ha contado las cosas nuevas que hace matt, con el fin de que no me sienta tan alejado, pero ya no las veo, incluso hace ese mismo número de semanas que extraño no poder darle un baño y si he cambiado 5 pañales pestilentes con popo han sido demasiados y también esas cosas se extrañan mucho.

Escribo este MiniPost como liberación y como celebración de que el diplomado ha terminado y que es momento de conocer a mi bebé por que como lo digo en este post hace tiempo que he decidido dedicarle más tiempo a mi familia y disfrutarlos al 100% evitando priorizar el trabajo, aunque en ocasiones como en esta no quedó de otra.

¿Qué es lo que más extrañas de tus hijos cuando estas lejos?

Ilustracion de contenido por PascalCampion en DeviantArt

PapáDe1ra

Read more

Un domingo cualquiera

Hoy ha sido un domingo cualquiera. Un domingo de desayuno tardío y de pijama hasta las 12. De paseo, aperitivo y comida a deshoras. De siesta, televisión, merienda y vuelta al pijama. De cenar las sobras de la semana (“restos de serie” según mi suegra, “pan y pillao” que diría mi madre) y acostarte viendo una de esas películas que has visto decenas de veces. Un domingo cualquiera para una persona cualquiera, un domingo rutinario quizás, aburrido incluso, donde la alargada sombra del lunes amenaza desde primera hora de la tarde. Mucha gente no suele apreciar estos días, algunos incluso llegan a odiarlos por ser la antesala de una semana laboral todavía más rutinaria si cabe. A mí me encantan. Quizás sea porque mi rutina es distinta, una rutina que no entiende de laborables o festivos, que en ocasiones no distingue noches de días, o quizás sea porque mi rutina no es rutina y eso me permite saborear cada momento como si fuera único.

                                    
Read more

Un domingo cualquiera

Hoy ha sido un domingo cualquiera. Un domingo de desayuno tardío y de pijama hasta las 12. De paseo, aperitivo y comida a deshoras. De siesta, televisión, merienda y vuelta al pijama. De cenar las sobras de la semana (“restos de serie” según mi suegra, “pan y pillao” que diría mi madre) y acostarte viendo una de esas películas que has visto decenas de veces. Un domingo cualquiera para una persona cualquiera, un domingo rutinario quizás, aburrido incluso, donde la alargada sombra del lunes amenaza desde primera hora de la tarde. Mucha gente no suele apreciar estos días, algunos incluso llegan a odiarlos por ser la antesala de una semana laboral todavía más rutinaria si cabe. A mí me encantan. Quizás sea porque mi rutina es distinta, una rutina que no entiende de laborables o festivos, que en ocasiones no distingue noches de días, o quizás sea porque mi rutina no es rutina y eso me permite saborear cada momento como si fuera único.

                                    
Read more

Y para 2015: más paternidad con apego

Paternidad con Apego
Paternidad con Apego – Crianza con apego, paternidad y disciplina positiva. Reflexiones, ideas y conclusiones sobre la crianza basada en el respeto y el cariño.

Hoy quiero compartir con vosotros algo que ya sé desde hace algunos meses: el 2015 será en el que empezaré a practicar (aún) más paternidad con apego. Concretamente, el doble. Porque a comienzos de año nacerá mi segundo hijo. Y utilizo el masculino como género no marcado, porque ciertamente ni la mamá ni yo tenemos […]

La entrada Y para 2015: más paternidad con apego se publicó originalmente en Paternidad con Apego.

Read more

El adviento: tiempo para la superación de la adversidad

Cuántos de nosotros/as, que somos madres y padres, recordamos con inmensa alegría las semanas, los días previos al nacimiento de nuestros hijos/as, ¿verdad?. Son días de ilusión y de inquieta espera, en los que se ultiman los preparativos para la llegada de un nuevo miembro a la familia, que precisará de toda nuestra atención y de nuestro afecto. Desde meses antes, seguramente, nos hemos ido pertrechando de ropitas, de artículos para su cuidado, hemos preparado una cunita, acicalado su cuarto…, en definitiva, hemos redecorado nuestra vida para hacerle un hueco a esa nueva personita que llega. ¡Cuántos sentimientos y emociones!.
Cada vez que pienso en ello, en estas semanas previas a la Navidad, no puedo dejar de reflexionar acerca de María de Nazaret, una mujer jovencísima que, por estas fechas, estaba a punto de dar a luz a su Hijo, Jesús, del que ya sabía que vendría al mundo para encarnar a Dios en la Tierra. ¡Cuánta ilusión y gozo no tendría esa humilde muchacha!, no sólo porque iba a ser madre, sino también porque sería la Madre de Dios. ¿Cuántos preparativos, posiblemente más emocionales que materiales, estaría ultimando en estas semanas previas al nacimiento de su Hijo?. Tendría sus ropitas preparadas, su cunita, habría redecorado su humilde vida para hacerle un hueco inmenso a Jesús. Y sin embargo, lo que tendría que convertirse en un gozo inmenso, se torna en un viaje, casi con lo puesto, para cumplir con el decreto que Herodes proclamase por aquellas fechas y que les obligaba a empadronarse en Belén. Quiero pensar que María y José, emprendieron viaje desde Nazaret hasta llegar a Belén, con cierta tristeza por no poder acoger a su Hijo en aquel hogar que tan celosamente habían preparado para Él. Quiero pensar que ese largo trayecto de una mujer a punto de dar a luz, subida en un equino, no fue nada placentero ni conveniente para su salud y la de su Hijo. Quiero pensar que si a cualquiera de nosotros nos sucediera lo que a María y José, que a punto de dar a luz no encontrásemos cobijo en ninguna posada y tuviésemos que “alojarnos” en una cueva en la que se refugian animales, seguramente húmeda y con el hedor que las bestias suelen despedir, se nos derrumbaría el alma y hubiésemos pensado que ese no era, ni de lejos, el mejor lugar para que naciera nuestro hijo.
Igual que pienso esto acerca de cualquiera de nosotros/as, imagino a María y José, apresurándose para adecentar el pesebre, colocando una telas sobre el suelo para que el Hijo de Dios viniera al mundo, esperándolo con inmensa bondad y generosidad, y no precisamente tristes y apesadumbrados, sino llenos de gozo y de dicha, esperanzados, llenos de alegría porque eran los elegidos para recibir en sus manos a Jesús. ¡Cuánta calidad humana hay que tener, qué altura de miras, qué capacidad para esperar con esperanza y superar todo tipo de adversidades impulsados por la fé!. María de Nazaret, la Virgen María, y su esposo José, San José, encarnan para mí el ejemplo de lo que todo ser humano tendría que experimentar en esta fechas navideñas.
El adviento es un tiempo en el que debemos prepararnos para la venida del niño Jesús, y en el que debemos estar alegres a pesar de las dificultades “mundanas” que tengamos, porque es también un tiempo para aprender a superar las adversidades y esperar con esperanza la llegada a nuestras vidas de un ser maravilloso y un verdadero maestro de vida, Jesús de Nazaret.
Os invito a que hagáis esta reflexión con la que despido el 2014 y, si podéis, la compartáis con vuestros/as hijos/as. Será una gran lección en valores.
Feliz Navidad y próspero 2015
Read more

El adviento: tiempo para la superación de la adversidad

Cuántos de nosotros/as, que somos madres y padres, recordamos con inmensa alegría las semanas, los días previos al nacimiento de nuestros hijos/as, ¿verdad?. Son días de ilusión y de inquieta espera, en los que se ultiman los preparativos para la llegada de un nuevo miembro a la familia, que precisará de toda nuestra atención y de nuestro afecto. Desde meses antes, seguramente, nos hemos ido pertrechando de ropitas, de artículos para su cuidado, hemos preparado una cunita, acicalado su cuarto…, en definitiva, hemos redecorado nuestra vida para hacerle un hueco a esa nueva personita que llega. ¡Cuántos sentimientos y emociones!.
Cada vez que pienso en ello, en estas semanas previas a la Navidad, no puedo dejar de reflexionar acerca de María de Nazaret, una mujer jovencísima que, por estas fechas, estaba a punto de dar a luz a su Hijo, Jesús, del que ya sabía que vendría al mundo para encarnar a Dios en la Tierra. ¡Cuánta ilusión y gozo no tendría esa humilde muchacha!, no sólo porque iba a ser madre, sino también porque sería la Madre de Dios. ¿Cuántos preparativos, posiblemente más emocionales que materiales, estaría ultimando en estas semanas previas al nacimiento de su Hijo?. Tendría sus ropitas preparadas, su cunita, habría redecorado su humilde vida para hacerle un hueco inmenso a Jesús. Y sin embargo, lo que tendría que convertirse en un gozo inmenso, se torna en un viaje, casi con lo puesto, para cumplir con el decreto que Herodes proclamase por aquellas fechas y que les obligaba a empadronarse en Belén. Quiero pensar que María y José, emprendieron viaje desde Nazaret hasta llegar a Belén, con cierta tristeza por no poder acoger a su Hijo en aquel hogar que tan celosamente habían preparado para Él. Quiero pensar que ese largo trayecto de una mujer a punto de dar a luz, subida en un equino, no fue nada placentero ni conveniente para su salud y la de su Hijo. Quiero pensar que si a cualquiera de nosotros nos sucediera lo que a María y José, que a punto de dar a luz no encontrásemos cobijo en ninguna posada y tuviésemos que “alojarnos” en una cueva en la que se refugian animales, seguramente húmeda y con el hedor que las bestias suelen despedir, se nos derrumbaría el alma y hubiésemos pensado que ese no era, ni de lejos, el mejor lugar para que naciera nuestro hijo.
Igual que pienso esto acerca de cualquiera de nosotros/as, imagino a María y José, apresurándose para adecentar el pesebre, colocando una telas sobre el suelo para que el Hijo de Dios viniera al mundo, esperándolo con inmensa bondad y generosidad, y no precisamente tristes y apesadumbrados, sino llenos de gozo y de dicha, esperanzados, llenos de alegría porque eran los elegidos para recibir en sus manos a Jesús. ¡Cuánta calidad humana hay que tener, qué altura de miras, qué capacidad para esperar con esperanza y superar todo tipo de adversidades impulsados por la fé!. María de Nazaret, la Virgen María, y su esposo José, San José, encarnan para mí el ejemplo de lo que todo ser humano tendría que experimentar en esta fechas navideñas.
El adviento es un tiempo en el que debemos prepararnos para la venida del niño Jesús, y en el que debemos estar alegres a pesar de las dificultades “mundanas” que tengamos, porque es también un tiempo para aprender a superar las adversidades y esperar con esperanza la llegada a nuestras vidas de un ser maravilloso y un verdadero maestro de vida, Jesús de Nazaret.
Os invito a que hagáis esta reflexión con la que despido el 2014 y, si podéis, la compartáis con vuestros/as hijos/as. Será una gran lección en valores.
Feliz Navidad y próspero 2015
Read more

¡Caca!


Ya os conté no hace mucho que la operación pañal iba bien con el pis pero estaba causando muchos problemas con la caca y mi pequeña se estaba volviendo estreñida a base de aguantar las ganas de hacer caca.

Como solución de emergencia, después de cuatro días sin hacer nada, compramos en la farmacia un “supositorio liquido” de glicerol. Vamos, unas pequeñas cánulas con un depósito lleno de un turbo laxante que hace que en menos de media hora el intestino suelte toda su carga. ¡Y menuda carga!
El alivio fue inmediato y volvieron las ganas de jugar en unos minutos tras la “descarga”. Pero evidentemente es una solución provisional que no puede prolongarse en el tiempo.
Tratamos de aumentar la dosis de frutas y verduras. Pero la verdad es que mi niña come fruta y verdura casi a diario, toma zumos todos los días y procuramos evitar comidas astringentes como el arroz. El problema no es que no pueda hacer caca, es que se aguanta las ganas con tal empeño, que luego la cosa se solidifica tanto que le cuesta salir.
Como pronto vamos a tener otra niña, le dieron a mi mujer una canastilla donde venían las típicas muestras. Entre ellas, las de infusiones de Ordesa. Ya conocíamos las de “Dulces sueños” y la de “Digestiones” y las habíamos usado hasta la saciedad, pero nos encontramos con una que no habíamos probado. Blevit L
Tras darle unas cuantas vueltas, vimos que sirve para aliviar el estreñimiento incluso en recién nacidos. Está hecha a base de extracto de ciruela, kiwi y tamarindo y no parece tener contraindicaciones. Así que ¡a por ella!
El resultado es bastante bueno. Las heces son mucho más blanditas con lo que se facilita la evacuación. Pero lo que es más importante. Son más difíciles de aguantar las ganas de hacer caca. Aunque lo intenta, no lo consigue y poco a poco va viendo que ya no duele como cuando se aguantaba.¡Y que cuando la naturaleza llama…!
La cosa aún no está completamente solucionada, pero creo que vamos por el buen camino. Ya os contaré.
Read more

¡Caca!


Ya os conté no hace mucho que la operación pañal iba bien con el pis pero estaba causando muchos problemas con la caca y mi pequeña se estaba volviendo estreñida a base de aguantar las ganas de hacer caca.

Como solución de emergencia, después de cuatro días sin hacer nada, compramos en la farmacia un “supositorio liquido” de glicerol. Vamos, unas pequeñas cánulas con un depósito lleno de un turbo laxante que hace que en menos de media hora el intestino suelte toda su carga. ¡Y menuda carga!
El alivio fue inmediato y volvieron las ganas de jugar en unos minutos tras la “descarga”. Pero evidentemente es una solución provisional que no puede prolongarse en el tiempo.
Tratamos de aumentar la dosis de frutas y verduras. Pero la verdad es que mi niña come fruta y verdura casi a diario, toma zumos todos los días y procuramos evitar comidas astringentes como el arroz. El problema no es que no pueda hacer caca, es que se aguanta las ganas con tal empeño, que luego la cosa se solidifica tanto que le cuesta salir.
Como pronto vamos a tener otra niña, le dieron a mi mujer una canastilla donde venían las típicas muestras. Entre ellas, las de infusiones de Ordesa. Ya conocíamos las de “Dulces sueños” y la de “Digestiones” y las habíamos usado hasta la saciedad, pero nos encontramos con una que no habíamos probado. Blevit L
Tras darle unas cuantas vueltas, vimos que sirve para aliviar el estreñimiento incluso en recién nacidos. Está hecha a base de extracto de ciruela, kiwi y tamarindo y no parece tener contraindicaciones. Así que ¡a por ella!
El resultado es bastante bueno. Las heces son mucho más blanditas con lo que se facilita la evacuación. Pero lo que es más importante. Son más difíciles de aguantar las ganas de hacer caca. Aunque lo intenta, no lo consigue y poco a poco va viendo que ya no duele como cuando se aguantaba.¡Y que cuando la naturaleza llama…!
La cosa aún no está completamente solucionada, pero creo que vamos por el buen camino. Ya os contaré.
Read more

Educar para ser.

“La libertad consiste en desarrollar el potencial que cada niño lleva dentro y no en adaptarse a una sociedad cuyas metas son otras”.                                                                                                                                            Rebeca Wild.

Como en otras tantas corrientes educativas alternativas y de las que se toma como objetivo la del desarrollo individual del niñ@. Se entiende que el SER HUMANO es por si sólo un microcosmos, pero también entendemos que un individuo (valga el término) es una partícula de todo el universo, por lo que el Universo está dentro de él y no es ajeno a nada ni a nadie de lo que ocurre a su alrededor. Pese a que digamos que algunos niñ@s son unos inadaptados.

El asunto eduactivo no es para mi entender centrarse en el egocentrismo tan humano también, sino de combinar el desarrollo individual con el desarrollo global del grupo o comunidad. Aunque una cosa lleve a la otra. Pero esto no hay otra manera de hacerlo que mirando al niñ@. Y decirme si en la escuela se está dando importancia al niñ@. Mi respuesta es no. Tan sólo hacemos de él una pura proyección de lo que nosotros somos sin atender al mundo de posibilidades y de creatividad que surge cuando vemos al niñ@, vemos a ese ser que brilla.

Rebeca Wild en su libro ” Educar para ser” que llegó a mis manos a partir de una conferencia del pediatra Carlos González – Ser humano que por otra parte recomiendo encarecidamente su lectura o sus ponencias por el mismo motivo que escribo estas lineas- me abrió y me sigue abriendo los ojos de padre y de educador de cómo hay que tomarse la vida con nuestros hijos o escolares. Es aquí donde empieza la educación y acaba seguramente en el colegio. Pero no al revés. Ya que es sabido que muchos padres/madres/tutores debido a la vida que llevan “delegan” todo el desarrollo educativo de sus hijos al colegio y a las dichosas actividades extraescolares. Cuando ignoran que el secreto de la cuestión es el día a día con ellos. Y esto se pierden en las grises paredes de los colegios con sus verjas y las  “horas extraordinarias” con el Inglés y con las rutilantes tareas mandadas para hacer fuera del horario lectivo. Y luego si, cuando hay tiempo libre a ver la televisión o a verter sus capacidades de interaccionar en el mundo  en una videoconsola, lo sólo hace nada más que rematar “la jugada”.

Rebeca Wild, educadora, nos cuenta casos “normales” en su libro de su experiencia con l@s niñ@s. Nos habla de experiencias con niños “inadaptados”, ya aquí es donde está el verdadero aprendizaje. En los retos que hay que afrontar. Cuando el niño no saca buenas notas, tiene conflictos con sus compañeros o profesor@s, tiene problemas…

Wild nos abre un mundo de posibilidades al plantearnos la educación del niñ@ como un desarollo evolutivo para los padres, madres, tutores, educadores…Una oportunidad de resolver conflictos con la infancia, con nuestra infancia. Es una manera de ponernos en disposición de comprender y entender al ser que tenemos delante y que a la vez somos nosotros. Y dejar de seguir alimentando el ego, engordándole más y mas. Generando sufrimientos,  mentiras, o “verdades absolutas”.

Tu hijo es un alma no solo tu proyección. La mejor oportunidad que tienes para crecer es vivir con él. ¿Aceptas el reto?…


Rebeca Wild (Alemania, 1939) Pedagoga. Estudió Filología Germánica, Pedagogía Musical y Pedagogía de Montessori. Desde 1961 reside en Ecuador donde en 1977 fundó, junto a su marido Mauricio Wild, el«Pesta», un centro escolar alternativo compuesto de jardín de infancia, escuela y educación permanente.

Fotografías: http://www.morguefile.com

Read more

Educar para ser.

“La libertad consiste en desarrollar el potencial que cada niño lleva dentro y no en adaptarse a una sociedad cuyas metas son otras”.                                                                                                                                            Rebeca Wild.

Como en otras tantas corrientes educativas alternativas y de las que se toma como objetivo la del desarrollo individual del niñ@. Se entiende que el SER HUMANO es por si sólo un microcosmos, pero también entendemos que un individuo (valga el término) es una partícula de todo el universo, por lo que el Universo está dentro de él y no es ajeno a nada ni a nadie de lo que ocurre a su alrededor. Pese a que digamos que algunos niñ@s son unos inadaptados.

El asunto eduactivo no es para mi entender centrarse en el egocentrismo tan humano también, sino de combinar el desarrollo individual con el desarrollo global del grupo o comunidad. Aunque una cosa lleve a la otra. Pero esto no hay otra manera de hacerlo que mirando al niñ@. Y decirme si en la escuela se está dando importancia al niñ@. Mi respuesta es no. Tan sólo hacemos de él una pura proyección de lo que nosotros somos sin atender al mundo de posibilidades y de creatividad que surge cuando vemos al niñ@, vemos a ese ser que brilla.

Rebeca Wild en su libro ” Educar para ser” que llegó a mis manos a partir de una conferencia del pediatra Carlos González – Ser humano que por otra parte recomiendo encarecidamente su lectura o sus ponencias por el mismo motivo que escribo estas lineas- me abrió y me sigue abriendo los ojos de padre y de educador de cómo hay que tomarse la vida con nuestros hijos o escolares. Es aquí donde empieza la educación y acaba seguramente en el colegio. Pero no al revés. Ya que es sabido que muchos padres/madres/tutores debido a la vida que llevan “delegan” todo el desarrollo educativo de sus hijos al colegio y a las dichosas actividades extraescolares. Cuando ignoran que el secreto de la cuestión es el día a día con ellos. Y esto se pierden en las grises paredes de los colegios con sus verjas y las  “horas extraordinarias” con el Inglés y con las rutilantes tareas mandadas para hacer fuera del horario lectivo. Y luego si, cuando hay tiempo libre a ver la televisión o a verter sus capacidades de interaccionar en el mundo  en una videoconsola, lo sólo hace nada más que rematar “la jugada”.

Rebeca Wild, educadora, nos cuenta casos “normales” en su libro de su experiencia con l@s niñ@s. Nos habla de experiencias con niños “inadaptados”, ya aquí es donde está el verdadero aprendizaje. En los retos que hay que afrontar. Cuando el niño no saca buenas notas, tiene conflictos con sus compañeros o profesor@s, tiene problemas…

Wild nos abre un mundo de posibilidades al plantearnos la educación del niñ@ como un desarollo evolutivo para los padres, madres, tutores, educadores…Una oportunidad de resolver conflictos con la infancia, con nuestra infancia. Es una manera de ponernos en disposición de comprender y entender al ser que tenemos delante y que a la vez somos nosotros. Y dejar de seguir alimentando el ego, engordándole más y mas. Generando sufrimientos,  mentiras, o “verdades absolutas”.

Tu hijo es un alma no solo tu proyección. La mejor oportunidad que tienes para crecer es vivir con él. ¿Aceptas el reto?…


Rebeca Wild (Alemania, 1939) Pedagoga. Estudió Filología Germánica, Pedagogía Musical y Pedagogía de Montessori. Desde 1961 reside en Ecuador donde en 1977 fundó, junto a su marido Mauricio Wild, el«Pesta», un centro escolar alternativo compuesto de jardín de infancia, escuela y educación permanente.

Fotografías: http://www.morguefile.com

Read more

El parto de "mileidi" parte I

Iniciare el siguiente post con este tuit que publique hace más de dos meses…

No soy un tipo muy religioso pero se bien que “si kieres hacer reir a dios cuentale tus planes”
— papáde1ra (@papade1ra) septiembre 26, 2014

Y es que para los que han seguido este blog sabrán perfectamente que llegamos a planear cada fase del embarazo y por supuesto que el parto no podía faltar, así entonces “mileidi” y yo esperábamos al bebé, ese insecto que solo conocíamos en blanco y negro. 
Semana 36 ya se respiraba la tensión en el ambiente y acudíamos al doctor para establecer la fecha del parto el cual por fecha natural estaría programado para el 13 de octubre o 14 que más da un día más un día menos, habíamos optado ya por una cesárea. El Doc nos recomendó que esta se hiciera después de la semana 38 por que para entonces él bebe estaría 100% maduro y podría salir a convivir con el mundo.
Y así quedó establecido, semana 38 sería la fecha o lo que es lo mismo un sábado 27 de septiembre, se imaginaran que de la 36 en adelante se me hizo eterno, dicen por ahí que “cuando nace tu hijo ya no puedes dormir”, pero esto es una vil mentira, desde la semana 36 ya no podía pegar el ojo, estaba muy emocionado; además, me intrigaba la noticia de que el chamaco tenia no una, ni dos circulares, si no 3 (escribí de eso aquí ) yo aún me pregunto ¿Qué diablos hacia ese niño ahí adentro?, ¿es que acaso se creía indiana jones lazándose el cuerpo? Dos de estos lazos estaban al cuello y una más en la cintura, ¡en la cintura! ¿¡Cómo logró eso!

Primer día de la semana 37 un chequeo para aguantar una semana más con la seguridad de saber que sus lazos no son problema y que todo va de maravilla, aproveche para platicar con el doctor acerca de la filmación, ya sabes, si tienes la oportunidad de estar en el parto tienes que grabarlo todo, excepto el momento justo departo con el Close-up por aquello de -no se te ocurra grabarme la parte ¡qué vergüenza!
El Doc dijo adelante puedes poner tu estudio ahí dentro del quirófano si gustas PapáDe1ra y no dude ni un segundo en conseguir cámaras de donde sea. 
Y así fue, me sentía preparado, esa misma tarde hicimos maletas, nunca entendí si mi esposa pretendía mudarse al hospital porque cargo con todo, hizo 4 maletas, entre pijamas y maquillajes, sandalias para el baño, pantuflas y otros zapatos para salir y yo tenía la mía, con solo lo indispensable. Así es que ya estábamos listos y solo quedaban 13 días y solo restaba, bañar a los perros, reorganizar la recamara, y preparar los globos para la bienvenida. Pero…

PapáDe1ra
Read more

El parto de "mileidi" parte I

Iniciare el siguiente post con este tuit que publique hace más de dos meses…

No soy un tipo muy religioso pero se bien que “si kieres hacer reir a dios cuentale tus planes”
— papáde1ra (@papade1ra) septiembre 26, 2014

Y es que para los que han seguido este blog sabrán perfectamente que llegamos a planear cada fase del embarazo y por supuesto que el parto no podía faltar, así entonces “mileidi” y yo esperábamos al bebé, ese insecto que solo conocíamos en blanco y negro. 
Semana 36 ya se respiraba la tensión en el ambiente y acudíamos al doctor para establecer la fecha del parto el cual por fecha natural estaría programado para el 13 de octubre o 14 que más da un día más un día menos, habíamos optado ya por una cesárea. El Doc nos recomendó que esta se hiciera después de la semana 38 por que para entonces él bebe estaría 100% maduro y podría salir a convivir con el mundo.
Y así quedó establecido, semana 38 sería la fecha o lo que es lo mismo un sábado 27 de septiembre, se imaginaran que de la 36 en adelante se me hizo eterno, dicen por ahí que “cuando nace tu hijo ya no puedes dormir”, pero esto es una vil mentira, desde la semana 36 ya no podía pegar el ojo, estaba muy emocionado; además, me intrigaba la noticia de que el chamaco tenia no una, ni dos circulares, si no 3 (escribí de eso aquí ) yo aún me pregunto ¿Qué diablos hacia ese niño ahí adentro?, ¿es que acaso se creía indiana jones lazándose el cuerpo? Dos de estos lazos estaban al cuello y una más en la cintura, ¡en la cintura! ¿¡Cómo logró eso!

Primer día de la semana 37 un chequeo para aguantar una semana más con la seguridad de saber que sus lazos no son problema y que todo va de maravilla, aproveche para platicar con el doctor acerca de la filmación, ya sabes, si tienes la oportunidad de estar en el parto tienes que grabarlo todo, excepto el momento justo departo con el Close-up por aquello de -no se te ocurra grabarme la parte ¡qué vergüenza!
El Doc dijo adelante puedes poner tu estudio ahí dentro del quirófano si gustas PapáDe1ra y no dude ni un segundo en conseguir cámaras de donde sea. 
Y así fue, me sentía preparado, esa misma tarde hicimos maletas, nunca entendí si mi esposa pretendía mudarse al hospital porque cargo con todo, hizo 4 maletas, entre pijamas y maquillajes, sandalias para el baño, pantuflas y otros zapatos para salir y yo tenía la mía, con solo lo indispensable. Así es que ya estábamos listos y solo quedaban 13 días y solo restaba, bañar a los perros, reorganizar la recamara, y preparar los globos para la bienvenida. Pero…

PapáDe1ra
Read more

Yo me siento bien con algunas cosas.

Cada uno se siente bien con alguna cosa. 

Yo me siento bien conectado al sol, a los árboles y a las corrientes de agua. A la luz del amanecer, al asomar el sol por el horizonte. 
Yo me siento bien cuando una corriente de aire fresco me da en la cara y luego en el resto del cuerpo.
 Yo me siento bien cuando ya se ha ido la gente que ha venido a verme a y siento su presencia y no tengo que  hablar de nada con ella. 
Yo me siento bien con  atardeceres que no te esperas. Los que te atropellan con la luz del sol tostado. Acariciando los paisajes, dándoles una última oportunidad para que desprendan sus colores, su luz. 
Yo me siento bien cuando se escuchan los pájaros que se van a dormir y crepitan en las ramas de los árboles de hoja caduca.
Yo me siento bien cuando me miran a los ojos y me siento atendido, escuchado. 
Yo me siento bien cuando veo la inmensidad de las cosas en un solo detalle. 
Yo me siento bien….cuando resueno con aquello que me hace feliz.

 http://www.morguefile.com

Read more