Peripecias de un papá: Cómo evitar un berrinche.

Este blog de aventuras paternales nació con vocación de guía para los que vienen detrás pero reconozco que poco a poco se ha ido convirtiendo en diario personal. Hoy intentaré recuperar ese espíritu inicial pero poniendo por delante la única máxima que se cumple siempre: “cada niño es un mundo”. Lo digo porque habrá padres veteranos a los que en lugar de sacar una sonrisa divertida les saque una mueca torcida de sarcasmo e incredulidad. Reconozco que, al menos hasta el día de hoy, mi hijo, con pequeñas excepciones en forma de berrinche irracional, se porta fenomenal y eso lo

La entrada Peripecias de un papá: Cómo evitar un berrinche. aparece primero en decabo.com.

Sigue leyendo ->

Comprendiendo el sueño del bebé

Estoy leyendo un libro estupendo, que se llama «Dormir sin lágrimas», de Rosa Jove, psicóloga infantil. Ya lo había empezado a leer cuando nació mi anterior niña, pero al final lo dejé a medias y ahora lo he retomado.

Lo puedes encontrar en formato electrónico por sólo tres euros en Amazon, y es un dinero bien gastado.
Habrás adivinado por el título, que el libro trata sobre el sueño infantil, pero no esperes de el recetas mágicas para dormir a tu bebé. Sencillamente no existen.
El libro trata de explicar cómo es el sueño de un bebé desde su nacimiento, que necesidades cubre y como cambia y varía para conseguirlo. Con eso no lograremos que nuestro bebé duerma las horas que nosotros queremos, cuando nosotros queremos y al ritmo que nosotros queremos, pero si nos dará las claves para comprender porque eso es así y evitar un estrés y unas preocupaciones innecesarias.
El libro también hace hincapié en lo erróneas y peligrosas que son las técnicas basadas en dejar llorar al bebé, por ejemplo el famosísimo método Estivil. Ya en el prólogo nos pregunta si seria útil dejar pasar un minuto más cada vez que nuestro jefe nos pida algo en el trabajo. Hacerlo en el trabajo nos supondría el despido, con nuestro hijo puede suponer que una otitis se cronifique por achacar los llantos del bebé a que nos está tomando el pelo. Y no es un dicho, es un ejemplo real llegado a la consulta de la autora.
El libro también cuenta los beneficios del colecho y de la lactancia materna para la salud y para el sueño del bebé.
En resumen, el libro no trata de vender ningún método milagroso para dormir al bebé, pero si desacredita los métodos que lo prometen. Pero sobre todo, el libro consigue que comprendamos el sueño de nuestro bebé, lo que nos ayuda a no pensar que le gusta vernos insomnes y eso evita enfados y estrés, además de preocupaciones sobre si nuestro bebé duerme como debe o tiene algún problema.
Sigue leyendo ->

Comprendiendo el sueño del bebé

Estoy leyendo un libro estupendo, que se llama «Dormir sin lágrimas», de Rosa Jove, psicóloga infantil. Ya lo había empezado a leer cuando nació mi anterior niña, pero al final lo dejé a medias y ahora lo he retomado.

Lo puedes encontrar en formato electrónico por sólo tres euros en Amazon, y es un dinero bien gastado.
Habrás adivinado por el título, que el libro trata sobre el sueño infantil, pero no esperes de el recetas mágicas para dormir a tu bebé. Sencillamente no existen.
El libro trata de explicar cómo es el sueño de un bebé desde su nacimiento, que necesidades cubre y como cambia y varía para conseguirlo. Con eso no lograremos que nuestro bebé duerma las horas que nosotros queremos, cuando nosotros queremos y al ritmo que nosotros queremos, pero si nos dará las claves para comprender porque eso es así y evitar un estrés y unas preocupaciones innecesarias.
El libro también hace hincapié en lo erróneas y peligrosas que son las técnicas basadas en dejar llorar al bebé, por ejemplo el famosísimo método Estivil. Ya en el prólogo nos pregunta si seria útil dejar pasar un minuto más cada vez que nuestro jefe nos pida algo en el trabajo. Hacerlo en el trabajo nos supondría el despido, con nuestro hijo puede suponer que una otitis se cronifique por achacar los llantos del bebé a que nos está tomando el pelo. Y no es un dicho, es un ejemplo real llegado a la consulta de la autora.
El libro también cuenta los beneficios del colecho y de la lactancia materna para la salud y para el sueño del bebé.
En resumen, el libro no trata de vender ningún método milagroso para dormir al bebé, pero si desacredita los métodos que lo prometen. Pero sobre todo, el libro consigue que comprendamos el sueño de nuestro bebé, lo que nos ayuda a no pensar que le gusta vernos insomnes y eso evita enfados y estrés, además de preocupaciones sobre si nuestro bebé duerme como debe o tiene algún problema.
Sigue leyendo ->

#23

Català La maleïda gastroenteritis vírica converteix als més petits en un perillós explosiu…Tan bon punt detonen ja pots agafar-los i anar corrents cap a la dutxa, segurament la merda els hi arribarà fins al clatell. Castellano La maldita gastroenteritis vírica convierte a los más pequeños en un peligroso explosivo. Una vez detonan ya puedes cogerlos […]

Sigue leyendo ->

Lista de reproduccion de un padre heavy

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.

Esta es otra entrada atípica que me apetecía publicar.

Os voy a confesar algo que si no habéis leído el título del post no sabréis: Soy un Padre Heavy. Y como tal cuando me toca cantarles a Le Petit Terrorist o a Penny mi repertorio musical está claramente orientado hacia el Metal. 

Asi que os voy a citar algunas de las canciones que he usado con mis descendientes que podríamos llamar «Los hijos del Metal«.


Una de las canciones que durante los embarazos de Dory resulto más curiosa es el tema de Pyschosocial de Slipknot. Un día con Dory de 7 meses yendo en coche saltó en el random este tema y Le Petit Feto-rrist se lió a dar patadas cual concierto de los Sex Pistols. Y lo más divertido era que si cambiabas el tema paraba y al volver a darle, se liaba de nuevo a patadas. 


Pero principalmente de lo que vengo a hablaros de mi repertorio de baladitas heavies que utilizo para dormir a Le Petit Terrorist y Penny:

– Forever de Stratovarius


– La parte de la nana de Memories Remains de Metallica:


– O directamente el clásico de los clásicos: Nothing Else Matters


– Si sois más de silbar, Winds of Change de Scorpions:


– Otra balada rockera trillada que no debe faltar en el repertorio: I don’t wanna miss a thing de Aerosmith:


– La versión de Leonard Cohen de Hallelujah de Axel Rudi Pell (ventilador en mano), con Luisma a las voces, Fétido a los teclados y Sloth a la batería.




– Otro clásico como Is this love de Whitesnake:


– Otra trillada tipo Always de Bon Jovi:


– Carrie de Europe:



– Behind blue eyes de The Who o el cover de Limp Bizkit:


– Every rose has its thorn de Poison



– The story ain’t over de Avantasia


Y algunos temas nacionales como Nana de Warcry o La Mano de Dios de Tierra Santa:



Y cambiando un poco de registro, una vez casi fritos, la intro de Vikingos es muy buena para cantar guturalmente y rematarlos:


O Nothing compares to you de Sinead O’connor (que no todo el monte iba a ser orégano):

Aunque si no estáis mucho por cantar, otra de las maneras es pincharles un poco de los covers de Twinkle Twinkle Little Rock Star.

Y para los más modelos de  Lö-Båby siempre podéis hacer monerías Soziedad Alkoholika style:

Y ahora, me voy a estrenar con algo que nunca he hecho hasta ahora: 
Y vosotr@s, ¿que TEMAZOS les cantáis?


Sigue leyendo ->

Lista de reproduccion de un padre heavy

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.

Esta es otra entrada atípica que me apetecía publicar.

Os voy a confesar algo que si no habéis leído el título del post no sabréis: Soy un Padre Heavy. Y como tal cuando me toca cantarles a Le Petit Terrorist o a Penny mi repertorio musical está claramente orientado hacia el Metal. 

Asi que os voy a citar algunas de las canciones que he usado con mis descendientes que podríamos llamar «Los hijos del Metal«.


Una de las canciones que durante los embarazos de Dory resulto más curiosa es el tema de Pyschosocial de Slipknot. Un día con Dory de 7 meses yendo en coche saltó en el random este tema y Le Petit Feto-rrist se lió a dar patadas cual concierto de los Sex Pistols. Y lo más divertido era que si cambiabas el tema paraba y al volver a darle, se liaba de nuevo a patadas. 


Pero principalmente de lo que vengo a hablaros de mi repertorio de baladitas heavies que utilizo para dormir a Le Petit Terrorist y Penny:

– Forever de Stratovarius


– La parte de la nana de Memories Remains de Metallica:


– O directamente el clásico de los clásicos: Nothing Else Matters


– Si sois más de silbar, Winds of Change de Scorpions:


– Otra balada rockera trillada que no debe faltar en el repertorio: I don’t wanna miss a thing de Aerosmith:


– La versión de Leonard Cohen de Hallelujah de Axel Rudi Pell (ventilador en mano), con Luisma a las voces, Fétido a los teclados y Sloth a la batería.




– Otro clásico como Is this love de Whitesnake:


– Otra trillada tipo Always de Bon Jovi:


– Carrie de Europe:



– Behind blue eyes de The Who o el cover de Limp Bizkit:


– Every rose has its thorn de Poison



– The story ain’t over de Avantasia


Y algunos temas nacionales como Nana de Warcry o La Mano de Dios de Tierra Santa:



Y cambiando un poco de registro, una vez casi fritos, la intro de Vikingos es muy buena para cantar guturalmente y rematarlos:


O Nothing compares to you de Sinead O’connor (que no todo el monte iba a ser orégano):

Aunque si no estáis mucho por cantar, otra de las maneras es pincharles un poco de los covers de Twinkle Twinkle Little Rock Star.

Y para los más modelos de  Lö-Båby siempre podéis hacer monerías Soziedad Alkoholika style:

Y ahora, me voy a estrenar con algo que nunca he hecho hasta ahora: 
Y vosotr@s, ¿que TEMAZOS les cantáis?


Sigue leyendo ->

Lista de reproduccion de un padre heavy

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.

Esta es otra entrada atípica que me apetecía publicar.

Os voy a confesar algo que si no habéis leído el título del post no sabréis: Soy un Padre Heavy. Y como tal cuando me toca cantarles a Le Petit Terrorist o a Penny mi repertorio musical está claramente orientado hacia el Metal. 

Asi que os voy a citar algunas de las canciones que he usado con mis descendientes que podríamos llamar «Los hijos del Metal«.


Una de las canciones que durante los embarazos de Dory resulto más curiosa es el tema de Pyschosocial de Slipknot. Un día con Dory de 7 meses yendo en coche saltó en el random este tema y Le Petit Feto-rrist se lió a dar patadas cual concierto de los Sex Pistols. Y lo más divertido era que si cambiabas el tema paraba y al volver a darle, se liaba de nuevo a patadas. 


Pero principalmente de lo que vengo a hablaros de mi repertorio de baladitas heavies que utilizo para dormir a Le Petit Terrorist y Penny:

– Forever de Stratovarius


– La parte de la nana de Memories Remains de Metallica:


– O directamente el clásico de los clásicos: Nothing Else Matters


– Si sois más de silbar, Winds of Change de Scorpions:


– Otra balada rockera trillada que no debe faltar en el repertorio: I don’t wanna miss a thing de Aerosmith:


– La versión de Leonard Cohen de Hallelujah de Axel Rudi Pell (ventilador en mano), con Luisma a las voces, Fétido a los teclados y Sloth a la batería.




– Otro clásico como Is this love de Whitesnake:


– Otra trillada tipo Always de Bon Jovi:


– Carrie de Europe:



– Behind blue eyes de The Who o el cover de Limp Bizkit:


– Every rose has its thorn de Poison



– The story ain’t over de Avantasia


Y algunos temas nacionales como Nana de Warcry o La Mano de Dios de Tierra Santa:



Y cambiando un poco de registro, una vez casi fritos, la intro de Vikingos es muy buena para cantar guturalmente y rematarlos:


O Nothing compares to you de Sinead O’connor (que no todo el monte iba a ser orégano):

Aunque si no estáis mucho por cantar, otra de las maneras es pincharles un poco de los covers de Twinkle Twinkle Little Rock Star.

Y para los más modelos de  Lö-Båby siempre podéis hacer monerías Soziedad Alkoholika style:

Y ahora, me voy a estrenar con algo que nunca he hecho hasta ahora: 
Y vosotr@s, ¿que TEMAZOS les cantáis?


Sigue leyendo ->

No me come: alimentación forzada y conflictos

Paternidad con Apego
Paternidad con Apego – Crianza con apego, paternidad y disciplina positiva. Reflexiones, ideas y conclusiones sobre la crianza basada en el respeto y el cariño.

Uno de esos “grandes temas” de la crianza sobre los que he cambiado radicalmente mi concepción previa es la alimentación de los hijos. Confieso que hasta hace pocos años creía que era necesario, para educar convenientemente a los hijos en lo que alimentación se refiere, obligarles o forzarles para que coman lo que se les pone sobre la […]

La entrada No me come: alimentación forzada y conflictos se publicó originalmente en Paternidad con Apego.

Sigue leyendo ->

Vive con pañal, debajo de la mesa: B@b(y) Esponja (y te está observando)

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.

¿En qué momento tu Lö-Båby empieza a percatarse de lo desastroso que eres como padre? Ha llegado el momento de que empieces a corregir tus hábitos de soltero.

En la vida de todo padre hay un punto en la que se da cuenta que su Lö-Båby ha entrado en la fase B@b(y) Esponja y empieza a ser un Mono de imitación. Por lo tanto ha apretado el botón de REC de su memoria y se está quedando con todo lo que haces por casa… ¡Bienvenido a la casa de Gran Hermano! Todos tus movimientos están siendo meticulosamente observados y analizados (Edredoning incluido…).
Los Lö-Båby que acaban de activar el modo B@b(y) Esponja, suelen tener desactivado, o en fases Tarzán, el módulo Lorito (sobretodo más los modelo Dragones que las modelo Mazmorras, las Mazmorras a veces nacen directamente con el módulo Lorito activado) por lo que los padres todavía tenemos cierto margen para blasfemar por casa. A menos que tu modelo Lö-Båby empiece a llamar Puta a la Fruta, entonces a ti amigo, ya se te ha acabado el margen de maniobra soez.

La lista de los «malos» hábitos que debemos «ocultar» a ojos de los B@b(y) Esponja es tan larga como vicios tuviésemos cada uno en nuestro hogar previa a la invasión de las hordas de los pequeños Orcos. Hay que tener en cuenta que cuando estás escribiendo a fuego en la retina de tu B@b(y) Esponja como hacer las cosas con tu ejemplo, no se pueden hacer Pirulas legales tipo saltarse un semáforo de peatones en rojo aunque sean las 8 de la mañana de un domingo 1 de Enero y no haya un alma (sobria) por la calle y te sientas como Forrest Gump esperando a que se ponga en verde; cualquier cosa que no sea esperar es hacer trampa y es casi imposible de contra-programar.

Hay que tener en cuenta todos los pequeños detalles por insignificantes que parezcan, ya que chorradas como comerse unas galletitas en el sofá mirando la TV* pueden hacer que cuando tu B@b(y) Esponja tenga que sentarse a cenar, opte por la comodidad de su Silloncito y se ponga un capítulo de Pocoyo en la TV. 
*Notése que he dicho comer unas galletitas en el sofá mirando la TV y no comer una pizza apoltronado en el sofá viendo el fútbol (por no encasillarme).

Los padres que tenemos un B@b(y) Esponja modelo Dragón, tenemos además una doble responsabilidad para con nuestros jóvenes Padawanes: educarles y enseñarles el noble arte de como esgrimir LA espada láser. Por lo que hay que evitar momentos tan placenteros como el archifamoso «Rascamiento mañanero escrotal»  para que como en mi caso, no pilléis a vuestro Le Petit Terrorist particular haciendo un Toma Moreno. Relacionado con este tema, también es importante recordar Como entrenar a tu Dragón en tener una técnica depurada de disparar el rayo de protones contra el fondo del WC sin salirse.

Otra manía que algunos podíamos tener, era que nosotros, antes que ellos, ya eramos Guardianes de la Entropía de la Galaxia y por consiguiente practicabamos lo de «El Universo tiende al Caos» dejando a calcetines y calzoncillos a su libre albedrío decidir donde ir, ¿Quien eramos nosotros para coartar la voluntad de la ropa interior? Pero ser padre te cambia. Te cambia básicamente en que descubres que tu capacidad de vivir en el desorden tiene un limite denominado «La mierda se nos come«. Así que una vez decides ser pulcro y ordenado estableciendo rutinas recogiendo las cosas… ¡Cual es tu sorpresa cuando descubres que tu Lö-Båby ha sido adoctrinado en la Guardherejía en el noble arte de recoger cosas! Dios bendiga la máxima de infantil de: 

Si me lo enseñan en casa es una mierda, pero si lo hace la Líder de la Secta de la Guardherejía… ¡¡¡MOLA MIL!!!

Así que cuando os encontréis una situación como esta, haced como yo y no desaprovechéis la ocasión para enseñar a vuestro Oompa Loompa donde van las cosas y disfrutaréis como yo de la variante Lö-Båby-Alfred/Geoffrey/Lurch/Ambrosio (escoger nombre a placer) que me guarda los zapatos y me trae Quintillos de la nevera. Y ya no lo hace porque le doy chocolate, sino porque… ¡¡¡MOLA MIL!!!
Pero no es oro todo lo que reluce. El gran problema de los Oompa Loompa es que un «Un gran poder conlleva una gran responsabilidad« y los de la Guardherejía te activan el efecto ¡¡¡MOLA MIL!!! pero no te explican como se apaga. Por ejemplo, el día 25 Diciembre pasado, en un alarde de valentía, Dory (y de rebote yo) decidió seguir con la tradición de celebrar la comida de Navidad en nuestra casa, aun teniendo un reciente fichaje como Penny colgándole de una teta. Así que nos pusimos manos a la obra: el combo Penny-Dory (conexión vía Boba) se encargaron de la comida y Le Petit Terrorist y yo de la logística de poner la mesa. Yo ponía los cubiertos y Le Petit Terrorist los recogía y los volvía a guardar en su cajón. Como hay que vigilar no frustar al Oompa Loompa (no vaya a ser que nos quedemos sin Quintillos), sólo pude recurrir a mi superioridad psicomotora y velocidad para poner la mesa más rápido que él. Por lo que tras poner 78 servicios para 13 comensales logré completar la hazaña y asignarle otra, como por ejemplo recoger el lavavajillas.


No lo llaméis explotación infantil, llamadlo educación funcional.

Sigue leyendo ->

Vive con pañal, debajo de la mesa: B@b(y) Esponja (y te está observando)

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.

¿En qué momento tu Lö-Båby empieza a percatarse de lo desastroso que eres como padre? Ha llegado el momento de que empieces a corregir tus hábitos de soltero.

En la vida de todo padre hay un punto en la que se da cuenta que su Lö-Båby ha entrado en la fase B@b(y) Esponja y empieza a ser un Mono de imitación. Por lo tanto ha apretado el botón de REC de su memoria y se está quedando con todo lo que haces por casa… ¡Bienvenido a la casa de Gran Hermano! Todos tus movimientos están siendo meticulosamente observados y analizados (Edredoning incluido…).
Los Lö-Båby que acaban de activar el modo B@b(y) Esponja, suelen tener desactivado, o en fases Tarzán, el módulo Lorito (sobretodo más los modelo Dragones que las modelo Mazmorras, las Mazmorras a veces nacen directamente con el módulo Lorito activado) por lo que los padres todavía tenemos cierto margen para blasfemar por casa. A menos que tu modelo Lö-Båby empiece a llamar Puta a la Fruta, entonces a ti amigo, ya se te ha acabado el margen de maniobra soez.

La lista de los «malos» hábitos que debemos «ocultar» a ojos de los B@b(y) Esponja es tan larga como vicios tuviésemos cada uno en nuestro hogar previa a la invasión de las hordas de los pequeños Orcos. Hay que tener en cuenta que cuando estás escribiendo a fuego en la retina de tu B@b(y) Esponja como hacer las cosas con tu ejemplo, no se pueden hacer Pirulas legales tipo saltarse un semáforo de peatones en rojo aunque sean las 8 de la mañana de un domingo 1 de Enero y no haya un alma (sobria) por la calle y te sientas como Forrest Gump esperando a que se ponga en verde; cualquier cosa que no sea esperar es hacer trampa y es casi imposible de contra-programar.

Hay que tener en cuenta todos los pequeños detalles por insignificantes que parezcan, ya que chorradas como comerse unas galletitas en el sofá mirando la TV* pueden hacer que cuando tu B@b(y) Esponja tenga que sentarse a cenar, opte por la comodidad de su Silloncito y se ponga un capítulo de Pocoyo en la TV. 
*Notése que he dicho comer unas galletitas en el sofá mirando la TV y no comer una pizza apoltronado en el sofá viendo el fútbol (por no encasillarme).

Los padres que tenemos un B@b(y) Esponja modelo Dragón, tenemos además una doble responsabilidad para con nuestros jóvenes Padawanes: educarles y enseñarles el noble arte de como esgrimir LA espada láser. Por lo que hay que evitar momentos tan placenteros como el archifamoso «Rascamiento mañanero escrotal»  para que como en mi caso, no pilléis a vuestro Le Petit Terrorist particular haciendo un Toma Moreno. Relacionado con este tema, también es importante recordar Como entrenar a tu Dragón en tener una técnica depurada de disparar el rayo de protones contra el fondo del WC sin salirse.

Otra manía que algunos podíamos tener, era que nosotros, antes que ellos, ya eramos Guardianes de la Entropía de la Galaxia y por consiguiente practicabamos lo de «El Universo tiende al Caos» dejando a calcetines y calzoncillos a su libre albedrío decidir donde ir, ¿Quien eramos nosotros para coartar la voluntad de la ropa interior? Pero ser padre te cambia. Te cambia básicamente en que descubres que tu capacidad de vivir en el desorden tiene un limite denominado «La mierda se nos come«. Así que una vez decides ser pulcro y ordenado estableciendo rutinas recogiendo las cosas… ¡Cual es tu sorpresa cuando descubres que tu Lö-Båby ha sido adoctrinado en la Guardherejía en el noble arte de recoger cosas! Dios bendiga la máxima de infantil de: 

Si me lo enseñan en casa es una mierda, pero si lo hace la Líder de la Secta de la Guardherejía… ¡¡¡MOLA MIL!!!

Así que cuando os encontréis una situación como esta, haced como yo y no desaprovechéis la ocasión para enseñar a vuestro Oompa Loompa donde van las cosas y disfrutaréis como yo de la variante Lö-Båby-Alfred/Geoffrey/Lurch/Ambrosio (escoger nombre a placer) que me guarda los zapatos y me trae Quintillos de la nevera. Y ya no lo hace porque le doy chocolate, sino porque… ¡¡¡MOLA MIL!!!
Pero no es oro todo lo que reluce. El gran problema de los Oompa Loompa es que un «Un gran poder conlleva una gran responsabilidad« y los de la Guardherejía te activan el efecto ¡¡¡MOLA MIL!!! pero no te explican como se apaga. Por ejemplo, el día 25 Diciembre pasado, en un alarde de valentía, Dory (y de rebote yo) decidió seguir con la tradición de celebrar la comida de Navidad en nuestra casa, aun teniendo un reciente fichaje como Penny colgándole de una teta. Así que nos pusimos manos a la obra: el combo Penny-Dory (conexión vía Boba) se encargaron de la comida y Le Petit Terrorist y yo de la logística de poner la mesa. Yo ponía los cubiertos y Le Petit Terrorist los recogía y los volvía a guardar en su cajón. Como hay que vigilar no frustar al Oompa Loompa (no vaya a ser que nos quedemos sin Quintillos), sólo pude recurrir a mi superioridad psicomotora y velocidad para poner la mesa más rápido que él. Por lo que tras poner 78 servicios para 13 comensales logré completar la hazaña y asignarle otra, como por ejemplo recoger el lavavajillas.


No lo llaméis explotación infantil, llamadlo educación funcional.

Sigue leyendo ->

Vive con pañal, debajo de la mesa: B@b(y) Esponja (y te está observando)

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.

¿En qué momento tu Lö-Båby empieza a percatarse de lo desastroso que eres como padre? Ha llegado el momento de que empieces a corregir tus hábitos de soltero.

En la vida de todo padre hay un punto en la que se da cuenta que su Lö-Båby ha entrado en la fase B@b(y) Esponja y empieza a ser un Mono de imitación. Por lo tanto ha apretado el botón de REC de su memoria y se está quedando con todo lo que haces por casa… ¡Bienvenido a la casa de Gran Hermano! Todos tus movimientos están siendo meticulosamente observados y analizados (Edredoning incluido…).
Los Lö-Båby que acaban de activar el modo B@b(y) Esponja, suelen tener desactivado, o en fases Tarzán, el módulo Lorito (sobretodo más los modelo Dragones que las modelo Mazmorras, las Mazmorras a veces nacen directamente con el módulo Lorito activado) por lo que los padres todavía tenemos cierto margen para blasfemar por casa. A menos que tu modelo Lö-Båby empiece a llamar Puta a la Fruta, entonces a ti amigo, ya se te ha acabado el margen de maniobra soez.

La lista de los «malos» hábitos que debemos «ocultar» a ojos de los B@b(y) Esponja es tan larga como vicios tuviésemos cada uno en nuestro hogar previa a la invasión de las hordas de los pequeños Orcos. Hay que tener en cuenta que cuando estás escribiendo a fuego en la retina de tu B@b(y) Esponja como hacer las cosas con tu ejemplo, no se pueden hacer Pirulas legales tipo saltarse un semáforo de peatones en rojo aunque sean las 8 de la mañana de un domingo 1 de Enero y no haya un alma (sobria) por la calle y te sientas como Forrest Gump esperando a que se ponga en verde; cualquier cosa que no sea esperar es hacer trampa y es casi imposible de contra-programar.

Hay que tener en cuenta todos los pequeños detalles por insignificantes que parezcan, ya que chorradas como comerse unas galletitas en el sofá mirando la TV* pueden hacer que cuando tu B@b(y) Esponja tenga que sentarse a cenar, opte por la comodidad de su Silloncito y se ponga un capítulo de Pocoyo en la TV. 
*Notése que he dicho comer unas galletitas en el sofá mirando la TV y no comer una pizza apoltronado en el sofá viendo el fútbol (por no encasillarme).

Los padres que tenemos un B@b(y) Esponja modelo Dragón, tenemos además una doble responsabilidad para con nuestros jóvenes Padawanes: educarles y enseñarles el noble arte de como esgrimir LA espada láser. Por lo que hay que evitar momentos tan placenteros como el archifamoso «Rascamiento mañanero escrotal»  para que como en mi caso, no pilléis a vuestro Le Petit Terrorist particular haciendo un Toma Moreno. Relacionado con este tema, también es importante recordar Como entrenar a tu Dragón en tener una técnica depurada de disparar el rayo de protones contra el fondo del WC sin salirse.

Otra manía que algunos podíamos tener, era que nosotros, antes que ellos, ya eramos Guardianes de la Entropía de la Galaxia y por consiguiente practicabamos lo de «El Universo tiende al Caos» dejando a calcetines y calzoncillos a su libre albedrío decidir donde ir, ¿Quien eramos nosotros para coartar la voluntad de la ropa interior? Pero ser padre te cambia. Te cambia básicamente en que descubres que tu capacidad de vivir en el desorden tiene un limite denominado «La mierda se nos come«. Así que una vez decides ser pulcro y ordenado estableciendo rutinas recogiendo las cosas… ¡Cual es tu sorpresa cuando descubres que tu Lö-Båby ha sido adoctrinado en la Guardherejía en el noble arte de recoger cosas! Dios bendiga la máxima de infantil de: 

Si me lo enseñan en casa es una mierda, pero si lo hace la Líder de la Secta de la Guardherejía… ¡¡¡MOLA MIL!!!

Así que cuando os encontréis una situación como esta, haced como yo y no desaprovechéis la ocasión para enseñar a vuestro Oompa Loompa donde van las cosas y disfrutaréis como yo de la variante Lö-Båby-Alfred/Geoffrey/Lurch/Ambrosio (escoger nombre a placer) que me guarda los zapatos y me trae Quintillos de la nevera. Y ya no lo hace porque le doy chocolate, sino porque… ¡¡¡MOLA MIL!!!
Pero no es oro todo lo que reluce. El gran problema de los Oompa Loompa es que un «Un gran poder conlleva una gran responsabilidad« y los de la Guardherejía te activan el efecto ¡¡¡MOLA MIL!!! pero no te explican como se apaga. Por ejemplo, el día 25 Diciembre pasado, en un alarde de valentía, Dory (y de rebote yo) decidió seguir con la tradición de celebrar la comida de Navidad en nuestra casa, aun teniendo un reciente fichaje como Penny colgándole de una teta. Así que nos pusimos manos a la obra: el combo Penny-Dory (conexión vía Boba) se encargaron de la comida y Le Petit Terrorist y yo de la logística de poner la mesa. Yo ponía los cubiertos y Le Petit Terrorist los recogía y los volvía a guardar en su cajón. Como hay que vigilar no frustar al Oompa Loompa (no vaya a ser que nos quedemos sin Quintillos), sólo pude recurrir a mi superioridad psicomotora y velocidad para poner la mesa más rápido que él. Por lo que tras poner 78 servicios para 13 comensales logré completar la hazaña y asignarle otra, como por ejemplo recoger el lavavajillas.


No lo llaméis explotación infantil, llamadlo educación funcional.

Sigue leyendo ->

Dormir como un bebé

Seguro que has oído alguna vez eso de que alguien duerme como un bebé, refiriéndose a que duerme plácida y profundamente. Pues debes saber que esa expresión la acuñó sin duda alguien que no tiene ni idea de como duerme un bebé. O mejor dicho, de como no duerme.

Para empezar, una bebé como la mía, recién nacida, no duerme más allá de dos o tres horas entre tomas. Y de ahí debes descontar el tiempo de la toma en sí y el tiempo de echar los gases. Vamos, que la primera semana vas a ver más tiempo a tu mujer con la teta al aire que en todo el tiempo que llevéis juntos. Con eso, tenemos que para empezar, dormir como un bebé es dormir ratitos de como mucho una hora.

Yo estoy teniendo mucha suerte y mi niña, con dos semanas ya duerme por las noches lapsos de una tres horas. Soy todo un afortunado.
Pero aún así, dormir como un bebé sigue sin ser sinónimo de dormir bien. Los bebés tienen un sexto sentido arácnido que les despierta tan pronto se acercan a su cuna. Los tienes en brazos y por fin se duermen, esperas unos minutos y su respiración es tranquila y relajada. Te aproximas a la cuna con cautela y antes de que puedas separarlo de tu pecho, te leen la mente y empiezan a llorar. De nuevo el sueño del bebé debe ser poco plácido si continuamente están comprobando tus intenciones cuniles.
Mientras los tienes en brazos, pensando en técnicas ninja para dejarla en la cuna sin que lo detecte, puedes observar como sueñan con quien sabe que. A veces sonríen, a veces maman, pero también a veces se sobresaltan sin motivo aparente. De nuevo queda claro que dormir como un bebé no es sinónimo de dormir con placidez.
Y si así duermen ellos, imagínate los papis. Pero eso es algo que nunca se cuenta, para que no se extinga la especie o para que no nos encierren a los padres por locos.
Sigue leyendo ->

Dormir como un bebé

Seguro que has oído alguna vez eso de que alguien duerme como un bebé, refiriéndose a que duerme plácida y profundamente. Pues debes saber que esa expresión la acuñó sin duda alguien que no tiene ni idea de como duerme un bebé. O mejor dicho, de como no duerme.

Para empezar, una bebé como la mía, recién nacida, no duerme más allá de dos o tres horas entre tomas. Y de ahí debes descontar el tiempo de la toma en sí y el tiempo de echar los gases. Vamos, que la primera semana vas a ver más tiempo a tu mujer con la teta al aire que en todo el tiempo que llevéis juntos. Con eso, tenemos que para empezar, dormir como un bebé es dormir ratitos de como mucho una hora.

Yo estoy teniendo mucha suerte y mi niña, con dos semanas ya duerme por las noches lapsos de una tres horas. Soy todo un afortunado.
Pero aún así, dormir como un bebé sigue sin ser sinónimo de dormir bien. Los bebés tienen un sexto sentido arácnido que les despierta tan pronto se acercan a su cuna. Los tienes en brazos y por fin se duermen, esperas unos minutos y su respiración es tranquila y relajada. Te aproximas a la cuna con cautela y antes de que puedas separarlo de tu pecho, te leen la mente y empiezan a llorar. De nuevo el sueño del bebé debe ser poco plácido si continuamente están comprobando tus intenciones cuniles.
Mientras los tienes en brazos, pensando en técnicas ninja para dejarla en la cuna sin que lo detecte, puedes observar como sueñan con quien sabe que. A veces sonríen, a veces maman, pero también a veces se sobresaltan sin motivo aparente. De nuevo queda claro que dormir como un bebé no es sinónimo de dormir con placidez.
Y si así duermen ellos, imagínate los papis. Pero eso es algo que nunca se cuenta, para que no se extinga la especie o para que no nos encierren a los padres por locos.
Sigue leyendo ->

Novedades: Premios Liebster, Madresfera, Iron Blogger…

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.

Esta es una entrada diferente. Aquí no trataré ningún tema, sino que os informaré que hemos pasado a ser miembros de la comunidad de Padresfera (dentro de Madresfera) y que optamos a ser un Iron Blogger.


Pero el motivo principal de la entrada no es hacer autobombo, sino responder a la nominación que ha hecho de este Blog Lady Hansen a los premios Liebster. Brevemente las normas de los premios Liebster son:

  • Tener un Liebster para poder nominar.
  • Seguir a quien te ha nominado, en mi caso Yo Mi Me Contigo by Lady Hansen.
  • Contestar las 11 preguntas que te haga quien te haya nominado
  • Nominar otros Blogs pequeños (de menos de 200 seguidores) y hacerles 11 preguntas.


Así que vamos con las preguntas de Lady Hansen:

1.    ¿Por qué un blog?

Por varios motivos. El primero porque después de varios comentarios paternales ácidos en facebook me hicieron un «A que no tienes huevos de hacer un blog…» y esas palabras de reto son inevitables.

Además, desahogarme del estrés de ser padre escribiendo es más barato que ir al psicólogo. Y por último, para aportar mi punto de vista de padre en un sector donde los Blogs de madres son mayoritarios.


2.            Tu blog preferido es…

Lo irónico es que no soy un gran seguidor de Blogs, es Doryquien se los lee y me filtra las entradas que le gustan. Es mi editora. Aunque personalmente Hipsterbebé se aproxima bastante a mi tipo de visión del mundo.


3.            Si pudieras comprar tiempo, ¿en qué lo invertirías?

Entendiendo que la pregunta no tiene un propósito oculto de un Hombre Gris, así que diré en ir a ver el Hobbit. Recordemos que 3 horas de la vida de un padre es el equivalente a 21 horas en un humano SIN hijos.

Aunque siendo realista con poder comprar un rato los fines de semana para poder ir al trono SÓLO (que es la manera políticamente correcta de decir: cagar tranquilo), ducharme o echar UNA SIESTA ya sería feliz. Esas pequeñas cosas que de soltero uno no valora…


4.            Lo que todavía no has escrito en tu blog y te mueres de ganas.

No es tanto un Qué si no un Cuánto. Me gustaría poder mantener el Blog a lo largo de varios años y un día publicarlo y dárselo a Le Petit Terrorist y Penny. Así me aseguraré que en mis años de vejez en lugar de cuidarme me destierren a un asilo.


5.            La canción que siempre te levanta el ánimo es…

Como buen melómano no puedo contestar a esa pregunta. Es como tener que escoger a que Lö-Båby quiero más.

Aunque si me forzáis a seleccionar una diré que es Triste pero verdad (que en castellano suena a bolero de Luis Miguel):



6.            El libro que ha marcado tu vida.

Literalmente El Señor de los anillos, cuando en mi enésimo intento de leérmelo me quedé dormido con el peñazo de canciones de Tom Bombadil y se me cayó encima de la cabeza dejándome una cicatriz en la frente a lo Harry Potter.

Aunque de verdad, en el recuerdo de mi infancia salen tres referencias: Bastián/Atreyu de La Historia Interminable, Flanagan y Alba/Dídac de El Mecanoscrit del Segon Origen (la única lectura obligada del colegio que me flipó).


7.            Tu mayor éxito.

El premio al mejor dibujo del concurso del colegio en 1988. Es por no azucarar el post diciendo que los abrazos y risas de mis Lö-Båbiesque hacen que me sienta realizado como persona siendo el hombre más feliz del mundo… ¡Ala! Ya me habéis liado y sacando el ñoñismo de padre…


8.            ¿Algún consejo a tus enemigos?

Ahí os atragantéis tomándoos unas cervezas tranquilamente en un bar.


9.            ¿Qué tres cosas te llevarías a una isla desierta?

Sólo necesito una cosa: Toallitas húmedas. Imprescindibles en mi vida desde que las descubrí. La serie de McGiver jamás habría existido si hubiese sabido de las toallitas húmedas.

Aunque si tuviese que llevarme dos más serían: un chupete (en inglés americano Pacifier, término que describe a la perfección su funcionalidad) y una barra de pan (soborno IMPRESCINDIBLE para calmar a Lö-Båbyfamélicos).


10.          ¿Qué es imprescindible en tu vida? ¿Por qué?

Los pechos de Dory. Porque son antiestrés para todo la familia. Si un Lö-Båby se encabrona, le enchufa la teta en la boca y lo relaja. Y si un marido se encabrona… Lo mismo.


11.          Cuando miras la luna piensas que…

«¡Joder, acábate la Biberhina ya que son las 5 de la mañana y el despertador suena en nada!» Romanticismo paternal en estado puro.

Mis nominaciones son para:


– Yo Mi Me Contigo (para que se cuelgue otra estrella del mundial de Blogs)
Mis preguntas son:

1.            Por que decidiste hacer un Blog?

2.            Tu Blog preferido es…

3.            Que personaje de película te gustaría ser?

4.            Dormir una siesta o escribir una entrada que lo va a petar?

5.            Cual ha sido tu compra más inútil como padre/madre?

6.            Y la mejor compra?

7.            Que canción de nana te funciona mejor?

8.            Noche libre: plan en pareja o desmadre a la americana?

9.            Alguna idea para próximas entradas?

10.          Cual es la entrada de la que estás más orgullos@?

11.          En la vía por la que circulas, por motivos de fluidez, ha sido habilitado un carril para ser utilizado en sentido contrario al habitual. ¿Te está permitido utilizar dicho carril si conduces un camión de más de 3.500 kilogramos de masa máxima autorizada?
Sigue leyendo ->

Novedades: Premios Liebster, Madresfera, Iron Blogger…

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.

Esta es una entrada diferente. Aquí no trataré ningún tema, sino que os informaré que hemos pasado a ser miembros de la comunidad de Padresfera (dentro de Madresfera) y que optamos a ser un Iron Blogger.


Pero el motivo principal de la entrada no es hacer autobombo, sino responder a la nominación que ha hecho de este Blog Lady Hansen a los premios Liebster. Brevemente las normas de los premios Liebster son:

  • Tener un Liebster para poder nominar.
  • Seguir a quien te ha nominado, en mi caso Yo Mi Me Contigo by Lady Hansen.
  • Contestar las 11 preguntas que te haga quien te haya nominado
  • Nominar otros Blogs pequeños (de menos de 200 seguidores) y hacerles 11 preguntas.


Así que vamos con las preguntas de Lady Hansen:

1.    ¿Por qué un blog?

Por varios motivos. El primero porque después de varios comentarios paternales ácidos en facebook me hicieron un «A que no tienes huevos de hacer un blog…» y esas palabras de reto son inevitables.

Además, desahogarme del estrés de ser padre escribiendo es más barato que ir al psicólogo. Y por último, para aportar mi punto de vista de padre en un sector donde los Blogs de madres son mayoritarios.


2.            Tu blog preferido es…

Lo irónico es que no soy un gran seguidor de Blogs, es Doryquien se los lee y me filtra las entradas que le gustan. Es mi editora. Aunque personalmente Hipsterbebé se aproxima bastante a mi tipo de visión del mundo.


3.            Si pudieras comprar tiempo, ¿en qué lo invertirías?

Entendiendo que la pregunta no tiene un propósito oculto de un Hombre Gris, así que diré en ir a ver el Hobbit. Recordemos que 3 horas de la vida de un padre es el equivalente a 21 horas en un humano SIN hijos.

Aunque siendo realista con poder comprar un rato los fines de semana para poder ir al trono SÓLO (que es la manera políticamente correcta de decir: cagar tranquilo), ducharme o echar UNA SIESTA ya sería feliz. Esas pequeñas cosas que de soltero uno no valora…


4.            Lo que todavía no has escrito en tu blog y te mueres de ganas.

No es tanto un Qué si no un Cuánto. Me gustaría poder mantener el Blog a lo largo de varios años y un día publicarlo y dárselo a Le Petit Terrorist y Penny. Así me aseguraré que en mis años de vejez en lugar de cuidarme me destierren a un asilo.


5.            La canción que siempre te levanta el ánimo es…

Como buen melómano no puedo contestar a esa pregunta. Es como tener que escoger a que Lö-Båby quiero más.

Aunque si me forzáis a seleccionar una diré que es Triste pero verdad (que en castellano suena a bolero de Luis Miguel):



6.            El libro que ha marcado tu vida.

Literalmente El Señor de los anillos, cuando en mi enésimo intento de leérmelo me quedé dormido con el peñazo de canciones de Tom Bombadil y se me cayó encima de la cabeza dejándome una cicatriz en la frente a lo Harry Potter.

Aunque de verdad, en el recuerdo de mi infancia salen tres referencias: Bastián/Atreyu de La Historia Interminable, Flanagan y Alba/Dídac de El Mecanoscrit del Segon Origen (la única lectura obligada del colegio que me flipó).


7.            Tu mayor éxito.

El premio al mejor dibujo del concurso del colegio en 1988. Es por no azucarar el post diciendo que los abrazos y risas de mis Lö-Båbiesque hacen que me sienta realizado como persona siendo el hombre más feliz del mundo… ¡Ala! Ya me habéis liado y sacando el ñoñismo de padre…


8.            ¿Algún consejo a tus enemigos?

Ahí os atragantéis tomándoos unas cervezas tranquilamente en un bar.


9.            ¿Qué tres cosas te llevarías a una isla desierta?

Sólo necesito una cosa: Toallitas húmedas. Imprescindibles en mi vida desde que las descubrí. La serie de McGiver jamás habría existido si hubiese sabido de las toallitas húmedas.

Aunque si tuviese que llevarme dos más serían: un chupete (en inglés americano Pacifier, término que describe a la perfección su funcionalidad) y una barra de pan (soborno IMPRESCINDIBLE para calmar a Lö-Båbyfamélicos).


10.          ¿Qué es imprescindible en tu vida? ¿Por qué?

Los pechos de Dory. Porque son antiestrés para todo la familia. Si un Lö-Båby se encabrona, le enchufa la teta en la boca y lo relaja. Y si un marido se encabrona… Lo mismo.


11.          Cuando miras la luna piensas que…

«¡Joder, acábate la Biberhina ya que son las 5 de la mañana y el despertador suena en nada!» Romanticismo paternal en estado puro.

Mis nominaciones son para:


– Yo Mi Me Contigo (para que se cuelgue otra estrella del mundial de Blogs)
Mis preguntas son:

1.            Por que decidiste hacer un Blog?

2.            Tu Blog preferido es…

3.            Que personaje de película te gustaría ser?

4.            Dormir una siesta o escribir una entrada que lo va a petar?

5.            Cual ha sido tu compra más inútil como padre/madre?

6.            Y la mejor compra?

7.            Que canción de nana te funciona mejor?

8.            Noche libre: plan en pareja o desmadre a la americana?

9.            Alguna idea para próximas entradas?

10.          Cual es la entrada de la que estás más orgullos@?

11.          En la vía por la que circulas, por motivos de fluidez, ha sido habilitado un carril para ser utilizado en sentido contrario al habitual. ¿Te está permitido utilizar dicho carril si conduces un camión de más de 3.500 kilogramos de masa máxima autorizada?
Sigue leyendo ->

Novedades: Premios Liebster, Madresfera, Iron Blogger…

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.

Esta es una entrada diferente. Aquí no trataré ningún tema, sino que os informaré que hemos pasado a ser miembros de la comunidad de Padresfera (dentro de Madresfera) y que optamos a ser un Iron Blogger.


Pero el motivo principal de la entrada no es hacer autobombo, sino responder a la nominación que ha hecho de este Blog Lady Hansen a los premios Liebster. Brevemente las normas de los premios Liebster son:

  • Tener un Liebster para poder nominar.
  • Seguir a quien te ha nominado, en mi caso Yo Mi Me Contigo by Lady Hansen.
  • Contestar las 11 preguntas que te haga quien te haya nominado
  • Nominar otros Blogs pequeños (de menos de 200 seguidores) y hacerles 11 preguntas.


Así que vamos con las preguntas de Lady Hansen:

1.    ¿Por qué un blog?

Por varios motivos. El primero porque después de varios comentarios paternales ácidos en facebook me hicieron un «A que no tienes huevos de hacer un blog…» y esas palabras de reto son inevitables.

Además, desahogarme del estrés de ser padre escribiendo es más barato que ir al psicólogo. Y por último, para aportar mi punto de vista de padre en un sector donde los Blogs de madres son mayoritarios.


2.            Tu blog preferido es…

Lo irónico es que no soy un gran seguidor de Blogs, es Doryquien se los lee y me filtra las entradas que le gustan. Es mi editora. Aunque personalmente Hipsterbebé se aproxima bastante a mi tipo de visión del mundo.


3.            Si pudieras comprar tiempo, ¿en qué lo invertirías?

Entendiendo que la pregunta no tiene un propósito oculto de un Hombre Gris, así que diré en ir a ver el Hobbit. Recordemos que 3 horas de la vida de un padre es el equivalente a 21 horas en un humano SIN hijos.

Aunque siendo realista con poder comprar un rato los fines de semana para poder ir al trono SÓLO (que es la manera políticamente correcta de decir: cagar tranquilo), ducharme o echar UNA SIESTA ya sería feliz. Esas pequeñas cosas que de soltero uno no valora…


4.            Lo que todavía no has escrito en tu blog y te mueres de ganas.

No es tanto un Qué si no un Cuánto. Me gustaría poder mantener el Blog a lo largo de varios años y un día publicarlo y dárselo a Le Petit Terrorist y Penny. Así me aseguraré que en mis años de vejez en lugar de cuidarme me destierren a un asilo.


5.            La canción que siempre te levanta el ánimo es…

Como buen melómano no puedo contestar a esa pregunta. Es como tener que escoger a que Lö-Båby quiero más.

Aunque si me forzáis a seleccionar una diré que es Triste pero verdad (que en castellano suena a bolero de Luis Miguel):



6.            El libro que ha marcado tu vida.

Literalmente El Señor de los anillos, cuando en mi enésimo intento de leérmelo me quedé dormido con el peñazo de canciones de Tom Bombadil y se me cayó encima de la cabeza dejándome una cicatriz en la frente a lo Harry Potter.

Aunque de verdad, en el recuerdo de mi infancia salen tres referencias: Bastián/Atreyu de La Historia Interminable, Flanagan y Alba/Dídac de El Mecanoscrit del Segon Origen (la única lectura obligada del colegio que me flipó).


7.            Tu mayor éxito.

El premio al mejor dibujo del concurso del colegio en 1988. Es por no azucarar el post diciendo que los abrazos y risas de mis Lö-Båbiesque hacen que me sienta realizado como persona siendo el hombre más feliz del mundo… ¡Ala! Ya me habéis liado y sacando el ñoñismo de padre…


8.            ¿Algún consejo a tus enemigos?

Ahí os atragantéis tomándoos unas cervezas tranquilamente en un bar.


9.            ¿Qué tres cosas te llevarías a una isla desierta?

Sólo necesito una cosa: Toallitas húmedas. Imprescindibles en mi vida desde que las descubrí. La serie de McGiver jamás habría existido si hubiese sabido de las toallitas húmedas.

Aunque si tuviese que llevarme dos más serían: un chupete (en inglés americano Pacifier, término que describe a la perfección su funcionalidad) y una barra de pan (soborno IMPRESCINDIBLE para calmar a Lö-Båbyfamélicos).


10.          ¿Qué es imprescindible en tu vida? ¿Por qué?

Los pechos de Dory. Porque son antiestrés para todo la familia. Si un Lö-Båby se encabrona, le enchufa la teta en la boca y lo relaja. Y si un marido se encabrona… Lo mismo.


11.          Cuando miras la luna piensas que…

«¡Joder, acábate la Biberhina ya que son las 5 de la mañana y el despertador suena en nada!» Romanticismo paternal en estado puro.

Mis nominaciones son para:


– Yo Mi Me Contigo (para que se cuelgue otra estrella del mundial de Blogs)
Mis preguntas son:

1.            Por que decidiste hacer un Blog?

2.            Tu Blog preferido es…

3.            Que personaje de película te gustaría ser?

4.            Dormir una siesta o escribir una entrada que lo va a petar?

5.            Cual ha sido tu compra más inútil como padre/madre?

6.            Y la mejor compra?

7.            Que canción de nana te funciona mejor?

8.            Noche libre: plan en pareja o desmadre a la americana?

9.            Alguna idea para próximas entradas?

10.          Cual es la entrada de la que estás más orgullos@?

11.          En la vía por la que circulas, por motivos de fluidez, ha sido habilitado un carril para ser utilizado en sentido contrario al habitual. ¿Te está permitido utilizar dicho carril si conduces un camión de más de 3.500 kilogramos de masa máxima autorizada?
Sigue leyendo ->

Manual de Buenas Prácticas Festivas en celebraciones con un Lö-Båby presente

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.

¿Has organizado comidas con familiares y amigos NO padres estas fiestas? Seguramente han violado reiteradamente el «Manual de Buenas Prácticas Festivas en celebraciones con un Lö-Båby presente».

Fiestas y con dos Lö-Båby dan material para varias entradas, pero empezaremos por una que se puede extrapolar a diferentes épocas del año: «Manual de Buenas Prácticas Festivas en celebraciones con un Lö-Båby presente».

En estas celebraciones debemos clasificar a los familiares y amigos en tres categorías:


  1. Los que no han sido padres
  2. Los que se han olvidado de que es ser padres
  3. Los Otros (es decir los que son almas en pena que se creen humanos)

Para los de los grupos 1 y 2 procederemos a hacer un repaso del «Manual de Buenas Prácticas Festivas en celebraciones con un Lö-Båby presente»:

  • No dejar objetos al alcance de Lö-Båby. La casa no está distribuida aleatoriamente, si todo está acumulado por encima del 1,20m de altura es por algo: Por debajo de esa altura existen vientos huracanados que arrasan con todo. A partir del 1,20m se considera EstáToFuera (del alcance) y los objetos tienden a sobrevivir unos minutos más.

    Ejemplo práctico: Si te ofrecen algo de beber y te sientas en el sofá para jugar con Le Petit Terrorist, si dejas la cerveza en la mesita de juego (del Ikea que tenemos todos los padres), debes saber que en 0,000002 segundos dicha cerveza estará hidratando la alfombra del comedor.

  • Si un Lö-Båby de menos de 1 año ha desbloqueado un logro no hay que apalancárselo, que rule. Si abusáis de él, seguramente no llegará para todos. Ejemplo práctico: Penny ha desbloqueado el logro Sonrisitas, y cada vez que pasa de mano en mano es retenida hasta saciar el hambre de Sonrisitas del que la sostenga. El problema es que el módulo Sonrisitas tiene una capacidad limitada y una vez excedido el número de Sonrisitas diarias se activa el módulo Pucheritos.
  • En caso de que un Lö-Båby se ponga en modo Pucheritos, se agradece por parte de La Organización (es decir Los Otros que están sirviendo la comida) que se practique la máxima de «Keep Calm and Calm The Beast» 

    Ejemplo práctico: Si Penny está circulando de mano en mano por la mesa exprimiendo el modo Sonrisitas, la probabilidad de que te explote la patata caliente es acumulativa, por lo que si te toca el modo Pucheritos lo primero es agradecer que no te haya tocado el modo Papillitas de la Niña del Excorcista y disponte a bailar el Aserejé hasta que encuentres la posición en la que no proteste.

  • Evitar dar de beber de todos los vasos que haya encima de la mesa al Lö-Båby. Los Lö-Båby ya van suficientemente hiperestimulados como para darles encima bebidas estimulantes-espirituales. Ejemplo práctico: Si la vieja de turno se sirve un Bitter Kas, la hemos cagado. Como Le Petit Terrorist viene de hacer el semestre del rojo en la Guardherejía se emperra en probarlo y como es un poco (mucho) Benjamín Button, le gustan las cosas de viejos como la cerveza sin alcohol o el café, y obviamente, el Bitter Kas también.
  • Evitar también dar de comer de todo lo servido al Lö-Båby. El Lö-Båby seguramente intentará de modo propio probarlo todo, por lo que se ruega por favor moderar el cebamiento masivo del Lö-Båby, no queremos subir 40 percentiles en una semana, no tanto por un tema de prepararlo para San Martín, si no por la economía familiar de tener que renovar el armario entero. Ejemplo práctico: Si Le petit Terrorist asoma la cabeza para divisar que puede atacar, en caso de haber canapés, éste se dedicará a desmontar uno por uno el canapé de atún con oliva negra para comerse las olivas. En consecuencia después de cascarse las 12 olivas negras de la bandeja de canapés, en un altísimo grado de probabibilidad aparecerá un alma cándida que diga «¡Que alguien le dé olivas a esta criatura!» Y tras atacar las 40 ó 50 olivas del bote, pasará al siguiente manjar: por ejemplo las gambas (gambas al ajillo, gambas picantes, gambas al vapor, gambas cocidas, gambas a la plancha, etc.) Es lo que se conoce como entrar en modo Bobba Navideño.
  • Queda terminatemente prohibido drogar al Lö-Båby con azúcar. El mito del tipo con gabardina que esperaba delante de la puerta del colegio diciendo: «¿Quieres un caramelito?» No ofrecía droga, ¡Ofrecía azúcar!.

    Ejemplo práctico: En fiestas navideñas por postres salen turrones, momento en el cual, Le Petit Terrorist cual Beagle amaestrado en la caza, lo huele y apunta con el dedo. Momento en el cual, un alma cándida (de los cojones) le da un trocito de turrón, y la siguiente alma cándida un trozo de chocolate, y la siguiente un polvorón, y otra un bombón y una trufa, etc. Hasta que se le queda corto y empieza a esnifar los sobres de azúcar con una neula para acabar comiendo techo del subidón que lleva. Mientras los comensales rien las monerías del yonki colocado y Los Otros entonamos el ¡Luego me lo dejan espitado y se largan a su casa!

  • Evitar por favor actitudes de jolgorio ante actividades improductivas, improcendentes, improvechosas u otras palabras que empiecen con impro y no aporten nada a la educación de los Lö-Båby.Ejemplo práctico: En caso de hallarse ante la presencia de Le Petit Terrorist modo Transpotting inducido por azúcar, si este se sube a la mesa, por favor evitar pedirle un pase de zapateao flamenco en el Tablao de la mesa de cristal. Y en caso de que durante su momento Joaquín Cortés tire una copa de cava, por favor no aplaudir y evitar untar el cava derramado en la frente al grito de ¡Salud! Dado que el día de cada día no me interesa que tire Biberinhas y me las restriege por la cara mientras aplaude.  
Como anexo al Manual de Buenas Prácticas Festivas hay un apartado específico para el grupo de Los Otros:

Anexo I. Entre padres debemos recordarnos no saltarnos las normas del Teorema de Mogwai (no sólo iban a pillar los grupos 1 y 2):

  • NO LES PUEDE DAR EL SOL para dormir la siesta. ¿Que siesta? ¡Con la juerga que hay dormir es de cobardes!
  • NO SE LES PUEDE MOJAR El problema es que estoy ocupado mojándome por dentro y sólo me acuerdo de cambiar a Penny y Le Petit Terrorist cuando: A) Tienen más culo de Kim Kardashian y B) El pañal se ha saturado y empiezan a mojar regazos de familiares
  • NO SE LES PUEDE DAR DE COMER DESPUÉS DE L@S 12 (segundos desde que dan el primer aviso que tienen hambre). Aqui el problema no es que pasen hambre, es que ¡NO PARAN DE COMER! Y a pesar de que les hayas dado de comer antes de que llegase todo el mundo, son como Critters en pleno apogeo devorando todo lo que cae en y de la mesa.

Anexo II. En caso de que haya alguna de Las Otras en modo Femina Lactantis, se agradece por parte de La Organización Paternal que cuando se sirvan bebidas espirituosas y/o espumosas, se les limite su consumo sin ceder a su chantaje emocional antes las suras alcohólicas tipo:
  • «Durante la lactancia puedo tomarme una copita de cava que no pasa nada«
  • «Un poquito más que la de antes casi estaba vacía» 
  • «Si le acabo de dar pecho, me llevo 3 y le sumo que la siguiente toma le toca de aquí a 2,25h y lo divido entre 4: Me puedo tomar otra que no pasa nada«.

Si les dáis de beber les quitarán la chapa de oro del Año sin beber de AA.


Sigue leyendo ->

Manual de Buenas Prácticas Festivas en celebraciones con un Lö-Båby presente

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.

¿Has organizado comidas con familiares y amigos NO padres estas fiestas? Seguramente han violado reiteradamente el «Manual de Buenas Prácticas Festivas en celebraciones con un Lö-Båby presente».

Fiestas y con dos Lö-Båby dan material para varias entradas, pero empezaremos por una que se puede extrapolar a diferentes épocas del año: «Manual de Buenas Prácticas Festivas en celebraciones con un Lö-Båby presente».

En estas celebraciones debemos clasificar a los familiares y amigos en tres categorías:


  1. Los que no han sido padres
  2. Los que se han olvidado de que es ser padres
  3. Los Otros (es decir los que son almas en pena que se creen humanos)

Para los de los grupos 1 y 2 procederemos a hacer un repaso del «Manual de Buenas Prácticas Festivas en celebraciones con un Lö-Båby presente»:

  • No dejar objetos al alcance de Lö-Båby. La casa no está distribuida aleatoriamente, si todo está acumulado por encima del 1,20m de altura es por algo: Por debajo de esa altura existen vientos huracanados que arrasan con todo. A partir del 1,20m se considera EstáToFuera (del alcance) y los objetos tienden a sobrevivir unos minutos más.

    Ejemplo práctico: Si te ofrecen algo de beber y te sientas en el sofá para jugar con Le Petit Terrorist, si dejas la cerveza en la mesita de juego (del Ikea que tenemos todos los padres), debes saber que en 0,000002 segundos dicha cerveza estará hidratando la alfombra del comedor.

  • Si un Lö-Båby de menos de 1 año ha desbloqueado un logro no hay que apalancárselo, que rule. Si abusáis de él, seguramente no llegará para todos. Ejemplo práctico: Penny ha desbloqueado el logro Sonrisitas, y cada vez que pasa de mano en mano es retenida hasta saciar el hambre de Sonrisitas del que la sostenga. El problema es que el módulo Sonrisitas tiene una capacidad limitada y una vez excedido el número de Sonrisitas diarias se activa el módulo Pucheritos.
  • En caso de que un Lö-Båby se ponga en modo Pucheritos, se agradece por parte de La Organización (es decir Los Otros que están sirviendo la comida) que se practique la máxima de «Keep Calm and Calm The Beast» 

    Ejemplo práctico: Si Penny está circulando de mano en mano por la mesa exprimiendo el modo Sonrisitas, la probabilidad de que te explote la patata caliente es acumulativa, por lo que si te toca el modo Pucheritos lo primero es agradecer que no te haya tocado el modo Papillitas de la Niña del Excorcista y disponte a bailar el Aserejé hasta que encuentres la posición en la que no proteste.

  • Evitar dar de beber de todos los vasos que haya encima de la mesa al Lö-Båby. Los Lö-Båby ya van suficientemente hiperestimulados como para darles encima bebidas estimulantes-espirituales. Ejemplo práctico: Si la vieja de turno se sirve un Bitter Kas, la hemos cagado. Como Le Petit Terrorist viene de hacer el semestre del rojo en la Guardherejía se emperra en probarlo y como es un poco (mucho) Benjamín Button, le gustan las cosas de viejos como la cerveza sin alcohol o el café, y obviamente, el Bitter Kas también.
  • Evitar también dar de comer de todo lo servido al Lö-Båby. El Lö-Båby seguramente intentará de modo propio probarlo todo, por lo que se ruega por favor moderar el cebamiento masivo del Lö-Båby, no queremos subir 40 percentiles en una semana, no tanto por un tema de prepararlo para San Martín, si no por la economía familiar de tener que renovar el armario entero. Ejemplo práctico: Si Le petit Terrorist asoma la cabeza para divisar que puede atacar, en caso de haber canapés, éste se dedicará a desmontar uno por uno el canapé de atún con oliva negra para comerse las olivas. En consecuencia después de cascarse las 12 olivas negras de la bandeja de canapés, en un altísimo grado de probabibilidad aparecerá un alma cándida que diga «¡Que alguien le dé olivas a esta criatura!» Y tras atacar las 40 ó 50 olivas del bote, pasará al siguiente manjar: por ejemplo las gambas (gambas al ajillo, gambas picantes, gambas al vapor, gambas cocidas, gambas a la plancha, etc.) Es lo que se conoce como entrar en modo Bobba Navideño.
  • Queda terminatemente prohibido drogar al Lö-Båby con azúcar. El mito del tipo con gabardina que esperaba delante de la puerta del colegio diciendo: «¿Quieres un caramelito?» No ofrecía droga, ¡Ofrecía azúcar!.

    Ejemplo práctico: En fiestas navideñas por postres salen turrones, momento en el cual, Le Petit Terrorist cual Beagle amaestrado en la caza, lo huele y apunta con el dedo. Momento en el cual, un alma cándida (de los cojones) le da un trocito de turrón, y la siguiente alma cándida un trozo de chocolate, y la siguiente un polvorón, y otra un bombón y una trufa, etc. Hasta que se le queda corto y empieza a esnifar los sobres de azúcar con una neula para acabar comiendo techo del subidón que lleva. Mientras los comensales rien las monerías del yonki colocado y Los Otros entonamos el ¡Luego me lo dejan espitado y se largan a su casa!

  • Evitar por favor actitudes de jolgorio ante actividades improductivas, improcendentes, improvechosas u otras palabras que empiecen con impro y no aporten nada a la educación de los Lö-Båby.Ejemplo práctico: En caso de hallarse ante la presencia de Le Petit Terrorist modo Transpotting inducido por azúcar, si este se sube a la mesa, por favor evitar pedirle un pase de zapateao flamenco en el Tablao de la mesa de cristal. Y en caso de que durante su momento Joaquín Cortés tire una copa de cava, por favor no aplaudir y evitar untar el cava derramado en la frente al grito de ¡Salud! Dado que el día de cada día no me interesa que tire Biberinhas y me las restriege por la cara mientras aplaude.  
Como anexo al Manual de Buenas Prácticas Festivas hay un apartado específico para el grupo de Los Otros:

Anexo I. Entre padres debemos recordarnos no saltarnos las normas del Teorema de Mogwai (no sólo iban a pillar los grupos 1 y 2):

  • NO LES PUEDE DAR EL SOL para dormir la siesta. ¿Que siesta? ¡Con la juerga que hay dormir es de cobardes!
  • NO SE LES PUEDE MOJAR El problema es que estoy ocupado mojándome por dentro y sólo me acuerdo de cambiar a Penny y Le Petit Terrorist cuando: A) Tienen más culo de Kim Kardashian y B) El pañal se ha saturado y empiezan a mojar regazos de familiares
  • NO SE LES PUEDE DAR DE COMER DESPUÉS DE L@S 12 (segundos desde que dan el primer aviso que tienen hambre). Aqui el problema no es que pasen hambre, es que ¡NO PARAN DE COMER! Y a pesar de que les hayas dado de comer antes de que llegase todo el mundo, son como Critters en pleno apogeo devorando todo lo que cae en y de la mesa.

Anexo II. En caso de que haya alguna de Las Otras en modo Femina Lactantis, se agradece por parte de La Organización Paternal que cuando se sirvan bebidas espirituosas y/o espumosas, se les limite su consumo sin ceder a su chantaje emocional antes las suras alcohólicas tipo:
  • «Durante la lactancia puedo tomarme una copita de cava que no pasa nada«
  • «Un poquito más que la de antes casi estaba vacía» 
  • «Si le acabo de dar pecho, me llevo 3 y le sumo que la siguiente toma le toca de aquí a 2,25h y lo divido entre 4: Me puedo tomar otra que no pasa nada«.

Si les dáis de beber les quitarán la chapa de oro del Año sin beber de AA.


Sigue leyendo ->

Manual de Buenas Prácticas Festivas en celebraciones con un Lö-Båby presente

Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.

¿Has organizado comidas con familiares y amigos NO padres estas fiestas? Seguramente han violado reiteradamente el «Manual de Buenas Prácticas Festivas en celebraciones con un Lö-Båby presente».

Fiestas y con dos Lö-Båby dan material para varias entradas, pero empezaremos por una que se puede extrapolar a diferentes épocas del año: «Manual de Buenas Prácticas Festivas en celebraciones con un Lö-Båby presente».

En estas celebraciones debemos clasificar a los familiares y amigos en tres categorías:


  1. Los que no han sido padres
  2. Los que se han olvidado de que es ser padres
  3. Los Otros (es decir los que son almas en pena que se creen humanos)

Para los de los grupos 1 y 2 procederemos a hacer un repaso del «Manual de Buenas Prácticas Festivas en celebraciones con un Lö-Båby presente»:

  • No dejar objetos al alcance de Lö-Båby. La casa no está distribuida aleatoriamente, si todo está acumulado por encima del 1,20m de altura es por algo: Por debajo de esa altura existen vientos huracanados que arrasan con todo. A partir del 1,20m se considera EstáToFuera (del alcance) y los objetos tienden a sobrevivir unos minutos más.

    Ejemplo práctico: Si te ofrecen algo de beber y te sientas en el sofá para jugar con Le Petit Terrorist, si dejas la cerveza en la mesita de juego (del Ikea que tenemos todos los padres), debes saber que en 0,000002 segundos dicha cerveza estará hidratando la alfombra del comedor.

  • Si un Lö-Båby de menos de 1 año ha desbloqueado un logro no hay que apalancárselo, que rule. Si abusáis de él, seguramente no llegará para todos. Ejemplo práctico: Penny ha desbloqueado el logro Sonrisitas, y cada vez que pasa de mano en mano es retenida hasta saciar el hambre de Sonrisitas del que la sostenga. El problema es que el módulo Sonrisitas tiene una capacidad limitada y una vez excedido el número de Sonrisitas diarias se activa el módulo Pucheritos.
  • En caso de que un Lö-Båby se ponga en modo Pucheritos, se agradece por parte de La Organización (es decir Los Otros que están sirviendo la comida) que se practique la máxima de «Keep Calm and Calm The Beast» 

    Ejemplo práctico: Si Penny está circulando de mano en mano por la mesa exprimiendo el modo Sonrisitas, la probabilidad de que te explote la patata caliente es acumulativa, por lo que si te toca el modo Pucheritos lo primero es agradecer que no te haya tocado el modo Papillitas de la Niña del Excorcista y disponte a bailar el Aserejé hasta que encuentres la posición en la que no proteste.

  • Evitar dar de beber de todos los vasos que haya encima de la mesa al Lö-Båby. Los Lö-Båby ya van suficientemente hiperestimulados como para darles encima bebidas estimulantes-espirituales. Ejemplo práctico: Si la vieja de turno se sirve un Bitter Kas, la hemos cagado. Como Le Petit Terrorist viene de hacer el semestre del rojo en la Guardherejía se emperra en probarlo y como es un poco (mucho) Benjamín Button, le gustan las cosas de viejos como la cerveza sin alcohol o el café, y obviamente, el Bitter Kas también.
  • Evitar también dar de comer de todo lo servido al Lö-Båby. El Lö-Båby seguramente intentará de modo propio probarlo todo, por lo que se ruega por favor moderar el cebamiento masivo del Lö-Båby, no queremos subir 40 percentiles en una semana, no tanto por un tema de prepararlo para San Martín, si no por la economía familiar de tener que renovar el armario entero. Ejemplo práctico: Si Le petit Terrorist asoma la cabeza para divisar que puede atacar, en caso de haber canapés, éste se dedicará a desmontar uno por uno el canapé de atún con oliva negra para comerse las olivas. En consecuencia después de cascarse las 12 olivas negras de la bandeja de canapés, en un altísimo grado de probabibilidad aparecerá un alma cándida que diga «¡Que alguien le dé olivas a esta criatura!» Y tras atacar las 40 ó 50 olivas del bote, pasará al siguiente manjar: por ejemplo las gambas (gambas al ajillo, gambas picantes, gambas al vapor, gambas cocidas, gambas a la plancha, etc.) Es lo que se conoce como entrar en modo Bobba Navideño.
  • Queda terminatemente prohibido drogar al Lö-Båby con azúcar. El mito del tipo con gabardina que esperaba delante de la puerta del colegio diciendo: «¿Quieres un caramelito?» No ofrecía droga, ¡Ofrecía azúcar!.

    Ejemplo práctico: En fiestas navideñas por postres salen turrones, momento en el cual, Le Petit Terrorist cual Beagle amaestrado en la caza, lo huele y apunta con el dedo. Momento en el cual, un alma cándida (de los cojones) le da un trocito de turrón, y la siguiente alma cándida un trozo de chocolate, y la siguiente un polvorón, y otra un bombón y una trufa, etc. Hasta que se le queda corto y empieza a esnifar los sobres de azúcar con una neula para acabar comiendo techo del subidón que lleva. Mientras los comensales rien las monerías del yonki colocado y Los Otros entonamos el ¡Luego me lo dejan espitado y se largan a su casa!

  • Evitar por favor actitudes de jolgorio ante actividades improductivas, improcendentes, improvechosas u otras palabras que empiecen con impro y no aporten nada a la educación de los Lö-Båby.Ejemplo práctico: En caso de hallarse ante la presencia de Le Petit Terrorist modo Transpotting inducido por azúcar, si este se sube a la mesa, por favor evitar pedirle un pase de zapateao flamenco en el Tablao de la mesa de cristal. Y en caso de que durante su momento Joaquín Cortés tire una copa de cava, por favor no aplaudir y evitar untar el cava derramado en la frente al grito de ¡Salud! Dado que el día de cada día no me interesa que tire Biberinhas y me las restriege por la cara mientras aplaude.  
Como anexo al Manual de Buenas Prácticas Festivas hay un apartado específico para el grupo de Los Otros:

Anexo I. Entre padres debemos recordarnos no saltarnos las normas del Teorema de Mogwai (no sólo iban a pillar los grupos 1 y 2):

  • NO LES PUEDE DAR EL SOL para dormir la siesta. ¿Que siesta? ¡Con la juerga que hay dormir es de cobardes!
  • NO SE LES PUEDE MOJAR El problema es que estoy ocupado mojándome por dentro y sólo me acuerdo de cambiar a Penny y Le Petit Terrorist cuando: A) Tienen más culo de Kim Kardashian y B) El pañal se ha saturado y empiezan a mojar regazos de familiares
  • NO SE LES PUEDE DAR DE COMER DESPUÉS DE L@S 12 (segundos desde que dan el primer aviso que tienen hambre). Aqui el problema no es que pasen hambre, es que ¡NO PARAN DE COMER! Y a pesar de que les hayas dado de comer antes de que llegase todo el mundo, son como Critters en pleno apogeo devorando todo lo que cae en y de la mesa.

Anexo II. En caso de que haya alguna de Las Otras en modo Femina Lactantis, se agradece por parte de La Organización Paternal que cuando se sirvan bebidas espirituosas y/o espumosas, se les limite su consumo sin ceder a su chantaje emocional antes las suras alcohólicas tipo:
  • «Durante la lactancia puedo tomarme una copita de cava que no pasa nada«
  • «Un poquito más que la de antes casi estaba vacía» 
  • «Si le acabo de dar pecho, me llevo 3 y le sumo que la siguiente toma le toca de aquí a 2,25h y lo divido entre 4: Me puedo tomar otra que no pasa nada«.

Si les dáis de beber les quitarán la chapa de oro del Año sin beber de AA.


Sigue leyendo ->

Un poquito de humor

Un poquito de humor nunca viene mal. Además, reconozcámoslo. Cuando tienes un bebe pequeño, y sobre todo si eres primerizo, estás más tenso que el arco de un violín, así que no te vendrá nada mal echarte unas risas a costa de los bebés y sus ocurrencias… Y de los papás y las suyas, que suelen ser peores.
Vamos a ver imágenes «casi de la vida cotidiana» que a buen seguro en algún que otro caso te harán sentirte identificado, por más que la imagen en sí sea una caricatura de la realidad.

Empecemos por el principio. Los pañales. Quien no se ha preguntado como demonios un ser tan pequeñito puede descargar de esa manera, y lo que es peor, como puede desprender un hedor tan inhumano.

Pero no es solo la cantidad y calidad, es también el momento. Saben elegir siempre el «mejor momento». Da igual que solo haga unos minutos que hicieron caquita, siempre tienen un nuevo cargamento disponible para ese «momento»

Lo hacen totalmente a propósito, no te engañes. Nada de «sin querer»

Y no hay nada que respeten. No hay momento especial, no hay momento tranquilo.

Claro, eso da lugar a una nueva especie, mitad humana, mitad troll. Los padres-troll, capaces de toda malignidad con tal de devolver el golpe. Da igual que sea con la comida de un bebé.

O con la bebida

O cuando vamos a ver la cabalgata de los Reyes Magos

Pero por muy troll que seas, no ganaras la batalla, cuando crezcan, sabrán devolverte el golpe.

Y a veces, lo harán de la manera más inocente

Así que ¡¡leña al mono!!

¡Esta batalla la gano yo cueste lo que cu…..

Sigue leyendo ->

Un poquito de humor

Un poquito de humor nunca viene mal. Además, reconozcámoslo. Cuando tienes un bebe pequeño, y sobre todo si eres primerizo, estás más tenso que el arco de un violín, así que no te vendrá nada mal echarte unas risas a costa de los bebés y sus ocurrencias… Y de los papás y las suyas, que suelen ser peores.
Vamos a ver imágenes «casi de la vida cotidiana» que a buen seguro en algún que otro caso te harán sentirte identificado, por más que la imagen en sí sea una caricatura de la realidad.

Empecemos por el principio. Los pañales. Quien no se ha preguntado como demonios un ser tan pequeñito puede descargar de esa manera, y lo que es peor, como puede desprender un hedor tan inhumano.

Pero no es solo la cantidad y calidad, es también el momento. Saben elegir siempre el «mejor momento». Da igual que solo haga unos minutos que hicieron caquita, siempre tienen un nuevo cargamento disponible para ese «momento»

Lo hacen totalmente a propósito, no te engañes. Nada de «sin querer»

Y no hay nada que respeten. No hay momento especial, no hay momento tranquilo.

Claro, eso da lugar a una nueva especie, mitad humana, mitad troll. Los padres-troll, capaces de toda malignidad con tal de devolver el golpe. Da igual que sea con la comida de un bebé.

O con la bebida

O cuando vamos a ver la cabalgata de los Reyes Magos

Pero por muy troll que seas, no ganaras la batalla, cuando crezcan, sabrán devolverte el golpe.

Y a veces, lo harán de la manera más inocente

Así que ¡¡leña al mono!!

¡Esta batalla la gano yo cueste lo que cu…..

Sigue leyendo ->

Balance (2ª parte)

Esta vez la pagina en blanco que me miraba era la de una semi reciclada libreta del cole de los niños, medio pintorreada, en la que debía apuntar un palote por cada recuerdo de este año, ¿fácil, no? a poner palotes como loco…pues no, tener un recuerdo claro de algo concreto, es mas difícil de lo que parece, los días se suceden unos a otros, y todos se parece entre ellos demasiado, y tener algo que haga destacar un día de otro, no es tan sencillo, empece con grandes recuerdos, cumpleaños, navidades, etc, regular, también se entremezclan con recuerdos de años anteriores mas de lo que desearía, pero conseguí unos cuantos palotes, como en todo, fui bajando el listón, cosas mas mundanas, días de playa o campo, algún día de cine…también arañé otros pocos palotes, pero mi lista seguía sin engordar lo que yo quería. Rebajé aun mas mi listón, baje a recuerdos sin mas, incluyendo cualquier tipo de vivencia que distinguiese un día de otro, aquel día que jugué con los niños a los piratas, o aquella vez que me quede sin ir a tal sitio porque los tenia enfermos en casa….y así conseguí otros pocos, y al recontarlos me salió la cantidad de 60, 60 días de 365, 305 días de 2014 se me han ido sin dejar un solo recuerdo…cabe la posibilidad de que tenga memoria de pez, y yo no lo sepa, pero también cabe la posibilidad de que me haya pasado demasiadas tardes mirando la tele, demasiado rato mirando chuminadas en el móvil, demasiado tiempo atontado con el Facebook, en vez de jugar con mis hijos, o leer un buen libro, o charlar con mi mujer, o ver una buena película con la luz apagada y palomitas, o irme a montar en moto un día de lluvia, o tomarme una cerveza con un amigo, porque mis recuerdos los componen cosas como éstas.
Siempre he creído, como la mayoría, supongo, que la vida es lineal, una raya longitudinal trazada en el tiempo por la que avanzamos con mayor o menor velocidad, pero que es inexorable, pero poco a poco me voy convenciendo a mi mismo de que no, de que no es así, que la vida, lejos de ser lineal, es mas bien una espiral, una especie de muelle fino que gira, por el que ascendemos, a veces perdemos pie, y nos caemos, descendiendo algunos niveles, unas veces muchos, otras pocos, pero siempre nos ponemos en pie rápidamente, y seguimos, porque el muelle no para de girar por nadie, y si te paras, vas bajando, y a todos nos gusta subir, pero todos, tarde o temprano caemos por un costado a un nivel inferior, hay quien lo puede interpretar por retroceder, ya sea enamorarte de una ex, volver a un trabajo que dejaste, o mudarte al barrio en que creciste, pero yo, poco a poco, pero cada vez mas, creo que son una especie de segundas oportunidades que nos da la vida, que, aunque estemos hartos de oír que es corta, no lo es tanto, y que el dichoso tren no pasa una vez, sino que ni siquiera existe, y si existe, sube y baja por el muelle continuamente, brindándonos oportunidades una y mil veces, nunca pensemos que somos demasiado mayores para volver a estudiar, para enamorarnos de nuevo, para hacer nuevos amigos, o para cualquier puñetera cosa que se nos ocurra, porque somos capaces de eso y de mas, esta dentro de nosotros, no lo reprimamos, dejémoslo salir.

P.D: De todo esto saco dos conclusiones, la primera es que tengo que hacer mas cosas, vivir mas, y llenar mis días de recuerdos, y la segunda, es que tengo de dejar de poner Blues en Spotify cuando escribo los post, porque me salen muy…muy…muy como me ha salido este.

Feliz Año nuevo a todos, un abrazo sincero!!

Su amigo y vecino, el Padre estresado.

Sigue leyendo ->

Balance (2ª parte)

Esta vez la pagina en blanco que me miraba era la de una semi reciclada libreta del cole de los niños, medio pintorreada, en la que debía apuntar un palote por cada recuerdo de este año, ¿fácil, no? a poner palotes como loco…pues no, tener un recuerdo claro de algo concreto, es mas difícil de lo que parece, los días se suceden unos a otros, y todos se parece entre ellos demasiado, y tener algo que haga destacar un día de otro, no es tan sencillo, empece con grandes recuerdos, cumpleaños, navidades, etc, regular, también se entremezclan con recuerdos de años anteriores mas de lo que desearía, pero conseguí unos cuantos palotes, como en todo, fui bajando el listón, cosas mas mundanas, días de playa o campo, algún día de cine…también arañé otros pocos palotes, pero mi lista seguía sin engordar lo que yo quería. Rebajé aun mas mi listón, baje a recuerdos sin mas, incluyendo cualquier tipo de vivencia que distinguiese un día de otro, aquel día que jugué con los niños a los piratas, o aquella vez que me quede sin ir a tal sitio porque los tenia enfermos en casa….y así conseguí otros pocos, y al recontarlos me salió la cantidad de 60, 60 días de 365, 305 días de 2014 se me han ido sin dejar un solo recuerdo…cabe la posibilidad de que tenga memoria de pez, y yo no lo sepa, pero también cabe la posibilidad de que me haya pasado demasiadas tardes mirando la tele, demasiado rato mirando chuminadas en el móvil, demasiado tiempo atontado con el Facebook, en vez de jugar con mis hijos, o leer un buen libro, o charlar con mi mujer, o ver una buena película con la luz apagada y palomitas, o irme a montar en moto un día de lluvia, o tomarme una cerveza con un amigo, porque mis recuerdos los componen cosas como éstas.
Siempre he creído, como la mayoría, supongo, que la vida es lineal, una raya longitudinal trazada en el tiempo por la que avanzamos con mayor o menor velocidad, pero que es inexorable, pero poco a poco me voy convenciendo a mi mismo de que no, de que no es así, que la vida, lejos de ser lineal, es mas bien una espiral, una especie de muelle fino que gira, por el que ascendemos, a veces perdemos pie, y nos caemos, descendiendo algunos niveles, unas veces muchos, otras pocos, pero siempre nos ponemos en pie rápidamente, y seguimos, porque el muelle no para de girar por nadie, y si te paras, vas bajando, y a todos nos gusta subir, pero todos, tarde o temprano caemos por un costado a un nivel inferior, hay quien lo puede interpretar por retroceder, ya sea enamorarte de una ex, volver a un trabajo que dejaste, o mudarte al barrio en que creciste, pero yo, poco a poco, pero cada vez mas, creo que son una especie de segundas oportunidades que nos da la vida, que, aunque estemos hartos de oír que es corta, no lo es tanto, y que el dichoso tren no pasa una vez, sino que ni siquiera existe, y si existe, sube y baja por el muelle continuamente, brindándonos oportunidades una y mil veces, nunca pensemos que somos demasiado mayores para volver a estudiar, para enamorarnos de nuevo, para hacer nuevos amigos, o para cualquier puñetera cosa que se nos ocurra, porque somos capaces de eso y de mas, esta dentro de nosotros, no lo reprimamos, dejémoslo salir.

P.D: De todo esto saco dos conclusiones, la primera es que tengo que hacer mas cosas, vivir mas, y llenar mis días de recuerdos, y la segunda, es que tengo de dejar de poner Blues en Spotify cuando escribo los post, porque me salen muy…muy…muy como me ha salido este.

Feliz Año nuevo a todos, un abrazo sincero!!

Su amigo y vecino, el Padre estresado.

Sigue leyendo ->

Los 6 artículos más leídos del 2014…

En estas últimas horas del año, desde Psicología CEIBE os queremos agradecer, los minutos dedicados a leernos, a compartir nuestras reflexiones, a apoyarnos y regalarnos energía para seguir adelante.

Somos un proyecto humilde, con las visitas justas, pocos seguidores fieles, haciendo el ruido necesario, lejos de la polémica absurda, los gurús de lo correcto y el consejo diario obligado.

Por eso nos hace felices saber que estáis ahí, para a modo de viento llevar pocas pero buenas semillas con las que sembrar el futuro.

Mención especial a nuestros pacientes, a todos y cada uno de ellos. los que en persona o vía skype habéis confiado en nosotros para acompañaros en momentos y etapas vitales difíciles. Es un placer y un orgullo poder hacerlo. GRACIAS…

Os dejamos en este comienzo del 2015 con los 6 artículos más leídos en el blog, durante el año que ya muere.

Apología de la diferencia: Ya no quiero caer bien. por Olga Carmona

«…Mis hijos van descalzos y con los pies negros y se visten como les da su santa gana y sentido de la estética, que casi nunca coincide con el mío. Ellos me gritan en la calle que me quieren y los otros, los normales, se quedan ojipláticos y les entra una risa nerviosa, avergonzada…»

La maternidad que nos cura por Olga Carmona

«Yo mujer y madre, herida de guerra también, quiero acariciar con la palabra y felicitar a esas mujeres que han apostado por esta maternidad terapéutica, que confían en curar sus heridas por y con amor, que a través de una dolorosa conciencia de sus sombras han elegido un camino de crianza distinto al que tuvieron»

No me obedezcas por Olga Carmona

«…Sin embargo, yo  afirmo lo contrario: los hijos no deben obedecer, ni a sus padres ni a nadie.

Las personas no deben obedecer. Y por tanto no deben ser entrenadas para hacerlo, ni educadas en la obediencia…»


Sillas de pensar…para nosotros. por Olga Carmona

«…Educar requiere un máximo de paciencia, empatía y de creatividad. Requiere una intención voluntaria de desprogramarnos, requiere muchas veces una “silla de pensar” para nosotros…»

No me gustan los límites: La historia del palo y la zanahoria por Alejandro Busto Castelli

«…En este sentido creo firmemente en la autorregulación de los niños, ya que cuando están neurológica y psicológicamente preparados y encuentran el entorno donde desarrollarse en libertad, todo fluye y de verdad no hacen falta grandes recetas…»

El susurro de nuestra historia por Alejandro Busto Castelli

«…

Y como el lector puede adivinar, nadie está libre del susurro de su historia, nadie se escapa de ese murmullo sórdido y agotador. Ni un juez de menores más o menos mediático, ni un popular pediatra vendedor de panfletos, ni los psicólogos/as televisivos armados con sus manuales científicos. Ni siquiera un tertuliano convertido en reformista ministro de educación. Ni uno solo se escapa…»

Hacer lo que el cuerpo y el alma os pida este 31 y mañana día 1… pero por sobre todas las cosas no perdáis la batalla de ser felices.

Un abrazo apretado y fuerte
Nos seguimos leyendo… y escuchando

Olga y Alejandro

Sigue leyendo ->