Tengo un bebé pegón

Hay un tema que nos tiene bastante preocupados con respecto a nuestra hija y es que es bastante pegona. Cuando algo no le gusta o no hace lo que ella quiere la solución es venir a arañarnos, pellizcos o soltarnos un guantazo a mano abierta. Se dice que suelen ser etapas pero se hacen eternas y tú no sabes como actuar, es un tema bastante frustrante.

No recuerdo muy bien cuando apareció este problema pero la verdad es que lleva bastante con nosotros y ya hemos intentado de todo. Lo primero fue regañarle, obviamente, diciéndole cosas como a mamá/papá no se le pega, pero por un oído le entra y por el otro le sale. Nuestra segunda opción fue buscar en Google alguna recomendación y en casi todas ponía que ignorases este comportamiento. Te explican que ellos son pequeños y la única forma que conocen de demostrar su frustración o enfado es por medio del golpe. Así que nos pusimos manos a la obra e intentamos ignorar estos comportamientos pero nada cambió, ella seguía sacando su mano a pasear cuando le venía en gana o algo no le parecía bien.
Así que ahora mismo estamos en un punto de pasividad, en el que nos tenemos que conformar que a esta niña le de la vena agresiva y te suelte una hostia o te pellizque simplemente por tener que irte de casa de uno de los abuelos y ella no quiera. La mayor parte de los golpes nos los comemos papá y mamá porque a las abuelas no suele pegarles, será que tiene más confianza con sus padres para apalizarlos.
El otro día fuimos a un Centro Comercial y entramos en el Zara para mirarle un chaquetón para el invierno. Al entrar le compramos un paquete de patatas y un globo de la Peppa Pig así que fue muy calladita montada en el carro. El momento fuerte vino cuando hubo que sacarla para probarle los chaquetones y ya quería corretearse toda la tienda. La dejamos hasta que tuvimos que ir a pagar y tuve que cogerla en brazos para que dejara de dar vueltas. El caso que le pareció una gran ofensa y comenzó a pellizcarme la cara, darme guantazos y a gritar como una posesa. Mi enfado fue monumental y simplemente me la llevé fuera de la tienda con el fin de entretenerla, así que entramos en la tienda Disney que está justo al lado. Mientras le enseñaba una muñeca soltó la mano y le dio un capón a una señora que pasaba por detrás. La mujer se lo tomó bien, claro la vio tan chica que qué le iba a hacer pero la vergüenza que pasé fue tremenda.
Ayer mismo tuvimos reunión en su guardería, en la que había estado esa misma mañana con mamá viendo las instalaciones y formalizando la matriculación. Bien, pues en la reunión de la tarde llegamos y resulta que una de las chicas iba conmigo al instituto y éramos bastante amigos y su hermana es la directora de la guardería. Mientras hablábamos con la que va a ser su profesora ella no paraba de intentar meterme los dedos en el ojo, dándome pellizcos en los cachetes, etc. La chica, muy observadora ella, preguntó si era de mano larga a lo que respondimos que un poco sí. Ella había estado con mi hija esa mañana (se coló en la clase mientras mamá veía la guarde) y nos comentó que ya esta mañana había dado un par de empujones a otros niños (y eso que se había colado en la clase de 2 años). Espero que no tengamos muchas llamadas de atención porque el pequeño demonio este le pegue al resto, porque está muy espabilada y los que irán a su clase parecen más bebés.
El caso es que estamos desesperados con este tema, que si es una etapa esperemos que se le pase pronto porque sentimos mucha impotencia al recibir golpes de nuestra hija. Todos dicen es que es muy chica, no entiende, pero te sientes fatal cuando le das todo tu amor y sus caprichos le hacen corresponderte a pellizcos. 
Si habéis tenido casos similares, algún consejo o cualquier otra aportación será bienvenida en los comentarios. Niños del mundo, no le peguéis a vuestros padres que está feo. He dicho.
Read more