Árbore xenealóxica

Hoxe imos facer umha proposta para o cuarto das vosas fillas ou dos vosos fillos, que, ademáis de decorar umha parede do seu dormitorio, ben vai poder xogar un rol educativo e lúdico para cos máis pequenos da casa.
Trátase dumha árbore xenealóxica, que lle vai axudar identificar e localizar sos membros da súa familia máis próxima, ademáis de telos sempre presentes; cousa de interese engadido se –como é o noso caso- xa non todos están con nós.

 

O primeiro que temos que facer é escoller a parede na que imos colocar a árbore e desenhar a estrutura gráfica que nos vai servir como base para as fotos. No caso da Lara escollimos o lateral da súa cama, onde debuxamos umha árbore de estrutura baixa e pólas retorcidas (polo espazo) adaptando os ocos ás persoas que ían aparecer entre elas.

A árbore precisa tamén de 3 níveis de pólas diferenciados, aínda que podan estar un chisco alternadas, en atención ao resultado final. Consideramos importante que visualice as linhas xeracionais dumha soa ollada. 

A Lara contou con umha avantaxe importante, pois un dos seus primos é moi bon debuxante. Xa que logo, foi a el a quen recorremos para que nos debuxase a árbore que escollimos para esta parede.




 

Houbo que facer varios retoques sobre as formas e as medidas. De seguro que teredes que borrar, retocar e mudar as intencións sobre as medidas en máis dumha ocasión… Non vos desesperedes, o resultado ben paga a pena.

A pintura a empregar, mellor que sexa con base de auga e non contenha látex. É doado atopar no mercado distintas opcións hipoalerxénicas, que evitan problemas futuros de alerxias e outras cuestión, ademáis de non desprenderen olor.

Os familiares van aparecer como froitos redondos pendurados das pólas e hai que agardar a termos a estrutura da árbore rematada para definir con exactitude o tamaño que vai ocupar cada foto e encargar as impresións (no noso caso, por certo, mudou desde as primeiras previsións).

Para facer a árbore máis interactiva, deicidimos engadir umha cousinha máis, que consistiu en imprimir uns vinilos adesivos que colamos sobre a parede. Afinal veredes o porqué.

Despois imprimimos as fotos sobre material ríxido (no noso caso, empregando o papel fotográfico sobre PVC). A continuación, colocamos dous “velcro” por cada foto, un na traseira da propia imaxe e un outro sobre o vinilo da parede.
 


E con isto rematamos a nosa árbore, coas fotografías das 3 xeracións máis próximas á Lara (primos, país-tíos e avós) ao alcance das súas mans, para que xogue a despegalas, colocalas ou mesmo trocar o lugar de cadaquén.





Esta árbore xa leva na parede cuase dous anos e segue a ser un dos “xoguetes” máis recurrentes e queridos da Lara. Así que, hala! Animaivos a facelo nas vosas casas.

Sigue leyendo ->

Árbore xenealóxica

Hoxe imos facer umha proposta para o cuarto das vosas fillas ou dos vosos fillos, que, ademáis de decorar umha parede do seu dormitorio, ben vai poder xogar un rol educativo e lúdico para cos máis pequenos da casa.
Trátase dumha árbore xenealóxica, que lle vai axudar identificar e localizar sos membros da súa familia máis próxima, ademáis de telos sempre presentes; cousa de interese engadido se –como é o noso caso- xa non todos están con nós.

 

O primeiro que temos que facer é escoller a parede na que imos colocar a árbore e desenhar a estrutura gráfica que nos vai servir como base para as fotos. No caso da Lara escollimos o lateral da súa cama, onde debuxamos umha árbore de estrutura baixa e pólas retorcidas (polo espazo) adaptando os ocos ás persoas que ían aparecer entre elas.

A árbore precisa tamén de 3 níveis de pólas diferenciados, aínda que podan estar un chisco alternadas, en atención ao resultado final. Consideramos importante que visualice as linhas xeracionais dumha soa ollada. 

A Lara contou con umha avantaxe importante, pois un dos seus primos é moi bon debuxante. Xa que logo, foi a el a quen recorremos para que nos debuxase a árbore que escollimos para esta parede.




 

Houbo que facer varios retoques sobre as formas e as medidas. De seguro que teredes que borrar, retocar e mudar as intencións sobre as medidas en máis dumha ocasión… Non vos desesperedes, o resultado ben paga a pena.

A pintura a empregar, mellor que sexa con base de auga e non contenha látex. É doado atopar no mercado distintas opcións hipoalerxénicas, que evitan problemas futuros de alerxias e outras cuestión, ademáis de non desprenderen olor.

Os familiares van aparecer como froitos redondos pendurados das pólas e hai que agardar a termos a estrutura da árbore rematada para definir con exactitude o tamaño que vai ocupar cada foto e encargar as impresións (no noso caso, por certo, mudou desde as primeiras previsións).

Para facer a árbore máis interactiva, deicidimos engadir umha cousinha máis, que consistiu en imprimir uns vinilos adesivos que colamos sobre a parede. Afinal veredes o porqué.

Despois imprimimos as fotos sobre material ríxido (no noso caso, empregando o papel fotográfico sobre PVC). A continuación, colocamos dous “velcro” por cada foto, un na traseira da propia imaxe e un outro sobre o vinilo da parede.
 


E con isto rematamos a nosa árbore, coas fotografías das 3 xeracións máis próximas á Lara (primos, país-tíos e avós) ao alcance das súas mans, para que xogue a despegalas, colocalas ou mesmo trocar o lugar de cadaquén.





Esta árbore xa leva na parede cuase dous anos e segue a ser un dos “xoguetes” máis recurrentes e queridos da Lara. Así que, hala! Animaivos a facelo nas vosas casas.

Sigue leyendo ->

La Baticueva de los Padres

Si ustedes se fijan en Blogs de Padres se darán cuenta que “Cansancio” es una palabra muy recurrente. Estar cansado es algo que viene de la mano de los hijos.Pero eso nunca ha asustado a ningún…

[[ This is a content summary only. Visit my website for full links, other content, and more! ]]

Sigue leyendo ->

La Baticueva de los Padres

Si ustedes se fijan en Blogs de Padres se darán cuenta que “Cansancio” es una palabra muy recurrente. Estar cansado es algo que viene de la mano de los hijos.Pero eso nunca ha asustado a ningún…

[[ This is a content summary only. Visit my website for full links, other content, and more! ]]

Sigue leyendo ->

Molt cuca, i de llum!

cuca llum gardening

Vet aquí un dels guanys –que no danys- colaterals positius de no desherbar amb verins, sinó manualment, i amorosa. Mèrit no pas meu: tot de l’àvia. De ma mare, sí, que té l’esma de treure el gram que creix entre els lliris de grapat en grapat, fent una genuflexió quasi reverencial, ella que és devota del jardinatge. Amb els guants protegint-li els dits i un coixinet sota els genolls, no té mandra de fer aquesta neteja amb precisió quasi quirúrgica, a una velocitat de vertigen –per lenta-, de poc més de dos metres quadrats per hora. La veig i em ve una mandra que em fa pensar si no seré jo més vell que ella!

I tot darrera, el seu nét – el meu fill-, que s’hi atansa bàsicament per tafanejar, més que amb cap ànim d’ajudar-la. Com els gavians i els esplugabous que segueixen els tractors, qui sap si en sortirà alguna cosa del remenament de l’àvia. Un escarabat, un caragol, una muda de serp, una reineta, una marieta o una cuca qualsevol.

I vet-la aquí, la cuca! I no pas una qualsevol, una cuca de llum!

Encara que sigui a la llum del Sol, és sens dubte una troballa brillant. Tot i que a la llum del dia, sense el glamour de la seva bioluminescència d’un groc verdós, la veritat és que aquestes bestioles són poc sexis: els mascles són com una mena de petit escarabat volador de color terra, i les femelles són aquesta mena de “cosa” articulada que hem trobat.

cuca llum detall

Costa moltíssim veure cuques de llum, avui dia. Reben per tot arreu: la nostra llum artificial –sovint excessiva i innecessària- és una competència insuperable que fa que mascles i femelles no es trobin per aparellar-se. I la proliferació de pesticides –també abusiva, massa sovint-, les enverina a elles i al seu hàbitat.

Per això trobar-ne una ha de ser motiu de doble joia: senyal que al lloc on som els verins no ho han arrasat tot, encara, i que l’arrogant lluminària humana no s’ha imposat i no ha eclipsat la humil espurna de les cuques de llum. Mèrit, en aquest cas, dels mètodes de jardinatge de l’àvia, i de la seva sana creuada contra els llums superflus que fills i néts menys estalviadors potser deixaríem encesos.

Sigue leyendo ->

Charla en el baño con Dylan

En la exitosa serie X Files de la que fui fan, el agente Fox Mulder tenía en su oficina del FBI un cartel

“quiero creer”

Eso me sucedió. Quise creer que éste nuevo síntoma que desarrollé existe en la mayoría de los padres solo que de manera imperceptible, cuasi subterránea, porque cerramos la puerta para que comience a funcionar.

La puerta del baño.

Un maravilloso mundo de aislamiento

Teniendo una charla en tuiter con Omar Gonzalez, padre venezolano y de su 
blog http://www.papaonfire.com.ve/, lanza una idea que abre un agujero negro en la letra chica de la paternidad:

Cuando eres padre, un momento de paz, relax y diversión es cuando puedes ir al baño solo.
Ni Sócrates lo hubiera dicho mejor!  Omar estaba abriendo la puerta a esos momentos de privacidad, silencio, aislamiento, desconexión, perdida de wi fi mental o lo que sea que solemos atesorar y necesitar tanto padres como madres en ese Himalaya que es la crianza.

Aquí su ´pensar via Wapp

Una de las cosas irónicas de ese tuit y déjame explicar un poco el fundamento es que nosotros somos padres que queremos estar en todo, cuando amamantan, cuando están enfermos. En todo. Hay momentos que simplemente queremos…respirar…los niños están hiper kineticos, muy eléctricos que no me tires los cojines!  Vamos a ordenar el cuarto! Vamos a hacer esto, vamos a hacer aquello! Antes que explote con todas esas cosas me encerraba un minuto en el baño y descansaba. Otra cosa es cuando están peleando, llorando, tengo dos… así que Calmate tu! No tu! Que quiero mi juguete!. Es el cansancio normal que se junta. Y uno entra al baño simplemente a ordenarse, a ordenar sus ideas. Donde nos vamos a meter los adultos?? No tenemos una baticueva como Batman. Así que nos metemos al baño.

Y simplemente me pongo a leer algo, o simplemente respiro!

Y a veces me tocan la puerta como la policía y gritan

–Papaaaaaaa´ que estás haciendo!!?

A mi esposa también le pasa algo parecido. Y qué hace ella? Casi lo mismo pero básicamente es…respirar.

Me ha pasado que entré y pasaron dos minutos sin tocar la puerta y digo

–Epa? Que pasa? Por qué el silencio? No me extrañan?

Como padres nos sucede que las cosas que antes eran normales ya no  lo son. Como ir al baño y estar relajaaaaaaado. Estar todo el tiempo que tu querías, 15 o 20 minutos

Ahora simplemente te abren la puerta y se te quedan mirando!!!

También me he encerrado, lo confieso, a comer! Algunas veces simplemente yo  quiero seguir comiendo mis papitas, mis Doritos, mi refresco. Son mis hijos, claro y les comparto. Pero a veces tengo ganas de terminar toda la bolsa como hacía antes. Puedes estar a 10 kms. y abres con sigilo la bolsita y

pareciera que lo escucharan y te gritan

–Papaaaaá que estas haciendo? Que tienes’?

A veces he hecho esto y he salido con mi mejor cara de “ no ha pasado nada… sigan”

O meterme con el teléfono o la Tablet. Típico. He ido específicamente a jugar con eso.

Juan Manuel Palacios (otro de los padres  peruanos del colectivo @papasblogueros) la nombra como la Bañicueva





La sentencia de  Rafael Merida es cosa juzgada.

http://papacangrejo.blogspot.com.ar/

En mi caso no, antes si, pero ahora … cuando voy al baño se viene hasta la perra..

Por el lado de la península ibérica, Jose M Ruiz Garrido, padre, blogger y fanático? De la banda MUSE y también autor de  

Hace su descargo

Yo escribo a ratos, en los tiempos muertos del trabajo, por la noche en la cama… cuando puedo…  si, para leer, rrss, alguna partidita a algo…

Todo eso en el baño? WoW!

 Lo sabroso viene aquí. Desde las palabras del españolísimo Joaquim Montaner, constructor de #papasblogueros, contenedor de más de 100 blogs de hombres-padres a lo largo del mundo. Amo y señor en 
Quiero quitarme las prisas de encima. Creo que las prisas es lo que hace que nos agobiemos, que salte la ira fácilmente y que la giremos en los niños. Es slow parenting (Slow parenting es una tendencia educativa que defiende una enseñanza en la que se respete el ritmo de desarrollo de cada niño y sus necesidades. En definitiva, una educación sin prisas) y es slow life y saber que te puedes equivocar. Y disfrutar. Y así es como hay que ir, poco a poco y te quitas el mamoneo de tener que encerrarte.

Sergio, creo que el activo más importante que tenemos aquellos que vivimos en ciudades grandes o cosmopolitas es el tiempo, y esa es la gran gestión que tenemos que aprender a ser. Y no solo como papás o trabajadores. Sino también como personas, tío. Esa es una de las claves más importantes.

DATOS DUROS

.

“Los hombres en particular responden al estrés con irritabilidad, enojo y problemas para conciliar el sueño”, explica el psicólogo Ron Palomares, PhD. “Lamentablemente, este estrés se ventila frecuentemente en formas perjudiciales, como alimentación inadecuada y un incremento en el consumo de alcohol y tabaco”.Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA

Qué se yo!

Aplicaciones que nos pasen música con sonido de la naturaleza, con tutoriales de yoga, con consejos para respirar mejor o frases del Dalai Lama diciendo que la paz está en nos…

Aprendo que la crianza de un hijo es como la lucha con un dragón de varias cabezas (seguro que esto gusta a los que siguen Games Of Thrones…)  o te la pasas luchando o luchas y le vas tomando el gusto. Claro que no todo es tan blanco y negro, tan extremo. En el medio está tomarle el gusto, a saber porque respondemos como respondemos y por qué nos metemos en el baño antes de ser engullidos por el remolino del sin sentido.

Mi solución fue un secreto

En ésta calle de la vida vamos a encontrar a padres que no quieren saber  nada más con sus familias (antes, durante y después de tener un hijo) a los que sorprenden y aterran porque no la historia no es como la contaban en las publicidades y las respuestas a los que les pasan no crecen en los árboles, a padres que no pueden abandonar su perfeccionismo y ansiedad por el control entonces encontrarán que muchas situaciones no entran en sus moldes, y la regla que nos cabe a la mayoría aunque tengamos información de sobra para otro WikiLiks: no hay manual.

Oh por Dios! Entonces qué? Todo es caos? Nosotros estamos al frente de nuestra familia y nosotros la conducimos!

Digo, un poco y un poco. A veces convivimos con esa idea, quizás con esa ilusión. Las verdades son puntos de vista

Aquí mi secreto. Puse una foto de Bob Dylan en el baño, frente al inodoro.

Para poder verla sin distracciones porque, Sres. Dylan tiene respuestas.

Bob me habló en algunas de sus  frases y yo salí como en una visita al paraíso

«Acepto el caos, pero no sé muy bien si él me acepta a mí»

Gracias Bob. Estoy más tranquilo. La ironía funciona?

No importa si uno está más reposado o no. Las cosas suceden y hasta que muramos, somos parte de éste mundo donde pasan.

Bob no cambio su mirada en el horizonte, pero soltó su segunda frase

«Ayer siempre es un recuerdo y mañana nunca será lo que se espera que sea». 




Claro que tiene su sentido! Cada segundo que pasó en mi vida y en la de mi hijo jamás volverá! Jamás! Ni que lo grabara en el mejor Smart. Es difícil dejar de ver la vida desde la pantallita y vivirla, verdad?

Pero esa sensación concreta de estar anclado a una infinidad de responsabilidades y situaciones y…

«Nadie es libre; hasta los pájaros están encadenados al cielo».

Puff! como que no queda otra que estar, que seguir, imposible tomar el atajo…

El Bob sin sus gafas oscuras hizo una mirada cristalina para que yo pudiera ver…

“A veces no basta con saber qué significan las cosas, a veces tienes que saber qué no significan”

Ah, ok! A ésta altura podía decir que la foto había sido de lo más efectiva en zambullirse sobre mí, dejándome al borde de abrir esa puerta blanca y volver.

Saben, la cosa no iba por el lado de la esperanza o de comprender los más oscuros secretos del universo. O de la crianza, que sutilmente es lo mismo.

Antes de marcharme,  Robert Zimmerman, quien en ésta vida también fue Bob Dylan, el legendario, prendió un cigarrillo (no le dije que por estos tiempos la cosa había cambiado) observó el techo del baño pero  sabía que estaba mirando más allá. Luego regresó la mirada a su vida 2D en mi baño que intuyo, no le importaba demasiado y cerró confesándome

 “Todo lo que puedo ser es yo mismo —quien quiera que sea ése”




Ok Bob. Voy a decirte que coincido. Que aprendí algo mínimo y hermoso. Que estoy listo para abrir esa puerta blanca. Preparado para lo que haya y deseoso de abrazar.


Finalmente apagué la luz.

MUCHAS GRACIAS! A TODOS LOS PADRES IMPLICADOS EN ESTE ARTICULO.

NO SE LASTIMO A NINGUNO MIENTRAS ESCRIBÍA.

.

Sigue leyendo ->

Charla en el baño con Dylan

En la exitosa serie X Files de la que fui fan, el agente Fox Mulder tenía en su oficina del FBI un cartel

“quiero creer”

Eso me sucedió. Quise creer que éste nuevo síntoma que desarrollé existe en la mayoría de los padres solo que de manera imperceptible, cuasi subterránea, porque cerramos la puerta para que comience a funcionar.

La puerta del baño.

Un maravilloso mundo de aislamiento

Teniendo una charla en tuiter con Omar Gonzalez, padre venezolano y de su 
blog http://www.papaonfire.com.ve/, lanza una idea que abre un agujero negro en la letra chica de la paternidad:

Cuando eres padre, un momento de paz, relax y diversión es cuando puedes ir al baño solo.
Ni Sócrates lo hubiera dicho mejor!  Omar estaba abriendo la puerta a esos momentos de privacidad, silencio, aislamiento, desconexión, perdida de wi fi mental o lo que sea que solemos atesorar y necesitar tanto padres como madres en ese Himalaya que es la crianza.

Aquí su ´pensar via Wapp

Una de las cosas irónicas de ese tuit y déjame explicar un poco el fundamento es que nosotros somos padres que queremos estar en todo, cuando amamantan, cuando están enfermos. En todo. Hay momentos que simplemente queremos…respirar…los niños están hiper kineticos, muy eléctricos que no me tires los cojines!  Vamos a ordenar el cuarto! Vamos a hacer esto, vamos a hacer aquello! Antes que explote con todas esas cosas me encerraba un minuto en el baño y descansaba. Otra cosa es cuando están peleando, llorando, tengo dos… así que Calmate tu! No tu! Que quiero mi juguete!. Es el cansancio normal que se junta. Y uno entra al baño simplemente a ordenarse, a ordenar sus ideas. Donde nos vamos a meter los adultos?? No tenemos una baticueva como Batman. Así que nos metemos al baño.

Y simplemente me pongo a leer algo, o simplemente respiro!

Y a veces me tocan la puerta como la policía y gritan

–Papaaaaaaa´ que estás haciendo!!?

A mi esposa también le pasa algo parecido. Y qué hace ella? Casi lo mismo pero básicamente es…respirar.

Me ha pasado que entré y pasaron dos minutos sin tocar la puerta y digo

–Epa? Que pasa? Por qué el silencio? No me extrañan?

Como padres nos sucede que las cosas que antes eran normales ya no  lo son. Como ir al baño y estar relajaaaaaaado. Estar todo el tiempo que tu querías, 15 o 20 minutos

Ahora simplemente te abren la puerta y se te quedan mirando!!!

También me he encerrado, lo confieso, a comer! Algunas veces simplemente yo  quiero seguir comiendo mis papitas, mis Doritos, mi refresco. Son mis hijos, claro y les comparto. Pero a veces tengo ganas de terminar toda la bolsa como hacía antes. Puedes estar a 10 kms. y abres con sigilo la bolsita y

pareciera que lo escucharan y te gritan

–Papaaaaá que estas haciendo? Que tienes’?

A veces he hecho esto y he salido con mi mejor cara de “ no ha pasado nada… sigan”

O meterme con el teléfono o la Tablet. Típico. He ido específicamente a jugar con eso.

Juan Manuel Palacios (otro de los padres  peruanos del colectivo @papasblogueros) la nombra como la Bañicueva





La sentencia de  Rafael Merida es cosa juzgada.

http://papacangrejo.blogspot.com.ar/

En mi caso no, antes si, pero ahora … cuando voy al baño se viene hasta la perra..

Por el lado de la península ibérica, Jose M Ruiz Garrido, padre, blogger y fanático? De la banda MUSE y también autor de  

Hace su descargo

Yo escribo a ratos, en los tiempos muertos del trabajo, por la noche en la cama… cuando puedo…  si, para leer, rrss, alguna partidita a algo…

Todo eso en el baño? WoW!

 Lo sabroso viene aquí. Desde las palabras del españolísimo Joaquim Montaner, constructor de #papasblogueros, contenedor de más de 100 blogs de hombres-padres a lo largo del mundo. Amo y señor en 
Quiero quitarme las prisas de encima. Creo que las prisas es lo que hace que nos agobiemos, que salte la ira fácilmente y que la giremos en los niños. Es slow parenting (Slow parenting es una tendencia educativa que defiende una enseñanza en la que se respete el ritmo de desarrollo de cada niño y sus necesidades. En definitiva, una educación sin prisas) y es slow life y saber que te puedes equivocar. Y disfrutar. Y así es como hay que ir, poco a poco y te quitas el mamoneo de tener que encerrarte.

Sergio, creo que el activo más importante que tenemos aquellos que vivimos en ciudades grandes o cosmopolitas es el tiempo, y esa es la gran gestión que tenemos que aprender a ser. Y no solo como papás o trabajadores. Sino también como personas, tío. Esa es una de las claves más importantes.

DATOS DUROS

.

“Los hombres en particular responden al estrés con irritabilidad, enojo y problemas para conciliar el sueño”, explica el psicólogo Ron Palomares, PhD. “Lamentablemente, este estrés se ventila frecuentemente en formas perjudiciales, como alimentación inadecuada y un incremento en el consumo de alcohol y tabaco”.Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA

Qué se yo!

Aplicaciones que nos pasen música con sonido de la naturaleza, con tutoriales de yoga, con consejos para respirar mejor o frases del Dalai Lama diciendo que la paz está en nos…

Aprendo que la crianza de un hijo es como la lucha con un dragón de varias cabezas (seguro que esto gusta a los que siguen Games Of Thrones…)  o te la pasas luchando o luchas y le vas tomando el gusto. Claro que no todo es tan blanco y negro, tan extremo. En el medio está tomarle el gusto, a saber porque respondemos como respondemos y por qué nos metemos en el baño antes de ser engullidos por el remolino del sin sentido.

Mi solución fue un secreto

En ésta calle de la vida vamos a encontrar a padres que no quieren saber  nada más con sus familias (antes, durante y después de tener un hijo) a los que sorprenden y aterran porque no la historia no es como la contaban en las publicidades y las respuestas a los que les pasan no crecen en los árboles, a padres que no pueden abandonar su perfeccionismo y ansiedad por el control entonces encontrarán que muchas situaciones no entran en sus moldes, y la regla que nos cabe a la mayoría aunque tengamos información de sobra para otro WikiLiks: no hay manual.

Oh por Dios! Entonces qué? Todo es caos? Nosotros estamos al frente de nuestra familia y nosotros la conducimos!

Digo, un poco y un poco. A veces convivimos con esa idea, quizás con esa ilusión. Las verdades son puntos de vista

Aquí mi secreto. Puse una foto de Bob Dylan en el baño, frente al inodoro.

Para poder verla sin distracciones porque, Sres. Dylan tiene respuestas.

Bob me habló en algunas de sus  frases y yo salí como en una visita al paraíso

«Acepto el caos, pero no sé muy bien si él me acepta a mí»

Gracias Bob. Estoy más tranquilo. La ironía funciona?

No importa si uno está más reposado o no. Las cosas suceden y hasta que muramos, somos parte de éste mundo donde pasan.

Bob no cambio su mirada en el horizonte, pero soltó su segunda frase

«Ayer siempre es un recuerdo y mañana nunca será lo que se espera que sea». 




Claro que tiene su sentido! Cada segundo que pasó en mi vida y en la de mi hijo jamás volverá! Jamás! Ni que lo grabara en el mejor Smart. Es difícil dejar de ver la vida desde la pantallita y vivirla, verdad?

Pero esa sensación concreta de estar anclado a una infinidad de responsabilidades y situaciones y…

«Nadie es libre; hasta los pájaros están encadenados al cielo».

Puff! como que no queda otra que estar, que seguir, imposible tomar el atajo…

El Bob sin sus gafas oscuras hizo una mirada cristalina para que yo pudiera ver…

“A veces no basta con saber qué significan las cosas, a veces tienes que saber qué no significan”

Ah, ok! A ésta altura podía decir que la foto había sido de lo más efectiva en zambullirse sobre mí, dejándome al borde de abrir esa puerta blanca y volver.

Saben, la cosa no iba por el lado de la esperanza o de comprender los más oscuros secretos del universo. O de la crianza, que sutilmente es lo mismo.

Antes de marcharme,  Robert Zimmerman, quien en ésta vida también fue Bob Dylan, el legendario, prendió un cigarrillo (no le dije que por estos tiempos la cosa había cambiado) observó el techo del baño pero  sabía que estaba mirando más allá. Luego regresó la mirada a su vida 2D en mi baño que intuyo, no le importaba demasiado y cerró confesándome

 “Todo lo que puedo ser es yo mismo —quien quiera que sea ése”




Ok Bob. Voy a decirte que coincido. Que aprendí algo mínimo y hermoso. Que estoy listo para abrir esa puerta blanca. Preparado para lo que haya y deseoso de abrazar.


Finalmente apagué la luz.

MUCHAS GRACIAS! A TODOS LOS PADRES IMPLICADOS EN ESTE ARTICULO.

NO SE LASTIMO A NINGUNO MIENTRAS ESCRIBÍA.

.

Sigue leyendo ->

Hola, soy Ana y tengo miedo


Hola soy Ana y pasado mañana cumplo 6 años. 
Os escribo para confesaros que tengo miedo, sobre todo al pasillo de mi casa… donde me esperan lobos y monstruos con la peor de las intenciones. Mis papás se han dado cuenta y, aunque el disimule es mi especialidad, me pillaron tras varios días sin moverme del salón. 
Muchas veces “engaño” a mi hermano para que venga conmigo, al fin y al cabo, el mote de niño Tractor lo tiene por algo y es que es muy bruto. Si nos encontráramos un monstruo de 6 cabezas seguro que Dani lo apartaría de un manotazo. Y, en el peor de los casos, se lo acabarían comiendo a él que tiene aún mucho de lechal.  Yo lo siento, pero en toda guerra hay daños colaterales que debemos asumir, eso es así.
Mi papá, que físicamente no es el hombre tractor, pero que mentalmente podríamos llamarle el niño melón, intentó razonar conmigo en plan padre sarcástico-ejemplarizante:
Papá:Vamos a ver Ana, ¿de qué tienes miedo?, es de día y aquí no estamos más que nosotros cuatro.
Yo: de los lobos.
Papá:Ah, ya… ¡pero si en casa no hay lobos! Vamos a ver, ¿tú crees que los lobos tienen llaves para entrar al portal?, ¿que tienen capacidad para llamar al telefonillo, para subir las escaleras o para llamar al ascensor? Obviamente no, así que no tienes por qué preocuparte.
Yo: ¡pues yo he visto señoras que enseñan a los lobos a llamar al ascensor!
No sé qué le pasó a mi padre tras mi último comentario que casi se cae al suelo de la risa; yo creo que no es consciente de lo escalofriante que es ver a una señora mayor enseñando a un grupo de lobos pulsar el 5º.
Luego por la noche me llevó a la cama y volvimos a hablar del tema… que vaya ocurrencias tiene el Muy, ponerse a hablar de mis miedos cuando la noche penetra por mi ventana a lo amenazante.
Yo: oye papi, ¿si viniera un monstruo a comernos tú me defenderías?
Papá:claro cielo, me pegaría con él y le daría un palizón que no se le iba a ocurrir nunca más venir por casa.
Yo: ¿tú puedes contra un monstruo?
Papá:¡pero si yo estoy super fuerte! Yo por ti me pego con quien haga falta, tú no te preocupes.
Durante unos instantes pensé en la conversación que acabábamos de mantener y le miré de arriba abajo… como venga un monstruo a mi padre se lo ventilan rapidito.
Yo: no me lo creo papi.
Pobrecillo, me duele que se vaya cabizbajo porque le quiero millones de trillones, pero hay que reconocer que la fortaleza física no es su punto fuerte. 
Al día siguiente el Muy se fue a correr y al regresar a casa parecía que volvía de la guerra. Yo creo que le ha afectado un poco mi comentario, pero me alegro de que haya tomado la decisión de prepararse para la batalla final que se avecina contra los monstruos-lobos. Yo no quiero que a mi papá se lo coman… porque si no, ¿quién nos iba a hacer de comer en casa?.
Sigue leyendo ->

Hola, soy Ana y tengo miedo


Hola soy Ana y pasado mañana cumplo 6 años. 
Os escribo para confesaros que tengo miedo, sobre todo al pasillo de mi casa… donde me esperan lobos y monstruos con la peor de las intenciones. Mis papás se han dado cuenta y, aunque el disimule es mi especialidad, me pillaron tras varios días sin moverme del salón. 
Muchas veces “engaño” a mi hermano para que venga conmigo, al fin y al cabo, el mote de niño Tractor lo tiene por algo y es que es muy bruto. Si nos encontráramos un monstruo de 6 cabezas seguro que Dani lo apartaría de un manotazo. Y, en el peor de los casos, se lo acabarían comiendo a él que tiene aún mucho de lechal.  Yo lo siento, pero en toda guerra hay daños colaterales que debemos asumir, eso es así.
Mi papá, que físicamente no es el hombre tractor, pero que mentalmente podríamos llamarle el niño melón, intentó razonar conmigo en plan padre sarcástico-ejemplarizante:
Papá:Vamos a ver Ana, ¿de qué tienes miedo?, es de día y aquí no estamos más que nosotros cuatro.
Yo: de los lobos.
Papá:Ah, ya… ¡pero si en casa no hay lobos! Vamos a ver, ¿tú crees que los lobos tienen llaves para entrar al portal?, ¿que tienen capacidad para llamar al telefonillo, para subir las escaleras o para llamar al ascensor? Obviamente no, así que no tienes por qué preocuparte.
Yo: ¡pues yo he visto señoras que enseñan a los lobos a llamar al ascensor!
No sé qué le pasó a mi padre tras mi último comentario que casi se cae al suelo de la risa; yo creo que no es consciente de lo escalofriante que es ver a una señora mayor enseñando a un grupo de lobos pulsar el 5º.
Luego por la noche me llevó a la cama y volvimos a hablar del tema… que vaya ocurrencias tiene el Muy, ponerse a hablar de mis miedos cuando la noche penetra por mi ventana a lo amenazante.
Yo: oye papi, ¿si viniera un monstruo a comernos tú me defenderías?
Papá:claro cielo, me pegaría con él y le daría un palizón que no se le iba a ocurrir nunca más venir por casa.
Yo: ¿tú puedes contra un monstruo?
Papá:¡pero si yo estoy super fuerte! Yo por ti me pego con quien haga falta, tú no te preocupes.
Durante unos instantes pensé en la conversación que acabábamos de mantener y le miré de arriba abajo… como venga un monstruo a mi padre se lo ventilan rapidito.
Yo: no me lo creo papi.
Pobrecillo, me duele que se vaya cabizbajo porque le quiero millones de trillones, pero hay que reconocer que la fortaleza física no es su punto fuerte. 
Al día siguiente el Muy se fue a correr y al regresar a casa parecía que volvía de la guerra. Yo creo que le ha afectado un poco mi comentario, pero me alegro de que haya tomado la decisión de prepararse para la batalla final que se avecina contra los monstruos-lobos. Yo no quiero que a mi papá se lo coman… porque si no, ¿quién nos iba a hacer de comer en casa?.
Sigue leyendo ->

Un papá moderno…

   La liberación femenina definitivamente marcó un hito en la historia; las mujeres del mundo decidieron alzar la voz en pro de su derecho a ser tratadas igual que los hombres. Sin embargo, esa misma historia se ha encargado de mostrarnos que esta acción necesaria para acabar con el machismo de la época, le daría […]

Sigue leyendo ->

L’anorèxia i la bulímia

No és un tema per fer-hi broma: a Catalunya, el 6% de noies d’entre 15 i 29 anys tenen anorèxia o bulímia (aproximadament una de cada setze, o una en cada aula d’institut). Per això aniré al gra i no m’entretindré amb frases més o menys enginyoses o motivadores. També hi ha nois que en pateixen, però el percentatge és significativament inferior, el 10% de les persones afectades. L’anorèxia és la disminució de la sensació de gana, i pot ser deguda a moltes causes, des de fisiològiques a infeccioses. Tanmateix, la més habitual, amb diferència, entre les adolescents i preadolescents és l’anomenada nerviosa. Pel que fa a la bulímia, és untrastorn del comportament alimentarid’origen nerviós en què la persona afectada no controla el que menja i després sent una fortaculpabilitat, motiu pel qual acostuma a provocar-se el vòmito a abusar de laxantsidiürètics. Sens dubte, els cànons de bellesa imperants, d’arrel absolutament cultural, hi tenen molt a veure. Però hi ha altres factors relacionats amb el cervell que també cal tenir en compte.

La literatura científica sobre el tema és extensíssima, amb més de 8.000 articles especialitzats publicats. Les persones afectades acostumen a presentar unes característiques similars: són molt autoexigents, mostren mancances afectives i es troben sotmeses a una forta pressió ambiental. També presenten alteracions en la manera com perceben el seu propi cos, que es reflecteixen en la manera com s’activen determinades xarxes neurals. A més a més s’ha vist que hi ha una certa predisposició genètica, en gens com per exemple els anomenats BDNF (factor neurotròfic derivat del cervell) i en el del receptor de glucocorticoides, entre altres, implicats tots ells en la manera com el cervell estableix i gestiona determinades connexions neurals. No tothom, però, que es troba en aquestes circumstàncies es veu abocat a l’anorèxia o a la bulímia. Precisament, en aquesta diferència penso que hi ha una peça clau del trencaclosques.

L’estrès

Des de la perspectiva psicològica i també per les alteracions en la manera com les neurones produeixen i gestionen determinats neurotransmissors cerebrals, l’anorèxia es pot entendre com un comportament addictiu, similar a de les substàncies estupefaents. Precisament, les substàncies estupefaents són addictives, entre altres factors, perquè contribueixen a alleujar la tensió nerviosa i l’estrès, i per això el cervell en demana més i més. Doncs bé, s’ha vist que l’anorèxia i la bulímia també contribueixen, en les persones afectades, a alleugerir els símptomes de la tensió nerviosa i de l’estrès, unes condicions que són més habituals precisament en les persones autoexigents, que mostren mancances afectives o que es troben sotmeses a una forta pressió ambiental.

On vull anar a parar amb tot això? Primer, que davant la sospita de què un fill o una filla pugui començar a mostrar símptomes d’anorèxia o bulímia cal anar a un especialista, l’únic qualificat per diagnosticar-la i tractar-la, perquè agafada de bon començament és més senzill de posar-hi remei. No confiem el seu destí en consells d’amics, veïns o coneguts. Per això tampoc en dono cap, jo, aquí; no en sóc en cap cas i de cap manera un especialista, en absolut. Però sí que hi ha una cosa que podem fer per reduir, encara que potser només sigui una mica, la possibilitat de què les nostres filles i els nostres fills en puguin tenir: estar molt amatents al seu nivell d’estrès i a la seva afectivititat, amb els amics, amb els companys i amb nosaltres.

És clar que aquest consells són absolutament generals, i serveixen per ajudar-los a créixer en tots els sentits, a què el seu cervell vagi madurant de la millor manera possible, i a enfortir les relacions familiars i socials. Tant simple i, a vegades, tant complex alhora…

El proper post:Què uneix els amics? La importància del coneixement compartit

Sigue leyendo ->

El ruido de un chupón en el suelo

Tengo que pedirle perdón a mi hija no por haber perdido la paciencia la noche de hace tres días, sino por el ruido violento que hizo su chupón al tocar al suelo. No porque soy humano y soy padre y me confieso capaz de perder cada vez más frecuentemente los papeles, sino, más que nada, […]

Sigue leyendo ->

CLND 22 Cuando nos regalan píldoras de psicología, con Alberto Soler @asolers

“AEIOU te ayuda a ser el padre y la madre que siempre has querido ser. A disfrutar de tus hijo y a saber acompañarlo para que se convierta en un adulto feliz, autónomo y con autoestima.Entra en www.coachingpadresaeiou.com puedes encontrar toda la información sobre sus cursos tanto para padres como para docentes y adolescentes” Hoy nos…

La entrada CLND 22 Cuando nos regalan píldoras de psicología, con Alberto Soler @asolers aparece primero en Nación Podcast.

Sigue leyendo ->

Mi pequeño tesoro


 Una de las primeras veces que mi madre vino a ver a M. a casa, le dormí cantándole, como he hecho muchas noches en los últimos cinco años, Mi pequeño tesoro, de Presuntos Implicados. No me dijo nada, pero en sus ojos vi que se emocionaba al ver a su hijo pequeño acunando a su bebé recién nacido, usando para ello una canción de mi adolescencia.
Ya no se la canto tanto, más que nada porque nuestras rutinas para dormir han evolucionado, pero cuando vuelvo a entonarla –y él, de forma casi automática, se relaja y empieza a dormirse–, siento una profunda nostalgia y una punzada de melancolía, tanto por ver a M. tan crecido, tan lejos de aquel bebito que se dormía en mis brazos, como por mi propio tránsito hacia la madurez.
Hoy hace cinco años que M. asomó al mundo y cambió nuestras vidas para siempre. Y le dio un nuevo sentido a la canción de Presuntos Implicados.
Sigue leyendo ->

Mi pequeño tesoro


 Una de las primeras veces que mi madre vino a ver a M. a casa, le dormí cantándole, como he hecho muchas noches en los últimos cinco años, Mi pequeño tesoro, de Presuntos Implicados. No me dijo nada, pero en sus ojos vi que se emocionaba al ver a su hijo pequeño acunando a su bebé recién nacido, usando para ello una canción de mi adolescencia.
Ya no se la canto tanto, más que nada porque nuestras rutinas para dormir han evolucionado, pero cuando vuelvo a entonarla –y él, de forma casi automática, se relaja y empieza a dormirse–, siento una profunda nostalgia y una punzada de melancolía, tanto por ver a M. tan crecido, tan lejos de aquel bebito que se dormía en mis brazos, como por mi propio tránsito hacia la madurez.
Hoy hace cinco años que M. asomó al mundo y cambió nuestras vidas para siempre. Y le dio un nuevo sentido a la canción de Presuntos Implicados.
Sigue leyendo ->

Listado de papás blogueros (v.31)

Tenemos novedades en #papanoara !

Ya tenemos disponible la versión 31 del listado de papás blogueros.  #sumaysigue.  Muchos chicos, muchos hombres, se están animando a compartir sus experiencias sobre paternidad, sus aventuras y sus desventuras… sus anhelos, sus emociones, sus miedos,… La nueva versión amplia la lista de #papasblogueros a 152 páginas activas, levantadas y en funcionamiento… Estos chicos no paran de darle gas y me hacen pensar que #algosehamovido, pero tampoco quiero decirlo demasiado fuerte Número redondos para seguir soñando… pensando que los cambios reales son posibles… viendo a más varones (cada cual de su padre y de su madre, con sus ideas, con sus opiniones,…) haciendo posible…

#dalegas

Sigue leyendo ->

Y llegamos a casa

Después de las 48 horas correspondientes con el pequeño Padawan, nos dieron el alta. En esos días, empezamos a conocer entre todos.

Como todo comienzo es difícil, cambiar los pañales, baños, etc… hasta que llego la controversia porque el pequeño Padawan se dormía en el pecho de mi mujer.

¿Que sacaleches compramos? (os dejo un pdf adjunto para que veáis lo difícil que es elegir uno). http://www.ameda.com/docs/default-source/pdf’s/c%C3%B3mo-elegir-un-sacaleches.pdf?sfvrsn=2.

Mire a mi mujer me dijo, Medela y electrónico, mi cara fue que si me estaba insultando. Fui a la farmacia para comprar dicho sacaleches y su apellido eran 150 euros, el farmacéutico me miro y me dijo bienvenido al mundo de la paternidad, porque tú y yo seremos muy amigos.

Vuelta a casa, vi que el querido sacaleches y mi mujer se harían también muy amigos y de hecho a día de hoy son inseparables ( gracias querido sacaleches Medela, porque hasta el día de hoy has dado de comer a mi hijo y lo que queda).

Como uno es nuevo es esto de la paternidad y mi mujer había cuidado ya de varios niños, vimos un pequeño truco y os será más fácil durante el periodo de lactancia.

Comprar un sacaleches, que vuestras mujeres, compren botes para guardar la leche correspondientes o bolsas para leches y darle el biberón a vuestros hijos. Esto hará que vuestras mujeres descansen y vuestro hijo coma de verdad, ya que con el pecho la mayoría no comen y se quedan dormidos.

Después de pasar, por la fase del sacaleches, leches y etc… me encontré con el primer regalo de un hijo a su padre, una caca en el pañal.

Esta fase no es apto para estómagos sensibles. Lo primero que te viene a la cabeza es  como voy a cambiar el pañal y soportar el color, olor, etc…

Pues es fácil y tiene una simple respuesta, es tu hijo y después de 7 meses os puedo indicar de todo tipo de circunstancia pero lo haréis.

Además te das cuenta que después de mirar tanto pañales de tu hijo, ni huele tan mal como te imaginabas y mucho menos como da a intuir el sonido del desagüe de tubería que acompaña a sus deposiciones.

Simplemente una vez que tu hijo lo acompañe con otro tipo de alimentos, veréis como cambia su color y olor.

Gracias a mi mujer, por hacer de profesora durante esos días que la pobre seguía convaleciente.

En el próximo articulo, os hablare del permiso de paternidad

Saludos.
Sigue leyendo ->

Y llegamos a casa

Después de las 48 horas correspondientes con el pequeño Padawan, nos dieron el alta. En esos días, empezamos a conocer entre todos.

Como todo comienzo es difícil, cambiar los pañales, baños, etc… hasta que llego la controversia porque el pequeño Padawan se dormía en el pecho de mi mujer.

¿Que sacaleches compramos? (os dejo un pdf adjunto para que veáis lo difícil que es elegir uno). http://www.ameda.com/docs/default-source/pdf’s/c%C3%B3mo-elegir-un-sacaleches.pdf?sfvrsn=2.

Mire a mi mujer me dijo, Medela y electrónico, mi cara fue que si me estaba insultando. Fui a la farmacia para comprar dicho sacaleches y su apellido eran 150 euros, el farmacéutico me miro y me dijo bienvenido al mundo de la paternidad, porque tú y yo seremos muy amigos.

Vuelta a casa, vi que el querido sacaleches y mi mujer se harían también muy amigos y de hecho a día de hoy son inseparables ( gracias querido sacaleches Medela, porque hasta el día de hoy has dado de comer a mi hijo y lo que queda).

Como uno es nuevo es esto de la paternidad y mi mujer había cuidado ya de varios niños, vimos un pequeño truco y os será más fácil durante el periodo de lactancia.

Comprar un sacaleches, que vuestras mujeres, compren botes para guardar la leche correspondientes o bolsas para leches y darle el biberón a vuestros hijos. Esto hará que vuestras mujeres descansen y vuestro hijo coma de verdad, ya que con el pecho la mayoría no comen y se quedan dormidos.

Después de pasar, por la fase del sacaleches, leches y etc… me encontré con el primer regalo de un hijo a su padre, una caca en el pañal.

Esta fase no es apto para estómagos sensibles. Lo primero que te viene a la cabeza es  como voy a cambiar el pañal y soportar el color, olor, etc…

Pues es fácil y tiene una simple respuesta, es tu hijo y después de 7 meses os puedo indicar de todo tipo de circunstancia pero lo haréis.

Además te das cuenta que después de mirar tanto pañales de tu hijo, ni huele tan mal como te imaginabas y mucho menos como da a intuir el sonido del desagüe de tubería que acompaña a sus deposiciones.

Simplemente una vez que tu hijo lo acompañe con otro tipo de alimentos, veréis como cambia su color y olor.

Gracias a mi mujer, por hacer de profesora durante esos días que la pobre seguía convaleciente.

En el próximo articulo, os hablare del permiso de paternidad

Saludos.
Sigue leyendo ->