Algún día me traigo a la nena equivocada del cole

Dicen que todos tenemos un clon en alguna parte de este enorme universo. Pero que mi hija lo tenga en el mismo colegio en el que pretendo inscribirla, y solo un curso por encima, ya es casualidad.

Acabo de solicitar la plaza para el cole de mi niña, y como no pude acudir a la jornada de puertas abiertas, me puse a curiosear en la web del colegio para ver si podía vislumbrar como son las instalaciones, que aspecto tienen las clases y todo eso.

Me encontré con una galería fotográfica del inicio del curso que está acabando, y como en esta galería había una sección para infantil, me puse a curiosear las fotos… ¡Hasta que vi al clon de mi hija!

Tuve que mirar la foto tres veces para convencerme que no era ella. Pero es que era idéntica, solo que con una expresión menos alegre. Me quede firmemente convencido de que algún día me llevo a casa a la nena equivocada, y pensando cómo evitarlo. Cuando por fin salí de mi estupor, le mande la foto a mi mujer, y ella también tuvo que mirarla unas cuantas veces.

Tal es el parecido, que le enseñamos la foto a mi niña, y ahora la llama “la yo de mentira”. Porque su primera reacción era decir que era ella.

Pero no solo eso. Hemos mandado la foto a unos cuantos familiares, y todos han picado y han preguntado como le hemos podido hacer una foto en el cole. Y no hablo de esos familiares que solo ves en bodas y funerales, si no de los que vemos con frecuencia. De hecho, mi madre se pasó todo el día pidiéndome que le volviera a enseñar la foto, porque no terminaba de creerse que no fuera mi pequeñaja.

Decía Einstein que Dios no juega a los dados con el universo. Pero visto lo visto, yo no estaría tan seguro.

Read more

Regalos Día del Padre 2015

Mi hijo es la razón por la que me hice más fuerte, pero confieso que él sigue siendo mi mayor debilidad.

Bonita frase, eh!, pues no me la han dicho a mi, ni la he pensado yo. Es la frase de una imagen que me han pasado por whatsapp.

Después de la entrada de ayer, pidiendo algunas cosas para el Día del Padre, ha llegado.
He tenido unos cuantos regalos. Bueno, sin contar las chuches, claro, que eso es sagrado. Uno de ellos ha sido éste:
Regalo Día del Padre 2015
Sencillo. Taza de los chinos y rotuladores de una papelería. Escribes en la taza, la metes al horno y venga a llenarla de infusiones! En principio tiene que durar… Lo dudo un poco, porque a uno de los dibujos ya se le está empezando a ir el color, pero bueno, lo principal del regalo es el mensaje.

Éste ha sido mi regalo y el de la mitad de padres de la clase de Hugo, ya que las armas no sé yo si las carga el diablo, pero los grupos de whatsapp, ejem, ejem… Unas cuantas madres han cogido la idea, y ala, todos los padres a beber infusiones!

Y hoy para celebrar el día, después del cole, al parque! Vamos, que no hace falta que sea este día para ir, ya que de lunes a jueves fichamos (los viernes por la tarde tengo obligaciones laborales que cumplir), aunque igualmente también van. Los sábados son sagrados de descanso, y los domingos pues depende, pero cada vez más, sí. Toca. Digo ir al parque. Lo otro…
Ahí todos los días cumpliendo, haga sol, frío, un poco de lluvia… y luego con el buen tiempo aparecen los iluminados que no han pisado un parque en todo el invierno queriendo invadir nuestro territorio! Cabrones… Iros ahora a casa corriendo! Además, son los que se ponen en los bancos y no salen de ahí. Se les cae un papel y seguro que tienen una app en sus iphone’s para no tener que levantarse a cogerlo.

El segundo regalo… un vídeo! Pero como esto no lo voy a colgar para preservar la intimidad visual de mis hijos, pues lo transcribiré.

Felicidades papá, te quiero. Me gusta que hagas conmigo manualidades y también que me leas cuentos y también que me compres muchas cosas y también que me des muchos besitos y también que me compres patatas de Simpson y también que traigas del trabajo un escudo de madera y una espada de madera. Ya está. Adiós, muuua! adiós mua!

Por cierto… hablando de intimidad visual. Señores del PSC de mi pueblo, la propaganda electoral que han enviado con fotos de menores de edad jugando en un parque, está fea. Será legal, porque un parque es un espacio público, pero hacer las fotos y publicarlas con esos fines sin el consentimiento de los adultos responsables, es feo. Muy feo. De ahí la diferencia entre legalidad-ética.

Tercer regalo… un pergamino pintado por Eric. Es decir, con rayajos. Eh, unos rayajos muy artísticos.

Cuarto regalo, y el más importante… mi día a día con ellos.

Ala! Otro día más historias.
Read more

Regalos Día del Padre 2015

Mi hijo es la razón por la que me hice más fuerte, pero confieso que él sigue siendo mi mayor debilidad.

Bonita frase, eh!, pues no me la han dicho a mi, ni la he pensado yo. Es la frase de una imagen que me han pasado por whatsapp.

Después de la entrada de ayer, pidiendo algunas cosas para el Día del Padre, ha llegado.
He tenido unos cuantos regalos. Bueno, sin contar las chuches, claro, que eso es sagrado. Uno de ellos ha sido éste:
Regalo Día del Padre 2015
Sencillo. Taza de los chinos y rotuladores de una papelería. Escribes en la taza, la metes al horno y venga a llenarla de infusiones! En principio tiene que durar… Lo dudo un poco, porque a uno de los dibujos ya se le está empezando a ir el color, pero bueno, lo principal del regalo es el mensaje.

Éste ha sido mi regalo y el de la mitad de padres de la clase de Hugo, ya que las armas no sé yo si las carga el diablo, pero los grupos de whatsapp, ejem, ejem… Unas cuantas madres han cogido la idea, y ala, todos los padres a beber infusiones!

Y hoy para celebrar el día, después del cole, al parque! Vamos, que no hace falta que sea este día para ir, ya que de lunes a jueves fichamos (los viernes por la tarde tengo obligaciones laborales que cumplir), aunque igualmente también van. Los sábados son sagrados de descanso, y los domingos pues depende, pero cada vez más, sí. Toca. Digo ir al parque. Lo otro…
Ahí todos los días cumpliendo, haga sol, frío, un poco de lluvia… y luego con el buen tiempo aparecen los iluminados que no han pisado un parque en todo el invierno queriendo invadir nuestro territorio! Cabrones… Iros ahora a casa corriendo! Además, son los que se ponen en los bancos y no salen de ahí. Se les cae un papel y seguro que tienen una app en sus iphone’s para no tener que levantarse a cogerlo.

El segundo regalo… un vídeo! Pero como esto no lo voy a colgar para preservar la intimidad visual de mis hijos, pues lo transcribiré.

Felicidades papá, te quiero. Me gusta que hagas conmigo manualidades y también que me leas cuentos y también que me compres muchas cosas y también que me des muchos besitos y también que me compres patatas de Simpson y también que traigas del trabajo un escudo de madera y una espada de madera. Ya está. Adiós, muuua! adiós mua!

Por cierto… hablando de intimidad visual. Señores del PSC de mi pueblo, la propaganda electoral que han enviado con fotos de menores de edad jugando en un parque, está fea. Será legal, porque un parque es un espacio público, pero hacer las fotos y publicarlas con esos fines sin el consentimiento de los adultos responsables, es feo. Muy feo. De ahí la diferencia entre legalidad-ética.

Tercer regalo… un pergamino pintado por Eric. Es decir, con rayajos. Eh, unos rayajos muy artísticos.

Cuarto regalo, y el más importante… mi día a día con ellos.

Ala! Otro día más historias.
Read more

Manual de un padre novato. Miedos e inseguridades. Primeras semanas.

Unos días antes de que salga el niño mi miedo irracional e incontrolable era que al tocar la tripa de su madre no lo sintiera. Tengo que contar las patadas que da, y si no patea en cinco minutos me entra un sudor frío y escalofríos. Proveo entonces de azúcar o intento estimular que pateé la tripa con ganas. Hasta que ¡PUM! Alivio al fin.

Todo este miedo está provocado por que alguien te dice que ha oído, que ha escuchado, que a la prima de su cuñada le pasó que no notaba al niño y se lo encontraron fallecido. Ese miedo que es irracional se vuelve racional y cuenta encima con cierto criterio médico. No busqué en google para que el miedo no me paralizara.

Una vez que nace, y aceptada la responsabilidad tan firmemente dictada por la matrona, mi otro miedo, un miedo primigenio y que arrastro desde mi más tierna infancia, y que me ha impedido coger a mis sobrinas o hijos de amigos recién nacidos, es eso, coger al bebé (que me perdonen mis amigos argentinos). Esa apariencia de fragilidad me paraliza y tensa todos los músculos de mi cuerpo. Un día intentando dormir pensé que al dármelo se me caería y tensé mis músculos de tal manera que ni pude dormir ni pude realizar cualquier acto con mis manos, se quedaron como las de un clip de playmobil.

Y ello viene provocado por la imagen que vi en la serie de “Fortunata y Jacinta” la serie de TVE de Mario Camus. Creo que era el personaje de Ana Belén que estaba durmiendo con un bebé en una mecedora, se duerme, y se le cae haciéndose mil pedazos cual jarrón de porcelana. He intentado encontrar un video en youtube pero me ha resultado imposible. De todos modos la serie está entera por si tenéis mucho tiempo libre. Creo que era un sueño, pero a la tierna edad en que vi esas imágenes me causaron tal impacto que aún en esta época me sigue marcando. De hecho, cuando era pequeño no cogí a mi hermana (nos llevamos ocho años de diferencia) hasta que no estaba bien gorda y grande.

Pues este miedo se disipa, se va, se diluye cual azucarillo en café, cuando te dan a tu niño. 

Como la madre está recuperándose de la intervención, y hasta que no recupere la movilidad en las piernas tras la anestesia local, el “piel con piel” lo realiza el padre, en este caso yo. No me pilló por sorpresa porque como todo estaba organizado y previsto, y advertido por la matrona, sabía que me iba a tocar a mí, por lo que iba adecuadamente vestido con una camisa para poder abrírmela sin necesidad de quitarme la ropa y provocar el horror entre el personal sanitario. Eso sí, lo de tener el six pack no llegué a tiempo, mediando navidad además y sus comidas pantagruélicas.

En ese momento te ponen una lámpara que da mucho calor para los dos, y te ponen esa cosita que lleva tu componente genético. Su cara, sus manos, sus pequeños gestos. Sus primeros estornudos. La primera vez que su mano agarra con fuerza tu dedo, cualquiera de ellos. Saber,ser consciente que esa mano tiene tu carga genética, y agarra con fuerza tu dedo. Ni agujeros de gusano ni leches. Es un momento mágico, emocionante e indescriptible.

Y sabes que no se te va a caer. Ese miedo que lleva pegado a ti tanto tiempo se evapora conforme pasa sus primeros minutos contigo. Y cuando ya llevas las dos horas que precisa la madre para poder tener movilidad lo das por seguro.

Pero superar ese miedo no te exonera de tener más miedos. ¿Será uno capaz de vestir al niño? ¿De poner el pañal correctamente? ¿De, si no coge el pecho, dar el biberón?.

Una vez más el miedo a los desconocido, al dragón que se creían que se iban a encontrar al cruzar el océano cuando buscaban Las Indias.

Pero todo se supera. Poco a poco vas poniendo adquiriendo la práctica para realizar esas pequeñas tareas que no puede realizar la madre porque ¡le acaban de abrir por debajo del abdomen para sacar un bebé!!. Y el que desconfíe de lo que supone eso, ahora sí, buscar en Youtube cesáreas, os va a impactar más que ver solos “The ring” una noche desapacible.

Los primeros días en el hospital son duros, muy duros. Visitas, sillones incómodos, habitaciones llenas de visitas a todas horas (y cuando digo a todas horas es a todas horas) con el nivel de educación nivel “hooligan”. En fin, gente maleducada, bien educada, ciudadanos todos, los servicios públicos los pagamos todos (unos más que otros tengo que añadir) pero el derecho al disfrute conlleva unos deberes y obligaciones, y el más sagrado de ellos es el del descanso. Así que la gente que vaya a primera o a última hora decirles amablemente que se vayan a sus casas. Y si queréis batir un récord guiness de meter gente en una habitación, superar el récord en vuestras casas, no en el hospital, por favor.

En nuestro caso, pasamos tres días en el hospital evitando los intentos de ciertas enfermeras y auxiliares de querer colarnos el biberón a toda costa. Como somos pro-lactantes rehuíamos ese tipo de intentos pero porque estábamos previamente concienciados. Pero la insistencia de algunas personas era constante. Menos mal que hay personal pro-lactancia y que nos apoyaron.

Si habéis contado bien, teniendo en cuenta que nació el 29 de diciembre, y pasamos tres días, abandonamos el hospital el 1 de enero. Un año nuevo en toda regla. No voy a hacer mención a pasar la nochevieja en el hospital, pero solo podemos decir que menos mal que no vimos las campanadas en Canal Sur.

Una vez en casa, los primeros dias son de adaptación, más que las de un jugador inglés a la liga española.

 
Empezáis a distinguir sus lloros y lamentos. El grito de !!!!Nieeee!!! significa hambre. Pero hambre como cuando uno era adolescente y volvia a las 6 de la mañana y abría el frigorífico encontrando un resplandeciente y brillante filete de pollo empanado. Ese tipo de hambre que,tras ser saciada,te deja narcoleptico en la cama. Pues igual con los bebés.

Uno va asombrándose con las pequeñas cosas que hace una criatura de pocas semanas e intenta ponerle nombre.
Por ejemplo, al acto de comer de la teta y dormirse posteriormente sin más dilación lo denomino “comuerme”.

Al acto de bostezar y tener hipo al mismo tiempo lo denomino “bostipo”.

Igual que el hecho de bostezar y estar comiendo lo llamo “bostiendo”.

Otra de las cosas que va uno aprendiendo son sus momentos de dormir. Por mucho que oigáis a los abuelos/as eso de “no le cojas, que se acostumbra a los brazos” os remito a lo que dice el pediatra Carlos González, un bebé de escasas semanas no sabe lo que son unos brazos pero si el confort y el calor que aportan los brazos de sus padres. De todos modos, creo que no pasa nada por dar cariño al bebé, más bien todo lo contrario.

Para hacer más fácil esa tarea hay unas estupendas mochilas portabebés. Son cómodas y te permiten mover los brazos, y el bebé se siente lo suficientemente recogido y cómodo como para dormise plácidamente. Pero en ocasiones hay pequeños inconvenientes…
Me puse al niño en la mochila, sobre todo para que su madre pudiera dormir y descansar. Pero una vez que se durmieron los dos, un proceso biológico natural me vino de repente. Ya sabéis lo que pasa con el café del desayuno. Cuando uno tiene que sacar la leña al patio con urgencia uno ve con mayor claridad pero en ese momento…no me pareció bien despertar a mi pareja dejándole al niño, ya que estaba descansando, por lo que…no tuve más remedio que ir al WC con él en la mochila. Ni se enteró, eso por las veces que yo tengo que ver su caca. Aunque pienso que es probable que me arrepienta y luego cuando tenga dos o tres años irá conmigo al baño privándome de toda intimidad.

Otro cambio brutal son las canciones que uno se inventa para dormirle. Las mías están adornadas de esos ecos que provienen de los estadios de fútbol. Por ejemplo “Este chiquitín,— tiene que dormir”. 
O “Pezón, pezón, pezón, hemos venido a por la teta,el biberón nos da igual”

Y el cambio más brutal es el ritmillo que uno adquiere meciendo el carrito para que se duerman. Uno llega a provocar mini temblores lo suficientemente buenos como para que abrace a Morfeo. El problema es que ese ritmo se te queda en otras tareas cotidianas. Me sorprendí a mi mismo meciendo el carrito del supermercado …y encima los tomates no se dormían.

En fin, tras estas primeras semanas es verdad que la vida cambia. Pero, sin duda alguna, A MEJOR.

Read more

Manual de un padre novato. Miedos e inseguridades. Primeras semanas.

Unos días antes de que salga el niño mi miedo irracional e incontrolable era que al tocar la tripa de su madre no lo sintiera. Tengo que contar las patadas que da, y si no patea en cinco minutos me entra un sudor frío y escalofríos. Proveo entonces de azúcar o intento estimular que pateé la tripa con ganas. Hasta que ¡PUM! Alivio al fin.

Todo este miedo está provocado por que alguien te dice que ha oído, que ha escuchado, que a la prima de su cuñada le pasó que no notaba al niño y se lo encontraron fallecido. Ese miedo que es irracional se vuelve racional y cuenta encima con cierto criterio médico. No busqué en google para que el miedo no me paralizara.

Una vez que nace, y aceptada la responsabilidad tan firmemente dictada por la matrona, mi otro miedo, un miedo primigenio y que arrastro desde mi más tierna infancia, y que me ha impedido coger a mis sobrinas o hijos de amigos recién nacidos, es eso, coger al bebé (que me perdonen mis amigos argentinos). Esa apariencia de fragilidad me paraliza y tensa todos los músculos de mi cuerpo. Un día intentando dormir pensé que al dármelo se me caería y tensé mis músculos de tal manera que ni pude dormir ni pude realizar cualquier acto con mis manos, se quedaron como las de un clip de playmobil.

Y ello viene provocado por la imagen que vi en la serie de “Fortunata y Jacinta” la serie de TVE de Mario Camus. Creo que era el personaje de Ana Belén que estaba durmiendo con un bebé en una mecedora, se duerme, y se le cae haciéndose mil pedazos cual jarrón de porcelana. He intentado encontrar un video en youtube pero me ha resultado imposible. De todos modos la serie está entera por si tenéis mucho tiempo libre. Creo que era un sueño, pero a la tierna edad en que vi esas imágenes me causaron tal impacto que aún en esta época me sigue marcando. De hecho, cuando era pequeño no cogí a mi hermana (nos llevamos ocho años de diferencia) hasta que no estaba bien gorda y grande.

Pues este miedo se disipa, se va, se diluye cual azucarillo en café, cuando te dan a tu niño. 

Como la madre está recuperándose de la intervención, y hasta que no recupere la movilidad en las piernas tras la anestesia local, el “piel con piel” lo realiza el padre, en este caso yo. No me pilló por sorpresa porque como todo estaba organizado y previsto, y advertido por la matrona, sabía que me iba a tocar a mí, por lo que iba adecuadamente vestido con una camisa para poder abrírmela sin necesidad de quitarme la ropa y provocar el horror entre el personal sanitario. Eso sí, lo de tener el six pack no llegué a tiempo, mediando navidad además y sus comidas pantagruélicas.

En ese momento te ponen una lámpara que da mucho calor para los dos, y te ponen esa cosita que lleva tu componente genético. Su cara, sus manos, sus pequeños gestos. Sus primeros estornudos. La primera vez que su mano agarra con fuerza tu dedo, cualquiera de ellos. Saber,ser consciente que esa mano tiene tu carga genética, y agarra con fuerza tu dedo. Ni agujeros de gusano ni leches. Es un momento mágico, emocionante e indescriptible.

Y sabes que no se te va a caer. Ese miedo que lleva pegado a ti tanto tiempo se evapora conforme pasa sus primeros minutos contigo. Y cuando ya llevas las dos horas que precisa la madre para poder tener movilidad lo das por seguro.

Pero superar ese miedo no te exonera de tener más miedos. ¿Será uno capaz de vestir al niño? ¿De poner el pañal correctamente? ¿De, si no coge el pecho, dar el biberón?.

Una vez más el miedo a los desconocido, al dragón que se creían que se iban a encontrar al cruzar el océano cuando buscaban Las Indias.

Pero todo se supera. Poco a poco vas poniendo adquiriendo la práctica para realizar esas pequeñas tareas que no puede realizar la madre porque ¡le acaban de abrir por debajo del abdomen para sacar un bebé!!. Y el que desconfíe de lo que supone eso, ahora sí, buscar en Youtube cesáreas, os va a impactar más que ver solos “The ring” una noche desapacible.

Los primeros días en el hospital son duros, muy duros. Visitas, sillones incómodos, habitaciones llenas de visitas a todas horas (y cuando digo a todas horas es a todas horas) con el nivel de educación nivel “hooligan”. En fin, gente maleducada, bien educada, ciudadanos todos, los servicios públicos los pagamos todos (unos más que otros tengo que añadir) pero el derecho al disfrute conlleva unos deberes y obligaciones, y el más sagrado de ellos es el del descanso. Así que la gente que vaya a primera o a última hora decirles amablemente que se vayan a sus casas. Y si queréis batir un récord guiness de meter gente en una habitación, superar el récord en vuestras casas, no en el hospital, por favor.

En nuestro caso, pasamos tres días en el hospital evitando los intentos de ciertas enfermeras y auxiliares de querer colarnos el biberón a toda costa. Como somos pro-lactantes rehuíamos ese tipo de intentos pero porque estábamos previamente concienciados. Pero la insistencia de algunas personas era constante. Menos mal que hay personal pro-lactancia y que nos apoyaron.

Si habéis contado bien, teniendo en cuenta que nació el 29 de diciembre, y pasamos tres días, abandonamos el hospital el 1 de enero. Un año nuevo en toda regla. No voy a hacer mención a pasar la nochevieja en el hospital, pero solo podemos decir que menos mal que no vimos las campanadas en Canal Sur.

Una vez en casa, los primeros dias son de adaptación, más que las de un jugador inglés a la liga española.

 
Empezáis a distinguir sus lloros y lamentos. El grito de !!!!Nieeee!!! significa hambre. Pero hambre como cuando uno era adolescente y volvia a las 6 de la mañana y abría el frigorífico encontrando un resplandeciente y brillante filete de pollo empanado. Ese tipo de hambre que,tras ser saciada,te deja narcoleptico en la cama. Pues igual con los bebés.

Uno va asombrándose con las pequeñas cosas que hace una criatura de pocas semanas e intenta ponerle nombre.
Por ejemplo, al acto de comer de la teta y dormirse posteriormente sin más dilación lo denomino “comuerme”.

Al acto de bostezar y tener hipo al mismo tiempo lo denomino “bostipo”.

Igual que el hecho de bostezar y estar comiendo lo llamo “bostiendo”.

Otra de las cosas que va uno aprendiendo son sus momentos de dormir. Por mucho que oigáis a los abuelos/as eso de “no le cojas, que se acostumbra a los brazos” os remito a lo que dice el pediatra Carlos González, un bebé de escasas semanas no sabe lo que son unos brazos pero si el confort y el calor que aportan los brazos de sus padres. De todos modos, creo que no pasa nada por dar cariño al bebé, más bien todo lo contrario.

Para hacer más fácil esa tarea hay unas estupendas mochilas portabebés. Son cómodas y te permiten mover los brazos, y el bebé se siente lo suficientemente recogido y cómodo como para dormise plácidamente. Pero en ocasiones hay pequeños inconvenientes…
Me puse al niño en la mochila, sobre todo para que su madre pudiera dormir y descansar. Pero una vez que se durmieron los dos, un proceso biológico natural me vino de repente. Ya sabéis lo que pasa con el café del desayuno. Cuando uno tiene que sacar la leña al patio con urgencia uno ve con mayor claridad pero en ese momento…no me pareció bien despertar a mi pareja dejándole al niño, ya que estaba descansando, por lo que…no tuve más remedio que ir al WC con él en la mochila. Ni se enteró, eso por las veces que yo tengo que ver su caca. Aunque pienso que es probable que me arrepienta y luego cuando tenga dos o tres años irá conmigo al baño privándome de toda intimidad.

Otro cambio brutal son las canciones que uno se inventa para dormirle. Las mías están adornadas de esos ecos que provienen de los estadios de fútbol. Por ejemplo “Este chiquitín,— tiene que dormir”. 
O “Pezón, pezón, pezón, hemos venido a por la teta,el biberón nos da igual”

Y el cambio más brutal es el ritmillo que uno adquiere meciendo el carrito para que se duerman. Uno llega a provocar mini temblores lo suficientemente buenos como para que abrace a Morfeo. El problema es que ese ritmo se te queda en otras tareas cotidianas. Me sorprendí a mi mismo meciendo el carrito del supermercado …y encima los tomates no se dormían.

En fin, tras estas primeras semanas es verdad que la vida cambia. Pero, sin duda alguna, A MEJOR.

Read more

Lo prometido es deuda: part tu o como se dice en mi pueblo "continuación"

Aprovechando que nuestra muy querida anestesistabasto R1-D2-P2, anteriormente conocida como Doctora Jomeini, y que ahora se nos ha pasado a las Tierras Límite y que nuestra amada boticaria @boticariagarcia anda por tierras andaluzas haciendo la reconquista libro en mano, aquí les dejo la segunda parte de respuestas a sus preguntas así, sin anestesia ni ná.


madresestresadas (@madrestresadas) ¿Mejora la vida un blog?

Fernando (@papaLobox): Supongo que si lo haces para hablar sobre productos de samsung o apple, te dedicas a los videojuegos o algo así quizás mejore, pero en mi caso tengo que decir que la ha vuelto patas arriba, más de lo que ya estaba y me la ha cambiado bastante, así que no sabría que decirte.

El rincón de Mixka (@ElRinconDeMixka) ¿Saca la paternidad a la maruja que lleváis dentro?

Fernando (@papaLobox): creo que no, al menos en mi caso. Eso si, tus temas básicos de conversación cambian radicalmente (la mayoría)
Ata (@ata_arrospide): creo que no, salvo en el caso de @papaLobox.
Raúl (@papatróspido): Opino como @ata_arrospide.
Oscar (@yanopadrenovato): No podía ser más maruja ya, así que no.
Carlos (@comovader): Igualito que @papaLobox!
José Mª (@laparejadegolpe): Pues un poco sí. No por cotilleo o marujeo, pero sí porque ahora las conversaciones son muchas veces monotemáticas. Lo que es normal, cuando la mitad de las horas del día estás con los niños en la cabeza. Durante los 3 primeros años de los padawanes, las compras mañaneras –y los paseos– nos llevaban de tienda en tienda por el barrio, y siempre acababa conversando con todo el mundo, con los peques como centro de atención. Más aún cuando eran más pequeños e íbamos con el carrito gemelar a todas partes. Nos conocen, aunque sea de vista, en medio barrio.
Pablo (@prepapa_es) No sabría interpretar el término Maruja. Probablemente lo que tengas en mente sea diferente a lo que tengo en mente yo. Si te refieres a estar todo el día recogiendo cosas y limpiando, sí.
Imu Amigurumi (@imu_amigurumi) consideráis q tras ser padres os habéis convertido en una mejor versión de vosotros mismos ?

Fernando (@papaLobox): o en la peor. A estas alturas no sabría que decirte. Depende del día.

  
Mis hallazgos (@MisHallazgos) cuantos habéis tenido que renunciar a vuestro trabajo para poder implicaros en la crianza de vuestros hijos?


Fernando (@papaLobox): en mi empresa, estar en un cliente como el que estoy ahora implica un puesto tranquilo pero cero proyección laboral. De momento, me compensa.



Fabulist Travel (@FabulistTravel) ¿En qué (si en algo) se diferencia un viaje familiar organizado por un papá de uno organizado por una mamá?

Fernando (@papaLobox): sencillo, el viaje organizado por el padre llevará un 10% del equipaje que llevará el organizado por la madre. Eso sí, probablemente nos perdamos la mitad de las cosas para ver.



Diana Oliver (@Diana_Oliver) ¿Qué opináis de los permisos de maternidad igualitarios?


Fernando (@papaLobox): ahora es cuando las feministas piden mi cabeza. No sirve de nada tener un permiso igualitario de 6, 12 o 32 meses mientras no cambie la mentalidad de la empresa española y dejen de asociar producción a horas calentando silla, mientras esto siga siendo así, nunca habrá permisos reales, pues siempre se penalizará a aquel que se acoja a un permiso o a una reducción por guarda independientemente del sexo que sea. Creo que es un error pensar que si hay permisos iguales la mujer dejará de estar en desventaja, no hay distinción de sexos si a tu jefe sigue creyendo que estar 10 horas en el trabajo es productividad. Si solucionamos este problema ya podríamos ver cuál es el periodo mínimo que necesita un bebé para estar con sus padres juntos.
Imu Amigurumi (@imu_amigurumi) Si contáis cuentos tradicionales: ¿Cómo son las princesas?¿ y los príncipes ?¿Elimináis escenas de tensión ? ¿Los adaptáis ?


Fernando (@papaLobox): recuerdo que con el mayor si que eliminábamos ciertas descripciones, por ejemplo el término “madrastra” o “le pidió su corazón”, luego aprendimos a leer cuentos menos problemáticos.
Mother Killer (@motherkiller2) ¿Qué opináis sobre el SPM?

Fernando (@papaLobox): ¿El Servicio Público de Madrid? Pues deja bastante que desear…Me dicen mis compañeros que no, que son las siglas del Síndrome Por Mestruación. Sólo a vosotras se os ocurriría definir el periodo como un síndrome, aunque quizás lleves razón, en muchos casos termina siendo un síndrome de Estocolmo como la copa de un pino. Pero volviendo a la pregunta, el síndrome y yo nos llevamos bien, aunque creo que habría que decir que con quien se lleva bien es con la que lo sufre.

Mamá en Bulgaria (@MamaenBulgaria) ¿qué respondéis cuando os alaban por “ayudar” a la mamá con los niños o la casa?


Fernando (@papaLobox): nunca lo han hecho. Como mucho han comentado la suerte que tienen algunas mujeres de hoy comparadas con las de antes.
Ata (@ata_arrospide): Nunca lo han hecho, pero me cabrearía, aunque no por lo que tú crees: la pregunta me relega a un papel secundario de una obra de la que soy coprotagonista
Raúl (@papatróspido): Debo ser mal marido, porque a mi no me alaban por nada. Sólo me tira algún piropo mi Santa, pero luego me riñe por cualquier otra cosa y compensa.
Oscar (@yanopadrenovato): Ardo en cólera; en cuanto consigo calmarme, contesto de la forma más tranquila que puedo que las cosas las hacemos ‘a medias’, nadie ayuda a nadie.
José Mª (@laparejadegolpe): xxx
Carlos (@comovader): Suelen ser comentarios de gente mayor, por lo tanto, me lo tomo con humor.
Pablo (@prepapa_es) Pensar en qué diferente soy de quien lo hace. El que alaba eso  demuestra una carencia de corresponsabilidad y por ende de responsabilidad. Yo no ayudo a la mamá con lxs niñxs. Ayudo a lxs niñxs.

Papás e hijos (@papasehijos) ¿Cuál es el peor regalo que se puede hacer a papá en el #Díadelpadre?


Fernando (@papaLobox): calcetines, pocos regalos pueden ser peores.
Mother Killer (@motherkiller2) ¿Sois conscientes de vuestros privilegios como hombres ?

Fernando (@papaLobox): yo contestaré en breve con una entrada en exclusiva sobre este tema. Palabrita.

Raúl (@papatróspido): Aha, y por eso lucho por los vuestros.
José Mª (@laparejadegolpe): xxx

Pablo (@prepapa_es) Soy muy consciente de que ciertos hombres se creen con privilegios. Y no estoy en absoluto de acuerdo con su visión. Desafortunadamente, hay cosas que se valoran más en un hombre que en una mujer.

Hola!
Me llamo Vanesa y estoy detrás del blog http://mislaboresypunto.com/
Quería preguntaros a todos, o al que quiera contestar, si os gustan las labores, lo hecho a mano, el DIY que tanto se lleva ahora, la cocina, el punto o el crochet… y si practicáis alguna/s de ellas.
Gracias!


Fernando (@papaLobox): yo soy el que cocina en casa y en lo referente al tema corte y confección, se queda en coser botones y los rotos del chándal. Me gustaría aprender a coser a máquina.

-El hecho de virtualizar tus vivencias como padre hace que estás sean vividas con mayor profundidad?


Fernando (@papaLobox): no, hacen que no te sientas un bicho raro en algunos casos, pero la intensidad se vive en el día a día con tus hijos.
-Qué opinan tus amigos y conocidos de la temática de tu blog? 


Fernando (@papaLobox): ¿que tienes un blog de qué? ¿Eso es legal?

-Qué opinas de la crianza natural?


Fernando (@papaLobox): ¿hay alguna artificial?
-Sobre el tiempo que compartes con tus hijos que crees que es más importante la calidad o la cantidad?


Fernando (@papaLobox): creo que debe haber un equilibrio. No sirve de mucho que les dediques tiempo de calidad si sólo puedes dedicarles unos minutos antes de acostarse ni tampoco que pases la tarde con ellos viendo la tele. Un ten con ten.
Ata (@ata_arrospide): “todo el tiempo que pases con tus hijos es tiempo de calidad” (toma respuesta de manual)
Raúl (@papatróspido): Defíname calidad y veremos que respondo. Hasta ahora todo el tiempo que he pasado es de calidad, no se como no puede serlo…
Oscar (@yanopadrenovato): Qué no es tiempo de calidad con los hijos? Estando en la habitación con ellos a mi ya me lo parece. Y cuanto más, mejor.
José Mª (@laparejadegolpe): No sé a quién se le ocurrió esa frase… Lo importante es pasar tiempo con ellos. Todo el tiempo que se pueda. La calidad llega, o debería, siempre que no te pases la tarde sentado viendo la tele sin hacerles caso. Si juegas con ellos y están felices; bien. Si los cuidas, los alimentas, y les enseñas; bien. Si te ven haciendo labores de casa, cocinando, cuidando; bien. Si paseas o los llevas a hacer deporte, o al parque; bien. Todo les empapa, todo les nutre. Y es recíproco. También hay que descansar, y pasar tiempo con uno mismo, y con la pareja, pero el tiempo que pasas con ellos también es para tí. ¿Qué mejor que sea de calidad?
Carlos (@comovader) Calidad por Dios!!!!!!! Puedo estar todo el día con mis hijos y que vaya como el culo el día, sin embargo, puedo estar horas, ratos, minutos, y pueden ser lo mejor del mundo.


Pablo (@prepapa_es) Paso 24h al día con ellos. Y hay tiempos para todo. Para participar activamente en sus juegos, y para que estén ellxs haciendo algo por su cuenta sin mi.

– Tienes planes a largo plazo para el blog?


Fernando (@papaLobox): si, limpiar las telas de araña, lavarle un poco la cara y ya sería la leche escribir de vez en cuando.

Sígueme
Read more

Lo prometido es deuda: part tu o como se dice en mi pueblo "continuación"

Aprovechando que nuestra muy querida anestesistabasto R1-D2-P2, anteriormente conocida como Doctora Jomeini, y que ahora se nos ha pasado a las Tierras Límite y que nuestra amada boticaria @boticariagarcia anda por tierras andaluzas haciendo la reconquista libro en mano, aquí les dejo la segunda parte de respuestas a sus preguntas así, sin anestesia ni ná.


madresestresadas (@madrestresadas) ¿Mejora la vida un blog?

Fernando (@papaLobox): Supongo que si lo haces para hablar sobre productos de samsung o apple, te dedicas a los videojuegos o algo así quizás mejore, pero en mi caso tengo que decir que la ha vuelto patas arriba, más de lo que ya estaba y me la ha cambiado bastante, así que no sabría que decirte.

El rincón de Mixka (@ElRinconDeMixka) ¿Saca la paternidad a la maruja que lleváis dentro?

Fernando (@papaLobox): creo que no, al menos en mi caso. Eso si, tus temas básicos de conversación cambian radicalmente (la mayoría)
Ata (@ata_arrospide): creo que no, salvo en el caso de @papaLobox.
Raúl (@papatróspido): Opino como @ata_arrospide.
Oscar (@yanopadrenovato): No podía ser más maruja ya, así que no.
Carlos (@comovader): Igualito que @papaLobox!
José Mª (@laparejadegolpe): Pues un poco sí. No por cotilleo o marujeo, pero sí porque ahora las conversaciones son muchas veces monotemáticas. Lo que es normal, cuando la mitad de las horas del día estás con los niños en la cabeza. Durante los 3 primeros años de los padawanes, las compras mañaneras –y los paseos– nos llevaban de tienda en tienda por el barrio, y siempre acababa conversando con todo el mundo, con los peques como centro de atención. Más aún cuando eran más pequeños e íbamos con el carrito gemelar a todas partes. Nos conocen, aunque sea de vista, en medio barrio.
Pablo (@prepapa_es) No sabría interpretar el término Maruja. Probablemente lo que tengas en mente sea diferente a lo que tengo en mente yo. Si te refieres a estar todo el día recogiendo cosas y limpiando, sí.
Imu Amigurumi (@imu_amigurumi) consideráis q tras ser padres os habéis convertido en una mejor versión de vosotros mismos ?

Fernando (@papaLobox): o en la peor. A estas alturas no sabría que decirte. Depende del día.

  
Mis hallazgos (@MisHallazgos) cuantos habéis tenido que renunciar a vuestro trabajo para poder implicaros en la crianza de vuestros hijos?


Fernando (@papaLobox): en mi empresa, estar en un cliente como el que estoy ahora implica un puesto tranquilo pero cero proyección laboral. De momento, me compensa.



Fabulist Travel (@FabulistTravel) ¿En qué (si en algo) se diferencia un viaje familiar organizado por un papá de uno organizado por una mamá?

Fernando (@papaLobox): sencillo, el viaje organizado por el padre llevará un 10% del equipaje que llevará el organizado por la madre. Eso sí, probablemente nos perdamos la mitad de las cosas para ver.



Diana Oliver (@Diana_Oliver) ¿Qué opináis de los permisos de maternidad igualitarios?


Fernando (@papaLobox): ahora es cuando las feministas piden mi cabeza. No sirve de nada tener un permiso igualitario de 6, 12 o 32 meses mientras no cambie la mentalidad de la empresa española y dejen de asociar producción a horas calentando silla, mientras esto siga siendo así, nunca habrá permisos reales, pues siempre se penalizará a aquel que se acoja a un permiso o a una reducción por guarda independientemente del sexo que sea. Creo que es un error pensar que si hay permisos iguales la mujer dejará de estar en desventaja, no hay distinción de sexos si a tu jefe sigue creyendo que estar 10 horas en el trabajo es productividad. Si solucionamos este problema ya podríamos ver cuál es el periodo mínimo que necesita un bebé para estar con sus padres juntos.
Imu Amigurumi (@imu_amigurumi) Si contáis cuentos tradicionales: ¿Cómo son las princesas?¿ y los príncipes ?¿Elimináis escenas de tensión ? ¿Los adaptáis ?


Fernando (@papaLobox): recuerdo que con el mayor si que eliminábamos ciertas descripciones, por ejemplo el término “madrastra” o “le pidió su corazón”, luego aprendimos a leer cuentos menos problemáticos.
Mother Killer (@motherkiller2) ¿Qué opináis sobre el SPM?

Fernando (@papaLobox): ¿El Servicio Público de Madrid? Pues deja bastante que desear…Me dicen mis compañeros que no, que son las siglas del Síndrome Por Mestruación. Sólo a vosotras se os ocurriría definir el periodo como un síndrome, aunque quizás lleves razón, en muchos casos termina siendo un síndrome de Estocolmo como la copa de un pino. Pero volviendo a la pregunta, el síndrome y yo nos llevamos bien, aunque creo que habría que decir que con quien se lleva bien es con la que lo sufre.

Mamá en Bulgaria (@MamaenBulgaria) ¿qué respondéis cuando os alaban por “ayudar” a la mamá con los niños o la casa?


Fernando (@papaLobox): nunca lo han hecho. Como mucho han comentado la suerte que tienen algunas mujeres de hoy comparadas con las de antes.
Ata (@ata_arrospide): Nunca lo han hecho, pero me cabrearía, aunque no por lo que tú crees: la pregunta me relega a un papel secundario de una obra de la que soy coprotagonista
Raúl (@papatróspido): Debo ser mal marido, porque a mi no me alaban por nada. Sólo me tira algún piropo mi Santa, pero luego me riñe por cualquier otra cosa y compensa.
Oscar (@yanopadrenovato): Ardo en cólera; en cuanto consigo calmarme, contesto de la forma más tranquila que puedo que las cosas las hacemos ‘a medias’, nadie ayuda a nadie.
José Mª (@laparejadegolpe): xxx
Carlos (@comovader): Suelen ser comentarios de gente mayor, por lo tanto, me lo tomo con humor.
Pablo (@prepapa_es) Pensar en qué diferente soy de quien lo hace. El que alaba eso  demuestra una carencia de corresponsabilidad y por ende de responsabilidad. Yo no ayudo a la mamá con lxs niñxs. Ayudo a lxs niñxs.

Papás e hijos (@papasehijos) ¿Cuál es el peor regalo que se puede hacer a papá en el #Díadelpadre?


Fernando (@papaLobox): calcetines, pocos regalos pueden ser peores.
Mother Killer (@motherkiller2) ¿Sois conscientes de vuestros privilegios como hombres ?

Fernando (@papaLobox): yo contestaré en breve con una entrada en exclusiva sobre este tema. Palabrita.

Raúl (@papatróspido): Aha, y por eso lucho por los vuestros.
José Mª (@laparejadegolpe): xxx

Pablo (@prepapa_es) Soy muy consciente de que ciertos hombres se creen con privilegios. Y no estoy en absoluto de acuerdo con su visión. Desafortunadamente, hay cosas que se valoran más en un hombre que en una mujer.

Hola!
Me llamo Vanesa y estoy detrás del blog http://mislaboresypunto.com/
Quería preguntaros a todos, o al que quiera contestar, si os gustan las labores, lo hecho a mano, el DIY que tanto se lleva ahora, la cocina, el punto o el crochet… y si practicáis alguna/s de ellas.
Gracias!


Fernando (@papaLobox): yo soy el que cocina en casa y en lo referente al tema corte y confección, se queda en coser botones y los rotos del chándal. Me gustaría aprender a coser a máquina.

-El hecho de virtualizar tus vivencias como padre hace que estás sean vividas con mayor profundidad?


Fernando (@papaLobox): no, hacen que no te sientas un bicho raro en algunos casos, pero la intensidad se vive en el día a día con tus hijos.
-Qué opinan tus amigos y conocidos de la temática de tu blog? 


Fernando (@papaLobox): ¿que tienes un blog de qué? ¿Eso es legal?

-Qué opinas de la crianza natural?


Fernando (@papaLobox): ¿hay alguna artificial?
-Sobre el tiempo que compartes con tus hijos que crees que es más importante la calidad o la cantidad?


Fernando (@papaLobox): creo que debe haber un equilibrio. No sirve de mucho que les dediques tiempo de calidad si sólo puedes dedicarles unos minutos antes de acostarse ni tampoco que pases la tarde con ellos viendo la tele. Un ten con ten.
Ata (@ata_arrospide): “todo el tiempo que pases con tus hijos es tiempo de calidad” (toma respuesta de manual)
Raúl (@papatróspido): Defíname calidad y veremos que respondo. Hasta ahora todo el tiempo que he pasado es de calidad, no se como no puede serlo…
Oscar (@yanopadrenovato): Qué no es tiempo de calidad con los hijos? Estando en la habitación con ellos a mi ya me lo parece. Y cuanto más, mejor.
José Mª (@laparejadegolpe): No sé a quién se le ocurrió esa frase… Lo importante es pasar tiempo con ellos. Todo el tiempo que se pueda. La calidad llega, o debería, siempre que no te pases la tarde sentado viendo la tele sin hacerles caso. Si juegas con ellos y están felices; bien. Si los cuidas, los alimentas, y les enseñas; bien. Si te ven haciendo labores de casa, cocinando, cuidando; bien. Si paseas o los llevas a hacer deporte, o al parque; bien. Todo les empapa, todo les nutre. Y es recíproco. También hay que descansar, y pasar tiempo con uno mismo, y con la pareja, pero el tiempo que pasas con ellos también es para tí. ¿Qué mejor que sea de calidad?
Carlos (@comovader) Calidad por Dios!!!!!!! Puedo estar todo el día con mis hijos y que vaya como el culo el día, sin embargo, puedo estar horas, ratos, minutos, y pueden ser lo mejor del mundo.


Pablo (@prepapa_es) Paso 24h al día con ellos. Y hay tiempos para todo. Para participar activamente en sus juegos, y para que estén ellxs haciendo algo por su cuenta sin mi.

– Tienes planes a largo plazo para el blog?


Fernando (@papaLobox): si, limpiar las telas de araña, lavarle un poco la cara y ya sería la leche escribir de vez en cuando.

Sígueme
Read more

La locura de ser padres: toca subir el animo XD

Como padres jovenes que somos mi mujer y yo, muchos nos dijeron que estabamos locos, que disfrutaramos de ser jóvenes y estar solos.
Que un hijo era una locura.
Y yo digo:
¡BENDITA LOCURA!
Mil veces volvería a hacerlo porque si loco estoy por haberme adentrado en tener el mayor regalo y la mayor felicidad,  queridos amigos,  sí,  soy un loco, pero feliz.
Este video hace que se me pongan los pelos de punta y el texto del video que os dejo a continuación reflejan a la perfección mi forma de ser.
Y al acabar de leer, respondedme, ¿cambiaríais esta locura?
Te dirán que es una locura
Que los tiempos no están para esto
Que no sabes donde te metes
Que tu vida será otra
Que tu casa ya no será tu casa
Que tu coche no será tu coche
Que vas a perderlo todo: tu intimidad, tu nombre incluso la vergüenza
Que dejarás de ser uno para ser muchos
Aunque te acostumbres a cualquier cosa te dirán que tu vida cambiará tanto que ya nunca será como antes
Pero, pese a todo, no la cambiarás por nada del mundo
Porque, digan lo que digan, esta será la época mas fantástica de tu vida.

Read more

La locura de ser padres: toca subir el animo XD

Como padres jovenes que somos mi mujer y yo, muchos nos dijeron que estabamos locos, que disfrutaramos de ser jóvenes y estar solos.
Que un hijo era una locura.
Y yo digo:
¡BENDITA LOCURA!
Mil veces volvería a hacerlo porque si loco estoy por haberme adentrado en tener el mayor regalo y la mayor felicidad,  queridos amigos,  sí,  soy un loco, pero feliz.
Este video hace que se me pongan los pelos de punta y el texto del video que os dejo a continuación reflejan a la perfección mi forma de ser.
Y al acabar de leer, respondedme, ¿cambiaríais esta locura?
Te dirán que es una locura
Que los tiempos no están para esto
Que no sabes donde te metes
Que tu vida será otra
Que tu casa ya no será tu casa
Que tu coche no será tu coche
Que vas a perderlo todo: tu intimidad, tu nombre incluso la vergüenza
Que dejarás de ser uno para ser muchos
Aunque te acostumbres a cualquier cosa te dirán que tu vida cambiará tanto que ya nunca será como antes
Pero, pese a todo, no la cambiarás por nada del mundo
Porque, digan lo que digan, esta será la época mas fantástica de tu vida.

Read more

AMOR PATERNAL 2015-03-18 17:12:00

PRECIOSO CUENTO DE BRUNO FERRERO.

Un padre estaba observando a su hijo pequeño que trataba de mover una maceta con flores muy pesada. El pequeño se esforzaba, sudaba, pero no conseguía desplazar la maceta ni un milímetro.

– “¿Has empleado todas tus fuerzas”, le preguntó el padre.

– “Sí”, respondió el niño.

– “No”, replicó el padre. “Aún no me has pedido que te ayude”.


Este precioso cuento nos indica la importancia de estar al lado de nuestros hijos. Pendientes de ellos, con respeto, pero sin olvidar la importancia de los abrazos, de los signos de amor, para que conectados a su centro emocional podamos transmitirles la fuerza necesaria.


Read more

AMOR PATERNAL 2015-03-18 17:12:00

PRECIOSO CUENTO DE BRUNO FERRERO.

Un padre estaba observando a su hijo pequeño que trataba de mover una maceta con flores muy pesada. El pequeño se esforzaba, sudaba, pero no conseguía desplazar la maceta ni un milímetro.

– “¿Has empleado todas tus fuerzas”, le preguntó el padre.

– “Sí”, respondió el niño.

– “No”, replicó el padre. “Aún no me has pedido que te ayude”.


Este precioso cuento nos indica la importancia de estar al lado de nuestros hijos. Pendientes de ellos, con respeto, pero sin olvidar la importancia de los abrazos, de los signos de amor, para que conectados a su centro emocional podamos transmitirles la fuerza necesaria.


Read more

Día del Padre 2015

A ver si me da tiempo a pedir algo para este Día del Padre. Voy un poco justo, pero ya se sabe, teniendo dos monstruitos, eso del tiempo no abunda. Bueno, y porque además de padre soy persona, y también tengo otras inquietudes. Reducir toda mi vida a los niños… pues como que no, que de aquí a unos años ellos crecen y tú te quedas más tirado que el pijama de la Esteban en GH Vip.

Vamos a ver si suena la flauta y consigo algo antes que acabe el día en cuestión.

Me gustaría que se acabaran los me’s
Por ejemplo, la frase: mi marido me ayuda la odio! Cada vez más! Y es que lo escucho mucho en el cole. Bueno, escucho muchas cosas que son para morirse… Me parece que voy a tener que hacer como en el gimnasio. Ponerme los cascos y aislarme.
A ver alma de cántaro. Si tu marido te ayuda, es que tienes un problema grave. No te tiene que ayudar, tenéis que colaborar los dos. Y sí, él se tendrá que implicar, pero tú dejarle que lo haga y dejar de tratarlo como un niño inútil. Que a veces somos niños, no nos vamos a engañar, pero sí tenemos edad para procrear, también tenemos edad para responsabilizarnos. A lo bruto sería: si puedes follar, puedes colaborar!

También para este Día del Padre me gustaría que recordáramos que la madre de nuestro hijo, o varios hijos, dependiendo del grado de valor (o de inconsciencia) de los susodichos será siempre la madre de nuestro hijo. Puede que no sea la mujer de la que nos enamoramos en su momento y con la que quisimos compartir nuestra vida, pero seguirá siendo SIEMPRE, pese a quien le pese, la madre de nuestro hijo. Y al revés también, que hay alguna que adelgaza porque entre comer o insultar, elige lo segundo. Así que… RESPETO.
Si no lo haces por ti, hazlo por tu hijo, que le tienes que dar una educación. Que luego como trates tú a la madre, te pueden tratar a ti, y eso seguro que ya no te gustará tanto.

Qué más puedo pedir…?
Podría pedir conciliación, igualdad… La verdad que sí. Son palabras un poco trilladas, también hay que decirlo. Es decir, mucha gente habla de conciliación, pero luego son los primeros que cuando están el fin de semana con los niños pierden el culo para dejarlos con los abuelos para ellos irse al cine o salir de noche. Pero claro, de lunes a viernes nos quejamos… Bueno, nos quejamos o vamos al parque y estamos con el móvil que si el niño se cae nos lo tienen que traer ahí preguntando: es tuyo? es tuyo? O el niño “desaparece” y en vez de pensar: ya me vale que no lo estaba mirando, le echo una bronca descomunal al hermano mayor de 6 años porque según tu teoría tendría que estar vigilando al pequeño.

Podría pedir más cosas, pero como a los genios sólo se les puede pedir tres deseos, igual que al Drac Sheron (Dragonball), pues ya está bien… Ojalá me equivocara, pero sí, ya sé que ni los genios ni el Drac Sheron existen, pero lo otro, con las actitudes que tenemos y vamos inculcando, creo que va a costar bastante.


Eh, que ya puestos a pedir, que si me toca el cuponazo especial del Día del Padre tampoco le voy a hacer ascos, que estos de Mediamarkt no lo tengo claro, pero yo no soy tonto! 
Read more

Día del Padre 2015

A ver si me da tiempo a pedir algo para este Día del Padre. Voy un poco justo, pero ya se sabe, teniendo dos monstruitos, eso del tiempo no abunda. Bueno, y porque además de padre soy persona, y también tengo otras inquietudes. Reducir toda mi vida a los niños… pues como que no, que de aquí a unos años ellos crecen y tú te quedas más tirado que el pijama de la Esteban en GH Vip.

Vamos a ver si suena la flauta y consigo algo antes que acabe el día en cuestión.

Me gustaría que se acabaran los me’s
Por ejemplo, la frase: mi marido me ayuda la odio! Cada vez más! Y es que lo escucho mucho en el cole. Bueno, escucho muchas cosas que son para morirse… Me parece que voy a tener que hacer como en el gimnasio. Ponerme los cascos y aislarme.
A ver alma de cántaro. Si tu marido te ayuda, es que tienes un problema grave. No te tiene que ayudar, tenéis que colaborar los dos. Y sí, él se tendrá que implicar, pero tú dejarle que lo haga y dejar de tratarlo como un niño inútil. Que a veces somos niños, no nos vamos a engañar, pero sí tenemos edad para procrear, también tenemos edad para responsabilizarnos. A lo bruto sería: si puedes follar, puedes colaborar!

También para este Día del Padre me gustaría que recordáramos que la madre de nuestro hijo, o varios hijos, dependiendo del grado de valor (o de inconsciencia) de los susodichos será siempre la madre de nuestro hijo. Puede que no sea la mujer de la que nos enamoramos en su momento y con la que quisimos compartir nuestra vida, pero seguirá siendo SIEMPRE, pese a quien le pese, la madre de nuestro hijo. Y al revés también, que hay alguna que adelgaza porque entre comer o insultar, elige lo segundo. Así que… RESPETO.
Si no lo haces por ti, hazlo por tu hijo, que le tienes que dar una educación. Que luego como trates tú a la madre, te pueden tratar a ti, y eso seguro que ya no te gustará tanto.

Qué más puedo pedir…?
Podría pedir conciliación, igualdad… La verdad que sí. Son palabras un poco trilladas, también hay que decirlo. Es decir, mucha gente habla de conciliación, pero luego son los primeros que cuando están el fin de semana con los niños pierden el culo para dejarlos con los abuelos para ellos irse al cine o salir de noche. Pero claro, de lunes a viernes nos quejamos… Bueno, nos quejamos o vamos al parque y estamos con el móvil que si el niño se cae nos lo tienen que traer ahí preguntando: es tuyo? es tuyo? O el niño “desaparece” y en vez de pensar: ya me vale que no lo estaba mirando, le echo una bronca descomunal al hermano mayor de 6 años porque según tu teoría tendría que estar vigilando al pequeño.

Podría pedir más cosas, pero como a los genios sólo se les puede pedir tres deseos, igual que al Drac Sheron (Dragonball), pues ya está bien… Ojalá me equivocara, pero sí, ya sé que ni los genios ni el Drac Sheron existen, pero lo otro, con las actitudes que tenemos y vamos inculcando, creo que va a costar bastante.


Eh, que ya puestos a pedir, que si me toca el cuponazo especial del Día del Padre tampoco le voy a hacer ascos, que estos de Mediamarkt no lo tengo claro, pero yo no soy tonto! 
Read more

La llegada de un hermanito: los celos

Uno de los mayores cambios que notará nuestro hijo, será la llegada de un hermanito o hermanita.
El niño pasará de ser el único protagonista a tener que compartir tiempo, cariño y atención de los padres, espacios, etc, por lo que es muy probable que llegue a desarrollar celos.
No debemos alarmarnos, es un proceso totalmente natural  que los niños acaban superando.
La llegada de un hermanito produce muchos cambios, sobre todo al principio,  cuando el bebé captará mayor atención tanto de padres como de visitas.
Lo primero que hay que hacer, es hacer ver a nuestro hijo, que le seguimos queriendo igual.
¿ Como ayudarle?
– Que pueda tocar a su hermanito tanto como quiera, que disfrute estando a su lado.
– Cuando vengan visitas,  recordarlas en que hagan especial caso al niño.  O si traen un presente, que no se olviden de el.
– Dejar que ae implique en algunas tareas si así lo desea. Pero nunca obligado.
– Todos los días dedicarle un tiempo solo para el.
– Cuando muestre conductas negativas hacia el bebé,  hacerle ver que eso está mal, pero sin usar castigos, ya que podrían empeorar la situación.
– Hacerle sentir responsable,  decirle que el tiene que cuidar de su hermanito. Les encanta sentirse utiles.
– Si podemos, que mantenga su habitación y si tienen que compartirla explicarselo como una ventaja.
– Establecer algún pequeño privilegio por ser el hermano mayor, os ayudará mucho a que el niño disminuya rápidamente los celos.
– El  niño,  podrá tener regresiónes a etapas ya superadas,  debemos aceptarlas con naturalidad,  ya que es una llamada de atención.
-Responder de forma natural y xon ternura a todas las cuestiones que haga sobre su hermanito.
– Buscar el equilibrio,  ya que no deberemos ceder ante sus llamadas de atención y por supuesto menos, desatender al bebe, con cariño y paciencia el niño logrará entender la nueva situación. Los dos son iguales para nosotros.
Y ante todo papis, no debemos olvidar que pese a ser el mayor, sigue siendo un niño.
Y vosotros, ¿que tal lo llevo vuestro hijo?

                                 

Siguenos también en facebook: https://www.facebook.com/lasaventurasdeserpadres

Read more

La llegada de un hermanito: los celos

Uno de los mayores cambios que notará nuestro hijo, será la llegada de un hermanito o hermanita.
El niño pasará de ser el único protagonista a tener que compartir tiempo, cariño y atención de los padres, espacios, etc, por lo que es muy probable que llegue a desarrollar celos.
No debemos alarmarnos, es un proceso totalmente natural  que los niños acaban superando.
La llegada de un hermanito produce muchos cambios, sobre todo al principio,  cuando el bebé captará mayor atención tanto de padres como de visitas.
Lo primero que hay que hacer, es hacer ver a nuestro hijo, que le seguimos queriendo igual.
¿ Como ayudarle?
– Que pueda tocar a su hermanito tanto como quiera, que disfrute estando a su lado.
– Cuando vengan visitas,  recordarlas en que hagan especial caso al niño.  O si traen un presente, que no se olviden de el.
– Dejar que ae implique en algunas tareas si así lo desea. Pero nunca obligado.
– Todos los días dedicarle un tiempo solo para el.
– Cuando muestre conductas negativas hacia el bebé,  hacerle ver que eso está mal, pero sin usar castigos, ya que podrían empeorar la situación.
– Hacerle sentir responsable,  decirle que el tiene que cuidar de su hermanito. Les encanta sentirse utiles.
– Si podemos, que mantenga su habitación y si tienen que compartirla explicarselo como una ventaja.
– Establecer algún pequeño privilegio por ser el hermano mayor, os ayudará mucho a que el niño disminuya rápidamente los celos.
– El  niño,  podrá tener regresiónes a etapas ya superadas,  debemos aceptarlas con naturalidad,  ya que es una llamada de atención.
-Responder de forma natural y xon ternura a todas las cuestiones que haga sobre su hermanito.
– Buscar el equilibrio,  ya que no deberemos ceder ante sus llamadas de atención y por supuesto menos, desatender al bebe, con cariño y paciencia el niño logrará entender la nueva situación. Los dos son iguales para nosotros.
Y ante todo papis, no debemos olvidar que pese a ser el mayor, sigue siendo un niño.
Y vosotros, ¿que tal lo llevo vuestro hijo?

                                 

Siguenos también en facebook: https://www.facebook.com/lasaventurasdeserpadres

Read more

Lo prometido es deuda. Aquí están nuestras respuestas

Parte I

Como pueden leer aquí estoy, dispuesto a responder con toda sinceridad a aquellas preguntas que nos habéis ido haciendo a lo lago de la semana.

Empezaré por dar las gracias; primero, a todas vosotras por haberos sumado a esta, vamos a llamarle, pequeña locura de presentación. reconozco que no las tenía todas conmigo cuando le propuse al grupo hacer algo así y debo reconocer que me habéis sorprendido gratamente. Han sido casi medio centenar de preguntas recibidas hasta la fecha, y aunque predominan los tópicos (ejem, ejem) ha habido otras muchas muy interesantes, incluso algunas que no han sido fáciles de responder. Por todo ello, por haberos molestado en escribirnos, en levantar la mano para preguntar, muchas, muchísimas gracias por todo. 

Segundo, quisiera dar las gracias al resto de @papasblogueros que se han sumado a esta iniciativa y que se han pasado varias horas currando con todo esto. Muchas gracias a todos, espero que a pesar del curro de estos días os hayáis divertido tanto como yo. 

Y como no quiero extenderme más, que ya nos conocemos paso con las preguntas:

Comienzo por las que me habéis hecho por aquí en el blog:







Voy a remitirme a las palabras del Gran Maestro, que para eso fue él quien nos metió a todo es esto:

@joaquimmontaner:
Los papás blogueros son hombres que: son papás, tienen un blog en el que se habla de sus experiencias o inquietudes relacionadas con el hecho diferencial de ser papá y que escriben (fundamentalmente) en español. Todo esto viene de lejos… de muy lejos ya… hace ya casi cuatro años… eran 16 sitios.
Se han sumado sitios… muchos sitios… y, hoy en día, tengo localizados 97 sitios de papás blogueros.
bannerlistadopapas 
Algunos son auténticos ironbloguers y cargan contenidos con una frecuencia bastante alta; otros vamos un poco más lentos ;-) Puedes ver todos, todos, todos los contenidos reunidos en este sitio.
Y, respondiendo del todo a la pregunta… papasblogueros es también un grupo en facebook al que pertenecemos blogueros del listado de papás blogueros (ahora mismo 35)
papasblogueros_logo


Raúl (@papatróspido) te remito a @joaquimmontaner todo lo que diga, va a servir para emborronar todo. Sólo añadir que es una “secta” genial, con gente fabulosa y bastante divertida. Al final, los hijos son nuestra alegría, y un grupo de padres es alegría al cuadrado. Y el día que nos juntemos y tomemos unas cervezas… no quiero imaginarlo.


@papaLobox coincido con @papatróspido al 100%


Dácil Muñoz Porta (@dacilmp) twitteó a las 6:23 p.m. on mar, mar 10, 2015:
 Soy mejor que él cuidando a los niños o él es más listo que yo?

@papaLobox Pregunta trampa allá donde las haya. No creo que haya nadie que por sexo  sea mejor que el otro cuidando de los hijos. Creo en que hay cosas que a uno se le dan mejor que otras y que muchas veces no sabemos aprovechar. Por ejemplo: si tienes menos paciencia que un tigre hambriento no tiene mucho sentido que te pongas a hacer los deberes o a enseñar a tu hijo a hacer algo complejo, porque la cosa va a terminar como el rosario de la aurora, eso sí, si en casa la paciencia es más escasa que los dígitos de la cuenta corriente vuestro hijo haría bien en pedir asilo en la embajada Noruega.

batmami (@amordebatmami) también preguntar si desde que sois padres tenéis más canas o padecéis sordera selectiva… jajajaja

Fernando (@papaLobox) pues desde que el pequeño soltó el pezón, la que tiene sordera, pero sordera de tapia de bunker es ella. Pero todo esto tiene una explicación: si uno sabe que hay alguien que está pendiente de tu hijo, tu te relajas. “Ya irá su padre/madre que los atiende de maravilla” El problema es que muchas veces se levanta el de “más vale hacerlo que mandarlo” y claro, luego pasa lo que pasa.

Sara Blanco (@sarablancos) ¿Por qué nunca veis el peligro?
Fernando (@papaLobox) peligro…peligro…peli…gro… Pues no, no me viene nada aquí. No, en serio. Hay veces que sois muy exageradas. No pasa nada porque el niño se caiga o se dé un golpe (siempre y cuando sea moderado claro. No somos tan irresponsables)

Gemma/El Sur (@Gemma_311) Todos los hombres son daltónicos?. A ver, completar la frase: Azul y verde__________________

Fernando (@papaLobox) se ha escrito mucho sobre los beneficios empresariales de llamar a lo mismo de diferentes formas y sobre todo de ponerle nombres que evoquen placer, azul cielo, verde esmeralda, blanco perla. Por dios, una no va igual de mona vestida de blanco perla que de blanco a secas, dónde iremos a parar, que poco glam! Y así luego vendemos el quita-manchas para blancos perlados y para blancos nieve, blanco nieve del kilimanjaro, del Everest, etc. Para nosotros también hay colores, blanco Madrid, rojo selección, azulgrana (toma inventaco de color), azul real sociedad, amarillo pollo, verde billete de mil pelas, verde militar, dorado moriles, burdeos, ribera del duero, rioja…creo que me he perdido del hilo.  
Bueno, que los tíos no vemos menos colores, simplemente tenemos otras cosas en mente. 

LaMamádelaBebé (@laBebedePucca)  ¿Por qué vuestros “ahora lo hago” son tan lentos?


Fernando (@papaLobox) cuando seáis capaces de definir en una fase qué es exactamente lo que deseáis que hagamos terminaremos mucho antes, palabrita. Y como dice mi compañero, las cosas del suelo, una vez que han llegado ahí, ya no se van a ir a ningún otro lado. Yo llevo más de cuarenta años comprobándolo.


Desmadreando (@Desmadreando) van a sacar libro? Quiero entender porque son daltónicos sordos y nunca dan el bibi completo?
Fernando (@papaLobox) libro no se, ya sabes, grupo de varios tíos, lo más cercano serán algunos apuntes en una servilleta de bar. El bibi no se da completo por mera cuestión evolutiva. ¿Cuando te tomas una caña, te la tomas completa? Nooooo, te dejas la espuma. La espuma no se bebe, la espuma sólo sirve para evitar que te caigan mosquitos en la cerveza y punto. Esto último es una lección básica para el futuro del bebé, por eso, desde pequeñito le vamos acostumbrando a dejarse el culín y así el primer día que se beba una cerveza no habrá ninguna amiga veterana que le dé una colleja por vaciar la jarra.
Lauraenparis (@lauraenparis) dejando los colores de lado, los papas distinguis entre textil de verano e invierno, véase pana y Lino?


Fernando (@papaLobox): Realmente hace falta tal distinción. Sobre todo teniendo en cuenta que le ponéis tal cantidad de capas de ropa al niño que hay veces que dudo que haya un ser vivo ahí dentro. ¿Por qué asociáis tela fina con “no sirve para el frío”?
Gemma/El Sur (@Gemma_311) Otra y me pongo seria, Qué es lo que más os molesta del paso de mujer a madre, tanto cambiamos?

(@papaLobox) a mi nada, me encanta ver a mi mujer jugando con nuestros hijos. Si algo hubiera que reprochar sería que os dejáis llevar por la rutina, pero eso es algo que también nos pasa a nosotros.
MamáFullTime (@Mama_FullTime)Y ahora q me he “calentado” os paso mi pregunta: ¿q problema teneis para encontrar las cosas en casa? Gracias!!
Fernando (@papaLobox) en casa soy yo el que tiene que encontrar las cosas, mi mujer no lo ve aunque le muerda. No veas el complejo madre que estoy pillando. El otro día me salió un “como vaya yo y lo encuentre” así con tonillo a lo Amparo Baró que me di miedo a mi mismo.
peinetapintxomonillo (@peinetapintxomo) os sentis reconocidos en el.mundo 2.0?
Fernando (@papaLobox) no como yo quisiera ser reconocido, si te refieres al mundo 2.0 de la blogosfera maternal, claro. Creo que las mujeres siguen sin confiar excesivamente en los hombres a no ser que lleven bata blanca y tienen el diploma colgando de la pared.
El rincón de Mixka (@ElRinconDeMixka) ¿Cómo vive el padre la abstinencia sexual durante la lactancia de la madre?
Fernando (@papaLobox) ¿Por qué lactancia y sexo no tienen que ser compatibles? De hecho, hay quien se excita mucho más en ese momento, eso me han contado, por supuesto. Pero, si te refieres a la cuarentena o a la falta de apetito sexual por parte de la pareja, pues bien, la cuarentena es lo que es y no hay más vueltas que dar, en cuanto al resto,  lo que se dice bien, no se lleva, es soportable por supuesto, pero no es lo más deseable, sobre todo porque en muchos casos no entendemos el motivo. El contar lo que os pasa o cómo os sentís ayuda a adaptarnos a la situación.
Y hasta aquí podemos leer por hoy, mañana mais. 

Sígueme
Read more

Lo prometido es deuda. Aquí están nuestras respuestas

Parte I

Como pueden leer aquí estoy, dispuesto a responder con toda sinceridad a aquellas preguntas que nos habéis ido haciendo a lo lago de la semana.

Empezaré por dar las gracias; primero, a todas vosotras por haberos sumado a esta, vamos a llamarle, pequeña locura de presentación. reconozco que no las tenía todas conmigo cuando le propuse al grupo hacer algo así y debo reconocer que me habéis sorprendido gratamente. Han sido casi medio centenar de preguntas recibidas hasta la fecha, y aunque predominan los tópicos (ejem, ejem) ha habido otras muchas muy interesantes, incluso algunas que no han sido fáciles de responder. Por todo ello, por haberos molestado en escribirnos, en levantar la mano para preguntar, muchas, muchísimas gracias por todo. 

Segundo, quisiera dar las gracias al resto de @papasblogueros que se han sumado a esta iniciativa y que se han pasado varias horas currando con todo esto. Muchas gracias a todos, espero que a pesar del curro de estos días os hayáis divertido tanto como yo. 

Y como no quiero extenderme más, que ya nos conocemos paso con las preguntas:

Comienzo por las que me habéis hecho por aquí en el blog:







Voy a remitirme a las palabras del Gran Maestro, que para eso fue él quien nos metió a todo es esto:

@joaquimmontaner:
Los papás blogueros son hombres que: son papás, tienen un blog en el que se habla de sus experiencias o inquietudes relacionadas con el hecho diferencial de ser papá y que escriben (fundamentalmente) en español. Todo esto viene de lejos… de muy lejos ya… hace ya casi cuatro años… eran 16 sitios.
Se han sumado sitios… muchos sitios… y, hoy en día, tengo localizados 97 sitios de papás blogueros.
bannerlistadopapas 
Algunos son auténticos ironbloguers y cargan contenidos con una frecuencia bastante alta; otros vamos un poco más lentos ;-) Puedes ver todos, todos, todos los contenidos reunidos en este sitio.
Y, respondiendo del todo a la pregunta… papasblogueros es también un grupo en facebook al que pertenecemos blogueros del listado de papás blogueros (ahora mismo 35)
papasblogueros_logo


Raúl (@papatróspido) te remito a @joaquimmontaner todo lo que diga, va a servir para emborronar todo. Sólo añadir que es una “secta” genial, con gente fabulosa y bastante divertida. Al final, los hijos son nuestra alegría, y un grupo de padres es alegría al cuadrado. Y el día que nos juntemos y tomemos unas cervezas… no quiero imaginarlo.


@papaLobox coincido con @papatróspido al 100%


Dácil Muñoz Porta (@dacilmp) twitteó a las 6:23 p.m. on mar, mar 10, 2015:
 Soy mejor que él cuidando a los niños o él es más listo que yo?

@papaLobox Pregunta trampa allá donde las haya. No creo que haya nadie que por sexo  sea mejor que el otro cuidando de los hijos. Creo en que hay cosas que a uno se le dan mejor que otras y que muchas veces no sabemos aprovechar. Por ejemplo: si tienes menos paciencia que un tigre hambriento no tiene mucho sentido que te pongas a hacer los deberes o a enseñar a tu hijo a hacer algo complejo, porque la cosa va a terminar como el rosario de la aurora, eso sí, si en casa la paciencia es más escasa que los dígitos de la cuenta corriente vuestro hijo haría bien en pedir asilo en la embajada Noruega.

batmami (@amordebatmami) también preguntar si desde que sois padres tenéis más canas o padecéis sordera selectiva… jajajaja

Fernando (@papaLobox) pues desde que el pequeño soltó el pezón, la que tiene sordera, pero sordera de tapia de bunker es ella. Pero todo esto tiene una explicación: si uno sabe que hay alguien que está pendiente de tu hijo, tu te relajas. “Ya irá su padre/madre que los atiende de maravilla” El problema es que muchas veces se levanta el de “más vale hacerlo que mandarlo” y claro, luego pasa lo que pasa.

Sara Blanco (@sarablancos) ¿Por qué nunca veis el peligro?
Fernando (@papaLobox) peligro…peligro…peli…gro… Pues no, no me viene nada aquí. No, en serio. Hay veces que sois muy exageradas. No pasa nada porque el niño se caiga o se dé un golpe (siempre y cuando sea moderado claro. No somos tan irresponsables)

Gemma/El Sur (@Gemma_311) Todos los hombres son daltónicos?. A ver, completar la frase: Azul y verde__________________

Fernando (@papaLobox) se ha escrito mucho sobre los beneficios empresariales de llamar a lo mismo de diferentes formas y sobre todo de ponerle nombres que evoquen placer, azul cielo, verde esmeralda, blanco perla. Por dios, una no va igual de mona vestida de blanco perla que de blanco a secas, dónde iremos a parar, que poco glam! Y así luego vendemos el quita-manchas para blancos perlados y para blancos nieve, blanco nieve del kilimanjaro, del Everest, etc. Para nosotros también hay colores, blanco Madrid, rojo selección, azulgrana (toma inventaco de color), azul real sociedad, amarillo pollo, verde billete de mil pelas, verde militar, dorado moriles, burdeos, ribera del duero, rioja…creo que me he perdido del hilo.  
Bueno, que los tíos no vemos menos colores, simplemente tenemos otras cosas en mente. 

LaMamádelaBebé (@laBebedePucca)  ¿Por qué vuestros “ahora lo hago” son tan lentos?


Fernando (@papaLobox) cuando seáis capaces de definir en una fase qué es exactamente lo que deseáis que hagamos terminaremos mucho antes, palabrita. Y como dice mi compañero, las cosas del suelo, una vez que han llegado ahí, ya no se van a ir a ningún otro lado. Yo llevo más de cuarenta años comprobándolo.


Desmadreando (@Desmadreando) van a sacar libro? Quiero entender porque son daltónicos sordos y nunca dan el bibi completo?
Fernando (@papaLobox) libro no se, ya sabes, grupo de varios tíos, lo más cercano serán algunos apuntes en una servilleta de bar. El bibi no se da completo por mera cuestión evolutiva. ¿Cuando te tomas una caña, te la tomas completa? Nooooo, te dejas la espuma. La espuma no se bebe, la espuma sólo sirve para evitar que te caigan mosquitos en la cerveza y punto. Esto último es una lección básica para el futuro del bebé, por eso, desde pequeñito le vamos acostumbrando a dejarse el culín y así el primer día que se beba una cerveza no habrá ninguna amiga veterana que le dé una colleja por vaciar la jarra.
Lauraenparis (@lauraenparis) dejando los colores de lado, los papas distinguis entre textil de verano e invierno, véase pana y Lino?


Fernando (@papaLobox): Realmente hace falta tal distinción. Sobre todo teniendo en cuenta que le ponéis tal cantidad de capas de ropa al niño que hay veces que dudo que haya un ser vivo ahí dentro. ¿Por qué asociáis tela fina con “no sirve para el frío”?
Gemma/El Sur (@Gemma_311) Otra y me pongo seria, Qué es lo que más os molesta del paso de mujer a madre, tanto cambiamos?

(@papaLobox) a mi nada, me encanta ver a mi mujer jugando con nuestros hijos. Si algo hubiera que reprochar sería que os dejáis llevar por la rutina, pero eso es algo que también nos pasa a nosotros.
MamáFullTime (@Mama_FullTime)Y ahora q me he “calentado” os paso mi pregunta: ¿q problema teneis para encontrar las cosas en casa? Gracias!!
Fernando (@papaLobox) en casa soy yo el que tiene que encontrar las cosas, mi mujer no lo ve aunque le muerda. No veas el complejo madre que estoy pillando. El otro día me salió un “como vaya yo y lo encuentre” así con tonillo a lo Amparo Baró que me di miedo a mi mismo.
peinetapintxomonillo (@peinetapintxomo) os sentis reconocidos en el.mundo 2.0?
Fernando (@papaLobox) no como yo quisiera ser reconocido, si te refieres al mundo 2.0 de la blogosfera maternal, claro. Creo que las mujeres siguen sin confiar excesivamente en los hombres a no ser que lleven bata blanca y tienen el diploma colgando de la pared.
El rincón de Mixka (@ElRinconDeMixka) ¿Cómo vive el padre la abstinencia sexual durante la lactancia de la madre?
Fernando (@papaLobox) ¿Por qué lactancia y sexo no tienen que ser compatibles? De hecho, hay quien se excita mucho más en ese momento, eso me han contado, por supuesto. Pero, si te refieres a la cuarentena o a la falta de apetito sexual por parte de la pareja, pues bien, la cuarentena es lo que es y no hay más vueltas que dar, en cuanto al resto,  lo que se dice bien, no se lleva, es soportable por supuesto, pero no es lo más deseable, sobre todo porque en muchos casos no entendemos el motivo. El contar lo que os pasa o cómo os sentís ayuda a adaptarnos a la situación.
Y hasta aquí podemos leer por hoy, mañana mais. 

Sígueme
Read more

Jardineros de personas

En la Antigua Grecia los jardines públicos o semipúblicos carecían de diseños y criterios paisajísticos. Estos lugares tenían diversas funciones y objetivos, como celebrar reuniones políticas, organizar los originales juegos olímpicos, servir de lugar para el entreno de atletas, etc. Pasaron a la historia como el lugar preferido de los famosos filósofos, Platón y Aristóteles, para impartir sus enseñanzas y reunirse a diario con sus discípulos y seguidores a la sombra de grandes arboledas. Los jardines griegos fueron las primeras Academias, casi podríamos decir que fueron las primeras “aulas”.
 
Fueron, sin embargo, los Romanos los que aportaron una dimensión artística al jardín. Para esta civilización, la jardinería era un Arte y se convirtió en una de las expresiones artísticas predilectas del pueblo romano, que a través de la creación Renacentista ha llegado hasta nuestros días. En una ocasión leí que en Roma una de las profesiones más valoradas y que requerían mayores destrezas era la de jardinero. A éstos se les solicitaba cuidar los jardines para convertirlos en obras de Arte, con figuras geométricas y ornamentales perfectamente dispuestas, de forma que desde las colinas cercanas pudiese comtemplarse una obra para el deleite de los sentidos. Ser jardinero implicaba tener grandes capacidades para la visión espacial y saber abstraerse para ser capaz de visualizar el conjunto desde fuera a pesar de estar, precisamente, dentro de él entre setos y árboles.  Debían ser personas capaces de acercarse tanto como la situación lo requisiese y, de la misma forma, saber alejarse -en sentido figurado- para adquirir perspectiva de la obra que estaban realizando. Como diríamos hoy, personas con el don de ver el bosque a pesar de los árboles.
 
Son de aquella época romana, etimológicamente hablando, las dos voces latinas de las que proviene el término educación: “educare” y “ex-ducere”. “Educare” significa en latín criar, nutrir o alimentar. Así, conforme a esta primera voz, la educación es un proceso de alimentación, de crecimiento que se ejerce desde afuera, del educador al educando. “Ex-ducere” significa sacar, llevar o conducir desde dentro hacia afuera. De acuerdo con esta segunda voz latina, la educación es un proceso encaminado a movilizar las potencialidades internas ya existentes en el sujeto que se educa. En síntesis, podemos decir que el significado de las dos voces latinas de “educare” y de “ex-ducere” son los conceptos centrales de dos ideas diferentes de la educación que, a través del tiempo, han luchado por imponerse.
 
En mi modesta opinión, la educación debiera haber sido siempre concebida como un proceso encaminado a conformar la mejor versión de las personas, conduciendo a una construcción humana y espiritual de dentro hacia afuera, con la perspectiva necesaria como para ser capaz de contemplar la obra que trata de moldear. Usando el símil histórico, tratando de combinar la esencia de los filósofos griegos de y la prestancia de los jardineros romanos. Por supuesto, no entendiendo la educación como un proceso unidireccional, sino todo lo contrario, bidireccional del educando al educador y viceversa. 
 
En este contexto, quiero compartir con vosotros un vídeo de mi admirado Juan Antonio Negrete Alcudia en el que nos da una lección acerca de la educación en su trabajo “Qué somos y qué querríamos llegar a ser. Cuatro filosofías de la educación”. Disfrutadlo.
Read more

Jardineros de personas

En la Antigua Grecia los jardines públicos o semipúblicos carecían de diseños y criterios paisajísticos. Estos lugares tenían diversas funciones y objetivos, como celebrar reuniones políticas, organizar los originales juegos olímpicos, servir de lugar para el entreno de atletas, etc. Pasaron a la historia como el lugar preferido de los famosos filósofos, Platón y Aristóteles, para impartir sus enseñanzas y reunirse a diario con sus discípulos y seguidores a la sombra de grandes arboledas. Los jardines griegos fueron las primeras Academias, casi podríamos decir que fueron las primeras “aulas”.
 
Fueron, sin embargo, los Romanos los que aportaron una dimensión artística al jardín. Para esta civilización, la jardinería era un Arte y se convirtió en una de las expresiones artísticas predilectas del pueblo romano, que a través de la creación Renacentista ha llegado hasta nuestros días. En una ocasión leí que en Roma una de las profesiones más valoradas y que requerían mayores destrezas era la de jardinero. A éstos se les solicitaba cuidar los jardines para convertirlos en obras de Arte, con figuras geométricas y ornamentales perfectamente dispuestas, de forma que desde las colinas cercanas pudiese comtemplarse una obra para el deleite de los sentidos. Ser jardinero implicaba tener grandes capacidades para la visión espacial y saber abstraerse para ser capaz de visualizar el conjunto desde fuera a pesar de estar, precisamente, dentro de él entre setos y árboles.  Debían ser personas capaces de acercarse tanto como la situación lo requisiese y, de la misma forma, saber alejarse -en sentido figurado- para adquirir perspectiva de la obra que estaban realizando. Como diríamos hoy, personas con el don de ver el bosque a pesar de los árboles.
 
Son de aquella época romana, etimológicamente hablando, las dos voces latinas de las que proviene el término educación: “educare” y “ex-ducere”. “Educare” significa en latín criar, nutrir o alimentar. Así, conforme a esta primera voz, la educación es un proceso de alimentación, de crecimiento que se ejerce desde afuera, del educador al educando. “Ex-ducere” significa sacar, llevar o conducir desde dentro hacia afuera. De acuerdo con esta segunda voz latina, la educación es un proceso encaminado a movilizar las potencialidades internas ya existentes en el sujeto que se educa. En síntesis, podemos decir que el significado de las dos voces latinas de “educare” y de “ex-ducere” son los conceptos centrales de dos ideas diferentes de la educación que, a través del tiempo, han luchado por imponerse.
 
En mi modesta opinión, la educación debiera haber sido siempre concebida como un proceso encaminado a conformar la mejor versión de las personas, conduciendo a una construcción humana y espiritual de dentro hacia afuera, con la perspectiva necesaria como para ser capaz de contemplar la obra que trata de moldear. Usando el símil histórico, tratando de combinar la esencia de los filósofos griegos de y la prestancia de los jardineros romanos. Por supuesto, no entendiendo la educación como un proceso unidireccional, sino todo lo contrario, bidireccional del educando al educador y viceversa. 
 
En este contexto, quiero compartir con vosotros un vídeo de mi admirado Juan Antonio Negrete Alcudia en el que nos da una lección acerca de la educación en su trabajo “Qué somos y qué querríamos llegar a ser. Cuatro filosofías de la educación”. Disfrutadlo.
Read more

Seguimos a vueltas con el pañal

Si eres asiduo del blog, ya sabrás que estamos inmersos en la “operación pañal”  con mi hija mayor. Sin prisa pero sin pausa vamos trabajando el tema. Y sin prisa pero sin pausa os voy a ir contando los progresos y las regresiones que vivimos. Una historia de contrastes, con la de cal y la de arena, con las sonrisas y las lágrimas…

El tema está dividido en dos. Por un lado, la poco exitosa y muy problemática caca, y por otro lado, el satisfactorio pis.

Con la caca ya os conté que mi niña vivía un idilio tórrido, y no quería dejarla escapar de ninguna de las maneras. Encontramos una solución temporal con un potingue llamado Blevit L, pero… Cuando la cosa se empezó a normalizar, nos confiamos y bajamos la guardia y la cosa fue a peor. A mucho peor

Mi nena se aguanta la caca con una pasión propia de culebrón venezolano. No vale de nada que la amenaces con quitarle los juguetes, que la castigues sin ver los dibus, que le prometas jugar con mi tablet, que la premies con monedas de chocolate cuando hace algo de caca. ¡Qué no! ¡No quiere hacer caca! Hemos llegado al punto de que aguanta horas, y no pocas tras ponerle un supositorio laxante.

Hemos aumentado la dosis de fruta. Antes básicamente la tomaba en potitos de fruta y zumos, y ahora hemos añadido el kiwi y la mandarina. Pero las ciruelas me las estoy comiendo yo, que soy quien menos las necesita en casa. Hemos usado supositorios para casos de largas sequias. Ahora además, estoy implantando la rutina de sentarse en el trono todas las mañanas para “apretuzar”.  El WhatsApp con mi mujer es una escatológica narración de las cacas, tamaños y texturas.

 
Ejemplo de mi WhatsApp

Y parece que vamos viendo luz al final del túnel. Parece que ya hacemos caca a diario, o casi, aunque no en el W.C. Imaginad lo mal que lo hemos pasado, que nos ilusiona quitar cacas de las braguitas. Mi mujer tiene la teoría que después de dar a luz no expulso la placenta si no el estómago.  Porque hace falta tener un estomago de acero para limpiar algunas “caquitas”. Yo creo que directamente nací sin estómago y me pusieron un bidón vacío. Por eso me cuesta tanto llenarlo y por eso puedo limpiar “caquitas”

Pero todo tiene su parte buena y su parte mala. La mala ya la conoces, la buena, es que de la forma más tonta hemos logrado quitar el pañal en lo referente al pis, y sin casi incidentes.

El caso es que yo le empecé a decir a mi nena que teníamos que hacer una aventura  sin pañales, pero sin insistir ni esperar nada. Un día, mi mujer tenía que ir a la farmacia y fue mi niña la que dijo de ir sin pañal. Como era solo bajar a recoger algo de la farmacia y volver, mi mujer se aventuró y fue un gran éxito.

Lo dejamos pasar un poco, hasta que un día, al prepararnos para irnos, volvió el tema de la aventura sin pañales y decidimos probar. Afortunadamente, mi mujer fue previsora y llevamos ropa de repuesto, porque a la niña se le olvido que estábamos de aventura sin pañal y tuvimos un pequeño escape.

Pero solventado el escape, nos envalentonamos todos, y seguimos intentándolo. Los primeros días, de cuando en cuando  recordábamos a nuestra aventurera que iba sin pañal. Pero desde ese primer escape, apenas ha habido fugas.

Por la noche aún estamos “apañalados”, aunque ya tenemos unos bragapañales para hacer el ensayo de dormir con ellos e ir a hacer pis a media noche. Aunque visto como se están desarrollando las cosas con el pis, lo haremos sin presionar, dejando que las cosas fluyan, pero si es posible, que no fluyan al colchón.

Una de cal y otra de arena. Pero en esta guerra no se acepta la rendición.

Read more

Seguimos a vueltas con el pañal

Si eres asiduo del blog, ya sabrás que estamos inmersos en la “operación pañal”  con mi hija mayor. Sin prisa pero sin pausa vamos trabajando el tema. Y sin prisa pero sin pausa os voy a ir contando los progresos y las regresiones que vivimos. Una historia de contrastes, con la de cal y la de arena, con las sonrisas y las lágrimas…

El tema está dividido en dos. Por un lado, la poco exitosa y muy problemática caca, y por otro lado, el satisfactorio pis.

Con la caca ya os conté que mi niña vivía un idilio tórrido, y no quería dejarla escapar de ninguna de las maneras. Encontramos una solución temporal con un potingue llamado Blevit L, pero… Cuando la cosa se empezó a normalizar, nos confiamos y bajamos la guardia y la cosa fue a peor. A mucho peor

Mi nena se aguanta la caca con una pasión propia de culebrón venezolano. No vale de nada que la amenaces con quitarle los juguetes, que la castigues sin ver los dibus, que le prometas jugar con mi tablet, que la premies con monedas de chocolate cuando hace algo de caca. ¡Qué no! ¡No quiere hacer caca! Hemos llegado al punto de que aguanta horas, y no pocas tras ponerle un supositorio laxante.

Hemos aumentado la dosis de fruta. Antes básicamente la tomaba en potitos de fruta y zumos, y ahora hemos añadido el kiwi y la mandarina. Pero las ciruelas me las estoy comiendo yo, que soy quien menos las necesita en casa. Hemos usado supositorios para casos de largas sequias. Ahora además, estoy implantando la rutina de sentarse en el trono todas las mañanas para “apretuzar”.  El WhatsApp con mi mujer es una escatológica narración de las cacas, tamaños y texturas.

 
Ejemplo de mi WhatsApp

Y parece que vamos viendo luz al final del túnel. Parece que ya hacemos caca a diario, o casi, aunque no en el W.C. Imaginad lo mal que lo hemos pasado, que nos ilusiona quitar cacas de las braguitas. Mi mujer tiene la teoría que después de dar a luz no expulso la placenta si no el estómago.  Porque hace falta tener un estomago de acero para limpiar algunas “caquitas”. Yo creo que directamente nací sin estómago y me pusieron un bidón vacío. Por eso me cuesta tanto llenarlo y por eso puedo limpiar “caquitas”

Pero todo tiene su parte buena y su parte mala. La mala ya la conoces, la buena, es que de la forma más tonta hemos logrado quitar el pañal en lo referente al pis, y sin casi incidentes.

El caso es que yo le empecé a decir a mi nena que teníamos que hacer una aventura  sin pañales, pero sin insistir ni esperar nada. Un día, mi mujer tenía que ir a la farmacia y fue mi niña la que dijo de ir sin pañal. Como era solo bajar a recoger algo de la farmacia y volver, mi mujer se aventuró y fue un gran éxito.

Lo dejamos pasar un poco, hasta que un día, al prepararnos para irnos, volvió el tema de la aventura sin pañales y decidimos probar. Afortunadamente, mi mujer fue previsora y llevamos ropa de repuesto, porque a la niña se le olvido que estábamos de aventura sin pañal y tuvimos un pequeño escape.

Pero solventado el escape, nos envalentonamos todos, y seguimos intentándolo. Los primeros días, de cuando en cuando  recordábamos a nuestra aventurera que iba sin pañal. Pero desde ese primer escape, apenas ha habido fugas.

Por la noche aún estamos “apañalados”, aunque ya tenemos unos bragapañales para hacer el ensayo de dormir con ellos e ir a hacer pis a media noche. Aunque visto como se están desarrollando las cosas con el pis, lo haremos sin presionar, dejando que las cosas fluyan, pero si es posible, que no fluyan al colchón.

Una de cal y otra de arena. Pero en esta guerra no se acepta la rendición.

Read more

Un paquete de pañales y dos kilos de paciencia… por favor

Imagen de danjaeger

No sé si soy un buen padre… llevo poco tiempo en el gremio y además, no sería la persona más adecuada para determinarlo. Lo que sí tengo claro es que voy a intentar serlo. Y en ese camino, ya he aprendido algo: la paciencia es un ingrediente indispensable.

Hace un par de días, tras darle el bibe a Milagrito iba a cambiarle el pañal y la ropa. Una tarea sencilla, que no tendría que llevar más de diez minutos, así que ya estaba planeando qué iba a hacer a continuación… ¡¡QUÉ ERROR!!

Al quitarle el pañal, veo que no ha hecho caca, cosa rara en ella porque tras cada comida, con precisión alemana, la mujer se queda a gusto. Así que decido esperar un poco, porque estoy seguro de que se lo va a hacer… Pero no le veo intenciones y tampoco la iba a tener ahí todo el día, así que le pongo un pañal limpio y le cambio la ropa. Cuando estaba abrochando el último clip del body, que no eran pocos, escucho el temido “PHHSRRR”…¡LO SABÍA!

Así que vuelvo a desabrochar lo justo para quitar el pañal, la limpio bien, seco, pongo cremita (porque estos días le estamos poniendo)…y justo en ese instante que ella sabe que soy vulnerable (PORQUE LO SABE), que es el momento en el que quitas el pañal viejo y vas a poner el nuevo…. ¡¡LA MEADA DE LA VIDA!!

Al ser a escape libre, coge el body a la altura de la espalda, recién lavadito, dobladito y puesto…Así que a empezar el ciclo. Si se tratara de cualquier otra cosa, ya tendría suficiente como para acordarme del santoral completo, los doce apóstoles y algunos de sus colegas…Pero es mi niña y hasta me río.

Vuelvo al punto de partida, pero esta vez con la tranquilidad de saber que ya no le queda munición… ¡¡QUÉ ERROR!! Mi confianza hace que me coja desprevenido, y cuando estaba como vino al mundo, se vuelve a hacer caca…con alegría, no una simple pedorruta…¡NO!…una cagada en toda regla que deja un reguero de mierda en el cambiador…

Y ahí estoy yo, que me había arrimado un poco para esquivar un buche, luego para esquivar una meada y ahora tenía que esquivar una montaña de MIERDA… y el cambiador no es infinito. Así que improviso un cambiador en la cama…y vuelvo a empezar…¡OTRA VEZ!

Y los diez minutos se convirtieron en una hora…Así que voy aprendiendo: los niños tienen sus propios ritmos. Y ahora intento organizarme con tiempos relativos. Por ejemplo, digo: cuando termine con el bibe (sin tiempo previsto) haré tal cosa, si me da tiempo…y si no…bueno, ¡qué importa! Lo importante es que se coma su bibe y yo disfrute dándoselo.

Read more

Un paquete de pañales y dos kilos de paciencia… por favor

Imagen de danjaeger

No sé si soy un buen padre… llevo poco tiempo en el gremio y además, no sería la persona más adecuada para determinarlo. Lo que sí tengo claro es que voy a intentar serlo. Y en ese camino, ya he aprendido algo: la paciencia es un ingrediente indispensable.

Hace un par de días, tras darle el bibe a Milagrito iba a cambiarle el pañal y la ropa. Una tarea sencilla, que no tendría que llevar más de diez minutos, así que ya estaba planeando qué iba a hacer a continuación… ¡¡QUÉ ERROR!!

Al quitarle el pañal, veo que no ha hecho caca, cosa rara en ella porque tras cada comida, con precisión alemana, la mujer se queda a gusto. Así que decido esperar un poco, porque estoy seguro de que se lo va a hacer… Pero no le veo intenciones y tampoco la iba a tener ahí todo el día, así que le pongo un pañal limpio y le cambio la ropa. Cuando estaba abrochando el último clip del body, que no eran pocos, escucho el temido “PHHSRRR”…¡LO SABÍA!

Así que vuelvo a desabrochar lo justo para quitar el pañal, la limpio bien, seco, pongo cremita (porque estos días le estamos poniendo)…y justo en ese instante que ella sabe que soy vulnerable (PORQUE LO SABE), que es el momento en el que quitas el pañal viejo y vas a poner el nuevo…. ¡¡LA MEADA DE LA VIDA!!

Al ser a escape libre, coge el body a la altura de la espalda, recién lavadito, dobladito y puesto…Así que a empezar el ciclo. Si se tratara de cualquier otra cosa, ya tendría suficiente como para acordarme del santoral completo, los doce apóstoles y algunos de sus colegas…Pero es mi niña y hasta me río.

Vuelvo al punto de partida, pero esta vez con la tranquilidad de saber que ya no le queda munición… ¡¡QUÉ ERROR!! Mi confianza hace que me coja desprevenido, y cuando estaba como vino al mundo, se vuelve a hacer caca…con alegría, no una simple pedorruta…¡NO!…una cagada en toda regla que deja un reguero de mierda en el cambiador…

Y ahí estoy yo, que me había arrimado un poco para esquivar un buche, luego para esquivar una meada y ahora tenía que esquivar una montaña de MIERDA… y el cambiador no es infinito. Así que improviso un cambiador en la cama…y vuelvo a empezar…¡OTRA VEZ!

Y los diez minutos se convirtieron en una hora…Así que voy aprendiendo: los niños tienen sus propios ritmos. Y ahora intento organizarme con tiempos relativos. Por ejemplo, digo: cuando termine con el bibe (sin tiempo previsto) haré tal cosa, si me da tiempo…y si no…bueno, ¡qué importa! Lo importante es que se coma su bibe y yo disfrute dándoselo.

Read more

Aló, papá al aparato

Hola, no se si a alguna se le ha olvidado que el próximo 19 de Marzo es el nuestro día.

– ¿el de los catadores cerveceros?
– No, aunque no estaría mal saber cuando es. Yo me refiero al día del padre (espacio de 24 horas patrocinado por el Corte Inglés) 
– Ahhh

Pues eso, es nuestro día y en otra época de mi vida hubiera pedido mi chuletón y mi CENSORED pero en estas fechas tan señaladas sólo os pediré que volváis a casa, más concretamente esta (bueno y espero que otras muchas más).

¿Por qué?

Muy fácil, porque el día 19, día arriba, día abajo vamos a contestar a todas las preguntas que nos hayáis hecho a lo largo de estos días.

¿Qué preguntas?

Eso depende de vosotras/os/es/is/us (¿me dejo algún género? No quiero que luego se me cabreen los istas) porque ante la virtud de preguntar está el defecto de no tener ni puta idea del asunto, pero como esto va a ser como el dentista, la primera consulta será gratis y de lo más amable. Podéis preguntar sobre todo aquello que queréis saber y no os atrevéis a preguntarle a vuestra pareja (líos de faldas o pantalones, números de primitivas y herencias perdidas quedan fuera de nuestro alcance).

¿Por qué le haces la coleta torcida a la niña?
¿Qué tiene el bar que yo no tenga?
¿Si yo me pongo el escote de la vecina me las vas a mirar igual?

No te cortes y haznos tu pregunta. Prometemos responder tarde o temprano, pero no coherencia en las respuestas (recuerden, lo nuestro es el fuera de juego)

Podéis hacernos las preguntas a través de la cuenta de twitter de @papasblogueros, o la cuenta de correo papasblogueros de gmail o dejándola aquí mismo.


Sígueme
Read more

Aló, papá al aparato

Hola, no se si a alguna se le ha olvidado que el próximo 19 de Marzo es el nuestro día.

– ¿el de los catadores cerveceros?
– No, aunque no estaría mal saber cuando es. Yo me refiero al día del padre (espacio de 24 horas patrocinado por el Corte Inglés) 
– Ahhh

Pues eso, es nuestro día y en otra época de mi vida hubiera pedido mi chuletón y mi CENSORED pero en estas fechas tan señaladas sólo os pediré que volváis a casa, más concretamente esta (bueno y espero que otras muchas más).

¿Por qué?

Muy fácil, porque el día 19, día arriba, día abajo vamos a contestar a todas las preguntas que nos hayáis hecho a lo largo de estos días.

¿Qué preguntas?

Eso depende de vosotras/os/es/is/us (¿me dejo algún género? No quiero que luego se me cabreen los istas) porque ante la virtud de preguntar está el defecto de no tener ni puta idea del asunto, pero como esto va a ser como el dentista, la primera consulta será gratis y de lo más amable. Podéis preguntar sobre todo aquello que queréis saber y no os atrevéis a preguntarle a vuestra pareja (líos de faldas o pantalones, números de primitivas y herencias perdidas quedan fuera de nuestro alcance).

¿Por qué le haces la coleta torcida a la niña?
¿Qué tiene el bar que yo no tenga?
¿Si yo me pongo el escote de la vecina me las vas a mirar igual?

No te cortes y haznos tu pregunta. Prometemos responder tarde o temprano, pero no coherencia en las respuestas (recuerden, lo nuestro es el fuera de juego)

Podéis hacernos las preguntas a través de la cuenta de twitter de @papasblogueros, o la cuenta de correo papasblogueros de gmail o dejándola aquí mismo.


Sígueme
Read more

Dientes, dientes.

Últimamente hemos estado jugando a los lloros y lágrimas con NiñaBonita. Debe estarlo pasando muy mal con los dientes… y tenemos muchos mitos que buscar si son reales. Mi mujer no me deja darle Apiretal cuando ella tiene una de sus rabietas, y yo sufro de verla con tanto dolo. Mamá asegura que la pediatra del […]

Read more